Logotipo calarca.net

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

InicioEscríbanos sus inquietudesLea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 SALE EL ESPECTRO

José Nodier Solórzano CastañoPor José Nodier Solórzano Castaño. (josenodiersolorzano@hotmail.com)

"El envilecimiento moral de los colombianos en las redes sociales..."

Luego de una prostatectomía radical, cuyos efectos además de contener el avance del cáncer son la incontinencia urinaria y la impotencia sexual, un hombre de setenta y un años va a un hospital para intentar, con inyecciones de colágeno en el cuello de la vejiga, cambiar o mejorar su propensión a orinarse. Lo importante para ese hombre, Nathan, es poder superar la vergüenza personal que le provoca su orín, y el olor, que en repetidos accidentes, como los llama él, ponen en evidencia los daños neurológicos ocasionados por la operación de próstata.

Los daños colaterales de esa cirugía hacen parte de la intimidad del paciente, es así, y punto, y la sociedad no debería sentir placer o felicidad por las desgracias propias del cuerpo ajeno o, al menos, uno piensa que la civilización provee de premisas éticas suficientes para que ya sea el portero o el Presidente de la República, el columnista de opinión o el Vicepresidente de la República, estemos todos, y todas, exentos del escarnio público por cuenta de los defectos físicos, de la edad o de las enfermedades. Es una premisa y, obvio, la evidencia de una educación eficaz. ¿Qué hombre mayor puede librarse del posible riesgo que entraña una enfermedad de la próstata o qué mujer normal puede exonerarse en su adultez de la menopausia?

Abordo este tema porque millares de personas en las redes sociales, y en foros de periódicos —ese apestoso zoológico virtual— entraron a saco en la vida privada del Presidente de la República por su percance urinario de días pasados.

Como no entendí tanta propensión a la infamia, a la insania emocional, a la canallada fácil, me senté a releer una novela de Philip Roth, Sale el espectro y —como me ocurrió con Pastoral americana— quedé obnubilado por el estilo del escritor norteamericano, quien narra a partir de Nathan Zuckerman las consecuencias de la operación de próstata de su alter ego, es decir, del personaje que él creó para sí, para representarse, en la ficción.

La elegancia de Roth, su estilete filosófico e intelectual para hurgar en estos temas espinosos de la condición humana, define la incontinencia y la impotencia como lo que son: avatares de la vejez, anomalías, síntomas del tiempo transcurrido frente a los que el ser humano vuelve y se pregunta, ese es el meollo del asunto, la razón de su existencia.

El envilecimiento moral de los colombianos en las redes sociales, viral, solo es la expresión de un déficit formativo que nos debería apenar. Los franceses entienden que la vida privada solo compete a los individuos, mientras los norteamericanos, paranoicos que siguen después del analfabeto texano, de Bush, como es calificado por un personaje de Roth, destruyeron este concepto con su práctica de espionaje global.

Narra Roth la ilusión que tiene su personaje de nadar en una piscina pública, sin trazar, así lo dice, una "delgada y ondulante nube de orina". Habría que leerlo para no dilapidar el tiempo en la fruslería de las redes sociales.

 NOTAS ANTERIORES

El príncipe de Anapoima | Espejito, espejito... | Damas de helio | La misa ha terminado | Honor perdido | Se busca | El eterno femenino | En plata blanca | Ya viene el 25 de enero (II) | Ya viene el 25 de enero (I) | Sombra de uñas largas | Se necesita sangre | Calarcá S. A. | El mesías nunca llegará | Reconciliación de dos mundos | Textículos | Nos piden auxilio | Bodas de sangre | La economía naranja | Los significados de Amparo | Los cruzados de la guerra | La alegría de leer | Artes visuales | Que nadie llore después | Nada es broma | Lobos al acecho | Adán engaña a Eva | ¿Casa quindiana? | "Yo tengo un sueño" | El camaleón | Las traiciones del liberalismo |

Quédate en Calarcá

Inicio Escríbanos Lea nuestro Libro de Visitas Compartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 
YIPAO
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta.