Cargando...
Logotipo calarca.net

JOSÉ NODIER

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
EL ESTILO ES EL HOMBRE

José Nodier Solórzano CastañoPor José Nodier Solórzano Castaño.
josenodiersolorzano@hotmail.com

"Hará de Armenia un lugar para la inclusión social"

Pocas veces una sociedad puede dormir tranquila. No es habitual que una ciudad, después de elegir a sus funcionarios, pueda continuar sus rutinas como si el mundo fuera feliz, que no lo es, y las esperanzas tuvieran una oportunidad. Lo digo porque nunca había sentido tanta tranquilidad esta ciudad como con la asunción del cargo y el desempeño de Carlos Mario Álvarez, alcalde recién posesionado en Armenia.

Lo escuché en campaña y su estilo de hombre sereno, casi silencioso, me hizo dudar de sus facultades para gobernar. De entrada lo juzgué mal: su estilo contradecía la soberbia. Y si bien al iniciar su mandato no se desmarcó de algunas prácticas de sus jefes políticos, como asumen ellos la gobernabilidad, su estilo es deliberante en relación con sus electores. Es un alcalde con una personalidad clara, propia de quien escucha al otro, y sobre todo con la práctica de la argumentación.

Dudaba mucho, porque la función del comentarista público está cimentada en la duda y el escepticismo. Y porque la historia deja ver las iridiscencias de sus perlas.

Muchos no olvidamos que un presidente de Colombia iba de cóctel en cóctel, de pellizco en nalga femenina, buscando dama de alcurnia con quien acostarse, mientras el país era gobernado por los militares. O que un alcalde de Calarcá andaba en el vehículo oficial, armado hasta los dientes, con ametralladora incluida, porque su paranoia así lo obligaba. O que otro, en un cumpleaños, con consorte a bordo, armó un besamanos con sus funcionarios, en el Alto del Río, donde él fungía desde un trono con una comparsa como si fuera la corte de un reino.

El poder, para muchos seres humanos, es un delirio. Franco, el dictador español, pasaba sus horas frente a una pantalla de cine, escondido de su pueblo, temeroso de un atentado. Era una manía de ese hombre cruel, que mató y persiguió a varios poetas y escribió hasta un guión para su propia película.

A Hitler le gustaban en la pantalla las operetas vienesas de época, y así descansaba de sus locuras. Kim Jong-il, líder de la República democrática Popular de Corea del Norte, hijo y heredero de Kim Il-sung, moría un poco cada día con las películas gringas de pistoleros. Alguna vez, para saciar sus obsesiones de hombre poderoso, mandó a secuestrar a la actriz y director favoritos de su país.

Dicen que Lenin detestaba la música, porque lo conmovía hasta las lágrimas. Y cuentan, desde los tiempos de Shakespeare, quien lo reseñó mejor que nadie, que el poder es una enfermedad que trastorna al más sensato.

Carlos Mario Álvarez, de seguro, si mantiene su estilo de comunicación con sus conciudadanos, a través de su metodología de trabajo, de sus mesas técnicas, y de su postura de escuchar al otro, de respetar la otredad, hará de Armenia un lugar para la inclusión social.

Durante un mes y monedas este Alcalde derrota la idea rutinaria del poder, y ello es notable en este país de la desmesura. Mockus, Fajardo, Salazar, marcaron un antes y un después en otras regiones. Habrá que esperar con el alcalde de Armenia. La ilusión está viva, tenemos confianza: estamos en buenas manos.

OTROS ARTÍCULOS