Cargando...
Logotipo calarca.net

CALARCÁ PARA LEER

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
EL ENTIERRO

Por Baudilio Montoya

Estoy viendo el proceso de mi muerte
y asistiendo a la farsa del entierro.

Un desfilar de gente
que hacen ostentación de sentimiento.

Yo descanso, rendido para siempre
en mi ataúd de cedro;
del cedro laborado en la montaña
antes de la llegada del invierno.

Y comentan en pérfido susurro:
era sencillo, bueno, cordial y generoso.
Y haber muerto.

Dicen así los que restaron fuerzas
a mis alas cuando iban en su vuelo,
los mismos Zoilos de la humana feria,
los oscuros y sordos fariseos.

Ya se detiene con reseco golpe
el carro de los muertos
y chirrían los goznes de la puerta
que guarda el cementerio.

Un necrófago, dos, quién sabe cuántos,
sus mentidas razones van diciendo,
celebrando mi próvido sentido
y alabando un talento
que apenas ven cuando comienza el viaje
definitivamente sin regreso.

Después, la soledad, el campo solo,
las cruces azotadas por el viento.
Ah... si en la realidad de mi jornada,
cuando suceda todo lo que pienso,
desde el gélido lecho de mi tumba
me pudiera reír, como yo quiero.