Cargando...
Logotipo calarca.net

LA NOTA DE JOTA

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
UN SOLO PROPÓSITO

José Jota Domínguez GiraldoPor Jota Domínguez Giraldo.
jotajotadominguez@gmail.com

Aprovechando el período vacacional, me dediqué a las labores de la casa, entre ellas las de pagar los servicios públicos (tremenda ayuda dirán algunos burleteros), en Calarcá. En la carrera 25 número 35-38 hay un negocio de la EDEQ, que recibe el pago de todos los servicios, menos el de Multipropósito. Allí hay dos hileras y dos ventanillas, una para pagadores jóvenes y de buena salud y una segunda ventanilla para adultos mayores y en situaciones de limitación. Esa segunda ventanilla es una orden emanada de la ley 1091 de 2006, relativa a la atención preferente a ciudadanos mayores de 65 años dirigida a todas las entidades prestadores de servicios públicos y recaudadoras del pago de esos servicios.  Esa ley consagra la obligatoriedad para todas las entidades públicas y privadas que presten servicios para que el público reciba atención preferencial, ágil y oportuna, destacando lo establecido en el artículo 9° que reza: "(...) deberán tener un lugar o ventanillas de preferencia para atender a los beneficiarios de esta ley. Además en todas las ventanillas restantes se les dará preferencia". Dicho de otra manera, se debe tener una consideración especial en esa segunda fila, únicamente a mujeres embarazadas, adultos mayores o ancianos y personas con discapacidades.

Pues bien: Gracias a Dios este país ha progresado en educación superior. Hoy los celadores de las urgencias en cualquier entidad de salud, dan diagnósticos médicos preguntándole a usted ante un terrible dolor suyo o de un pariente, qué siente o dónde le duele para que el celador inmediatamente diga si debe ser atendido ya o más tarde. ¡Qué maravilla! ¿Dónde está lo preferencial que señala la norma?

Sigamos con los pagos de servicios. En ese negocio señalado de la EDEQ, atienden dos cajeros, pero aunque existe la fila preferencial, usted amigo viejito o limitado tiene que esperar a que el celador ordene que primero pase un joven de otra fila, le invada la suya, pague y luego hace pasar al viejito o al limitado. En Multipropósito Calarcá no sucede lo mismo. ¡Es peor! Hay dos cajas, una de ellas preferencial, pero cerrada, sin cajero. Y el celador permite que pase un joven de otra fila, invada la del viejo o limitado, pague y luego hace pasar al viejito. Resulta que revisando bien el tema de los cajeros de la EDEQ y de Multipropósito, les va peor a los viejos y a los limitados, pues por dos jóvenes, atienden a un viejo. Y fui a buscar a la gerente (no la conozco) de Multipropósito, (10:12 a.m, lunes 26 de diciembre) y el celador de Multipropósito me informó que "no ha llegado hoy". La gerente puede llegar a la hora que quiera o le dé la gana, pero lo de las filas de atención al público preferencial sí debe solucionarlas, so pena de queja ante procuraduría, la que advierto hoy públicamente a las dos entidades señaladas. Las normas son para cumplirlas. Exijámoslas siquiera una vez, y después otra vez, y después otra vez, a ver si por nosotros mismos conseguimos la paz y no nos aguantamos más la violencia de las entidades superiormente económicas.

La Corte Constitucional termina diciendo que: "Variadas cuestiones atinentes a la atención preferencial, ágil y oportuna de los adultos mayores se han puesto de manifiesto en innumerables fallos proferidos por las diferentes Salas de Revisión, ocasiones cuando esta Corte ha recordado el lugar preferente -en la escala de protección del Estado- que ocupan las personas de la tercera edad, al punto que por esa sola circunstancia bien pueden aquellas exigir de las entidades públicas y de los particulares mecanismos adecuados a sus condiciones para hacer efectivos sus derechos e intereses".

Que se cumplan las normas, es nuestro único propósito.

NOTAS ANTERIORES