Cargando...
Logotipo calarca.net

CALARCÁ PARA LEER

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
DIARIO DE VIAJE DEL SEÑOR NORRIS A EUROPA 1929

Calarcá para leer

(nota de gastos)
Hotel en Buenaventura $ 56,50
Pasaje a Balboa 84,00
Camarote y propina 9,00
Transporte de equipaje 3,00
Sombrero, cinturón y pantuflas y.y. 10,00
En vestido, camisas, otras prendas, guantes 81,95
Medias, sombrero, ropa y zapatos (María) 39,20
Hotel Bella Vista 6,50
Pasaje a Santander (Europa - España) 549,30
Pasaje a Colón auto y.y. 7,80
Gastos en La Habana 10,00

(Terceta)
Peinado, siempre hacia atrás
Luce su cabello oscuro
Entre los labios un puro

(Soneto en octavas)
Bajo el severo frontal
Y tras el fino quevedo
Su pupila es el remedo
De una turquesa imperial

Un vago gesto sensual
Lleno de sprit y de mundo
Le imprime a su labio ledo
noble chispa espiritual

Se expresa bien en francés
Habla a veces en inglés
Y siempre en buen español

Y por eso a maravilla
Luciera bien en Sevilla
Tensa de flores y sol

(Apuntes líricos)
Bajo el airoso caer de su pelo
Que el sol eriza y (que) la noche embruja
Su frente de azucena se dibuja
Como nimbada por la luz del cielo

El vago sortilegio de su anhelo
Verdes en sus ojos que el amor...

Enero 29
Feliz aniversario de mi matrimonio. ¡Dieciséis años ya! En esa época venturosa y lejana de mi vida, nunca llegué a imaginar que tres lustros largos después estaría celebrando en compañía de unos cuantos buenos y generosos amigos el doble acontecimiento de rememorar ese día y despedirme con María en viaje de recreo por tierras de Europa. El porvenir encierra muchas sorpresas tristes pero así mismo muchos agradables regocijos. Yo no puedo separarme de mi suerte. He tenido la rara fortuna –que no tienen todos– de ver cumplidos los más furiosos deseos de mi espíritu.

Enero 30
Con mi María y en unión de Ramón, su esposa y su chiquilla Adita, así como en la grata compañía de los amigos Abel Ortega y Pedro Fayad, emprendimos el viaje hasta Armenia, donde tomamos el tren de las 8 a.m. que nos debe conducir a la capital del Valle. En la estación encontramos a Ricardo, Lola y sus pequeños, que querían darnos el abrazo de despedida, con grima en los ojos, palabras cariñosas, suspiros y lágrimas. Fueron el testimonio de la postrera emoción. El adiós a la tierra nativa y a los seres queridos, en el minuto supremo de la partida.

Enero 31
Salimos de Cali a las 13 como se dice según la medida del tiempo en esta época de cemento y petróleo, de los ferrocarriles y las carreteras. Hacia el primer puerto que tenemos en el mar de Balboa, llena el alma de halagadora ilusión. Viaje sin mayores contratiempos. Feliz encuentro con los amigos doctores Samper y Domingo Irurita, quienes tuvieron la gentileza de presentarme al doctor Heraclio Uribe Uribe, viejo y prestigioso apóstol de la causa liberal y prestante jefe en el departamento del Valle.

Febrero 1
Instalados en el Hotel Estación, suntuoso edificio de propiedad nacional en el puerto de Buenaventura, nos hemos dado a la tarea poco agradable de esperar la próxima salida de un barco que todavía no ha llegado. Seguramente el Santa Cruz, perteneciente a la Grace Line, compañía marítima de transportes radicada en los EE.UU. y en el cual me tocó viajar hace tres años largos en dirección a Panamá.

Febrero 2, 3 y 4
A las 12 más o menos llegó el doctor Sofonías Samper a invitarnos galantemente a un paseo por la bahía. Instalados en una cómoda y ligera lancha de gasolina emprendimos la marcha bordeando, pudiera decirse, los trabajos del malecón que se reconstruye por una poderosa compañía americana y que dará dentro de poco tiempo, nueva fisonomía a Buenaventura, habilitándolo como uno de los primeros puertos de Suramérica. Dragas poderosas, martinetes fortísimos, animación general en los distintos sectores de trabajo. Dicen a estas horas, lo que dentro de breve plazo será este puerto maravilloso, que empieza a mostrarse con todas amplias perspectivas de sus fuerzas creadoras como una esperanza y como una redención en la vida del país. Calles cementas, edificios confortables y lujosos, agua pura, comercio de importación muy halagüeño, trabajo y alegría. Preludia la sinfonía de proyecciones triunfales. Los trabajos que adelanta la Scadta (Compañía colombo alemana de transportes aéreos) en la edificación de sus hangares hablan de manera elocuente lo que no muy tarde será este servicio para el desarrollo fecundo de muchas actividades.

Al regreso, mientras almorzamos en unión del Dr. Samper, pudimos observar a través de los amplios ventanales del comedor que una majestuosa águila de acero cruzaba el espacio en vuelo audaz sobre el cristal tembloroso de la bahía y bajo el cielo azul.

Febrero 5
Esperando barco que tarda mucho en llegar. El afán por seguir el viaje es tal que nos desesperamos esperando.

Febrero 6
Ya llegó el vapor alemán Lwolinshafen que debe conducirnos a Balboa, en Panamá. Llegamos a bordo en las primeras horas de la mañana. Salimos a las 12 m. —Feliz travesía— Amigos de viaje admirables. Pudimos cultivar relaciones con el célebre Padre Heredia S.J., persona muy ilustrada y tolerante como buen ministro de la Iglesia Católica. Las horas pasaban insensiblemente en medio de las vastas soledades del Pacífico. Un atardecer soberano da remate al día. El sol, enorme esfera de rubí, se hunde en el horizonte marino dejando al alma impregnada de admiración infinita.

Febrero 7
Día de sorpresas enormes. A las dos, más o menos, pudimos observar la presencia de barcos en el horizonte. A medida que avanzábamos recontaban con mayor precisión, no uno ni dos, ni tres barcos, sino alrededor de cuarenta o más barcos de la armada americana que maniobra en el Pacífico. Cruceros, destroyers, acorazados y dos muy grandes portaaviones. Se vislumbra a poco un centenar de aeroplanos en el espacio, que, como abejas van regresando a las poderosas naves portadoras. Lo indecible, lo que no se ha visto nunca por quienes no han salido jamás de sus nativas montañas.

Febrero 8
Después de 36 horas de navegación llegamos a Balboa. Luego de ordenar remitir nuestro equipaje, salimos con dirección a la ciudad de Panamá. Nos instalamos en el Hotel Bellavista. Empiezan los carnavales en la ciudad. Hacemos compras y preparamos la marcha hacia Europa en un barco, no sabemos aún si español o inglés.

Febrero 9
En viaje hacia Colón. 12 del día. En hora y media llegamos al famoso puerto del Atlántico y transitoriamente nos hospedamos en Washington Hotel, uno de los mejores de Cristóbal (Colón), la ciudad nueva. El mar allí es verdaderamente encantador. Las brisas marinas llevan sus caricias de homenaje ante el monumento de Colón, descubridor del mundo nuevo que al correr de pocos siglos sería la sorpresa de los hombres. A las 5 de la tarde estábamos a bordo del Orita de la N.S.M.C con rumbo a Europa.

Febrero 10
El Orita es un barco de unas 19.000 toneladas que efectúa viajes regulares entre costas de sur América y el viejo mundo. Actualmente ha emprendido viaje desde Valparaíso tocando otros puertos americanos. El miércoles, según se nos informa, arribará a La Habana, la bella capital de la isla de Cuba.

El confort y el lujo del navío, las delicias de abordo, las atenciones que nos prodigan, son motivos de hacer menos amarga la travesía.

Febrero 11
Cielo y mar. Arrecia el viento. Se encapota el cielo de nubes sombrías. Las olas se estrellan contra el barco con una furia de látigos esgrimidos por manos invisibles. Viene el temible mal del mareo pero los pasajeros del Orita, habituados ya a los rigores del mar, no sienten nada. Felices ellos que comen, bailan y, en general, se divierten para matar las horas de angustia y expectativa que la vida del mar pone entre ellos y sus esperanzas.

Febrero 12
Los oficiales chilenos que van a Inglaterra, según se nos dice, así como las demás gentes de abordo, celebran esta noche una elegante fiesta de carnaval.

Comedores y salones se encuentran encantadoramente adornados con banderas, serpentinas y flores de artificio. Los hombres lucen sus smokings impecables y las mujeres sus descotes exagerados. Se baila, se consume champaña, se pierde la noción del tiempo y del lugar. Creemos vivir lejos del Mar Trágico.

Febrero 13
La Habana. La humana Habana, tentadora como una mujer joven, fuerte y enjoyada. Divina en su esplendor de hembra voluptuosa y exquisitamente sensual. Su fisonomía embriagadora, su anatomía incomparable, su actividad dinámica, la han puesto en línea de vanguardia entre las ciudades latinas. Sus paseos, sus avenidas, sus monumentos, sus reliquias todas y su afán incesante de cristalizar en realidad sus anhelos, la sitúan en lugar preeminente a todo lo largo de la América Latina.

Febrero 14
Frente a la estatua de José de la luz Caballero, el maestro de la juventud cubana, patinado por el sol de la mañana, pienso y sueño. El artista que le infundió la existencia de la inmortalidad, puso en la prestancia eminentemente civil de este cruzado del espíritu, la melancólica dulzura de quien medita en la edificante obra de encauzar hacia el bien la legión de las almas. En la cara principal del monumento, que da frente al mar soberbiamente azul, se ve realizado su pensamiento en la sustancia que caracterizó su apostolado nobilísimo Educar no es solo una carrera para vivir sino templar el alma para la vida, he aquí resumida en una breve máxima, brote de un genio bondadoso, todo el proceso de su psiquis orientada hacia los espacios de un devenir lleno de sol.

¡Maceo! Mirando a la ciudad y a la tierra cubana que él supo defender con todos los arrestos de su brazo heroico y con todo el amor de su corazón de patriota.

¡Maceo! Sobre el lomo de su caballo de guerra a semejanza de un dios antiguo. Espalda al mar de donde llegaba el enemigo de la libertad.

La estatua ecuestre del caudillo inmortal que se empina en el Malecón, lleno de animación y de vida, es como un reto de bronce al abagamiento del carácter cubano en esta hora de protectorados y de intromisiones.

Solo cuatro horas estuvimos en La Habana. Tiempo insuficiente para formarnos una idea vaga de lo que es y significa la ciudad cuya población excede de medio millón de almas. Quizás mañana volvamos a su seno y nos sea posible respirar de nuevo su ambiente cálido y odorante. Nos queda la grata impresión de sus paseos, de sus reliquias coloniales, sus antiguas fortalezas como el Castillo del Morro, el cementerio, donde destaca el monumento a los bomberos. Una de las más bellas joyas de la necrópolis habanera.

Febrero 18
La vida de abordo se va haciendo monótona. Mar y cielo. Cielo y mar. Los días se suceden a los días sin variación alguna. Desayunar de 9 a 10 de la mañana, almuerzo a la una de la tarde, a las cuatro el té, entre 7 y 8 la comida, esta última animada con baile, efectuado por los aficionados a este sport entre los cuales sobresalen unas cuantas inglesas y americanas, angulosas y feas, desgarbadas y pecosas. La orquesta, un trío de piano, violín y tamboril, hace las delicias de los pasajeros y de la oficialidad del barco inglés que nos conduce sobre el océano misterioso poblado de eternidad y de infinito.

Se puede afirmar con absoluta certeza que los viajes por mar no dan la intensidad de los placeres que proporcionan los viajes por tierra o en la navegación fluvial. Aquí en mar nada cambia. Las olas que azotan los flancos del navío, el viento que ruge entre la arboladura trémula, el cielo impasible e inmutable que ajeno a la piedad, permanece sordo a los ruegos de los pobres hombres grandes en su pequeñez de gusanos.

Febrero 20
Hace tres semanas salimos de casa. Los días se van haciendo largos por la monotonía cruel que ahoga todas las fuentes de la alegría, de la ilusión y de la esperanza. Y agregado a todo esto, el mal tiempo, que ha puesto de mal genio a nuestro señor el océano. El barco remueve continuamente con doble balanceo de popa a proa y de estribor a babor. Las olas vertiginosas y enormes se estrellan con furia saltando contra los costados de acero que desafiadores e impávidos, parecen burlarse de todas las fuerzas ciegas de la naturaleza inclemente.

Febrero 21
Marchamos a una velocidad de 300 millas diarias, más o menos, el lunes próximo estaremos en la costa española, seguramente en La Coruña, para seguir a Santander, punto donde desembarcaremos. Parece que el tiempo cambia y que de seguir así, el resto de la travesía será buena. La gente de abordo se siente ya con frío. Todos se abrigan dentro de sus ropas de lana. Los viejos barren el centro del salón. Claro: la nicre del pisar que los años han ido acumulando entre sus vísceras ateridas y sus pobres caderas cansadas y decrépitas.

Febrero 22
He podido seguir con observación precisa al joven estudiante de Costa Rica que cursa estudios en París. Es un buen muchacho este Macaya. Inteligente, estudioso, aplicado a toda cosa y a todo sujeto. Su fino criterio de psicólogo audaz e investigador. Con elegancia mental, que armoniza admirablemente con su envoltura física. Clava los alfileres de su ironía en las epidermis callosas de las gentes frívolas y de las empedernidas contra la vida del espíritu. Contagiado del sano optimismo francés, se toma la vida como un jardín en cuyas eras, crecen las rosas que han de servir para coronarnos en los banquetes del placer y la muerte.

Febrero 23
Entretengo la murria de las horas leyéndome la pequeña biblioteca española: La Pardo Bazán, con Los prados de Ulloa y Cuentos de Mermento; Ricardo León, con sus novelas de castizo saber; Pérez Galdós, inimitable como creador original de vuelo agenitino; Juan Valera con su Pepita Jiménez; Azorín, ameno y viajero como cronista de cosas vistas y vividas. Y otros. Y por encima de todos, demoledor, incisivo, mordiente y audaz, Pío Baroja, creador de nuevos valores y revolucionario dentro de la compleja trabazón de ideas e hipótesis de los tiempos modernos. Me gusta su estilo, cómo me subyuga la fuerte armazón de su filosofía demoledora. Parece que ha seguido el camino abstracto de Nietzche. Parece cierto escepticismo elegante de hombre relativamente nuevo influenciado en parte por Schopenhauer. Pero es humano en sus apreciaciones, original en sus conceptos, hábil colorista en las imágenes y orgulloso en su vida intelectual y dinámica. Su crítica contra la América y los americanos puede ser injusta, pero es humana.

Febrero 25
Continua el mal tiempo a todo lo largo de la travesía. Fuertes borrascas amenazan frecuentemente y ponen una punzante inquietud en el sistema nervioso. Nadie duerme abordo porque el malhadado bamboleo del trasatlántico batido por las olas enfurecidas no permite conciliar el sueño. Pero afortunadamente ya pronto llegaremos a costas españolas. Feliz la hora en que podamos gritar a pulmón pleno: ¡Tierra! Tal como hiciera el navegante compañero de Colón al descubrir la América.

Febrero 26
Los delegados panameños que van a Sevilla, a la exposición que en dicha ciudad se inaugura en los primeros días de mayo, son personas que me han dejado una magnífica impresión. El presidente de la delegación Sr. Enrique Simarro, es un ciudadano acaudalado, actual gerente del Banco Nacional de Panamá. Su simpatía excepcional, su don de gentes, su sensatez y sentido práctico lo ameritan como un ejemplo de capacidades y talentos. Don José María Fernández, español nacionalizado en Panamá es el tipo completo del verdadero gentleman. Inteligente, cultivado, hombre de mundo, liberal decidido. Muy al tanto del movimiento actual de la política internacional, es digno secretario de la delegación. Capaz por su vasta comprensión de realizar su labor brillante y fecunda. Ambos caballeros van acompañados por sus familias. Es grato cultivar relaciones con estas gentes que el azar inesperado pone en nuestro camino. Siquiera sea para darnos después el placer de recordar las horas que fueron en la compañía de espíritus que armonizaron con el nuestro.

Febrero 28
Llegamos a Santander. Bella ciudad española y puerto. Por su riqueza, por su comercio y por ser la residencia temporal del rey y su familia, así como asiento de la más rancia nobleza de la península. Es la patria de Menéndez y Pelayo, balneario de fama. El pueblo hizo un regalo al Rey consistente en un bello palacio que encierra innumerables riquezas. Allí nos entretuvimos mientras era la hora de regresar al barco, en hacer algunas compras urgentes indispensables para nuestra entrada a Francia.

A la una de la tarde salimos en dirección a La Pallice en medio de fuertes vientos y tempestad tan recia, que se temió por la vida de pasajeros y tripulación.

Marzo 1
La Rochelle, seis de la tarde. Nos hospedamos en el Hotel de Francia, para pasar la noche. Después de comer, salimos a dar una vuelta por la ciudad histórica. Pasamos por la calle del reloj. Visitamos algunos monumentos y como el frío era tan espantoso volvimos pronto al hotel para entregarnos al sueño y al descanso, el que tan indispensable se hacía ya a nuestros cuerpos maltratados en tan larga travesía.

Marzo 2
En París, la Ciudad Luz. Como dijo el gran Víctor Hugo. Entramos por la estación Montparnasse, a las siete de la noche del primero y nos hospedamos en el hotel Dagmar 225 rue St. Jacques. Nos dispusieron una buena habitación que tiene vista a la calle. Después de arreglar nuestros asuntos, nos echamos por esas calles de Dios con ánimo de conocer un poco la Ville Lumière. Tomamos un taxi, a la plaza de la Concordia que fue el lugar de la revolución donde tantas víctimas fueron inmoladas para dar vida a la república futura.

Marzo 3
Luego a pie hasta el Arco del Triunfo, siguiendo los Campos Elíseos, en el centro de la plaza de La Estrella, se levanta el monumento soberbio mandado a construir por Napoleón I según decreto del 10 de febrero de 1806. Fue edificado por el arquitecto Jean François Thérèse Chalgrin e inaugurado el 29 de julio de 1836. La altura de 49 metros, su anchura de 45 metros. Grandes bajorrelieves representan victorias, pero la decoración principal consiste en los cuatro grupos colosales elevados en las dos grandes fachadas. Y son: La Marsellesa, por François Rude, El Triunfo por Cortot, La Resistencia y la Paz, por Etex.

Bajo la bóveda del Arco del Triunfo descansa el cuerpo del soldado desconocido sobre la lápida del cual, al anochecer, se enciende la llama del recuerdo.

Los Campos Elíseos son el centro maravilloso de todo lo chic de París, grandes palacios, mansiones señoriales, cafés elegantes, hoteles suntuosos. Todo lo que puede subyugar la vista y el espíritu.

El Bosque de Boloña (Bolonia, Boulogne en francés). Es imponente el conjunto de este bello paseo parisino. Muchos miles de personas lo visitan, especialmente los domingos.

Marzo 5
Por la noche fuimos al Molino Rojo. Centro de diversiones de Montmartre. Allí pudimos apreciar una revista de moda. Mujeres bailarinas, plumas, brillantes fantasías diversas e inverosímiles. Música deleitable. Todo cuanto el capricho artístico puede crear para alegría de los ojos extasiados.

La noche anterior –se me ha olvidado consignar– estuvimos en un salón de cine en el cual pudimos apreciar la Sinfonía Patética, ejecutada por la orquesta, mientras en la pantalla, la misma orquesta se reproducía con absoluta fidelidad.

Marzo 6
El invierno en sus postrimerías, quiso recibirnos con una dulce caricia gripal. Alta fiebre, neuralgias generales, pérdida de apetito y en consecuencia, dos días de cama con todas las dolencias e incomodidades que tal achaque trae consigo, fueron el resultado de la primera visita a París.

Marzo 8
Convalecientes ya, pudimos dar un corto paseo por el Luxemburgo, uno de los más bellos parques de París situado cerca de nuestro hotel. Allí gozamos de las caricias del sol, pues ya se acerca la primavera. Infinidad de personas hacen lo mismo que nosotros. La gente lee, los niños corren y saltan, las mujeres hacen labores de mano y todos charlan y ríen. Tal parece que se celebrara el rito de la alegría bajo el amparo del sol.

Marzo 9
El amigo Roberto Henao, gran artista de Armenia con quien nos hemos encontrado aquí y que hace estudios en la Academia de Bellas Artes, ha querido presentarnos a la casa comisionista de Arango y Salvador y al efecto nos hemos puesto en inteligencias con uno de los socios, Dr. Jaime Salvador, joven español de afabilidad y cultura muy apreciables. El Sr. Netoriano Arango, se encontraba ausente. A las 12 almorzamos en el Café Español y por la tarde regresamos al hotel para disponernos a acudir durante la noche al Teatro Mogador, donde se representa desde hace tres años sin interrupción la célebre opereta Rose Mary de argumento delicado y música celestial. Después del almuerzo y en compañía del amigo Henao nos dirigimos al museo de Luxemburgo. Este no es muy grande y se puede pasear pronto, hay muchas obras de verdadero arte en mármoles preciosos y en lienzos admirables. Por sobre todo llamó mucho mi atención un bronce formidable, El Hércules arquero de Antoine Bourdelle, El hijo pródigo, El sueño, Los campos, El Pensador.

Marzo 11
Nos hemos levantado un poco temprano con ánimo de seguir conociendo más. Volvemos a la iglesia de Notre Dame para admirar el tesoro que se conserva en la sacristía. Muchos turistas están listos. A la señal consabida penetramos en el recinto y su entorno. Cuando el guía oficial va mostrando los vasos sagrados, cofres, joyería, custodias repletas de diamantes, rubíes, esmeraldas, el relicario donde se conserva la corona de espinas y un pedazo de la vera cruz, el manto de la coronación de Napoleón I, etc., etc. Oro y gemas espléndidas. Arte y riqueza.

Marzo 12
La visita a Los Inválidos, palacio donde se conserva la gloria militar de Francia y en cuya iglesia reposan las cenizas de Napoleón I, en una tumba imperial digna de ese genio, constituye parte del programa durante la estadía en París. Son centenares de banderas tomadas al enemigo en todas las campañas así como innumerables los cañones que adornan la entrada y los pasillos principales. Paseo a Versalles por la tarde. Palacio levantado por Luis XIV y que sirvió a la vida fastuosa de Luis XV y Luis XVI. Puede admirarse la huella esplendorosa en el castillo, palacios y vastos jardines llenos de estatuas y fuentes.

Marzo 13
Hemos empezado la visita del Louvre, antiguo palacio asiento de los reyes de Francia hasta el momento en que Luis XIV se trasladó a Versalles. Hoy se halla destinado para museo artístico siendo su fama universal. Puede admirarse dentro de los vastos salones y galerías la más variada riqueza pictórica y estatuaria. Allí la Venus de Milo, bella en sus líneas impecables. La Gioconda de Leonardo da Vinci, única por su sonrisa celestial e inimitable, obras de Miguel Ángel, Rubens, Murillo, Goya, Rembrandt, Herrera, el gran Ticiano, y tantos más, clásicos y modernos que descollan por su genio y su talento. Por la tarde visita al Jardín de Plantas.

Marzo 14
Después de almorzar, nos dirigimos al cementerio llamado de Père Lachaise. En la edad media, al sitio de este camposanto, entregado al cultivo, se le llamaba Le champ-l'Evêque. En 1686 la orden de los Jesuitas compró esta propiedad y su superior, el padre de Lachaise, confesor de Luis XIV, se retiró en ella. De aquí viene su nombre. Después de haber pertenecido a varios, esta propiedad fue adquirida por el prefecto del Sena con el fin de convertirla en Campo Santo. La orden fue dada por Napoleón I. Esta vasta necrópolis ocupa una superficie de 45 hectáreas, repartida en 96 divisiones, contando en ellas las sepulturas israelitas. A cada paso se encuentra un sepulcro célebre. Sencilla y elegante se levanta la del célebre Alfredo de Musset (1810-1857), sombreada por un sauce llorón. Aquí se recuerda el verso del poeta Amigos míos, cuando yo muera, plantad sobre mi tumba un sauce. Amo su follaje ligero y su blanda sombra hará más suave la tierra donde duerma mi sueño postrero. La tumba de la gran trágica Sarah Bernhardt, la de Chénier, la de Molière, la de Constant, Lavoisier, Courvier, Saint Pierre, Balzac y muchas otras. La de Allan Kardec me llamó la atención por lo sencilla y hermosa, así como las palabras de alto y trascendente valor talladas sobre la piedra de la tumba: Nacer, morir, y renovarse en ascensión progresiva, tal es la misión de los seres que pasan por el mundo.

Durante la noche fuimos a un teatro de variedades a recrearnos con una lujosa revista.

Marzo 15
Hoy después del almuerzo, a eso de la una y media nos dirigimos a Montmartre a fin de conocer la basílica del Sacré Coeur. Esta iglesia votiva fue empezada en 1875 por Abadie, cuyos planos se respetaron después de su muerte. Es un edificio grandioso de estilo bizantino, el que por la situación que ocupa es uno de los esplendorosos de la capital. La Savoyarde, las más hermosa campana de Francia, pesa 26.215 k y mide 3 m de diámetro y 9 m 50 de circunferencia.

Marzo 16
Por la mañana nueva visita al museo Louvre. A medio día conocimos el edificio de La Bourse, (La Bolsa), maravilloso monumento donde se verifican las operaciones de cambio, compra y venta de títulos. Es un palacio parecido al templo de la Magdalena de estilo griego y ocupa una extensión de más de una manzana.

Millares de personas se ocupaban en sus operaciones bursátiles. Luego nos dirigimos a la plaza de La Bastilla. La antigua fortaleza de La Bastilla, edificada durante el reinado de Carlos V por el preboste Hugues Aubriot en 1370, en el sur oeste de la plaza que lleva su nombre, interceptaba la rue Saint Antoine. La Bastilla pronto llegó a ser prisión de estado y se componía de ocho torres, de las cuales cuatro hacían frente a la ciudad, cuatro al arrabal.

El 14 de Julio de 1789 fue derribada por los revolucionarios. En el centro de esta plaza se eleva la Colonne de Juillet al mirador de la cual ascendimos por una escalera espiral de 237 escalones. Está construida de hierro sobre base de piedra.

Marzo 18
Les Buttes Chaumont es uno de los más atractivos paseos y allá nos dirigimos a las primeras horas de la mañana. Se ha hecho derivar las aguas del canal de Saint Martin para alimentar un lago pintoresco. Un peñasco en forma de aguja domina el estanque. Se accede al peñasco por un puente colgante de 60 m de longitud. Un camino sinuoso conduce a un mirador de donde se abraza un dilatado panorama sobre la Villette, Montmartre y la Plaza de Saint Denis.

Marzo 19
En las horas de la tarde del domingo estuvimos en el museo Rodin, situado en el Hotel Birán, antiguo edificio donde funcionó una compañía de religiosos. Hoy modernizado y arreglado convenientemente para hospedar la obra del artista genial que legó todas sus preciosas colecciones a la nación. La contemplación del creador insuperable en la vívida obra de su mano y de su espíritu, produce la sensación de algo tan grande como un hálito de divinidad abrazadora, apenas entrevista en las claridades del alma. El Pensador, Adán y Eva, La mano de Dios. El Hombre que Marcha y La Puerta del Infierno. Fuera de centenaresmás, dan testimonio de la grandeza del hombre y de la genial inspiración del artista y del maestro.

El domingo pasado fuimos a conocer el Odeón, el grande teatro Nacional de Francia. Y vimos la representación de Los hijos del mar, bello drama de intensa emoción. Ayer en la mañana conocimos la Sainte Chapelle, preciosa capilla de arte gótico que constituye una joya de valor altísimo dentro del vasto elenco de los monumentos religiosos de París. Luego pasamos al Palacio de Justicia, antigua residencia de los reyes de la monarquía francesa. San Luis lo hizo edificar en parte, Francisco I fue el último rey que vivió en él. Reedificado casi todo después de un incendio, ha tenido varias transformaciones bajo el reinado de Louis-Philippe. Después nos dirigimos al observatorio siguiendo la Grande allée du Luxemburg, fue edificado por orden de Luis XIV según los planos de Claude Perrault. Las cuatro caras corresponden a los cuatro puntos cardinales. La línea del meridiano de París parte la línea meridional en dos partes iguales. El observatorio es la estancia de la Oficina Internacional de la Hora. En el patio principal se levanta una admirable estatua de Lavoisier, insigne astrónomo de renombre universal, costeada por suscripción internacional.

Durante la tarde negocio con la casa Lubín, para verificar viaje a Suiza, Italia y España.

Marzo 20
El miércoles en las primeras horas de la mañana nos encaminamos a la Torre Eiffel, situada en la margen izquierda del Sena, entre los jardines de Marte y Trocadero. Eran las diez de la mañana cuando ascendimos a la cúspide o mirador de la enorme construcción de hierro cuya altura es de 300 metros. La celebridad de la Torre Eiffel es mundial y constituye el triunfo más grande de la arquitectura mecánica. Allí se reciben los mensajes del mundo entero. Tiene el récord de altura entre los monumentos del globo. Se sube a la cima por ascensores eléctricos o por una escalera sin fin. Fue empezada el 28 de enero de 1887 y su peso es de 7 millones de kilogramos.

Marzo 23, 24, 25
El miércoles (20), durante la noche asistimos en la Ópera oyendo a Rigoletto. La plaza de la Ópera es un animado centro de actividad y de tráfico continuo donde convergen las principales y más lujosas arterias de la ciudad: Boulevard des Capucines y des Italiens, avenida de la Ópera y rue de la Paix. El magnífico edificio de la Ópera sirve de fondo a este maravilloso cuadro. Este teatro fue construido por Charles Garnier desde 1861 a 1875 y ocupa una superficie de 11.000 metros cuadrados. La Ópera fue fundada por Perrin Champeron y el marqués de Loudéac en 1671 y tuvo como director al célebre músico Lully por lo que también llevó el nombre de Academia Real de Música. La fachada, precedida de una gran escalinata, se compone de tres pisos y se halla decorada con mármoles de color. En la planta baja grandes arcos dan entrada al vestíbulo. Cada ángulo va adornado con un grupo de bronce de Jinmery representando, uno la armonía y el otro la poesía. Los otros grupos que se apoyan en los pilares, entre cada arco, simbolizan: el drama por Malquière, el canto, el idilio, la cantante, la música, la poesía lírica, el drama lírico y la danza cinceladas por Casparaux. En la fachada del primer piso con grandes columnas de orden corintio, se encuentran entre ellas los bustos en bronce dorado de Mozart, Beethoven, Spontini, Anbis, Meyerbeer, Halivy, Quinot y Saribe. Pegasos por Lequesne y en el centro, Apolo eleva su lira de oro, por Mollet. En el panier se halla el museo organizado en 1903 que contiene recuerdos relacionados con grandes compositores y artistas. La magnificencia de la Ópera en su interior, contadas todas sus dependencias, es algo tan seductor a los ojos del pensador y el artista que muy pocos monumentos parisinos llaman tan subyugadoramente la atención. La escalinata de mármol blanco, el foyer lujosísimo, pleno de luz, el fumier atractivo y sugerente y la sala de representaciones con columnas de granito y bronce dorado de matices oscuros rematadas por capiteles y cariátides apenas soñadas, sostienen el plafón de frutos simbólicos de cuyo centro pende una araña elegante y magnífica que ilumina el conjunto de palcos, platea, orquesta y escenario.

Marzo 26, 27, 28 y 29
El jueves (21), a las dos de la tarde, nos encaminamos a la plaza de Vosges, donde se halla la casa que albergó al ilustre Víctor Hugo por espacio de quince años y en la cual se ha organizado el museo que lleva su nombre. Con toda reverencia penetramos al interior a fin de admirar todas las colecciones que pertenecieron al maestro inmortal. Los muros de las escaleras y de las habitaciones se hallan constelados de cuadros que representan escenas de las obras del pensador y el poeta. La Esmeralda y Cuasimodo de Notre Dame. Guilliat en la agonía de Los trabajadores del mar. La conciencia de La leyenda de los siglos, algunas más de Han de Islandia y de El Noventa y tres, Cosette y Jean Valjean y muchas más obras del artista famosas, así como del mismo Hugo, bustos y retratos de este, muebles que le pertenecieron, la mesa en que escribió La leyenda de los Siglos, la pluma con que escribió Los trabajadores del mar en su destierro de Guernsey, plumas y tinteros que pertenecieron a George Sand, a Alejandro Dumas, a Lamartine; colección de sus obras anotadas por el mismo Hugo, su vestido de senador y de diputado y su uniforme de académico, su florete y su bastón, varias colecciones de retratos suyos y de sus familiares, un cuadro de algún artista de renombre, representa la primera vez que Hernani subió a escena en el teatro francés, en platea se distinguen a Dumas, Chautebriand, Lamartine, Teófilo Gautier y otros hombres de letras de aquella época, y en un paler de Arance se contempla Madame Victor Hugo, llena de graciosa sencillez. En una vitrina especial se ve el bastón con que Don Benito Juárez, presidente que fue de Méjico, obsequió al insigne lírico. Coronas y liras de bronce, concedidas como homenaje de admiración de varios países adornan las habitaciones. Infinidad de caricaturas publicadas en los periódicos humorísticos, relacionadas con las intervenciones de Hugo en la política, colman las vitrinas, así como elocuentes manifiestos a sus conciudadanos franceses cuando lanzaron su candidatura como diputado.

Hay varias manos de Víctor Hugo en bronce y en cera, mascarillas o representaciones de su cabeza venerable, después de muerto. Y un bello cuadro que muestra a Hugo fallecido en su lecho con toda la majestad de un profeta y de un vidente, hundido en la bruma melancólica del misterio eternal.

El maestro desapareció el 22 de mayo de 1885, para resplandecer de allí en adelante en la vida de la inmortalidad.

Marzo 30
La plaza del Hotel de la Ville, no es otra que la antigua plaza de Grève que evoca tantos recuerdos trágicos. La guillotina fue probada el 25 de abril de 1792. El edificio actual fue reedificado en 1875 en el mismo sitio ocupado por el monumento enteramente destruido por el incendio de La Commune, el 24 de mayo de 1791. La fachada del anticuerpo reproduce la fachada denominada del Boccador que adornaba la primera casa del ayuntamiento edificada especialmente para los servicios municipales bajo el reinado de Francisco I. Visitamos este suntuoso edificio el viernes (22) por la mañana. Todos los bustos y estatuas representan los alcaldes de París.

Marzo 31, Abril 1 y 2
En la misma tarde de ese día (22) pasamos por el Luxemburgo y luego estuvimos conociendo la Cámara de Diputados, le Palais Bourbón (quai d'Orsay). Situado frente al puente de la Concordia y frente por frente de La Magdalena. Este palacio fue edificado por la viuda del Príncipe de Condé. La revolución se apoderó de este magnífico edificio. Un decreto de la Constitución del año III, hizo de él la residencia del consejo de los Cinq-cents, que desempeñaba el papel de Congreso de Diputados en la constitución dictatorial. Y desde esa época quedó afectado a las sesiones de la Cámara electa. Luego atravesamos el Sena por el pont Alejandro III cuya primera piedra fue puesta por Nicolás II el 4 de octubre de 1896. Esta primera obra, cuyos pilares sostienen grupos de bronce dorado, está adornada con amores, genios, flores y plantas acuáticas del más cuidado efecto. Los soberbios Lions de Dalou, parecen guardar los pilares a los cuales están pegadas cuatro figuras sentadas: La Francia en la época romana; la Francia moderna, la Francia del renacimiento y la Francia de Luis XIV. Es el más bello y lujoso puente sobre el Sena. Andando un poco se desemboca en la Plaza de la Concordia de hermosura y majestad incomparables. Ocupa una superficie de 62.500 metros cuadrados, se empezó en el reinado de Luis XV según los dibujos de Gabriel.

En el centro se levantó primeramente una estatua ecuestre de Luis XV, denominándose plaza de Luis XV. Después la revolución derribó la estatua en 1792 y levantó en su lugar el cadalso donde perecieron Luis XV y María Antonieta, el Duque de Orleáns y 6.000 víctimas del terror. Por aquel tiempo se denominó plaza de la revolución, Poco después fue llamada Plaza de la Concordia. En el centro se halla El Obelisco que es un solo bloque de granito de 23 metros de altura. Proviene de las ruinas de Tebas en Egipto. Se halla cubierto de inscripciones y jeroglíficos celebrando las victorias de Rhamses y de Sesostris. Es una obra que tiene 34 siglos.

Abril 3
A las cuatro de la tarde nos acercamos al Grand Palais, situado en la avenida Nicolás II y edificado con objeto de la exposición de 1900 para recibir en él las bellas artes. La manufactura de Sevres ha adornado este palacio con un mosaico de asperón que representa el arte cruel (de los sirios), el arte sacerdotal (Egipto), el arte cristiano (bajo San Luis), el arte de amor y de gozo (renacimiento) y el arte majestuoso y monárquico (Luis XIV).

Le Petit Palais, edificado también cuando la exposición de 1900, se había reunido en él una exposición retrospectiva del arte francés. Encierra actualmente colecciones adquiridas por la villa de París, de ahí su nombre: Palais de la Ville de París. En el centro de este palacio se halla un jardín con fuente y mosaicos de aspecto japonés.

Abril 4
Bosque de Vincennes. (23) No es tan grande como el de Boulogne, porque este es el más grande y el más bello de París, pero sí se pasan en él horas muy agradables. Hay un pequeño lago que circunda una isla pequeña y encantadora. En sus aguas tranquilas y azules remamos por más de una hora.

Abril 5
Por la noche (23) estuvimos en uno de los barrios de Montparnasse llamado La Feria, donde la gente del pueblo parisién se divierte en infinidad de espectáculos baratos como carruseles, montañas rusas, tiro al blanco y muchos más. Una alegría inusitada se advierte en los semblantes y exalta los corazones. Es el París humilde que se divierte y canta la dicha de vivir.

El domingo siguiente (24) estuvimos en el cementerio de Montparnasse, donde entre tumbas ilustres pudimos observar la de Catulle Mendès, ilustre cuentista francés. Por la tarde fuimos a pasear al Bosque de Bologna y de paso por cerca del Arco del Triunfo, contemplamos la ceremonia de exhumación de los restos del Mariscal Foch fallecido el día 20 del pasado mes de marzo. (miércoles)

Abril 6
El lunes (25), después del desayuno, estuvimos en la conciergerie, la célebre prisión del estado donde permaneció la infortunada reina María Antonieta antes de su muerte, por más de setenta días. Allí se ven, su celda, la lámpara, el crucifijo. Y también se observan las celdas de Robespierre, la de los Girondinos, la de Andrea Chénier y la del Mariscal Ney. Por la primera puerta se penetra en la sala de los guardias de San Luis. La Conciergerie se extiende a lo largo del muelle cortada por sus tres torres, la Tour del César, la tour d'Argent, y luego la tour Bonbec, que se distingue de las otras dos por sus almenas. Recuérdese que allí se halla la salle des pas perdus.

Abril 7 y 8
Por la tarde nos dirigimos al Arco del Triunfo para sentir la pena de Francia ante el sepulcro del Mariscal Foch, desaparecido el 20 de marzo, como se dice atrás. El insigne jefe de la Gran Guerra, tan conocido y admirado. Duerme hoy bajo la belleza del Arco Triunfal, cabe la tumba del soldado desconocido, como el homenaje más grande que se le puede tributar a un excelso paladín de las armas francesas.

Después, siguiendo la Avenida Víctor Hugo, nos dirigimos a la plaza del mismo nombre donde el más excelso lírico del romanticismo se levanta como una soberbia águila del pensamiento en la desafiadora carne de los inmortales: el mármol y el bronce. Las cuatro caras del pedestal representan distintas etapas de la vida del genio: una sus luchas tribunicias, aclamado por el pueblo; en otra las tempestades silenciosas del pensador que crea sus obras maestras, escenas de Notre Dame, de Los trabajadores del Mar, en otra un detalle de Los miserables y rodeando a Hugo pensativo, pleno de juventud, se alza la fama que pregona con su trompeta el prestigio de La leyenda de los Siglos, la musa de la poesía que reofrece una lira, la del arte con una mascarilla en la mano y la de la libertad presentando las armas y el laurel de la victoria.

¡Oh! Como se siente conmovido el corazón. Y como se exalta el espíritu ante la contemplación de un monumento que pregona las excelencias de los grandes hombres al exaltar cristalizaciones de un pueblo y máximos conductores del universo.

(Lugares en París)
Boulevard St. Michel
        "        St. Germain
        "        Montparnasse
        "        Observatorio
        "        Pasteur
Grands boulevards
Boulevard Sebastopol
       "         de los Elíseos
       "         Haussmann
Parque de Luxemburgo
      "      Bert Cahumon
      "      Mansur - Montsouris
      "      Vincennes
Bosque de Boulogne
Plaza de la Comedia
Plaza de La Grève

Abril 1º- Viaje a Genève. (Ginebra) Suiza.
A las 11 y 15 salimos de París con dirección a Ginebra. Después de saludar con efusión a la bella ciudad que nos hospedó por un mes y a la cual hemos de regresar dentro de sesenta días. Raúl Ortiz, el buen amigo y compañero desde la patria nos acompañó hasta la estación de Lyon. El tren empieza su rápida marcha. A las 9 y 30 PM llegamos a Ginebra, ciudad situada sobre el Lago Leman y que desempeña un papel importantísimo en la marcha internacional de los estados del mundo por ser el centro de la Liga de las Naciones y asiento de la Oficina Internacional del Trabajo.

Abril 2.
Después de una noche de reposo en el hotel Richmond, nos levantamos temprano para dar una vuelta a pie en la parte central de la ciudad. El bello lago, circundado por la ciudad presenta un aspecto encantador. Siguiendo la Avenida Wilhom se llega al palacio de la Liga de las Naciones, y volviendo atrás se encuentra el hermoso monumento del Duque de Brunswick quien legó a la ciudad, en una guerra, la suma de 20 millones de francos suizos. Nevaba en esos momentos. La mañana fría, hizo que volviéramos al hotel. Después del almuerzo, un guía de habla española, nos condujo en automóvil particular por las principales calles, avenidas y plazas a fin de formarnos alguna idea de sus bellezas y de sus monumentos. Luego de ver las calles más centrales del comercio y de la banca, visitamos la iglesia rusa ortodoxa de cúpulas doradas, preciosa por su belleza arquitectónica y sus joyas. Fuimos al templo de San Pedro, de fundación romana en el siglo XIII, y arrasado cuatro veces por respectivos incendios. Fue católica en un principio y desde la reforma pertenece al culto calvinista. Su estilo gótico en la actualidad por el interior hace contraste por la conservación de la fachada, con estilo romano. Allí, al pie del púlpito, se puede admirar la silla de Calvino.

Pasamos luego a la Alcaldía municipal solo para admirar una escalera de estilo florentino, conservada hasta hoy. Costeando el lago de donde puede admirarse el cono nevado del Mont Blanc, de 4.000 metros largos. Visitamos el parque de las aguas vivas, bello lugar de descanso de los ginebrinos. Conocimos el monumento de la Reforma, grandioso y único, situado en la plaza de las Fortificaciones, consistente en un grupo de piedra de talla gigantesca, representando a los primeros reformadores, tales como Calvino, Farel, Beze, Knox y algunos más. Desde allí se observa el Teatro de la Ópera. La Universidad, un museo de artes, etc. Pasamos luego por el barrio de las residencias particulares de la buena sociedad. Y seguimos hacia las afueras de la ciudad; entramos al Bureau Internacional du Travail, vasto palacio levantado a expensas de distintos países, donde se celebran reuniones periódicas destinadas a regular la marcha y organización de los trabajadores, a coordinar y hacer viables sus aspiraciones dentro del más alto concepto de paz y de justicia. Dos de los salones principales, tienen maderas obsequiadas por el Canadá. Otro ostenta un precioso tapiz, regalo de Francia. Gobiernos de Italia, ánforas, y lacas del Japón. Selecta biblioteca, de Inglaterra. Puertas de hierro calado, por el Ducado de Luxemburgo. Un portón de entrada, hermoso triunfo de la ebanistería, con alegorías elocuentes sobre la producción agrícola, por Australia. Presentes de la India, Grecia, Polonia, Bélgica y otras naciones. Haciendo guardia de entrada hay dos bellos grupos escultóricos representando la Paz y la Justicia. Anoto además: en uno de los salones de reunión se destaca un cuadro de arte italiano, denominado Terra Fecondata, de fuerte expresión pictórica, donado por el país de Víctor Manuel. Todas las demás oficinas, o mejor dependencias, del Palacio Internacional del Trabajo, están ocupadas por los empleados que realizan la obra enaltecedora. En el patio interior se levanta una fuente de mármoles y porcelanas, como obsequio de los obreros ingleses.

Abril 3. Lausana
Salimos de Ginebra a las 10 y 45 a.m. y llegamos a Lausana a las 11 y 40 con dirección al hotel Maurice, donde nos hospedamos. Después de almorzar y guiados en automóvil durante tres horas por un guía de habla española, nos dimos a conocer la ciudad. Visitamos la catedral, dedicada hoy al culto protestante, cuya construcción data del siglo X. Su estilo gótico encanta. Salimos luego a visitar el museo de Bellas Artes situado en el edificio de la Universidad de Ciencias, de arquitectura bizantina. Su construcción moderna data de 1900. El museo, pequeño pero rico en obras de arte, es visitado por todos los turistas. Vimos también algunos templos católicos y otros protestantes de mucha importancia, para luego pasar frente a la cámara de diputados del cantón. Suiza se divide en 22 cantones que se gobiernan por separado según la legislación de cada uno. Cada capital de Cantón tiene un alcalde para hacer cumplir las leyes. Las leyes son presentadas por las asambleas para que en votación popular sean aprobadas o no. Es la forma de gobierno ideal. El pueblo manda. La justicia y la paz informan la vida de este pueblo que solo cuenta 3 millones de habitantes. Su lema de uno para todos y todos para uno viene desde los tiempos de la Confederación Helvética, que forma la Suiza con parte de Austria, Francia, Alemania e Italia.

Lausana no es propiamente una ciudad industrial. Ella constituye un centro universitario y un lugar donde se llega en busca de sabios. Sus clínicas son admirables y los médicos y cirujanos que atienden a los enfermos, sabios de primer orden. El profesor Roth, cirujano de reputación universal, llamado El Brujo por sus curaciones maravillosas, es un anciano de ochenta años, de vista y pulso firmes que ejerce su profesión con la maestría de sus años tempranos.

Caía la tarde, nevaba. En camino hacia el mirador situado en el bosque de Lausana, apenas si pudimos contemplar un poco de la ciudad extendida a los pies y envuelta en un sudario de asiente. Más lejos, el lago Leman y los Alpes franceses presentaban un panorama vago, como diluido, en el ensueño de la nieve que caía.

Abril 4-
La mañana se presentaba fría. Una lluvia incesante de nieve ponía su blancura inmaculada sobre los árboles y los techos de las casas. Jamás habíamos visto nevar. El fenómeno físico es de una belleza tal que embarga poderosamente la atención

Abril 5-
Salida de Lausana para Berna. Llegada a esta ciudad a la 5 p.m. Nos hospedamos en el Hotel Brístol.

Berna 5
Estadía en el Hotel Brístol. Por la noche estuvimos en el Palacio espléndido. Uno de los mejores de la ciudad. Durante el día, acompañados de un magnífico guía de habla española, señor Aseas Chacres, anciano de 71 años, que vivió en Chile por espacio de 30 años. Salimos en automóvil a las 3 de la tarde a visitar la capital de la Confederación Helvética. Después de entrar a la catedral –hoy protestante– estuvimos en el Palacio del Parlamento donde se reúne el congreso en número de 198 representantes y 45 senadores, salones espaciosos, plenos de lujo sencillo como corresponde al país más democrático del mundo. El presidente de la República confederada dura en sus funciones un año. Después admiramos los monumentos de Unión Postal Universal, así como de la Unión Telegráfica UT. Visitamos el foso de los osos. La Bodega Grande del Kornhaus, elegante café bernés. El casino, el Palacio de Gobierno también fueron objeto de nuestra visita. Y por último, después de media hora de auto, llegamos a la planta eléctrica más poderosa de Suiza y quizás de Europa. Pertenece a una compañía anónima en cuya construcción se invirtieron 40 millones de francos y que sirve para la producción de luz, fuerza y calor, abasteciendo no solo al país sino a Francia, Italia, etc. Ocho poderosas turbinas de 40.000 caballos de fuerza cada una, constituyen la poderosa generadora de energía. Últimamente y para aprovechar el deshielo del verano, se está construyendo en las montañas una nueva planta que tendrá una caída de 1.000 metros que proporcionará 18 metros cúbicos de agua por segundo.

Abril 6 – 7
Salida para Interlaken a las 10:13 a.m. Llegada a las11:48. La pequeña ciudad situada entre dos lagos y circundada de montañas cercanas y coronadas de nieve. Dan la impresión más agradable que pueda imaginarse. Es un soberbio panorama sugerente de pacífica idealidad. La enorme cantidad de hoteles, todos confortables y lujosos, dicen al viajero que Interlaken debe constituir durante la estación veraniega un centro de turismo muy importante. Los flancos de los farallones se ven estriados por funiculares casi inverosímiles. Estadía en el Hotel Oberland. Mañana (8) seguiremos a Lucerna última ciudad suiza en nuestro itinerario.

Abril 8. Lucerna.
Última ciudad suiza que visitamos en nuestro recorrido. Hospedados en el Hotel Wagner, y después de almorzar montamos en automóvil a fin de conocer la ciudad. Guiados por un nativo de la población que parla un poco de español, mezclado a cada momento de italiano, estuvimos primero en los alrededores mirando desde una eminencia las empinadas cimas de las montañas alpinas. Llenas de belleza y espléndidas. Apenas soñadas. A la distancia se destaca Pilatos, uno de los conos más elevados. Jalonando las cimas y los parajes aledaños se ve el lago de Lucerna y el lago de los Cuatro Cantones. La ciudad se divide en dos: la parte vieja y la nueva. Su comercio es importante. Sus muchísimos hoteles maravillosos por el lujo y el confort. Posee varios museos, uno de ellos muy original por las antigüedades, los mapas en piedra y especialmente por el monumento tallado en la roca viva representando al soldado suizo durante la revolución francesa en un león herido de proporciones colosales, caído sobre el escudo de la monarquía en un gesto de defensa. También vimos lo que se llama el Panorama, consistente en un edificio circular en cuyo interior –en toda la pared circunvalada– se relata un panorama pictórico de la guerra del 70, cuando los franceses pidieron hospitalidad en Suiza para pasar a su territorio. Lucerna posee una sola capilla protestante, todos los demás templos pertenecen al culto católico, pues todo el cantón es de mayoría católica. De esta región sale la guardia Suiza del Vaticano.

Abril 9
Durante la noche fuimos a una representación de opereta en el Châtelet, o sea el teatro municipal frente al teatro Sarah Bernhardt. Missisipi show boat, es la obra que se exhibe.

Abril 10, 11
París tiene los encantos de un paraíso de ensueño. París es único en el mundo. Su alma sugestiva embelesa y embriaga. Sus monumentos, sus museos, los palacios antiguos y modernos con sus primorosos jardines poblados de estatuas representativas de la belleza y de la gracia. Sus teatros todos, que le imprimen un sello de cultura insuperable. Las vastas avenidas llenas de animación. Los boulevares suntuosos con el atractivo de sus almacenes y de sus escaparates donde el refinamiento y el lujo exhiben todas las creaciones de la moda y la elegancia. Y por encima de todo, el alma de Francia pulida y quintaesenciada con la más exquisita referencia del espíritu ateniense. Bien por el heroísmo, la estética y la sabiduría de los antiguos helenos diamantizados en sus varones, como por el perfume de armoniosa delicadeza que transciende el ánima y la forma de la mujer parisién. Ese concepto libre para mirar y vivir la vida sin reticencias y sin fórmulas hipócritas; esa apreciación de las funciones augustas del amor, sin encadenamientos odiosos. Libre y sonoro como un manantial; el criterio despejado y diáfano con que se resuelven los problemas sociales, políticos y religiosos, así como los financieros y económicos y por ende todos aquellos de carácter internacional, situando a Francia y especialmente a París en la posición avanzada de vigilante de todas las evoluciones propicias para el sostenimiento de las libertades humanas. La Revolución ahogó en sangre culpable y en sangre inocente la vida férrea de una dinastía ominosa y dictó el evangelio augusto de los derechos del hombre. Y es por la libertad que el francés lucha cuando y como quiera que la sombra de la tiranía o el vasallaje se cierne sobre los campos épicos de la Galia inmortal.

Abril 12
El martes, miércoles, jueves y viernes (26, 27, 28, y 29) visitamos el Jardín de las Tullerías, la exposición de artes francesas abierta en el Grand Palais, volvimos al jardín de plantas a reunirnos en la contemplación de las colecciones zoológicas y el museo de historia natural donde se pueden observar los grandes fósiles prehistóricos, esqueletos y cráneos de distintas razas que pueblan el planeta. Las momias egipcias y americanas etc., etc. Volvimos a la Conciergerie, estuvimos de nuevo en el museo de Luxemburgo y por las noches fuimos al teatro de variedades Olimpia y al Danton, donde se exhibía la emocionante película basada en la obra de Víctor Hugo, El hombre que ríe. También arreglamos todo lo concerniente al viaje por Suiza, Italia y España que debemos efectuar el 1 de abril.

Abril 14, 15
Llegada a Milán el 10 del presente, nos hospedamos en el Albergo Touring, 3 vía Parini. Visitamos la Catedral (Duomo de Milán) que es un precioso templo de arquitectura gótica todo de mármol blanco dedicado a la virgen. Tiene la forma de una cruz latina. Cincuenta () columnas de 24 metros forman un auténtico bosque en su interior. El tesoro es precioso y lo componen verdaderas obras de arte, algunas de ellas de mano de Benvenuto. En la cripta se puede admirar el sepulcro de San Carlos Borromeo, donde se conserva el cuerpo del santo momificado, vestido con todas sus insignias de arzobispo consteladas de gemas riquísimas. Conocimos los monumentos de Cavour, Garibaldi, Víctor Manuel, Napoleón III, Leonardo da Vinci, frente a La Scala, y el famoso arco de la Paz. El castillo de los Duques de Milán, el célebre fresco de da Vinci (La Cena) en el antiguo convento de las dominicas, convertido en establo durante la invasión napoleónica. La iglesia de San Antonio, que data del siglo IV, antes templo pagano dedicado a Baco (siglo III) es una joya histórica muy preciada. El cementerio por su indescriptible belleza, parece más bien un parque artístico. Infinidad de monumentos de mármol y bronce forman avenidas espléndidas donde moran los nobles y los ricos en su último sueño. En el panteón pudimos observar los bustos de Manzini, el apóstol de la unidad italiana, y el del célebre compositor Verdi. Y mil bellezas más, verdaderos milagros del arte.

El 12 viaje a Venecia.

Abril 16, 17 y 18
El viernes a las seis de la tarde (12 de abril) arribamos a Venecia la ciudad histórica de tantos recuerdos y leyendas. Durante una hora navegamos en una góndola negra con dirección al Hotel Luna donde nos hospedamos. A la mañana siguiente (13) precedidos de nuestro guía, visitamos la plaza de San Marcos, cercada por palacios antiguos de rara e imponente majestad. En el fondo la catedral de San Marcos monumento que encierra bellezas imponderables. De otro lado el Palacio de los Duch. La catedral está adornada con los más espléndidos mosaicos de oro que imaginarse pueda. El tesoro ostenta un cuadro de oro de 2 por 3 m, adornado por 496 piedras preciosas enormes. Una especie de templete griego de columnas de alabastro transparente se encuentra en el fondo de la sacristía (4 siglos A.C.). Una puerta de Bronce, cincelada a mano, del siglo XV cuya construcción duró 26 años. La puerta principal del templo fue traída de Santa Sofía de Constantinopla, así como infinidad de columnas y figuras tomadas como botín de guerra en las luchas con los turcos. La torre del reloj, en un costado de la plaza, obra del siglo XVI marca los años, los meses, los días y las horas con precisión cronométrica.

Visitamos, además, los almacenes donde se exhiben los más variados artefactos de cristal, mármoles de renombrados artistas modernos, muebles, etc. Conocimos una fábrica de mantones y vimos la obra laboriosa de las muchachas venecianas que se ocupan en ella. Paseamos por el puente del Rialto, en cuyas calles adyacentes se celebra el mercado diario de la ciudad. Después, en un vaporcito nos dirigimos a la isla de Lido, célebre por sus construcciones modernas (23 años apenas) donde se destaca la imponencia del Hotel Excelsior, con 1.100 cámaras dotado con todo el confort moderno. Grandes corredores, salones de baile, tiendas, etc. con vista encantadora al mar Adriático, en cuyas playas inmensas hay el más elegante balneario de Italia. El costo del hotel, antes de la gran guerra, fue de 18.000.000 de liras. El panorama que se contempla es prodigioso y fantástico.

Venecia es un archipiélago de 72 islas unidas todas por canales y calles de agua, con 496 puentes y 72 iglesias. Las palomas de San Marcos, en número de millones, provienen de la pareja enviada para anunciar la victoria de la batalla de Lepanto de españoles y venecianos contra el turco.

Abril 19, 20
El domingo (14) salimos de Venecia, llegando a Florencia a las 6 p.m. Al día siguiente, lunes, hospedados ya en el Hotel Cavour, nos encaminamos muy temprano a la Catedral, vasta edificación no terminada aún, cuya construcción empezó en el siglo X. No tiene ninguna suntuosidad interna y su aspecto severo la aprestigia como casa de oración. Luego visitamos el baptisterio, templo octogonal frente a la catedral, antes templo consagrado a Marte, cuatro siglos A.C., en el templo del paganismo. La puerta principal, obra de bronce cincelado a mano, perteneciente al genio de Donatello y su hijo, es de una belleza sorprendente y desde el principio hasta el fin invirtieron 24 años de trabajo. Después nos dirigimos a la capilla médica, famoso panteón de los Médicis, de riqueza incomparable, donde reposan las cenizas de seis personajes de esta dinastía y cuyo fin primordial estaba destinado a recibir el Santo Sepulcro. Los candelabros de cristal de roca, hermosas columnas consteladas de piedras preciosas, en número de seis y otros de ágata, así como el resto de las decoraciones reposan en el museo Pitti. Enseguida de esta capilla existía una más pequeña, miniatura de la capilla Sixtina de Roma, obra de Miguel Ángel. Allí pueden verse, sobre las tumbas de dos de los Médicis, los grupos de mármol representando el día y la noche, la aurora y el crepúsculo, obras no terminadas, también de Miguel Ángel. Vistos estos monumentos nos dirigimos a la iglesia de la Santa Cruz, verdadero panteón de Florencia, donde se ven la tumba de Maquiavelo, Miguel Ángel, Rossini, Galileo y muchos más célebres en la historia del mundo. Vimos también la casa donde nació El Dante, el monumento consagrado a su memoria y el sitio donde fue quemado Savonarola, frente a la estatua de Neptuno. Muy cerca de allí está la logia donde el tribunal de justicia hablaba al pueblo de Florencia. Al regresar para el almuerzo entramos a una fábrica de mosaicos para ver la manera como se fabrican las preciosidades de la época.

Abril 21
En las horas de la tarde y orillando el Arno para pasar por el puente viejo, entramos al museo Pitti, establecido en el antiguo Palacio Real. Es una mansión de arte, en cuyas salas pueden admirarse los cuadros más famosos del arte renacentista. En otras salas se admira el tesoro de los Médicis: el oro, el argente, las piedras preciosas, el marfil, los cristales de roca más puros, los vasos de ónix, de ágata, los gobelinos, los mosaicos, los vasos sagrados, obras de Benvenuto muchas de ellas, se destacan con un esplendor insuperable. Seguimos después al parque del casino, y por último subimos por la avenida de la colina y en la cima de su paseo elegante se contempla el panorama de la ciudad, fantástico e inolvidable. Allí está la plaza de Miguel Ángel desde la cual se domina un poco más alto, el castillo donde murió Galileo. De nuevo en la ciudad pasamos frente al convento de los dominicos en el cual vivió Savonarola

Abril 22, 23
Llegada a Roma el 16 de abril.
Hospedados en el Hotel Pace Helvetia. Por la noche cine. Magnífica cinta Notre Dame de París, basada en la inmortal obra de Hugo.

Al día siguiente (miércoles 17), guiados por el señor Lelli, visitamos el Panteón, templo pagano dedicado a los dioses –allí están las tumbas de Rafael y La Fornarina–. Después conocimos la basílica de San Pedro, donde se encuentran los restos del apóstol, la silla gestatoria del mismo, las maravillosas obras de Miguel Ángel y de Canova. La tumba de Adriano sirve de baptisterio en el templo. La cúpula, imitación del Panteón, es obra genial de Miguel Ángel. Aparte se encuentra la capilla de los cardenales, arzobispos, obispos. Todos los templos de Roma están construidos en parte con materiales preciosos de los templos paganos. El altar principal de San Pedro está dedicado exclusivamente al Santo Padre. Después vamos al Castillo de San Ángelo, el Palacio del Quirinal, el coliseo, la basílica de San Pablo cuyas columnas pertenecen a un antiguo templo de Mercurio. Allí se encuentra una estatua en madera del siglo XI de San Pablo, destruida en la base por el incendio que arruinó la basílica, hoy restaurada. Luego entramos al convento de los padres benedictinos, a continuación de la basílica.

Abril 23
Conocimos el convento de los trapenses en cuya capilla está la piedra sobre la cual fue decapitado San Pablo. Obra de Canova, es la obra de las tres cabezas del santo en mármol de Siena, representando las distintas evoluciones de la muerte: la cabeza fresca, la cabeza de tres o cuatro días con manchas cárdenas de la descomposición y la cabeza de ocho días, trágica y terrible.

En la iglesia de San Pedro ad Vincula, se encuentra la extraordinaria obra de Miguel Ángel que una vez vista no se olvida jamás: El Moisés. Es la obra cumbre del artista, la máxima creación del genio.

Por la tarde visitamos el monumento de Víctor Manuel II, bajo el cual está la tumba del soldado desconocido. De allí se ve un magnífico panorama de Roma.

Abril 25
Abril 18, por la mañana el señor Lelli nos llevó al Vaticano. Visitamos los museos, biblioteca y especialmente, la Capilla Sixtina, cuyos frescos magníficos, obra excelsa de Miguel Ángel, son la más alta cumbre del arte. También vimos la logia de Rafael, donde la mano divina del artista dejó su sello inconfundible. En las horas de la tarde fuimos al templo de Giovanni in Luterano (San Juan de Letrán), la iglesia de Santa María de las Nieves y la capilla de la Escala Santa, traída esta de Jerusalén, y de la cual se dice existió en la casa de Pilatos por la cual ascendió Jesús para escuchar su sentencia de muerte. Los devotos la suben de rodillas y son 28 escalones. Por la tarde, ya a las cuatro, paseo por el parque y jardín zoológico.

Abril 26
Abril 19 (viernes). Las horas de la mañana fueron aprovechadas en el monumento a Víctor Manuel II, el foro de Trajano, la iglesia del Niño Milagroso y el Capitolio. Las piedras hablan en este lugar sagrado de la historia. La iglesia de Santa Cecilia, donde están los restos de la mártir, llevados de las catacumbas de San Calixto. Al medio día visitamos las termas de Caracalla y de allí pasamos a las catacumbas de San Calixto, siguiendo luego por la vía Apia, desde donde se contempla un maravilloso panorama de la campiña romana. Nos dirigimos al monumento de Garibaldi.

Abril 27
Abril 20 (sábado). Con motivo de la inauguración de algunas obras importantes durante la dirección del Duce Mussolini, se han llevado a cabo varios números de programas de festejos altamente interesantes. Por la avenida Nacional, que da al hotel en que nos hospedamos se instaló el ejército en traje de Gala, para hacer los honores a los reyes que desde la regia residencia se trasladaron al Quirinal en magníficas carrozas de seis caballos enjaezadas con lujo exquisito. Conocimos al rey Humberto y a la reina Arca. 1 Escuadrillas de aviones e hidroplanos seguían la marcha de los soberanos. Lucida fiesta. Gratísima sorpresa. Después nos dirigimos al palacio del Vaticano residencia del Santo Padre Pio XI a conocerlo y recibir su bendición apostólica. El pontífice seduce por su simpatía y su sencillez. En las horas de la tarde volvimos a la Basílica de San Pedro y para finalizar el día estuvimos en el jardín zoológico.

Abril 28, 29
Domingo 21 Abril. En las primeras horas de la mañana. Nueva visita a San Pedro. Enseguida otra vez al Coliseo y al Aventino para admirar las ruinas del foro romano. Toda la ciudad está empavezada de banderas. Se celebra el natalicio de Roma y con este motivo fiesta nacional. Se inauguran algunas obras así como algunas ruinas descubiertas últimamente.

Lunes 22
Volvimos a San Pedro, más que todo para subir a la cúpula. La arquitectura es soberbia y se debe al genio de Miguel Ángel. Dentro de la esfera de la cúpula y cumbre del edificio, caben 18 personas. Al medio día visitamos el castillo de San Ángelo, enorme fortaleza que sirvió de tumba al emperador Adriano, que fue asilo de los papas y los reyes y que hoy sirve de museo histórico. Conocimos la celda que sirvió de prisión a Giordano Bruno, a Benvenuto Cellini, de la cual escapó, y también la sala de la guillotina. El salón de las banderas es el último y más alto de la visita y conmueve porque allí palpita la vida heroica del pueblo italiano. Después fuimos a la plaza de Cavour en la que se encuentra el monumento al grande hombre y el palacio de Justicia.

Abril 30
Hotel Continental. Miércoles 24. En Nápoles, la ciudad más bella de Italia. Por su golfo maravilloso. Por sus museos. Por sus artistas y por sus mujeres. La más atractiva por el Vesubio y por la excursión a Pompeya. La más rica en población porque pasa de 1.000.000. Con floreciente comercio de cadral, carof y cenchao. Las colecciones pompeyanas valen por todos los museos de Europa y las de Herculano, valen otro tanto. Por su teatro Real de San Carlo, sus templos y sus viejos castillos. Por la sangre de San Genaro que tres veces al año sufre el milagro de la licuefacción. Por la piernadeSan Lucasy por sus vinos que encienden el alma y vivifican el cuerpo.

Mayo 1
Abril 27. Salida de Roma con dirección a Génova, puerto italiano sobre el mediterráneo. Domingo 28 visita a la ciudad. Primero el monumento de Cristóbal Colón sito en la plaza Aquaverde, donde se levanta el bello Hotel Colombia y la estación central. Después la iglesia de la Anunciata, el más hermoso y rico templo de la urbe. Luego la plaza de Orvieto. El simpático parque de la cascada. Después del almuerzo fuimos al cementerio, uno de los más hermosos de Italia y para terminar la visita de la ciudad moderna avenida 20 de septiembre. El monumento de Belgrano, genovés que luchó por la libertad Argentina. Estadio de Garibaldi, la nueva bolsa, casa de Cristóbal Colón. Hotel Príncipe.

Mayo 2
Llegada a Niza después de viaje en ferrocarril por largo trecho de la Costa Azul. Hospedados en el Gran Hotel O'Connor. La ciudad es bellísima y constituye un importante centro de Turismo. Cerca están Mentón, Monte-Carlo, Mónaco, Cannes, que también visitamos. Montecarlo, ya se sabe, es célebre en el mundo por su casino donde se juegan millones. El Hotel de París, el restaurante y el casino pertenecen a una Sociedad Anónima S.B.M. El príncipe de Mónaco, Luis I reside generalmente en París. Su Palacio es elegante y lujoso. Niza tiene una población aproximada de 250.000 habitantes con hoteles suficientes para albergar 100.000 personas. El Royal tiene más de 1.000 habitaciones.

Mayo 3
Salida para Marsella a las 12:05, hospedados en el Gran Hotel. Visitamos la Catedral Reformada, bello monumento de arte gótico. La Catedral inmediata al Puerto Nuevo, de estilo bizantino, tiene capacidad para 18.000 personas y fue comenzada en 1865, allí se encuentra la silla que ocupó Napoleón III al colocarse la primera piedra del templo. Después fuimos a Notre-Dame de Lagarde, que domina el puerto y la ciudad, erigida donde antes había una fortaleza militar. El panorama es espléndido. Se observa el islote donde se yergue el castillo de If.

Mayo 4
Salida para Barcelona a las 12 de la noche. Incómoda dormida en el expreso que hace el recorrido. Llegada a la famosa ciudad española a la 1 p.m. Movimiento enorme. Tráfico excesivo. Empuje fabril por todas partes.

Mayo 5
Llegada a la ciudad Condal después de un incómodo viaje en el tren de la noche. Hospedados en el Gran Hotel de Oriente, con vistas a la rambla del Centro.

Mayo 6
La ciudad ofrece una poderosa atracción por múltiples razones. No solo la potencialidad industrial que ha tomado empuje extraordinario en los últimos tiempos situándola ventajosamente en el comercio universal, sino la fiebre de construcciones que le dan un marcado aspecto de urbe moderna y confortable. El puerto con su intenso movimiento marítimo. Las ramblas maravillosas, sus paseos llenos de encanto, sus teatros suntuosos entre los que destaca El Liceo, sus plazas pobladas de estatuas, etc., etc., le prestan un marcado tinte de sugestiva atracción.

Mayo 7
Visita a la punta extrema del dique. Así mismo al parque de la Gran Cascada, a la catedral, ramblas, edificios destinados a la exposición y digno de nombrarse con especialidad el paseo de Tibidabo, cima de la montaña de donde se contempla un bello panorama de la ciudad: el Mediterráneo, el Castillo de Montjuïc y todo el llano de Barcelona, donde llenas de gracia viven diseminadas las ochenta poblaciones de la provincia de Cataluña. El monumento a Colón es majestuoso y el parque Guell seduce por su ambiente y por sus flores.

Mayo 8
Después de recorrer el largo trayecto comprendido entre Barcelona y Madrid, llegamos a la capital española a las 10 de la noche. Hospedados en el Hotel Florida con permanencia de 5 días para seguir luego a Andalucía.

Mayo 9
Durante la mañana visitamos el Palacio Real, presenciamos el relevo de la guardia del Rey. Luego nos dirigimos a la cripta de la Almudena, catedral que se construye, luego a la iglesia de San Francisco y después al palacio del Senado.

Después del almuerzo estuvimos en El Retiro, el mejor parque de Madrid donde se destacan los monumentos de Campoamor, Ramón y Cajal, Pérez Galdós y otros. En la noche al teatro Fontalba

Mayo 10
La mañana de este día la hemos dedicado a conocer el célebre museo del Prado, donde se admira la más bella colección de obras maestras de Rafael, El Greco, Van Dyck, Rembrandt, Murillo, Velázquez, Ribera, Goya y tantos más… nacionales y extranjeros.

Pasma en verdad la multitud de obras maestras que allí se conservan. Por la tarde fuimos a pasear al campo de Rosales desde donde se admira el panorama de los alrededores de Madrid. Además conocimos los mejores paseos, monumentos etc.

Mayo 11
Las primeras horas de la mañana fueron dedicadas al museo de artes modernas y a la biblioteca Nacional que consta de 3.000.000 de volúmenes, luego a la iglesia de Santa Bárbara, Palacio de Justicia, Armería Real, etc. Todo lo más excelente de la ciudad lo conocimos ese día. Por la noche a un bello cine de la Gran Vía.

Mayo 12
Esta mañana fue empleada en dar un paseo por Moncloa y Puerta de Hierro. Luego, después de almorzar, estuvimos en la Iglesia de San Antonio en la que se encuentra la tumba de Goya y en cuyos muros puede admirarse los frescos del insigne maestro, bellos por la forma, por la técnica y por el color. Nació en el año 1746 y murió en el de 1828. Por la tarde, a presenciar una corrida de toros en el Gran Circo de Madrid, llamada la catedral de los circos.

Mayo 13
Visita al monasterio del Escorial. Formidable monumento histórico mandado levantar por Felipe II a la memoria de San Lorenzo y en conmemoración de un significativo hecho de armas.

La iglesia, el coro de la bóveda plana, la sala de los secretos, el panteón de los reyes e infantes, la capilla de la Sagrada Forma y la biblioteca, así como los jardines y la galería de las celdas, dan testimonio de su grandioso arquitecto Herrera. El palacio real es soberbio y también la casita del Príncipe.

Mayo 14
En viaje a Granada. Llegada a las 9 de la noche y hospedados en el Hotel Alhambra.

Mayo 15
Visita a la Alambra y al Generalife. Las bellezas de estos recuerdos históricos donde quedó impresa el alma refinada y artista de los árabes será para describirla luego. El ciprés de la sultana tiene 700 años. La cartuja y la catedral son dignas de admiración.

Mayo 16
Paseo a Sierra Nevada por la montaña.

Mayo 17
Llegada a Sevilla. La maravillosa señora del Guadalquivir, gema preciada de Andalucía, que con la exposición hispanoamericana ahora, y su catedral, su Giralda esbelta y graciosa; el Alcázar Real, donde quedó impresa la fantasía del arte moro en sus salones y jardines, baños y fuentes, así como la casa de Pilatos, en el célebre y típico barrio de la santa Cruz; la iglesia de la Macarena y tantas joyas históricas de recuerdo imperecedero, forman el más rico tesoro de leyendas. Sus mujeres donairosas y sus hombres bizarros, elegantes bajo su indumentaria clásica sevillana, no pueden olvidarse.

Mayo 23
Llegamos a Córdoba a las 11 a.m. Nos hospedamos en el hotel Regina. Nada hay que ponderar de esta tierra de flores y de sol. Los patios cordobeses, floridos y perfumados son verdaderos poemas de gracia y de color. Y por sobre todo, la mezquita que dejaran los árabes, dice de la grandeza soberana de su arte y de su inspirada fantasía. Sus 860 columnas que forman un bosque completo en el interior, dan una idea de lo que aún resta de su antigua magnificencia, en ese tiempo. Con sus mil y tantas columnas, su pavimento de azulejos blancos y sus cinco mil lámparas de plata. Agregando a esto los ritos exóticos de los defensores del Khoran, sería un monumento único de primorosa sugestión y belleza incomparable. El triunfo del cristianismo cambió la faz de la mezquita mutilando su hermosura fantástica y plantando una catedral en pleno corazón del recinto magnífico.

Mayo 25
Día de regreso a Madrid, para seguir ya de nuevo a París por la vía de San Sebastián, puerto al que llegamos el mismo día por la tarde a eso de las 8 y media. Con razón se le da el nombre de Perla del Océano. La bahía de la Concha, los distintos paseos, balnearios de lujo, avenidas y jardines tal que sus casinos y teatros, le dan un tinte de atracción por modo tan subyugante que en el verano se colma de gentes de la alta sociedad española, ávidas de su espléndida belleza.

Mayo 26
Viaje a Lourdes. Llegada a las 5 p.m. Hospedaje en el hotel de la Gruta. Aquella misma tarde nos dirigimos a la basílica levantada a la gloria de la Virgen María por el reconocimiento de los devotos.

Estuvimos también en la gruta donde se adora la imagen de la virgen. Precisamente se halla debajo de la iglesia, defendida por una fuerte verja de hierro con frente al río Gare. Toda esa amplia orilla del río constituye un bello malecón donde los fieles van por millones a elevar sus oraciones y cánticos y donde los enfermos incurables llevan su esperanza de alivio.

Mayo 27
Estadía en la ciudad de los milagros. El Gare, rumoroso y lento, eleva su eterna canción a lo infinito. La muchedumbre eleva su plegaria, y pide fervorosa el alivio a su pesar. Paralíticos, reumáticos, cancerosos y tísicos ya en vida, relegados por la ciencia a las playas de la desilusión, concurren a la gruta milagrosa, ante la virgen de la esperanza a fin de buscar la fortuna perdida de la salud inalcanzable. La Reina de los Ángeles parece sorda al ululante clamor de la fe que de hinojos y con los brazos en cruz, ruega y solloza, se sumerge en la piscina gélida, pero no se ve el milagro, ya…

Mayo 28
Regreso a París

Mayo 29
Llegada a la Ciudad Luz y hospedados nuevamente en el Hotel Dagmar. Con honda sorpresa nos hemos dado cuenta del fallecimiento en esta ciudad del Dr. Nemesio Camacho, importante estadista colombiano. También murieron el ministro americano residente aquí, así como la suegra del General Vásquez Cobo.

Mayo 30
Hoy nos encaminamos al corazón de la ciudad. Plaza de la Concordia y de allí al Grand Palace donde se verifica la exposición de arte francés. Las obras expuestas entre pinturas y esculturas pasan de cinco mil.

Mayo31
En los jardines de las Tullerías hay también la exposición de arte japonés. El pabellón especial alberga una infinidad de trabajos de este arte oriental exquisitamente raro y sugestivo. Por doquiera se puede admirar las creaciones de los hijos del imperio de los volcanes y de los paisajes floridos bellamente descritos por la pluma mágica de González Carrillo.

Junio 1
El día ha pasado entre la tristeza de la lluvia que pone un velo de melancolía sobre la urbe latina.

Junio 2
Hoy hemos estado en el Luxemburgo durante las horas de la tarde, escuchando el concierto vespertino.

Junio 3
El día se ha pasado en el Panteón. Museo de Cluny y realizando pequeñas compras.

Junio 4
Hemos vuelto a Los Inválidos para admirar por última vez el mausoleo de Napoleón I. Conmueve el recuerdo del insigne guerrero, dormido para siempre en la suntuosa decoración de los mármoles alegóricos y bajo el granito azul y rojo de su tumba. En la cripta se levanta la estatua del héroe revestido con el manto imperial, grave e imponente.

Junio 5
Salida para Londres a las 10 a.m. Llegada a Calais a la una y 5 minutos. Paso del canal y llegada a Dover a las 3 y media. Después de los requisitos indispensables de la aduana, salida para la gran metrópolis y llegada esta a las cinco de la tarde.

Hospedados en el Tuscan Hotel en pleno corazón de Londres a una cincuentena de metros de Picadilly. Sobre la ciudad tentacular, cae una lluvia fina, como una capa de soleen.

Junio 6, 7 y 8
Guiado por un señor belga, me doy a recorrer la capital del Reino Unido. Y abreviando, he conocido en este día: el palacio de la municipalidad, la torre de Londres, el tesoro de la corona, el museo de armas, el barrio de White Chapel, las casas viejas estilo Tudor, el barrio del comercio de lujo, el Regente Palace Hotel, con mil habitaciones, Catedral de San Pablo, en la cripta monumentos de Nelson y Wellington, Plaza de Trafalgar, con el monumento colosal de Nelson, Picadilly, Palacio de Justicia, Banco de Londres, Palacio residencia de los Major, el hipódromo y la Alhambra, la bolsa de la marina, los 8 puentes del Támesis, las casas de comercio, en extensión de 9 kilómetros. Mercados de carne, longitud del edificio, 500 metros.

The Times, es el periódico más antiguo de Londres, su fundación data de tres siglos. Hay 11 grandes estaciones de F.C. La del Norte, Waterloo, Victoria, etc. Y 300 del Metro.

Los parques Hyde Park, Regents Park, Green Park, con monumentos hermosos, grandes lagos y jardines. Las calles elegantes, Regent street, Windsor street, Picadilly y otras.

Las casas de comercio con almacén de venta: Selfridges, Harrods, son enormes.

Los museos principales: Tate Gallery, National Gallery, Museo de Cera, Museo Británico, Museo de Historia Natural, Museo Arqueológico.

Sus templos principales: catedral de San Pablo, el oratorio —templo católico— Y la abadía de Westminster, que es el panteón de los reyes y de los hombres más célebres de Inglaterra. Allí está la tumba del soldado desconocido.

Junio 9
Paseo a Windsor, residencia actual de los reyes. El castillo es soberbio. Bañado por el Támesis, se levanta en extensión de 500 metros en medio de alamedas y jardines. La ciudad tiene 30.000 habitantes.

Luego a Richmond por tren donde almorzamos y de aquí, por el río en vaporcito a Hampton Court, donde se yergue el magnífico palacio de la corona, circundado de jardines, parques y enlazado por el Támesis que le da un sello de poesía y de leyenda. Hay un gran parque donde pastan más de 3.000 ciervos domésticos. Existe la viña plantada hace 161 años y tiene más de 5.000 racimos.

Junio 10
Visita a la Tate Gallery y la National Gallery. Museo de pintura netamente inglesa el primero y el segundo, de todas las escuelas. Velásquez, Murillo, El Greco, Rembrandt, Tintoretto, Pablo Veronés, Goya, Ticiano, Merini, Rafael, Van Dyck, Botticelli, Bartolomeo Fra Angélico, Sedoma Palma, Bellini, Corregio, Carraci, Da Vinci, Calidori, y tantos más, forman la legión de los grandes maestros que se hicieron inmortales mediante la grandiosidad de su pintura. Magos del color, locos de fantasía, dejaron en sus tiempos la elación de su espíritu místico y el éxtasis pagano de la carne desnuda.

Junio 14 (París)
Hoy en la tarde nos fuimos de nuevo al barrio de Montparnasse, célebre por constituir el centro de la bohemia artística que allí vive y siembra de matices pictóricos el ambiente alegre de los cafés. El Domo, la rotonda y la cúpula son el nido de los artistas y admiradores de la belleza.

Especialmente la rotonda con todo lo que la humanidad encierra de extravagante y hermoso, de soñador y estrambótico. Resurge en las horas vespertinas y en la hora cómplice de la media noche. Los poetas del misterio, los idealistas melenudos, pasan sus minutos de ensueño en el barrio de Montparnasse.

Junio 15
Al Trocadero. El bello palacio construido para alguna ya lejana expresión de artes, constituye hoy un museo de escultura contemporánea y otro de etnografía. Todas las razas se encuentran allí representadas, con las modalidades inherentes a su esencia material.

Pudimos observar entre infinidad de productos de los materiales de cerámica que hablan eternamente de su historia, algunos objetos de cerámica de los indios de Colombia y también algunas alhajas de oro. (Sigela en barro de Cartago, otra de Salento, muchos de Tunja.)

Junio 16
Nuevo paseo a Versalles. El palacio encantado que conserva hoy día un maravilloso museo de pintura y escultura representando el pasado glorioso de Francia en sus gestas heroicas desde el principio de su historia, hasta la fundación de la república. Los reyes y las reinas tienen su busto y estatua.

La historia general despierta en lienzos admirables y las huellas de los trazos se sienten frescas y cálidas en los salones tapizados y revestidos de mármoles suntuosos.

Junio 17
En preliminares de viaje para Alemania.
Por la tarde volví a Montparnasse en compañía de amigos que hicieron agradables las horas.

Junio 18
Salida para Alemania. Llegada a Weisbaden a las 8:30. Hospedados en el hotel Edén, frente a un magnífico parque y teatro. Una noche de luna espléndida. La banda militar de la ciudad amenizaba las horas. Vibraba el agua de las fuentes y los suspiros del viento agitaban dulcemente los follajes floridos. Divina noche azul en que mi alma se embriagaba al lado de mi María con el reino dorado de los sueños convertido en realidad y evocamos las noches colombianas, llenas del argento lunar.

Junio 19
Visita a la ciudad. Avenidas, plazas, jardines y parques. Teatros y monumentos pasaron por nuestra retina ávida. Aquí un teatro, allá la estatua de Guillermo I, más allá la figura inspirada en el mármol eterno de Schiller, el poeta.

En las primeras horas de la tarde estuvimos en el parque central, escuchando un concierto de música y canto con más de 200 profesores. Las bellas avenidas del bosque, sus lagos y palacios ponían un beleño en el espíritu.

Junio 20
Salida de Bubrick-Weisbaden, a las 9:30 en vapor siguiendo el curso del Rin hasta llegar a Colonia. Más de cincuenta ciudades diseminadas a lo largo del río le dan a la travesía un colorido fantástico: campos cultivados, castillos antiguos, de relevante sello histórico, puentes gigantescos, trenes y vehículos de toda clase. Infinidad de barcas que surcan las aguas del río legendario, forman el panorama apenas soñado por la más rica imaginación de artista o de poeta.

Junio 21
Llegada a Colonia a las 5 y 45. Hospedados en el Hostal Minerva. Después de abandonar el barco Wonderland que nos arribó a la famosa ciudad de la catedral gótica. No bien hubimos desembarcado unos minutos, nos apresuramos a salir para visitar el monumento cristiano célebre en la historia de la ciudad. Sin palabras para describirlo, nos conformamos con dejar este breve apunte que nos haga recordar luego la figura esbelta de sus torres, su belleza elegante, su conjunto armonioso y su interior de una belleza mística infinita.

Junio 22, 23 y 24
Después del desayuno nos dimos a la tarea de recorrer la ciudad. Colonia, admirablemente situada sobre el Rin, es la tercera ciudad de Alemania y su población alcanza los 750.000 habitantes. Su historia es muy rica en recuerdos. Fundada por los romanos en el año 50 de la era cristiana, era una plaza militar fortificada (Colonia Ubiorum) y fue después ascendida a la categoría de villa con todos los privilegios y derechos por Claudia Agripina. 38 años D.C. hay varios vestigios de la fundación romana como murallas y puertas fortalezas, y objetos de ese entorno se encuentran muy bien conservados en el museo de pintura (Wallraf-Richartz). Sus principales templos son: Santa Cecilia (siglo X), Santa María del Capitolio (siglo XII). Santos Apóstoles, San Jerónimo, San Martín, San Jorge y San Pantaleón. La catedral de puro estilo gótico, es el emblema, el monumento y orgullo de la ciudad. Ella es célebre en el mundo entero. La construcción fue comenzada en 1248 por el maestro Gerhard von Ryle y el ayudante Konrad von Hochstaden. Los trabajos interrumpidos en 1560 fueron continuados en 1842 y terminados en 1880. Sus vitrales son magníficos y la sacristía guarda un famoso tesoro. Desde lo más alto de la torre se contempla un espléndido panorama. El Hotel de la Ville (Rathaus) es un soberbio edificio cuya parte más antigua data del siglo XIV. La magnífica portada del siglo XVI es de estilo renacentista. La sala de conciertos es una obra extraordinaria construida de 1437 a 1457. Los edificios modernos más suntuosos son: el Museo de Etnografía, la Escuela de Ingenieros, los museos de arte aplicado, de arte religioso, de arte oriental, El Palacio de Justicia, la Administración de las Aduanas, de correos, de ferrocarriles, La Prefectura de Policía y la Casa Municipal.

La situación privilegiada de Colonia, punto obligado de las grandes comunicaciones europeas contribuye a su rápido desenvolvimiento.

Junio 25 y 26
Sobre la rivera derecha del Rin se han construido grandes edificaciones para las exposiciones y ferias. Allí mismo se han plantado las grandes industrias de motores de Gaz, de máquinas y cables. Algunas estatuas y fuentes llaman la atención. A saber, la bella fontana de los Gnomos, cerca de la Catedral, la fuente romana, la del General Jan van Worth, así alternamente y la del padre Rin sobre el Boulevard. Hay un bello monumento en mármol de la emperatriz Augusta y la estatua ecuestre de su esposo Guillermo I, otra de su hijo Federico III dando frente al restaurante Bastión, al extremo del Boulevard. Las estatuas de Moltke y de Bismarck. Esta calle está cortada por Ichilangasse, igualmente una de las calles circulares por excelencia. Allí se ven las estatuas de Federico Guillermo III y de sus hombres de estado y de los generales de la época de Napoleón.

La universidad puede albergar 5.000 estudiantes y allí se siguen cursos de derecho, medicina, ingeniería y ciencias naturales, etc.

El puente de los Hollenzollern armoniza con las estatuas de Federico III y Guillermo II uno de los más grandes de los varios que pasan sobre el Rin. Ferrocarriles, tranvías, vehículos y peatones. Colonia es la ciudad católica de Alemania.

Junio 27 (22) y 28
Llegada a Berlín a las 7 p.m. Hospedados confortablemente en el Hotel Kaiser. Al día siguiente (23), en compañía del guía y después de visitar el museo zoológico, tomamos automóvil particular y nos dimos a recorrer la ciudad. El Palacio del Reichstag, los museos, las avenidas del Fiert garden, los monumentos, las fuentes, templos, calle de los Baños, columna de la Victoria, los 36 monumentos de mármol construidos a expensas de Guillermo II que muestran los hombres del catolicismo y la reforma, terminando en una avenida de columnas de la victoria. La Escuela Politécnica, el Conservatorio de Música, los dos templos gemelos, La Santa Eduvigis, La catedral, La Santa María, primer templo donde predicó Lutero. La estatua de Bismarck, la de Moltke, que en línea recta parten del frente del Reichstag. La plaza de París, la Escuela Politécnica, la Ópera, la estatua de Guillermo I, donde nos hicimos retratar, y mucho más.

Junio 24
Durante la mañana visitamos el museo viejo, de una magnificencia insuperable, luego la Catedral, después nos detuvimos a contemplar la estatua de la amazona griega, hecha de bronce de líneas impecables. Este sector de Berlín se llama la Isla de los Museos. Encerrada entre dos brazos del Spree, encantador río que atraviesa la ciudad. Por la tarde visitamos los alrededores de la ciudad. El campo de aviación, Paradis Garten, la gran avenida, una exposición de industrias eléctricas, el Stadium, el Jardín de las Rosas, construido por Augusta Eugenia, en el centro del cual se halla su estatua.

Junio 29
Berlín tiene una población de 5.000.000 de habitantes y sus finanzas se han normalizado completamente así como en toda Alemania.

Junio 30 (25)
La visita a los museos es muy interesante, especialmente a la National Gallery por quedar dentro de sus muros las obras maestras de los artistas alemanes. Por la tarde estuvimos en Postdam, conociendo los palacios donde residió y murió Federico el Grande (Sanssouci) y donde se hospedó el gran Voltaire, así como el palacio nuevo, residencia última de Guillermo II, de riqueza y suntuosidad inauditas.

26 Regreso a Colonia por tren.

27 Viaje a Bruselas. Hospedados en el Hotel Cecil.

28 visita de la ciudad. 850.000 habitantes. Muy bella.

29 El ayuntamiento, la torre del congreso, el Palacio de Justicia, los templos, museos, parques, Jardín Botánico, Congreso y Palacio Real.

Julio 1 (Junio 29)
Visita a Malinas y Lovaina. Todavía se ven las huellas de la Gran Guerra. En una de las casas de la primera, vivió el poeta Inglés Lord Byron y escribió algunos de sus poemas.

Junio 30, visita a Waterloo.
Después de recorrer un trayecto largo, –más de una hora de automóvil– se llega al campo célebre consagrado por la historia. El águila cayó con las alas rotas en el sitio inmortal.

El edificio del panorama, levantado en el mismo lugar de la batalla, muestra en su interior una monumental pintura circular que da idea de aquella gesta heroica. Un poco más lejos el monte artificial, monumento del León. Más distante aún, los monumentos a Francia, Bélgica y Alemania, el monumento a Víctor Hugo y el de los últimos combatientes, representados por un águila en agonía, rotas sus alas empuñando entre sus garras la bandera destrozada, obra en bronce de un artista francés. No lejos está la casa donde se hospedó Wellington y donde murió Gordon.

Julio 5
La noche se pasó en el Circo Galich, situado en la plaza de Cliché. Varios elefantes, leones, zebras, caballos, osos, cabras, ponis, rinocerontes y demás especímenes de la fauna en general, así como infinidad de artistas, amenizaron las horas.

Julio 6
Compra de los brillantes.

Julio 7
Hoy nos pasamos todo el día paseando por Fontainebleau, ciudad distante una hora de París, célebre por los recuerdos históricos. Su famoso castillo, cuya fundación data del siglo XIII. Es famoso por haber sido la residencia de varios reyes en épocas distintas. Allí se verificó la dimisión del mando de Napoleón I. Los jardines, lagos, río y bosques suntuosos por la belleza y magnitud, dan idea del gusto y refinamiento de quienes pasaron por esa mansión espléndida.

Julio 10

En el Teatro Pallace. Raquel Meller. La esposa divorciada del exquisito y malogrado Gómez Carrillo. ¡Qué impresión tan honda!, tan dulce, tan delicada. Deja en el espíritu la gracia ática y la voz melodiosa de aquella mujer tan artista y tan hermosamente sugestiva. Española desde la seda negra de sus cabellos hasta el sonrosado nácar de sus pies menudos y ágiles. Galvaniza las almas cuando con voz de alondra, siembra el hechizo de clavel sevillano, rojo como el deseo. Cuando tocas mi piel abrazada me veo.

Julio 13
Las vísperas de la fiesta de Francia estuvieron extraordinarias. Los barrios de París, llenos de colorido y alegría, cantaban las marsellesas todas de la libertad. Frente a los cafés, las orquestas vibraban los más preciosos valses y tangos. Multitud de muchachos y muchachas bailaban, radiantes las almas, llenas las cabezas de champaña. El barrio Latino ardía de espectacularidad. Risas locas, alegría de los corazones, estallan de besos. Y en el Sena las regatas luminosas, los fuegos artificiales, la multitud delirante. ¡Bendita sea Francia! ¡Sabia París! ¡Viva la libertad!

Julio 14
Celebración de la fecha clásica de Francia. Visitamos La Magdalena. Luego estuvimos en cine.

Julio 18
Ultimo día en París. De la estación D'Orsay salimos con dirección a Bordeaux, donde después de pernoctar en el Hotel de Bordeaux, salimos al puerto para tomar pasaje a bordo del trasatlántico Pellerin de la Touche, a las tres.

Julio 19
Salida de Bordeaux a las 3 p.m. siguiendo el curso del río.

Julio 20
¡El recuerdo de la patria ausente! La gran fecha clásica de su emancipación política. Colombia celebra hoy su independencia de España. Aquel semillero de héroes y de apóstoles, encabezados por Bolívar y Santander, ¿dónde se encuentra? La nación colombiana ha perdido muchas de sus libertades bajo el dominio de ideas desconectadas con los avances y las conquistas de la civilización moderna. Gobiernos conservadores y regímenes clericales la mantienen ahogada en el légamo de una odiosa tiranía, que cada momento que transcurre se acentúa más y más. Y no hay hombre con una generación o la cabeza que la salve. ¡Pobre patria mía!

Julio 22
Atravesamos frente al grupo de las Azores. Islas pertenecientes a Portugal.

Julio 28
Arribamos a Guadalupe, isla de las Antillas perteneciente a Francia.

Julio 29
Llegada a Martinica.

Julio 31
Arribo a Trinidad. Colonia Inglesa.

Agosto 1
Frente a Carúpano, isla perteneciente a Venezuela. 2

____________

1 Hay una confusión de nombres. En ese momento el rey de Italia era Víctor Manuel III y Humberto su hijo. En cuanto a las esposas de ambos, Víctor Manuel estaba casado con Elena Petrovic, princesa de Montenegro y Humberto (heredero) con María José de Bélgica.

2 último apunte del diario. Señalar que Carúpano no es exactamente una isla, sino la capital del estado de Paria en Venezuela.

CAPÍTULOS