Cargando...
Logotipo calarca.net

CALARCÁ

JOSÉ NODIER

CARTA ABIERTA

José Nodier Solórzano CastañoPor José Nodier Solórzano Castaño.
josenodiersolorzano@hotmail.com

Al gobernador del Quindío Padre Carlos Eduardo Osorio Buriticá

Vamos a cumplir un año de su posesión. Votamos los quindianos en procura de finiquitar una época oscura, que nos llenó de angustia y pesimismo. Si bien su elección fue difícil porque enfrentó poderes mayores, nunca esperamos con su victoria una sublevación contra el sistema político o que su gobierno nos trajera una revolución. Tal vez, sí, una serena evolución.

Ha sido un año difícil, lo sabemos, porque encontró usted un territorio minado por garantías hostiles. Claro que hemos advertido su inexperiencia como gobernante; claro que hemos vivido la lentitud de una administración que nació y creció en medio de emboscadas propias y ajenas.

Muchos pensamos todavía que no nos equivocamos, así algunos, que esperaban otro estilo de gobierno, ahora se rasguen las vestiduras, justo cuando ya se avecina un año complejo desde lo electoral. Sabemos también que su gobierno será insuficiente en el tiempo y en las metas para amortiguar y restaurar la desertización espiritual que heredamos de años y decenios de relajo ético. Habría que pensar, desde ahora, en alternativas políticas que den cobijo hacia el futuro a nuevas ilusiones.

A muchos nos gusta que usted vaya a dar la cara a nuestros campesinos, y que en los municipios coadyuve a pensar y practicar un desarrollo sostenible y que, desde la Secretaría de Agricultura, se piense de verdad en la seguridad alimentaria.

Nos gusta, por ejemplo, que usted en el campo cultural haya entregado las decisiones del sector a un artista y gestor cultural como James González Matta, y que en asocio con la Secretaría de Educación se decida ahora la apertura de seis primarias artísticas en diversos municipios del Quindío.

Le quedan tres años de gobierno, y durante ese tiempo quienes pensamos en el Quindío del mañana, no podemos eludir temas fundamentales como la necesidad de uno o varios reservorios de agua y que usted entienda, con los alcaldes de Armenia y de los demás municipios, que el modelo de desarrollo económico y urbanístico fracasó –¡miren el colapso vial de Armenia, mírenlo desde sus despachos!- y que el turismo depredador que los gobiernos y los gremios aúpan y estimulan nos lleva, ciegos y estultos, hacia el abismo.

Flujos migratorios -en especial desde Bogotá, con su vendaval de pensionados- y la llegada intempestiva de inversionistas extranjeros en Salento y Filandia, ya generaron un desplazamiento interno que, obvio, nos debería hacer reflexionar. En el año pasado Colombia aumentó 17% de turismo extranjero y ahora, después de firmada la paz, millares de visitantes vendrán a nuestra tierra, en el ejercicio universal del llamado turismo depredador.

¿Acaso no ven nuestros dirigentes, incluidos los que reclaman competitividad y comercio que las calles de Armenia no soportan más vehículos y que el agua escasea en las fuentes?

Nos desquician los fenicios, señor gobernador. Nos quieren llevar, por cuenta de sus negocios, al borde de la fatalidad colectiva. Necesitamos que usted, con su tranquilidad y bonhomía, detenga este expreso conducido por el ansia de rédito y por la improvisación en la planeación de nuestro territorio. Despreciamos el ecoturismo, y hoy pagamos esa equivocación.

Nos enredan quienes con sus discursos de progreso a ultranza, con sagacidad de mercaderes, nos quieren vender un porvenir de luces de neón.

OTROS ARTÍCULOS

COSMOS

LAS TURBIAS AGUAS DEL TÚNEL DE LA LÍNEA... SIGUEN TURBIAS

Las turbias aguas del Túnel de La Línea... siguen turbiasPor Néstor Jaime Ocampo Giraldo.
funcosmos@gmail.com

A pesar del despliegue periodístico de hace 12 días, con el cual la C.R.Q y el Consorcio II Centenario quisieron hacernos creer que en las obras de "Paso de la Cordillera Central y Túnel de La Línea" TODO IBA BIEN, las aguas de la quebrada El Salado SIGUEN BAJANDO TURBIAS como desde hace más de 10 años.

Estas fotos fueron tomadas hoy, 17 de noviembre de 2016, a las 10:00 de la mañana, durante una caminata de reconocimiento del entorno en el marco del Proyecto Ambiental Escolar (PRAE) realizado por estudiantes de la Sede Educativa San Rafael, de la Institución Educativa Rural San Rafael. (Fotos: Gabriel Buitrago)

Más cuidadoso debería ser el Director de la C.R.Q. que afirmaba hace 13 días que "los requerimientos y exigencias, contenidas en los distintos permisos que fueron otorgados por la Corporación, se han venido cumpliendo".

Igual cuidado debería tener el Presidente (e) del consejo directivo de la C.R.Q., Carlos Alberto Soto Rave, quien afirmaba hace 13 días que "las aguas que están llegando tanto a la quebrada como al río, vienen cumpliendo con los condicionamientos ambientales y en términos generales nos encontramos muy satisfechos por el trabajo realizado por la Corporación".

La Defensora del Pueblo va a tener que visitar de nuevo esas obras a ver qué es lo que pasa. La "autoridad ambiental" como que no logra ver las aguas turbias que corren por allí. Ah, La Gata es un afluente de la Quebrada El Salado.

HOTELERÍA Y TURISMO

El HOTEL ES PARA LOS TURISTAS, NO PARA LOS PROPIETARIOS

Wilson BeltránPor Wilson Beltrán.
wbeltran@eam.edu.co

Cuando Don Pedro y Doña Berta fueron a construir su hotel pensaron no solo en la decoración, sino también en las flores que tendrían en los jardines, en los colores preferidos para sus áreas sociales y por supuesto en sus familiares que serían los nuevos empleados que contratarían para hacer su entrada triunfal en el mundo de la Hotelería y el Turismo del departamento. Todo eso está muy bien, el único detalle que no tuvieron en cuenta es que ellos no son hoteleros, no tienen experiencia en este campo y tampoco se asesoraron de los que saben, de los Gremios o entidades gubernamentales, por lo tanto, su hotel no cumple con la reglamentación mínima enunciada en las Normas Técnicas Sectoriales Hoteleras o en las Normas de Turismo Sostenible.

Grave error, pues la Normatividad es clara y muestra en sus numerales y listas de chequeo los procesos y procedimientos que se deben seguir tanto en la construcción como en la operacionalidad del alojamiento. Además, se tiene en cuenta en todo momento a los Turistas y sus necesidades. En cambio la visión de Don Pedro y Doña Berta está enfocada en lo que a ellos les gusta y en lo que ellos quieren, por eso su Hotel no tiene wifi, agua caliente ni televisor en la habitación pues consideraron que esos servicios al igual que muchos otros no tenían incidencia en la decisión de compra de los clientes. Y así no lograrán impactar a un gran número de turistas pues quien conoce del tema sabe que cada persona, cada familia y cada grupo empresarial viene con gustos diferentes y necesidades particulares que se deben cubrir para lograr la satisfacción del cliente y si no están los estándares mínimos de calidad, atención y servicio tanto en instalaciones como en procesos, difícilmente se lograr el objetivo.

El Hotel de Don Pedro abrió sus puertas con éxito, sus familiares y amigos lo visitaron los primeros meses, pero después vino lo que se temía, pocos turistas, bajos ingresos y muchas deudas por pagar como la nómina que no da espera pero desespera, los servicios públicos, los proveedores o los impuestos. Es una locura dice Don Pedro, a mí nadie me dijo nada sobre esta situación, se enfada y empieza a pensar "equivocadamente" sobre la hotelería de la región. Pero él no se acuerda que sus asesores de confianza fueron personas ajenas al mundo de la Hotelería y el Turismo, y ni ellos ni Don Pedro hablaron sobre normatividad que se debía tener en cuenta y mucho menos de la gestión comercial, de las alianzas estratégicas con otros alojamientos y atractivos o de los planes para temporada baja o alta que debía tener.

Don Pedro construyó su hotel para que le diera satisfacciones y no problemas, pensaba en un futuro de descanso, tranquilidad y mucha paz pero ahora no sabe qué hacer, es triste ver que sus ahorros de toda la vida no están dando los frutos que él esperaba. Su alojamiento no está generando ingresos ni para cubrir el punto de equilibrio y ahora hay otra preocupación mayor, y es que como el Hotel está en una zona rural, las labores de mantenimiento no se hacen esperar, la humedad aparece con una facilidad increíble, la pintura de las fachadas se está decolorando, hay problemas con los pozos sépticos y la maleza crece tan rápido como puede por todas partes. Y eso sin contar que sus familiares no están cumpliendo con sus labores como empleados, los inventarios tienen faltantes en cocina y en minibares, los descuentos no autorizados están por todas partes y algunos llegan tarde a trabajar o no llegan cuando más se necesitan en el Hotel. Y es que como todos son familia, pues son más flexibles con sus funciones y responsabilidades.

Pero entonces ¿qué hacer? ¿Cómo salir de esa situación? Por ahí dice el dicho que "somos culpables por lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos", pero en este punto no hay que buscar culpables, hay que poner los pies en la tierra, la mirada en lo alto y el corazón en amor, y ya bien calmados hacer un análisis de la situación buscando en todo momento ser propositivos y no problemáticos para que las posibles soluciones lleguen a la mente y se puedan iniciar acciones inmediatas que cambien la situación económica del Hotel de Don Pedro lo antes posible. Pero entonces, ¿Cuál es la mejor opción a seguir?

Aquí les dejo a mis estimados estas alternativas que se podrían tener en cuenta. Léalas, analícelas y determine usted mismo cuál es la mejor, o si considera otras, no dude en compartirlas aquí abajo en los comentarios en redes sociales.

  • Pedir ayuda a los Gremios de Hotelería del Departamento para que hagan un diagnóstico de su empresa y así determinar los pasos a seguir.
  • Ofrecerlo a las Agencias de Viajes o personas interesadas para que lo tomen en "arriendo" y se encarguen ellos directamente de su comercialización y operación.
  • Programar una operación mínima en temporada baja para minimizar gastos y así poco a poco ir saliendo de la crisis.
  • Contratar un experto que tenga muy buenos conocimientos en operación y mercadeo hotelero para que ayude a Don Pedro a sacar adelante su hotel.

Y usted ¿Cómo le podría ayudar a Don Pedro?

MANUEL GÓMEZ

MIS HIJOS, MI FELICIDAD

Manuel Gómez SabogalPor Manuel Gómez Sabogal.
manuelgomezuq@gmail.com

Llegó otro diciembre. Hace poco más de 7 años que mi hija Paula Andrea viajó a otro país a conocer, vivir, trabajar, disfrutar, aprender, enseñar, reír, soñar.

Aunque han pasado tantos meses, siento una gran alegría al saber que está haciendo lo que quiere y que se encuentra muy feliz en su labor, en su empresa y más, con Isabella, su soporte y corazón.

Sé que no han sido años fáciles, tranquilos, sino por el contrario, con dificultades, pero aprendió que la vida no facilita todo, sino que hay que pasar demasiados obstáculos para lograr lo que se anhela.

Ya está en una empresa en la cual la quieren, le creen y por ello, se encuentra ad portas de recorrer el mundo, gracias a su forma de ser, a su entereza, capacidades, cualidades, responsabilidad, brillo personal y todas esas aptitudes que la hacen grande cada día.

Ella, acompañada por Isabella, están dejando huella en un país extraño, pero pisando fuerte y con mucho orgullo de madre e hija.

Isabella, en menos de dos años, ya habla francés e inglés. Se desenvuelve muy bien con sus compañeros de grado 6º y es una niña que se ha ganado el aprecio y cariño de quienes la han conocido.

Isabella aprendió a patinar en el hielo, disfrutando cada momento de sábado, cuando atiende sus clases.

Paula Andrea e Isabella se destacan por ser quienes son. Eso me hace muy feliz.

Manuel Alejandro se había inclinado por disciplinas que no lo llenaban, hasta cuando decidió que su vida se iría por otros caminos. Caminos que lo han llevado a triunfar, estando a un semestre de culminar su vida universitaria para seguir adelante con otras historias y momentos de triunfo.

Sueña con ser un gran animador 3D. Estudia, trabaja, se esfuerza, muestra, demuestra, aprende, enseña. Tiene unas grandes virtudes y quiere ir más allá. Quiere ser el mejor en lo que se propone y eso, es un gran desafío personal.

Además, la música es su gran pasión. Baterista desde hace algunos años. Desde cuando lo fue en el colegio Reyes Católicos en Cali, donde se graduó como bachiller.

Hoy, tiene su estudio y su grupo. Su vida, la animación 3D y la música. El disfrute de la alegría de vivir.

Por eso y por mucho más, siento que mis hijos son mi felicidad. Puedo irme tranquilo cuando sea el momento, porque sé que son personas, seres humanos maravillosos.

Cada Navidad, cada nuevo año, son mi mejor regalo, son el disfrute que la vida me dio.

Gracias a Dios y a la vida por esos seres increíbles que cada día crecen, buscando nuevos horizontes, metas y procurando ser mejores siempre.

Que sean lo que yo no pude ser, porque son mucho mejores que yo. Los admiro y los amo.

OTROS ARTÍCULOS

POETINTOS

ZAPATA SE FUE

Óscar Zapata Gutiérrez Por Hugo Hernán Aparicio Reyes.
poetintos@gmail.com

Un hermoso autoperfil en su poema con mención honorífica de Casa Silva, alusivo al gran Whitman: "Vago en las nubes; mi amiga es el alma que navega en el árbol, en la flor, en cada mineral... vago sin reposo, sin la ansiedad del marinero por zarpar o llegar a puerto... soy el trotamundos que viaja hacia el mar como la gota, y se diluye para recomenzar... el auriga y mi alma, entonarán a dúo la metáfora de la canción de hierba y el canto a mí mismo que le inspira las metáforas al poeta que soy..."

Viajó Óscar hacia el misterio, deslizándose, años antes de la partida material, en una cinta Moebius, confundiéndola quizás, tal como le ocurrió al personaje de sus microcuentos, con un formidable tobogán. "Quedó aprisionada en un éxtasis del que no la han podido rescatar pese a los esfuerzos de su familia."

Costaba bastante, a partir de sucesivos accidentes cerebrovasculares padecidos calendas atrás, hallar un rasgo, un gesto, una chispa delatora de consciencia, propios del amigo vivo en los recuerdos, en los ojos redondos que de cuando en cuando, desde su magra humanidad reducida a una silla de ruedas, se asomaban a las calles de la Villa. Cierra Zapata la contracarátula de su último libro leído y protagonizado, convocando a sus amigos a la gozosa observación, al viaje sin inicio ni final, al disfrute de lo simple y profundo, del aquí y ahora, al asombro sin renuncia. Adiós Óscar Zapata. Concluyó con claroscuros, con los agridulces de cualquier mortal, su no desapercibida presencia. Quedan los recuerdos, perdura el allegado más real y leal, lúcido diletante, el generoso, el contertulio, compañero de kilométricas andanzas.

Pródiga existencia en dotes, aristas y episodios memorables. Rescato al azar, algunos del periodo post-etílico por él relatados o con él vividos. Del anterior, incluyendo el paso por la alcaldía de la natal Calarcá y por varios cargos públicos en la rama judicial y administrativa, eludía menciones: Asiduo comprador de libros –a dónde habrán ido a parar–, lector voraz, ejemplar alumno, graduado en gramática musical y ejecución del violín en ya avanzada madurez; lecciones de aprestamiento impartidas a los hoy brillantes hermanos músicos Jiménez Collazos; incursión, tras ocasional visita a la sede de la comunidad Hare Krishna en Silvania, al ashram de Sai Baba, en Puttaparthi –¡vaya nombre dicho en español!–, sur de India... fugaz devoción por el gurú; el opíparo vegetarianismo, la confesa afición al casino; sus pinceles, lienzos, policromos óleos, tutelados por Henry Villada; autor de "La caparazón de la tortuga", compilación de microrelatos; colaborador de La Crónica del Quindío, de www.calarca.net con su columna, "Detrás de cámaras"; amores quiméricos inspiradores de textos; viajero impenitente, nos sustraía de rutinas para enfilar con él su alfombra voladora roja Renault, luego gris Chevy, hacia sorpresivos destinos cercanos o remotos... Siempre Óscar.

OTROS ARTÍCULOS

ÓSCAR IVÁN

INCOMODIDADES CIUDADANAS

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo.
oscarsabogal8504@gmail.com

En estos días de lluvias intensas dejé el carro parqueado en una cuadra vecina a un conocido supermercado de Calarcá a las siete de la noche, veinte minutos más tarde, unos amigos, lo vieron pasar, muy orondo, por la plaza de Bolívar sobre la plataforma de una grúa, camino a los patios de tránsito. En esa vía, como en todas las del municipio transitan los vehículos sin causar trastorno alguno, mucho menos a esa hora.

Calarcá, pese a los esfuerzos oficiales por complicarlo, es todavía un pueblo agradable y descomplicado, donde se puede envejecer despacio sin el atafague del trancón y del atraco, donde, además, nos conocemos por el nombre, no hemos superado, del todo, la falta que nos hace La Colina, esa oficina común, convertida hoy en panadería y tenemos una esquina singular, en la calle 39 con 25, donde para amortiguar el dolor que producen las noticias de los cartelones exequiales sobre viajes sin regreso, se intercalan otros avisos de periplos más cortos y más saludables al Peñón, al lago Calima, o a la basílica de Buga.

Pero no, en este municipio los últimos gobernantes se dedicaron a la, poco recomendable, tarea de adoptar todas las desventajas de la vida urbana de las ciudades y ninguna de sus virtudes, tal vez por el complejo atávico de querer aparentar lo que no somos, tratando de embocarnos en el futuro sombrío de las ciudades convertidas hoy en la versión posmoderna del infierno, donde malviven ciudadanos maltratados por las plagas inmisericordes de la inmovilidad y la inseguridad, habitando un mundo populoso pero vacío, donde naufragan las normas elementales de convivencia.

No es eso lo que Calarcá necesita, existen otras maneras de gobernar, sin hacerle daño a la gente, con ingenio, sin necesidad de adoptar ideas trasnochadas de otras partes, con respeto por el ciudadano, llámese conductor, vendedor ambulante o simple peatón, esos mismos que eligieron a la alcaldesa con la esperanza de que les hiciera la vida más amable.

Para recuperar la respetabilidad perdida por Calarcá en el concierto regional hay que empezar por respetar a los propios conciudadanos. Desde siempre la mejor regla política, tan extraña hoy en la vida cotidiana, es la que busca interpretar y beneficiar a los ciudadanos comunes y corrientes, pero para eso hay que desprenderse de la horma asfixiante del pensamiento oficial.

¡Cuidado turistas!, hoy en Calarcá anda rodando una campaña extravagante para incomodar a la ciudadanía, a cargo de más de 15 guardas de tránsito y con sanciones de casi medio millón de pesos, para resolver, no congestiones vehiculares que no existen, para justificar contratos millonarios por arrendamiento de patios y de grúas.

Una amiga abogada, inteligente y bella como la luna llena me recordó, sin proponérselo, el axioma de la burocracia oficial que siempre privilegia lo adjetivo sobre lo sustancial, esa sinrazón que todavía nos gobierna, de la que se dolió en la literatura Frank Kafka y en la sociología Marx Weber.

¿Hasta cuándo seguiremos aguantando?

MINIFICCIONES

NÚMERO 42 — JAIRO ANÍBAL NIÑO

Minificción minificciones@gmail.com

LA IMAGEN

El tirano aulló de rabia cuando vio los cuadros pintados por el artista Ramón Colorado. Se dio cuenta de que esas figuras eran peligrosas, que esas imágenes contribuirían a fomentar el desorden público y a soliviantar a obreros y campesinos. Ordenó a su policía secreta que lo eliminara. Ramón Colorado, avisado a tiempo por un trabajador infiltrado en el palacio, pintó con diligencia y sabiduría en las paredes exteriores de su casa, decenas de puertas y ventanas.

Cuando llegaron los asesinos no supieron cuál era la puerta verdadera y jamás pudieron entrar.


LAS ARTES DEL VUELO

Y Omar Jayam tomó una paloma mensajera, le ató a una de sus patas un tubito de plata en cuyo interior iba un mensaje de amor para Mirta, y la lanzó a los aires.

Los enemigos de Omar vieron salir la paloma de la casa de los astros y una docena de arcos lanzaron sus flechas al cielo. Uno de los dardos atravesó el ave.

Pero la paloma había sido adiestrada en las artes del vuelo y del coraje, y Mirta en su lejana casa de las montañas vio llegar al palomar una flecha ensangrentada con el nevado cuerpo de la paloma muerta.


ARTE BELLA

El sapo, después de soportar durante muchos años insultos, persecuciones y vejámenes a causa de su fealdad y sintiendo que el fin de su vida se acercaba, quiso averiguar a qué sabía la belleza y se tragó una espléndida mariposa de Muzo y sintió el maravilloso placer del viaje de esas hermosísimas alas azules en su vuelo interminable hacia la flor anfibia de su corazón.


CARAPÁLIDA

El doctor Benjamín Cooper se acercó al jefe indio y dijo:

— Ese hombre está en las últimas. No puedo hacer nada por él. Se está muriendo.
— Así es -afirmó el indio.
— Más que la herida de flecha, más que el cansancio y la edad, a este hombre lo ha matado la soledad -dijo el doctor. Y agregó:

— ¿Por qué lo han mantenido tan rígidamente aislado?

El indio miró al hombre blanco y con una voz suave, como paso de venado, exclamó:

— Él nos dijo que era el Llanero Solitario.


EL GUIJARRO DEL ESPLENDOR

Los dos niños se zambulleron y uno de ellos agarró una piedrita azul que brillaba. Después de flotar un rato, penetraron en la nave. El niño acercó al oído la piedrita y escuchó el rugido de un tigre.

— ¿Oyes el mar? -preguntó el otro.
— No. El mar se derramó.

Cuando la gran nave se alejaba en el espacio, el planeta Tierra había desaparecido de su sistema solar. Estaba en el bolsillo de un niño oriundo del enorme planeta Agat.


BLASFEMIA

Y Dios, desde la mata de su solitud, de las distancias y del tiempo, había emprendido la búsqueda. Como un aire de luz se desplazaba por el espacio infinito.

Se había posado en planetas de piel de niebla, en estrellas de entrañas irisadas, había viajado cubierto por el polvo de un sol moribundo, se había metido en interminables ojos estelares, y había llegado a galaxias llenas de un silencio blanco y duro.

Fatigado, descendió un día en un planeta calafateado por nieves eternas. Se dejó caer junto a una montaña gemidora y mirando hacia el espacio, hacia un solecito tibio y unos astros diminutos que lo acompañaban, decidió suspender la búsqueda, regresar a su estrella apagada, y en el paroxismo de su soledad y desesperación, la blasfemia estalló en sus labios cuando dijo:

— He sido un iluso; el hombre no existe.


HIJO DE TIGRE

— ¿Qué quieres ser cuando seas grande? preguntó el tirano a su hijo.
— Cuando yo sea grande quiero ser lo que es usted.

Entonces, el general mandó matar inmediatamente a su hijo, porque sabía que si lo dejaba crecer, el muchacho lo asesinaría para tomarse el poder.


RECADO PARA BORIS KARLOF

Esotéricos pasos que lentamente ascienden por las escaleras de alarmada madera. Algo como de viento de seda y rastro perfumado. Giró despacio el picaporte de bronce, se fue colando la sombra y el sonido, y cuando surgió la figura de la bella, a ese lado, acurrucado, después de haber gastado tres lámparas de angustia, el pobre monstruo, —ante la aparición— enloqueció de terror.


JAIRO ANÍBAL NIÑO

Nació en Moniquirá, Boyacá, Colombia, en 1941. Poeta, novelista, cuentista y autor de obras de teatro. Traducido a múltiples idiomas, ha publicado numerosos libros, entre ellos varios dedicados a la literatura infantil. Uno de los pioneros del microrrelato en Colombia. Sus obras Puro pueblo y Toda la vida, pueden considerarse como dos clásicos de dicho género en Colombia.


BIBLIOGRAFÍA

"La imagen", "Arte bella", "Las artes del vuelo", "Carapálida", "El guijarro del esplendor", "Hijo de Tigre", "Blasfemia", en Toda la vida. Carlos Valencia Editores, Bogotá, Colombia, 1989.

"Recado para Boris Karlof", en Puro pueblo. Carlos Valencia, Editores, Bogotá, abril de 1977.


AYUDA EN MATEMÁTICAS

AYUDA EN MATEMÁTICAS

Juan Carlos Beltrán BeltránPor Juan Carlos Beltrán Beltrán.
calculo21@gmail.com

Juan Carlos Beltrán Beltrán es un calarqueño con un particular registro: posee un canal en Youtube con más de dos millones de reproducciones —y no es precisamente un artista famoso—, es un exrobledista autodidacta y profesor particular de matemáticas desde los 18 años de edad.

En el año 2012 inicia esta Ayuda en Matemáticas motivado por el deseo de proporcionar a los estudiantes la oportunidad de observar cómo se resuelven los problemas de matemáticas enunciados en los libros de texto y muestra la estrategia para modelar ciertos problemas de la vida cotidiana en el lenguaje de las matemáticas: Definiciones, Teoremas, Procedimientos.

"Resolver problemas de matemáticas presenta ciertas dificultades a quien no está suficientemente entrenado para ello. Considero que en el proceso de aprendizaje de las matemáticas a nivel universitario hay tres etapas:

  • 1.- Iniciación en el tema de estudio por medio del tutor. En esta etapa el estudiante además de ser informado, debe tener la oportunidad de observar cómo otra persona (el profesor) resuelve, paso a paso, problemas de matemáticas.
  • 2.- Complementar la información en libros, videos, páginas web, etc. Y Practicar, practicar y practicar, lo suficiente.
  • 3.- Resolver los problemas planteados por sí mismo".

El afán por transmitir sus conocimientos, lo ha llevado a crear varios blogs:

Y su Canal de Youtube:

Juan Carlos tampoco es extraño en las redes sociales. Se le puede encontrar en Facebook y en Twitter o contactar en su correo electónico calculo21@gmail.com

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando: