Cargando...
Logotipo calarca.net

LA NOTA DE JOTA

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
1.— DESPACIO NADIE SE ESTRELLA

José Jota Domínguez GiraldoPor Jota Domínguez Giraldo — 02-11-17
jotajotadominguez@gmail.com

Esta semana, a raíz de la citación hecha por la Fiscalía General de la Nación capítulo Quindío, y donde se entró a considerar las conductas de algunos diputados y exdiputados del departamento por el tema de aprobación de ordenanzas que el ente investigador califica de anómalas e ilegales, se presentaron varios hechos que es necesario considerar aquí.

  • a.- Los periodistas no son jueces, son periodistas. Y por ello aterra que comunicadores hayan informado sobre el tema narrando de las posibilidades como si esa decisión fuera por aproximaciones. Por ejemplo, "que de acuerdo con lo anterior, esta tarde se dictarán dos medidas privativas de la libertad". Penoso.
  • b.- Periodistas inconformes, bravos y molestos porque la juez no ordenó detención intramural o cárcel a los referidos ex y diputados. Eso demuestra una información parcializada no propia de quien se dice periodista. Las normas jurídicas las aplican los jueces y los periodistas deben esperar las razones por las cuales se procede de la manera que lo hacen.
  • c.- La falta de conocimiento sobre algunos temas de los que hablan todos los días. Desde el primer día se dijo que "si se solicitaba medidas de aseguramiento, estas podían ser privativas de la libertad o de presentación personal u otras, pero no únicamente cárcel". Y la mayoría entendió que las medidas de aseguramiento eran llevar a la cárcel a los encartados. No señor. Las medidas de aseguramiento consisten en asegurar que mientras se adelanta un proceso, las personas se puedan movilizar así sea con algunas restricciones.
  • d.- Si se hubiese asegurado a los ex y diputados con pena privativa de la libertad, algunos periodistas hubiesen quedado satisfechos y no es así. Se satisfacen las acciones cuando termina el proceso y este apenas empieza, lo que no saben los periodistas mal informados. Quedará como reflexión, ojalá, que se deben esperar las decisiones o por lo menos consultarlas. Ese es el verdadero oficio.
  • e.- Algunos periodistas muy molestos con la decisión de la juez de no ordenar la detención privativa de la libertad de los ex y diputados, saben que ellos como periodistas han cometido conductas relacionadas con el código penal y están sueltos, sin pena privativa de la libertad. Deberían pensar entonces por qué los jueces no han ordenado su detención privativa de la libertad.
  • f.- Este comentario no busca defender a alguien. Simplemente en el artículo 29 de la Constitución política de Colombia están los pasos que se dan para este tipo de casos y procesos. Y simplemente se aplicó. Por ello, también celebro que aunque muy poquitos, hubo periodistas y medios respetuosos con la verdad, con el tema y con las normas. Esos por fortuna son la excepción.
2.— SANTOS Y VENERABLES

Ayer, miércoles primero de noviembre era día de fiesta y las normas en Colombia lo pasaron para el lunes siguiente, 6 de noviembre. Y el motivo, día de todos los santos. En Colombia tenemos un solo representante en el cielo católico y es la madre Laura Montoya Upegui, nacida en Jericó, con fiesta de celebración el 21 de octubre de cada año y canonizada en el año 2013. Jericó es un municipio antioqueño al que se llega por la vía a La Pintada, a una hora, en un camino muy parecido y frío como Salento. Tiene catedral y cerca de 15 iglesias y no pasa de 13.000 habitantes. Como pueden notar, es un pueblo rezandero o por lo menos para rezar. Y le sigue muy cerquita en "olor a santidad" el padre Marianito, de Jesús Euse Hoyos, llamado patrono de la paz por Juan Pablo II, nacido en Yarumal en octubre de 1845, y declarado beato el 9 de abril de 2000 y día de su festividad el 13 de julio. Colombia tiene 11 beatos y 7 de ellos son paisas. Motivos pues para rezar tenemos y bastantes.

3.— MADRE SOLO HAY UNA

En Inglaterra, un señor de 80 años fue internado para cuidados especiales en un hogar geriátrico.

La noticia es que su madre de 98 años, al ver que su hijo no regresaba de dicho centro hospitalario, decidió irse para allá, a ayudarlo a cuidar.

La razón de esta historia obedece a que su hijo Tom nunca se casó y pasó toda la vida junto a su madre, por lo que le hacía una falta terrible y estando interna con él, charlan y juegan y ven programas de televisión juntos como si estuvieran en casa. Esta es una demostración de que "madre solo hay una" y todos los días se acuesta no sin antes despedirse y su primera misión es saludarlo apenas se levanta.

NOTAS ANTERIORES