Cargando...
Logotipo calarca.net

LA PULGA EN LA OREJA

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
EDITORIAL

Porque los funcionarios no leen la prensa salvo cuando salen sus fotos, no hay manera de informarse sobre el acontecer ciudadano. En lo nacional, el presidente obseso en una negociación, hace caso omiso a un pueblo que no aprueba su objetivo de paz impune, a sabiendas de que la gran catástrofe nacional es la corrupción del binomio políticos-funcionarios cuyos resultados son despilfarro, inequidad, peculados y la baja atención estatal para con los menos favorecidos.

A nivel departamental, ningún administrador atiende la real prioridad regional que se llama desempleo, porque los políticos requieren gente necesitada para utilizarlos en las urnas a cambio de promesas mentirosas, igualmente, los funcionarios otrora "dueños" del gobierno, al perder sus cargos por orden popular, dejan oficinas y puestos como tierra arrasada sin información, sin elementos, sin presupuesto, lo cual, evidencia su mala fe y egolatría.

Pabellón de carnesA nivel municipal, la múltiple problemática parece insoluble, más aún, cuando los objetivos parecen trazarse obedeciendo apenas al exiguo presupuesto que no alcanza para nada y, como sabemos, viene con destinación propia. Obras no pueden proyectarse por esa misma razón. La movilidad es imposible porque no hay calle para tantos carros y motos que inundan la población. Produce pena ajena visitar las galerías donde es común el desaseo y donde se ve que nunca han puesto una brocha con pintura en ese oscuro sótano destinado a los pabellones de carnes. Ningún negocio prospera en ese sitio al punto que los vendedores de perecederos inventaron su propio espacio para atender la clientela, lo peor del asunto, es la vista gorda que le han puesto a ese despropósito más de diez alcaldes sin darse cuenta que arruinaron a muchos comerciantes y mantienen sin visos de reingeniería un elefante blanco al que nadie pone atención.

Pueden plantearse soluciones pero, nadie las afronta, la respuesta: "no hay presupuesto", se convirtió en recurrente para evadir cualquier obligación o necesidad en nuestra cara población.

Requerimos y reclamamos de nuestra Alcaldesa, gestión permanente para planificar de tal manera que podamos pensar en una ciudad a futuro próximo con proyectos que solucionen, al menos, una mínima parte de nuestros graves y ancestrales problemas. La queremos buscando presupuesto en la capital y ordenando la ciudad para que al final de su mandato, todos tengamos una sonrisa como la suya.

BANDEJA PAISA

La baraúnda de diario acontecer por parte de conductores y agentes de tránsito mantiene la ciudad en tensa batalla de comparendos y violación permanentes. No hay manera alguna de conciliar ni respuesta de la administración para aliviar el agudo problema que representa la cantidad de automotores en las calles y la pequeñez de nuestro poblado.


Sugerimos "repensar" el asunto: 1.Demarcando zonas para autos y motos en calles y carreras. Un pueblo tan pequeño no puede darse el lujo de no dejar parquear sus carros. 2. Se puede descentralizar la administración utilizando las escuelas abandonadas (La Bolívar) para albergar oficinas de alta concurrencia; peatonalizar la plaza de Bolívar; hacer uno o dos parques para extender zonas de recreación pasiva; sugerir a los bancos colocar los cajeros electrónicos en sitios diferentes a sus sedes normales.


Preguntar a la Alcaldía por el empleo que para la ciudad tiene los consorcios que adelantan trabajos en las vías de la Línea, es otra incógnita. Sabemos que alquilan casas para sus oficinas y, a su vez, los contratados alquilan apartamentos y casas para alojarse; conocemos: volqueteros de Nariño, obreros de pica y pala venidos de Antioquia, Valle y Cauca. Esperamos que la Alcaldía, intervenga para que la mano de obra local tenga aceptación y aproveche los tiempos de labor en nuestras vías.

Por las noticias de prensa hablada y escrita tenemos grave preocupación, no hay día sin muertes por motocicletas, sin homicidios de jóvenes o adolescentes, sin capturas de traficantes de droga o portadores de armas ilegales. Nos cabe preguntar ¿dónde se recluyen tantos capturados?, la morgue situada en Calarcá, tiene capacidad para tantos occisos? Creemos necesaria una gran campaña educativa a todos los niveles para que nuestros muchachos piensen y rechacen la violencia, el tráfico o la velocidad como formas de perder la vida a temprana edad.


Algunas profesiones se vuelven virales como dicen las redes sociales, los profesionales universitarios tienen capacidad de radicarse donde más les convenga, pero, aquellas personas cuyos capitales para invertir son mínimos, compiten sin darse cuenta de reglas económicas como oferta y demanda necesarias para establecer un negocio. Los "tinteros" tienen sus carritos para buscar clientela, son muchos, sin embargo, el tinto barato es imán para los transeúntes. "Fruteros" con canasta en mano, desfilan por las calles en busca de clientela especialmente antes de mediodía, tienen la ventaja de no tener controles de calidad y las balanzas que utilizan son aparatos de fe de compradores. Hay algunos con uniforme blanco, venden arroz con leche, ensaladas de frutas, y los tradicionales chorizos, empanadas y subidos; los buñuelos y el pandequeso son ahora patrimonio de puerta de panadería. No sabemos si existen controles para tales negocios y más aún para los alimentos que expenden. Es otro problema para la administración.


Así como el ayudante de panadería luego de su aprendizaje abre su venta independiente, los salones de belleza tienen igual evolución y claro está, las iglesias de garaje siguen en la fila de profesiones locales y, en todo el país, desde la libertad de cultos; nadie se opone pero, pensamos: todo aquel que aprende casi de memoria la biblia, se convierte en pastor y, como tal, en conductor de fieles y administrador de diezmos que nunca fallan, ¿será realmente un guía para el cielo o simplemente, la Providencia le dio la oportunidad de hacer fortuna con la credibilidad de otros que, necesitados de algún asidero para la "otra vida", compran a diezmazos el paraíso?


La vida se va porque es sucesión de existencias que al cumplir sus ciclo dejan sitio acompañado de un vacío afectivo para quienes a su lado o por vecindad los conocimos, el mes que pasó trajo insucesos porque algunos amigos se despidieron de su habitual morada para buscar ese refugio prometido luego de cruzar por nuestro lar con sus hechos, ahora recuerdos. Rogelio Liévano, Óscar Zapata y Hernán González, tres ciudadanos calarqueños, cada cual con su historia para el tintero, nos dejaron ese adiós de nunca jamás. Los despedimos en la iglesia católica como cristianos y compañeros. Ojalá tengan la paz que buscaron.

ANÉCDOTAS DEL CALARCÁ DE AYER
Recuerdos de "El Cafecito"

Por Luis Fernando Ortiz Molina

"El Cafecito" era un cafecito igualito a como su nombre lo indica. Algunas cicutas le decían "el chamizo". Quedaba en la carrera 25 con calle 35, donde hoy queda la funeraria de Pepe Márquez ¡que coincidencia!

Tenía piso de madera y el dueño era don "poco a poco". Unos decían que lo llamaban así porque era muy lento para hablar. No era gago, sino lo llamarían "gago" ¡No! Era que ha-bla-ba mu-y len-to. ¡Así!

Otros más chismosos decían que lo llamaban así porque cuando le comentaban sobre muertos liberales en Quebradanegra, el decía: ahi van aca-ban-do poco-a-poco con e-sos hi-jue-pu-tas.

En ese mal llamado "chamizo" no habían cóndores ni cuervos, solo azulejos y uno que otro petirrojo, por eso podía tomarme mis "traguitos" allá, pero eso sí, siempre en compañía de Gonzalo, hijo de don Pablo Almanza, ¡gran patricio conservador! ¡por si las moscas! También iba allá porque fiaban, tenían viejísimos tangos como "Ingratos" y, porque en la otra esquina, en la carrera 24, al lado de la entonces estación de policía, vivía Rubiela, hermana de la mujer de uno de los peluqueros que tenían la barbería enseguida del café Blanco y Rojo, por la 25.

Un sábado del año 58 del siglo pasado, hace 57 años, a las 9:45 p.m. mientras oíamos el tango "Te Quiero", llorando, literalmente a moco tendido, en medio de una rasca la hp, Gonzalo Almanza le pidió la mano a Dalila ¡y, yo, a Rubiela!

¡Gonzalo sí se acordó y cumplió!... Ese era un berraco... yo, apenas vengo a recordar ahora. Qué tiempos... ¡¡¿¿No??!!

EL TEATRO MUNICIPAL

Por Carlos Peláez "Caliche"

Corrían los años 56/57, perdón, digo mal, no corrían... gateaban, porque cuando uno tiene 15 añitos y unas ganas inmensas de ser grande, para librarse de la tutela de papá y mamá y hacer "lo que a uno se le dé la gana", los días son muy lentos... los meses son muy largos... los años son eteeeernos. Luego, pasando... pasando el tiempo, la perspectiva cambia y cuando vamos entrando "a tierra derecha" como dicen los hípicos, el reloj se acelera, los días trotan... los meses corren... los años vuelan, y en menos que se persigna un ñato, nuestros calendarios agotan sus hojas.

Y volviendo al principio, gateaban los años 56/57 y el Teatro Municipal, bajo la dirección de su gerente-propietario Hernando Rico Villegas, se daba el lujo de presentar en su tablado a las máximas figuras de la farándula de entonces. Y como las Chakiras y los Juanes de hoy, las estrellas mundiales del tango, el bolero y la ranchera de ayer, deleitaban al público provinciano que se enorgullecía de poder ver (personalmente en persona), oír y hasta tocar a sus ídolos del celuloide. Y resulta que nuestro empresario teatral, además de presentar lo mejor del cine mejicano, argentino, norteamericano y europeo, se dejaba venir con unos espectáculos musicales que hacían palidecer a los más pintiparados.

Las estrellas cinematográficas de la época, los cantantes famosos del momento, los ídolos de multitudes pasaron por el tablado del Teatro Municipal, llenando de historia a la farandulera Villa del Cacique. Y para acabar de colmar de mariachi, tango y bolero a los aficionados pueblerinos (hoy se dice fans), el inefable Hernando remataba la noche con una serenata cantada naditica menos que por Pedro Infante con el Mariachi Méjico, el Trío Los Panchos o Libertad Lamarque, con dedicatoria exclusiva en la propia ventana de su novia de siempre, la hermosa Mireya Sabogal. Y nosotros, muchachos románticos y platónicos, con envidia de la buena, soñábamos con algo parecido y nos conformábamos con que Alfonso Arbeláez cantara una cancioncita en la tribuna de nuestra enamorada.

ANTES DEL FUNERAL

Mini cuento

Por Umberto Senegal

Voy a presentárselos, mientras llegan quienes asistirán al funeral...

Ellos dos no tienen culpa alguna, por muchos chismes que corran aquí...

Los conozco desde niños, él es Urrecio Maldonado y ella Benilda Castiblanco de Maldonado, con un "de" bien firme y merecido, porque Benilda no ha tenido ojos para nadie diferente a Urrecio...

Hay que conocer sus oficios para entender la muerte del finadito...

Urrecio vendía leche de cabra y de vaca, escuchaba tangos de la vieja guardia y gozaba con la neblina del pueblo...

Benilda, quien heredó el secreto de su abuela, hacía los mejores quesos de la comarca cuando conoció a Urrecio...

Se vieron, se gustaron y hablaron nomás lo necesario para casarse pronto...

Si el muerto pudiera hablar, revelaría detalles sobre el propósito real que tuvieron para casarse...

Urrecio ni bachillerato, aunque era mucho lo inteligente...

Benilda tampoco terminó sus estudios...

Era la mejor del liceo, tenía ambas cualidades, belleza e inteligencia...

Han muerto bastantes de aquella época y quedamos otros...

Soy el mayor y la memoria la tengo fresca como quesito doble crema de Benilda...

Son treinta y cinco años derramados del pueblo y de la vida...

El finadito, que Dios lo tenga en su gloria, aunque no sé para dónde irá este tipo de muertos, dicen Urrecio y Benilda que cuando llegó a la casa a pedir posada, tenía por lo menos ochenta años en ese cuerpo de niño...

Urrecio no cree en brujas pero sí en vampiros, mientras con Benilda sucede lo contrario: niega la existencia de vampiros pero teme a las brujas...

En esto difieren y en lo demás nunca se han presentado problemas...

¿Les conté que a Benilda la emocionan los boleros...?

En un cuaderno escribe letras de boleros que inventa mientras hace los quesos...

Es su manera de reaccionar contra los tangos que escucha su marido...

En todo lo demás, ya le dije, no se han presentado problemas...

Los une el color del queso y el color de la leche...

Y su hija albina...

Discuten cada vez que se les presenta la ocasión...

Urrecio para espantar las brujas en las que su mujer cree, chasquea un zurriago de guayabo siete veces en el aire antes de acostarse para que ninguna bruja ingrese a la casa...

Benilda hace fumigaciones de pringamoza y azufre para espantar con humo los vampiros que puedan merodear...

Martes y viernes son los sahumerios...

A la casa de Urrecio y Benilda no vienen brujas ni vampiros...

Su hija albina tiene 25 años y habla con las hadas...

Desde los cuatro años de edad cuando ni Benilda ni Urrecio la veían...

La bautizaron Maldofina, como se llamaba la abuela de Urrecio...

Luego del funeral le cuento el resto...

EL FOUL FATAL, HISTORIA DE "TORNILLO" (un amigo)

Por Juan de J. Herrera G.

180 centímetros de estatura, complexión fuerte, pelo descuidado, mirada verde y penetrante; las palabras necesarias para hacerse entender, sin discusiones, frentero en frases y juego, sonrisa permanente excepto cuando jugaba al billar su pasión y, para no ir más lejos, su empleo. Rogelio Liévano, dijeron las noticias, contó 76 años de buen vivir para jugar y de buen jugar para vivir, hasta cuando un fantasma motorizado pasó con su prisa letal y lo fauleó para siempre. Concreto en todas sus acciones sin mayores palabras Rogelio o "Tornillo" nuestro defensa central del año 1958, cuando el estadio Las Palomas, nos hizo sus hijos correlones de cada semana, fue el patrón de área indiscutible desde su arribo al fútbol. Tornillo, al ser de apellido Liévano, tenía que jugar bien como sus primos que llenaban el estadio y pirateaban en equipos locales.

Criado por los lados del Santo domingo, en la finca "Paraguay" de su tía Rosa, desde niño estuvo y anduvo entre cafetales donde aprendió, en años de bonanza, a recolectar café de manera rápida y segura como garantía de buena paga semanal, "Tornillo" terminada la primaria se hizo recolector en las dos cosechas anuales del grano que para entonces sostenía la economía de la nación. Para competir con cogedores venidos de otras latitudes se requería ser bueno, más aún cuando la edad era temprana para desempeñar labores tan difíciles como ser cosechador se empezaba como recogedor del grano caído en la "cogida", cuando recolectores y bulteadores pasaban y en su laborar, dejaban muchísimos granos en el piso.

La ciudad no ofreció nunca oportunidades para quienes no tuvieron ancestros finqueros o profesionales para labores médicas o legales; lo demás, trabajos normales donde algunos hacen de maestros de obra porque la construcción es y será fuente laboral de siempre y en concordancia con la mayor o menor área de las poblaciones; los Liévano, numerosa familia, conformaron un escuadrón de constructores y en la medida que crecieron en número hicieron algo así como un clan donde el padre contrataba y los demás hacían la obra; el fútbol, única distracción, aparte de los billares, el tejo y la cerveza, llamaron al grupo de los Liévano y como tenía que ser, fueron futbolistas, entre ellos, destacaron Alirio, Chirrilas, Milla, sin dejar por puertas a "Tornillo", quien no hizo parte del citado clan porque no siendo hijo del mismo tronco dedicó sus facultades a toda clase de juegos y, luego del fútbol, encontró en el billar su modus operandi.

Sus dineros eran escasos y por esas calendas los uniformes, aportados por cada quien, dependían en color y calidad del bolsillo del jugador. Una tarde, domingo 3 p.m., "Tornillo", recorría la parte norte del estadio, yo, me vestía para la contienda; Rogelio, inspeccionaba los alrededores de la cancha; de pronto, se agachó para recoger un pedazo de guayo tirado por inservible, lo inspeccionó, calzó y metros más allá encontró el otro, con lo cual, tuvo su viejo par de zapatos para fútbol, acto seguido, se sentó; con calma remendó la suela al pedazo de cuero reconocido apenas por los ojales para los cordones que también recogió y anudó hasta conseguir el largo suficiente. Lo insólito del asunto consistió en coser y, ante todo, armar el guayo usando alambre viejo de las mallas tirado como retal. Desde luego, el guayo era peligroso porque salían alambres que de contactar la espinilla contraria harían un daño considerable en especial porque su idea defensiva era no dejar pasar sino uno de los dos elementos: jugador o balón. Creo sinceramente que esas prácticas hicieron obligatorio el uso de las espinilleras. Nos enseñó, aquel día, que una afición no necesita sino ganas, los implementos son accesorios, lo que importa es la calidad humana y la destreza en la disciplina escogida.

Como expliqué al empezar el relato, esa tarde, mi equipo de entonces, Independiente, ganó al Deportes Caldas un duro partido por diferencia mínima. A los 80 minutos Herman Bustamante, me hizo un pase gol que todavía reverbera en mi memoria por la sorpresiva pared que hicimos a Tornillo. El patadón que di al balón y la estirada del Zipa, quien apenas arañó el esférico que iba templado y al ángulo de su mano derecha se convirtió en el gol ganador, al final 1 x 0.

Meses después, ingresé al Caldas donde "Zipa" número uno; "Tornillo", "Manfredini" John Henao y Omar, conformaban el cuarteto defensivo y como era usual, tornillo, era el patrón por su estatura, su fortaleza y su idea de zaga dura e impasable. Tuve la suerte de ser aceptado para jugar en la delantera y apoyados por esa defensa tan eficiente, ganamos muchos partidos y llegamos a ser uno de los oncenos más respetados y aplaudidos de la ciudad. La columna vertebral del equipo eran el Zipa, arquero; Tornillo defensa central, Yiyo Blandón medio campista ofensivo, adelante, alternamos muchos con relativo éxito y con la lógica de ser un cuadro muy bueno porque estaba armado de atrás hacia adelante con eficientes jugadores y Rogelio Liévano, destacó entre ellos.

Su idea de persona de pocos amigos se hizo evidente porque alternaba con algunos para casar el chico; terminado, salía a sentarse al parque, comer una golosina para volver al café a ver jugar o casar otra partida de plato, su favorita. El fútbol, su segunda pasión, era visto en el tv de Momo´s donde muchos, al calor de un café, ven partidos internacionales a falta de equipo profesional en la región luego de la caída a segunda división del Deportes Quindío. Rogelio, por su condición casi asocial no asistió a reunión programada en el 2015; queríamos saludarnos luego de más de cincuenta años de haber alineado y vestido la casaca del Caldas, su disculpa fue: "estaba aburrido porque perdí un chico de 35 mil pesos". Por ese detalle supimos que su verdadero interés radicó en el billar donde dejó, tal vez, todos los pesos que consiguió en los pocos trabajos que desempeñó y donde entregó el dinero que mes a mes recibía por dos casas arrendadas.

Rogelio Liévano "Tornillo", vivió su vida como quiso, cerca de todos y de nadie, su hermano, agradeció en su funeral los desvelos de Rogelio por su madre a quien cuidó día y noche sin la mínima queja. Impresionó su hijo a quien vimos llorar desconsolado durante la velación y el sepelio, cosa rara en éstos tiempos. A pesar de su aparente soledad, la Iglesia estuvo abarrotada de personas que lo despedimos como el amigo que sin interferir en nada, se ganó la admiración de muchos por jugar al fútbol, jugar billar y no meterse con nadie. Tal vez la bicicleta que lo mantuvo físicamente activo y con salud, en una cabriola involuntaria lo enfrentó a una moto con velocidad fatal que lo arrolló sin tiempo para nada y, sin la protección adecuada, le arrancó la vida una tarde de recreación lejos del billar, su verdadera pasión.

REDUCCIÓN DE LA EDAD LABORAL Y PENAL A LOS 16 AÑOS
(El mundo está envejeciendo...)

Lo que dicen y recomiendan los Chinos a Colombia.

Fundamentación:

Vuestros países son de los pocos que todavía tienen una cultura de tratar a los adolescentes de 15 a 18 años, como niños que no se hacen responsables de sus actos, y les prohíben ofrecer su mano de obra.

Esto es un error fatal para la sociedad, ya que, necesitan, más que nunca, de mano de obra renovada y además, esta contradicción hipócrita de la ley, sólo sirve para crear peligrosos delincuentes, que al cumplir los 18 años, están formados para el delito, ya que no pudieron trabajar y muchos buscaron su formación en el crimen.

Deben responder por sus crímenes normalmente como cualquier adulto mayor.

En vuestros países reina la impunidad en la política. La gente no tiene ni voz ni voto, esa cultura es exactamente lo que causa problemas en la política actual y por lo tanto, un pueblo complaciente que solo mira como los corruptos retiran o hurtan el dinero de su propio bolsillo, es el sueño de todos los delincuentes de cuello blanco.

Es necesario que el político entienda que es un funcionario público, como cualquier otro, con una obligación de entregar su trabajo y sus conocimientos en beneficio de su país y no un "rey" como se ven actualmente.

QUINTUPLICAR LA INVERSIÓN EN EDUCACIÓN

Fundamentación:

Un país que quiere crecer debe producir los mejores profesionales del mundo y esto sólo es posible si el estado invierte por lo menos cinco veces más de lo que se hace ahora en educación.

Si no se capacita de verdad, a nuestro recurso humano, este perderá la competividad en el mercado de trabajo por falta de preparación.

Con el tiempo será normal la importación de mano de obra calificada.

SEVERO CASTIGO PARA LOS POLÍTICOS CORRUPTOS

Fundamentación:

Es terrible saber que vuestros países tienen las tasas más altas de corrupción en el mundo. Vuestros países no castigan como debe ser a los políticos corruptos, principalmente, a los del régimen de turno y por eso es que no hay altos burócratas arrestados por este flagelo, que diezma las arcas públicas.

Por lo tanto, está claro porqué la corrupción es cada vez peor en vuestros países, ya que no se toman medidas para frenarla.

En China la corrupción probada es castigada con la pena de muerte y, por supuesto, el retorno inmediato a las arcas públicas de los valores robados.

PENA DE MUERTE PARA CRÍMENES COMPROBADOS

Fundamentación:

Un gobierno tiene que dejar de lado la hipocresía. Un criminal no puede ser tratado como una celebridad, los reincidentes han tenido su oportunidad de cambiar y no han cambiado, por lo tanto, no merecen ese compromiso por parte del gobierno, ninguna sociedad honesta y trabajadora merece vivir con tanto miedo.

La eliminación de los criminales más peligrosos infundirá temor entre el resto de los delincuentes para seguir practicando sus fechorías.

Esto se reflejará de inmediato en la seguridad pública del país y la sociedad, especialmente en la reducción drástica del gasto público en materia de seguridad.

En el largo plazo esto también se reflejará en la cultura y el comportamiento de las personas.

ELEGÍA PARA OSCAR

Ahora, te has ido, Óscar...
Tu viaje maravilloso es una señal
clara del Universo sobre la dirección
que te lleva a lo Eterno.

Fijaste tu rumbo y dispones las velas
de tu barco: para ir hacia una isla Sagrada,
llena de luz, con suaves colinas,
salpicada por flores y palmeras.
El sonido de las fuentes y cascadas,
los patos retozando en el agua
y un estornino a medio vuelo sobre el lago,
trae los espíritus de los Mayas y a Sai Baba
para hacerte compañía,
todo esto enmarcado por esta montaña coronada de niebla,
quienes presenciamos, tu hidalga figura:
de hombre, amigo,
de hombre, ciudadano,
de hombre, intelectual.

Entonces, la noche cae una y otra vez,
pero llevas en lo más profundo de tu alma,
un mapa de bondad,
de humildad,
de oración.

Ahora, susurro palabras de agradeciendo
porque te encontré en mi camino donde
enfrentamos charlas interminables,
que nos ayudaron a volvernos seres humanos
más fuertes, comprensivos y compasivos.

Y, porque "tu amistad",
cualquiera que sean las razones
me parece nacida sobre todo de la simpatía espontánea
o a veces adquirida lentamente
por un ser humano como nosotros mismos
y del hábito de sernos útiles unos a otros,
porque también a nosotros nos pertenezca
lo que es excelente en otros".

Finalmente, llegaste a tu destino...

Janet Duque Cuéllar

IN MEMORIAM - ÓSCAR ZAPATA GUTIÉRREZ

Por Óscar Jiménez Leal

Al igual que con otros de mi generación... Seguir leyendo

VUELVE

Cuánta falta me haces... Madre
Desde ayer cuando mi infantil temor
Pedía tu mano creadora de ilusiones
Desde ayer cuando entre lágrimas
Me enseñaste a levantar fracasos
Desde entonces cuando un verso
Afloró en mi cuaderno viejo
Y tu beso lo convirtió en poema.

Cuánta falta me haces... Madre
Hoy viejo caminante de soledades
Ahora cuando solo albergo esperanzas
Hoy cuando tu amor es blanco recuerdo
Ahora que todo parece mentira
Hoy cuando nada acompaña la vida
Ahora que tengo tiempo para amarte.

Cuánta falta me haces... Madre
Desde ayer, desde ahora, por siempre...

JHG.