calarca.net

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea nuestro Libro de Visitas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 CARTA A LA MINISTRA DE CULTURA

Señora
ELVIRA CUERVO DE JARAMILLO
Ministra de Cultura
Bogotá D.C.

REF: EL TESORO DE LOS QUIMBAYAS

Señora Ministra:

Con respecto al asunto de la referencia, por la presente nos permitimos acusar recibo de la comunicación DAC 25784, firmada por la Dra. María Claudia Parias, Directora de Asuntos Culturales del Ministerio, y fechada el 25 de mayo del año en curso, en la cual se nos informa que "este patrimonio cultural fue entregado el 4 de mayo de 1893 por la Oficina Diplomática en Madrid a la Reina de España, con carta oficial firmada por el Ministro de Relaciones Exteriores, Marco Fidel Suárez."

En tal virtud, señala esta misma comunicación, "no es posible aplicar para el caso la Convención (de la UNESCO), firmada en Paris el 14 de noviembre de 1970", por las siguientes razones: no está probado "el carácter ilícito de la operación", dado que la entrega y recepción del tesoro fueron efectuadas por representantes legítimos del Gobierno colombiano: "invocar la Convención de la UNESCO sobre el particular resulta técnicamente inviable".

En consecuencia, termina la carta en mención, "dependerá de la buena voluntad del Gobierno español para que dicho tesoro pueda ser exhibido de manera temporal en nuestro país".

LOS ANTECEDENTES

Con relación a los párrafos anteriores de la comunicación del Ministerio que estamos reseñando, con todo respeto nos permitimos, Señora Ministra, abundar en nuestra petición rescatando nuestros argumentos y proponiendo otros con miras a proseguir en el empeño de ver este tesoro en Colombia. En otras palabras, el interés que tiene el departamento del Quindío en torno al rescate del Tesoro de los Quimbayas sigue vigente.

La respuesta del Gobierno no es difícil de entender. Ha pasado mucho tiempo y las circunstancias que mediaron para que aquellas figuras quimbayas fueran a parar a la Corona española, se han perdido en el recuerdo. Tampoco parece propicio el momento para adelantar reclamaciones jurídicas ante un gobierno amigo considerando la clase de problemas que afronta el país.

No obstante, no sobraría ilustrar esta nueva petición a su Despacho con algunos antecedentes que enriquecen la posición de la Academia y tal vez puedan darle nuevos motivos de atención al Ministerio.

Desde el año 2003 se inició una segunda etapa de reclamación (que había sido emprendida muchos años antes por el Alcalde de Armenia César Hoyos Salazar) con el objeto de obtener la respuesta del Gobierno de España. Sendas cartas fueron enviadas al Presidente Aznar y su sucesor Rodríguez Zapatero, con copias a las autoridades colombianas, comunicaciones de la Academia de Historia del Quindío, AHQ, que no han tenido respuesta de ese país hasta la fecha.

En cambio, obtuvimos una respuesta indirecta de la Embajadora de Colombia en España, la Dra. Noemí Sanín Posada quien, en comunicación # E-600, fechada en Madrid el 30 de mayo de 2003, dirigida a la Dra. María Elvira Quintana, Directora de Asuntos Culturales de la Cancillería, le dice que ha recibido la comunicación DAC 16865, de fecha 6 de mayo de 2003, relacionada con la iniciativa de la AHQ sobre la posible repatriación de los objetos que forman parte del "Tesoro de los Quimbayas" que se encuentra en el Museo de Madrid y que "fue donado en su oportunidad a la Corona española".

Y añade la señora Embajadora: "partiendo de la base de que el materia internacional la posición oficial del Gobierno la fija el Señor Presidente de la República y su Canciller, y teniendo en cuenta que el envío de la citada carta por la vía diplomática se podría interpretar como un apoyo del Gobierno colombiano al mencionado asunto, nos permitimos solicitar instrucciones precisas al respecto".

INTERVENCIONES GUBERNAMENTALES

Han pasado los años y la Embajadora al parecer no ha recibido, que sepamos, una respuesta a su comunicación oficial de la Embajada. La AHQ, por su parte, ha continuado demandando apoyo de la opinión colombiana, y en particular, del Eje Cafetero, para esta causa regional que ha venido acumulando partidarios cada día más ansiosos de saber que nuestros anhelos pueden materializarse en algún tiempo.

En tal virtud la Asamblea Departamental del Quindío aprobó una Ordenanza, que lleva el numero 0015 de 25 de julio de 2005, por la cual se crea una "Comisión de Alto Nivel para la Sensibilización, Recuperación y Repatriación del Tesoro de los Quimbayas que constituye Patrimonio Cultural de la Nación y se decretan otras disposiciones". La Gobernadora del Departamento, al sancionarla, determinó que tal Comisión para tales efectos apelará "a instancias nacionales e internacionales mediante le invocación de las Convenciones de la UNESCO u otras que la posibiliten".

Precisamente por esa época, la AHQ hizo contacto con la UNESCO con el objeto de conocer las diferentes legislaciones aprobadas en esa entidad mundial sobre la recuperación de bienes artísticos de los países. Después de varias notas por vía electrónica, el 25 de noviembre de 2005 la señora María Zulema Vélez Jara, Embajadora, Delegada Permanente de Colombia ante la UNESCO, nos dice: "existe la posibilidad de someter el caso al Comité Intergubernamental para fomentar el retorno de los bienes culturales a sus países de origen o su restitución en caso de apropiación ilícita."

Enseguida añade la Embajadora en la UNESCO: "se trata en este caso de casos de pillaje, expoliación y tráfico ilícito de bienes culturales (no tengo claro que este sea el caso que nos compete). El Comité está compuesto por 22 miembros que se reúnen cada dos años, siendo la siguiente reunión en abril de 2006 (primera reunión en que participará Colombia como Miembro del Comité)".

Para participar en las sesiones de dicho Comité (que se reunirá de nuevo en el año 2008) se necesita hacer la reclamación respectiva, por el país reclamante, en un formulario modelo de 1981, "destinado a simplificar la presentación de información objetiva y detallada que permita entablar negociaciones". En un link de la UNESCO se puede encontrar dicho formulario.

Estos antecedentes fueron presentados por la AHQ en una sesión especial que se realizó en la Comisión II Constitucional Permanente del Senado de la República, en diciembre 16 de 2005, reunida para escuchar los argumentos de los quindianos en torno al Tesoro de los Quimbayas. La presencia en dicha sesión de la señora Ministra de Relaciones Exteriores, Carolina Barco, y sus respuestas al debate, denotaron la importancia que el país le estaba dando a la petición de los quindianos.

ALGUNAS PREGUNTAS INTERESANTES

Con ocasión de los distintos debates, la AHQ preguntó al Archivo General de la Nación sobre las autorizaciones aprobadas por el Gobierno del Presidente Carlos Holguín para obsequiar el tesoro a la Corona española.

El 21 de noviembre de 2005 el Jefe de la División de Servicios al Público le envió el memorando DSP 320 a su superior el Dr. Lázaro Mejía, Director del AGN, donde le dice: "hemos consultado un par de carpetas del Fondo Ministerio de Relaciones Exteriores que comprenden el periodo presidencial de Carlos Holguín (estas contemplan las fechas de 1885-1895) pero no se encuentra información sobre la entrega como tal de las piezas de orfebrería".

En conclusión, dice el Jefe de División, Dr. Maurico Tovar, "en las carpetas no aparece referencia alguna a la entrega de las piezas de orfebrería a la Reina Regente por parte del Presidente Holguín".

Es por lo demás extraño que en el AGN, otra entidad del Estado, no aparezca noticia alguna sobre la entrega del tesoro a la Corona española, pero en cambio en el Ministerio de Cultura existan evidencias de que "este patrimonio cultural fue entregado el 4 de mayo de 1893 por la Oficina Diplomática en Madrid a la Reina de España, con carta oficial firmada por el Ministro de Relaciones Exteriores, Marco Fidel Suárez".

EL CONTRATO DE COMPRAVENTA

Si bien el Ministerio posee esas pruebas, indudablemente deberá conocer así mismo el contrato de venta del Tesoro de los Quimbayas celebrado entre Fabio Lozano Torrijos, los Ministros Carlos Uribe y Marco Fidel Suárez y el Presidente (e) Carlos Holguín, con fecha agosto de 1891, que sí aparece en las carpetas del Archivo General de la Nación.

El contrato señala que por esos 439 objetos, con peso de 21.224 gramos , según la relación que posee el Banco de Bogotá, se le pagarán a "Lozano T. $ 70.000 pesos, de contado, transfiriéndose por el mismo hecho al Gobierno la propiedad de aquella colección de objetos para que pueda disponer de ellos como a bien tenga".

Este contrato (cuya copia facsimilar figura en la página 134 del libro del Dr. Pablo Gamboa Hinestrosa), es una prueba irrefutable de que el Tesoro de los Quimbayas fue adquirido con dineros de los contribuyentes colombianos. Por lo tanto desde ese año, vale decir, desde 1891, el tesoro debió ingresar al patrimonio de la Nación como un bien público bajo la custodia de los gobernantes de entonces. ¿El posterior regalo a la Corona española, dos años después, no debería estar precedido de una autorización del Congreso o del Ejecutivo, mediante ley o decreto que contemplara esa entrega como la donación de un Gobierno a otro? No existen pruebas a este respecto.

EL DERECHO DE PETICIÓN Y CONCLUSIONES

Si bien la AHQ había enviado en diciembre 9 de 2003 al señor Presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, una comunicación reportando la reclamación del Tesoro de los Quimbayas que habíamos hecho directamente al Gobierno de España, años después le hicimos llegar, el 18 de abril de 2006, un derecho de petición que, por oficio OF106-45238/AUV 13200, de la Secretaría Jurídica, fue a su vez remitida a los Ministerios de Cultura y de Relaciones Exteriores "por ser las entidades competentes para dar respuesta a la petición".

La carta DAC 25784, de Mincultura, citada al inicio de esta carta, es precisamente la comunicación que obliga la presente respuesta con la información dada en las líneas precedentes. En consecuencia, si el Ministerio lo tiene a bien, podrá reconsiderar sus apreciaciones bajo el marco de las siguientes premisas que la AHQ desea presentarle respetuosamente a la señora Ministra.

No obstante las evidencias sobre la ausencia de motivación legal para hacer el regalo del Tesoro de los Quimbayas a la Corona española, no existe –por razones que comprendemos– una real actitud de compromiso del Gobierno colombiano para insistir en la reclamación. De igual modo se podría decir que un eventual delito de malversación ya tiene una prescripción legal tan probada que es improcedente suplicar por ella.

Pero tampoco son descartables nuestras manifestaciones de conformidad y apoyo para presentar la queja ante la Comisión de la UNESCO que, en 2008, se podría ocupar del expediente colombiano. Ni tampoco se podría subestimar el interés de la Comisión II del Senado de la República y la Asamblea Departamental del Quindío en coadyuvar los intentos de la ciudadanía quindiana en este caso, en cuanto que la representación política de estas células parlamentarias así lo amerita.

Surgen pues nuevas alternativas que el Ministerio debería examinar –apelando, como ustedes dicen, a la voluntad del gobierno de España– para ayudarnos a fijar una pauta de interés concreto frente a ese Gobierno europeo con miras a satisfacer, siquiera en parte, esta cruzada en la que estamos empeñados los quindianos y el país que nos apoya. Algunas de ellas son:

  • La dotación de una biblioteca especializada en temas históricos, antiguos y contemporáneos, y la financiación de investigaciones y publicaciones que contribuyan a enriquecer las bases de nuestra identidad.
  • Al igual que el Museo de Oro del Banco de la Republica realiza en el exterior exposiciones de sus muestras de diversas culturas aborígenes, seria deseable que el Gobierno Español, a través de las dependencias pertinentes, efectuase en Colombia una muestra itinerante del Tesoro de los Quimbayas, en coordinación con el Museo de Oro.
  • Gestionar ante el Gobierno Español y en coordinación con el Museo de Oro, la elaboración de unas réplicas de cada una de las piezas constitutivas del Tesoro de los Quimbayas.
  • Con ese conjunto de réplicas se podría establecer una sala de exhibiciones de dicho Tesoro en el Museo Quimbaya de Armenia, o en uno de los municipios del Departamento del Quindío, en particular el municipio de Quimbaya por haber sido encontrado allí dicho Tesoro.
  • Sería interesante que el Ministerio de Cultura evaluase entonces la opción de apoyar la construcción de un recinto cultural en Quimbaya para este propósito, aprovechando la restauración de su Teatro Municipal, acción que esta apoyando la Alcaldía de este municipio con miras a su Centenario de fundación en el 2014.

De la señora Ministra, atentamente,

JAIME LOPERA GUTIÉRREZ

Presidente AHQ

 OTROS DOCUMENTOS SOBRE EL TESORO QUIMBAYA

El Tesoro de los Quimbayas

Justa repatriación

Carta al Dr. Andrés Pastrana pidiéndole ubicar y configurar los procedimientos formales para la reclamación de una parte del Tesoro de los Quimbayas, actualmente en los Estados Unidos.

Resolución del octavo Congreso Nacional de Academias de Historia, por medio de la cual el mundo académico se une al justo reclamo que se hace en favor de la repatriación del famoso "TESORO QUIMBAYA" que reposa en el Museo de Madrid desde hace 110 años.

Ordenanza Nro. 0015 del 25 de julio del 2005, por medio de la cual se crea una comisión de alto nivel para la sensibilización, recuperación y repatriación del "TESORO QUIMBAYA", que constituye patrimonio cultural de la nación y se dictan otras disposiciones.

Palabras del Doctor Julio Ernesto Ospina Gómez, diputado del departamento del Quindío y ponente del proyecto, en el acto de socialización de la Ordenanza Nro. 0015.

Carta al Senado acusando recibo de la comunicación del 28 de marzo pasado, firmada por el Secretario Privado de la Presidencia del Senado, Dr. César Serna Ramírez, quien anuncia que la competencia por este asunto será asumida por la Comisión Segunda de esa Corporación.

 

Quédate en Calarcá

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea el Libro de Visitas
 
CACIQUE SENTADO
Cacique sentado - Tesoro Quimbaya
Cacique de oro del Tesoro de los Quimbayas que aparece sentado en un taburete, signo de poder. Lleva colgado del cuello un recipiente en forma de calabaza, que se supone contenía la cal usada al mascar hojas de coca, cuyo uso solía ser ceremonial. Colombia (200-1000 d.C.).
RECIPIENTE
Recipiente Antropomorfo - Tesoro Quimbaya
Recipiente antropomorfo de oro con tapadera en forma de serpiente cuya cabeza, rematada por un cabujón, debió tener una esmeralda. Los huecos del rostro del cacique contuvieron incrustaciones, probablemente de piedras semipreciosas o conchas, que simulaban pintura facial. Colombia, Tesoro de los Quimbayas (200-1000 d.C.)
CACIQUE SENTADO
Cacique sentado