Cargando...
Logotipo calarca.net

JOSÉ NODIER

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
¿POR QUIÉN VOTAR? - 2

José Nodier Solórzano CastañoPor José Nodier Solórzano Castaño.
josenodiersolorzano@hotmail.com

En Calarcá deberíamos hacer una vasta campaña cívica, contraria al remate de líderes por un peso que organizaron los políticos

No es fácil definir en el caso de la Cámara de Representantes por quién votar. Es una elección que mide el desarrollo político de los departamentos. En el caso del Quindío, a pesar de los niveles de escolaridad y de las toneladas de información que nos llegan por redes sociales, vivimos en la premodernidad, toda vez que nuestras motivaciones para votar se asocian más al favor clientelista o a los amarres feudales.

Alguna vez pensamos algunos que Sandra Paola Hurtado Palacio, con su avasallante juventud y su astucia frente a los poderes establecidos, era un buen relevo generacional. Yo voté por ella cuando decía que apuestas Ochoa era un monopolio que manipulaba elecciones. Caí redondo. Candoroso que fui. Luego, al llegar al poder, mostró bien sus oscuras intenciones y que sus compañías para gobernar no eran las mejores, ni las más limpias. Nos engañó a todos, y aún lo hace.

Además de seguir diciendo que ella encarna la renovación, de repartir mentiras a granel, ella, como Jaime Alberto Martínez, el candidato al Senado del partido Verde, engaña a los habitantes de Barcelona, porque los ha motivado o les han tirado la añagaza electoral de la autonomía administrativa.

La configuración de la ley 1551 de 2012, modificatoria de la 136 de 1994, su consenso en el Congreso de la República duró años, en particular porque establece normas clave para nuestro ordenamiento territorial, en el funcionamiento y modernización de los municipios. Empezó su negociación en el gobierno de Álvaro Uribe y terminó en el de Juan Manuel Santos. Es una ley compleja, por los enormes intereses concurrentes. Modificarla o tumbarla será, para una bancada parlamentaria, muy difícil.

En esa ley, en el capítulo II, se enuncian los dos grandes requisitos de ley para ser municipio. De una parte que el nuevo municipio deberá certificar un mínimo de 25.000 habitantes y, también, un presupuesto de 9.374.904 millones de pesos durante el período de cuatro años, de acuerdo con las proyecciones a 2018, ambos requisitos avalados por el Dane y por el Ministerio de Hacienda. Barcelona, ni por sospecha, cumple estas dos condiciones.

La juventud, per se, no significa renovación. Al contrario ocurre en el Quindío. Ahora, por ejemplo, Luciano Grisales –aliado a las fuerzas políticas de la señora del Alcalde de Armenia, Luz Patricia Loaiza– pretende que aquí votemos, sin más ni más, por un cuestionado Julián Bedoya al Senado, un personaje timador, quien se hizo pasar en el Congreso de la República por abogado sin graduarse, sin tarjeta profesional; antes había sido expulsado de la Policía Nacional por graves fallas relacionadas en el ocultamiento de un arma.

En Calarcá deberíamos hacer una vasta campaña cívica, contraria al remate de líderes por un peso que organizaron los políticos, para no votar por quienes como Sandra Paola Hurtado, Luciano Grisales, Julián Bedoya, o el mismo Jaime Alberto Martínez, piensan de nosotros como un costalado de estúpidos.

En Calarcá, repito, no podemos votar por quienes nos quieren despedazar como municipio. No podemos tolerar –y la Alcaldía, el Concejo y las organizaciones civiles deberían pronunciarse para rechazar esa intención malévola– que vengan de afuera paracaidistas políticos a tratar de desmembrar nuestro territorio.

Ya se nos robaron parte de la dignidad; que, por favor, no se la lleven toda.

OTROS ARTÍCULOS