Cargando...
Logotipo calarca.net

JOSÉ NODIER

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
AL FILO DE LA OPORTUNIDAD

José Nodier Solórzano CastañoPor José Nodier Solórzano Castaño.
josenodiersolorzano@hotmail.com

Y "Ser Pilo Paga" es la vieja historia de crear élites, 30.000 beneficiados, como si esa fuera la solución a nuestros problemas, originados en la exclusión

Cada vez que miramos hacia atrás nos avasallan felicidades personales y frustraciones colectivas. Pienso en el año 2004, cuando la Comisión de Sabios, configurada por los diez más importantes científicos e intelectuales del país –García Márquez, Marcos Palacios, Rodolfo Llinás, Francisco Cajiao, en fin– elaboró un informe que pretendía reformar la educación, desde la perspectiva de una oportunidad histórica, abierta por la recién promulgada Constitución de 1991.

Ese informe, presentado por Gabriel García Márquez en un célebre discurso "Un País al alcance de los niños", pedía establecer la educación como prioridad nacional. Pero las buenas intenciones empedraron el camino de este infierno que hemos vivido: priorizamos la guerra, sí, y la corrupción, claro, y la exclusión y el desdén por nuestros talentos y nos embolatamos, como gatos cegatones, a tientas, en los sinuosos atajos de la ilegalidad.

Decía García Márquez, quen sabía mirar nuestras dubitaciones y certezas, que los colombianos tenemos dos talentos: "Uno es el don de la creatividad, expresión superior de la inteligencia humana. El otro es una arrasadora determinación de ascenso personal."

Luego de ese informe, los sucesivos gobiernos hablaron de la educación de manera parcial, y siempre con la idea limitada de pensarla en términos de cobertura, desde lo cuantitativo, de su privatización o de pugnacidad contra el sindicato de profesores. No se pudo, y no se ha podido, convertirla en un proyecto histórico y común para todos, tal vez por la perversión de esa misma proclividad de ascenso personal, que es como un arribismo particular que nos disocia.

En este gobierno nacional, más como un rosario de palabras y decisiones erráticas, la educación está en el foco de la construcción y ejecución de nuevas políticas, como es el caso de la jornada única y el programa "Ser Pilo Paga".

Si bien el Ministerio de Educación hace un esfuerzo por estimular la creación de las jornadas únicas, recomendación antiquísima de los expertos, este es un proceso desordenado en el país, con escasos recursos, y que deja la gran responsabilidad sobre los docentes y los administradores docentes.

Aunque existan en el país profesionales como Álvaro Arias Velásquez, Secretario de Educación del departamento, que sabe del tema, no es suficiente el acompañamiento nacional a una política clave para transformar la sociedad, sobre todo si se conceptualiza en términos de ahondar en las lógicas, en las competencias lectoras y en la búsqueda de la innovación social para la convivencia pacífica.

Y "Ser Pilo Paga" es la vieja historia de crear élites, 30.000 beneficiados, como si esa fuera la solución a nuestros problemas, originados en la exclusión. El Instituto Merani, a través de Julíán de Zubiría Samper, ya lo dijo: "Para el año 2018, los recursos girados al programa serán los mismos que reciben por transferencia las 32 universidades públicas nacionales y regionales. Con la diferencia de que en estas estudian 655.00 estudiantes."

Las universidades públicas tienen un déficit de más de 800 mil millones de pesos, y las respuestas del gobierno central son insuficientes.

Estamos, con la desactivación del conflicto con las Farc, al filo de la oportunidad. Sería obsceno y poco práctico desaprovecharla.

OTROS ARTÍCULOS