Logo

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
espacio
LA PULGA DILETANTE
 EDITORIAL

Politiquería, ejercicio actual de frenéticos individuos salidos, en su mayoría, de cargos públicos, aspirantes a corporaciones donde se disponen normas y erario nacionales, tiene sobre ascuas a la nación entera, un altísimo porcentaje de pensantes e ilustrados solicitan al pueblo "voto en blanco" como fórmula salvadora para alejar del Congreso a los viciosos de siempre sembrados en el jardín de las delicias llamado "mermelada" o sea, los mismos de cada cuatro años prometiendo lo imposible, tramando con sus patrocinadores futura forma de contratar con el Estado que es la mejor forma de llenarse de dinero sin trabajar, ni responder por nada. Los adalides del voto en blanco aspiran con la mayoría relativa hacer girar la política hacia manos con mejores intenciones. Si Usted quiere a su patria, vote en blanco.

 DÍA DEL PERIODISTA

Valentín Macías HernándezUna naciente Calarcá, corregimiento del Cauca por el año 1903, alejada de toda clase de noticias en lucha por sobrevivir como población neonata; apegada a la montaña andina, escalón obligado para trepar la altiva cordillera, tenía rudimentarios hombres descuajadores de montaña, vigorosos arrieros de planta viajadora y ágil, capaces de seguir a las forzudas mulas en sus viajes invernales a cualquier parte de esa patria apenas despertando.

Tal vez, en alguna tarde de empanadas y chicha en cualquier toldo de la plaza, Valentín Macías Hernández, comentó con su padre la necesidad de algún medio informativo, le soltó su idea y manos a la obra: fundaron el primer semanario local llamado "EL QUINDIANO". La dura tarea se repartió entre él y Nicolás Macías Macías, su padre, quien recogía información, mientras Valentín, buen calígrafo, llenaba las dos hojas tamaño oficio del papel rayado de entonces, en las cuales contaba hechos, escribía versos e invitaba a la comunidad al civismo. La empresa tenía objetivos económicos. Cada fin de semana, Valentín, ofrecía la lectura del semanario en cualquier toldo. Leerlo costaba la suma de "dos pesos sonsoneños". Los usuarios poco letrados o cortos de vista hacían esfuerzos, para ante el acoso de otros lectores, devorar las cuatro páginas e irse con los chismes a su casa. Nuestro primer periodista Valentín Macías Hernández, no tiene un puesto en la historia de Calarcá, ciudad que no parece tener historia para contar.

Valentín Macías Hernández, primer periodista y editor de la ciudad bien merece un aplauso por ser el pionero en la inconmensurable labor de hacer periodismo.

 DARÍO LES CUENTA

Darío Londoño Jaramillo

En cuántas y cuáles entidades públicas, con frecuencia, tenemos la frustración de no lograr una atención adecuada sobre todos los días LUNES y VIERNES, porque el jefe o director (gobernador, alcalde, gerente, personero, asesor, juez, fiscal, etc.), para mencionar solo algunos, se encuentran "en una reunión", al decir de una secretaria quien exhibe el "cansancio de la semana", pero que está ocupada en la atención de sus uñas o en amenas charlas con otros compañeros de trabajo, y contestando al resignado usuario que "la respuesta a una consulta o a un derecho de petición, se toma los 15 días hábiles" aun cuando no tengan más qué hacer.

Qué tal el tan cacareado represamiento de procesos en los estrados judiciales, si en muchas oficinas judiciales los jueces, fiscales y magistrados de todas las cortes, no se encuentra el jefe correspondiente. ¿Cuál es el horario de trabajo de estos funcionarios? O es que las leyes o reglamentos no lo establecen, o es que los dejan a la "ética" de esos funcionarios.

¿Qué privilegios tienen por ejemplo algunos magistrados o empleados de alto rango, que se dan el lujo de ser profesores universitarios, en pregrado o postgrado, en horas en que deben estar trabajando en sus cargos? ¿Será acaso que son los poseedores de la sabiduría? Del sector de la salud ni hablar, pues mucho ya se ha dicho.

En el sector privado los jefes son los primeros en entrar y los últimos en salir. Tal vez por eso suelen ser eficientes. Y LA SITUACIÓN DEL CONGRESO ES UNA VERGÜENZA, ASÍ CON MAYÚSCULA.

Pensemos en el real valor de nuestro voto y no lo desperdiciemos. El estado debe tener entidades de control eficientes, que garanticen el cumplimiento de los horarios de trabajo, amén de las funciones y tareas asignadas.

 ERINSA

Umberto Senegal

Ese enorme barril de cedro rosado donde mis abuelos acopiaban agua de lluvia y al cual no me dejaban arrimar...

Me llega su fragancia al evocarlo. ¿Para qué un recipiente de tal volumen, si en la finca no había problemas con el agua? La casa estaba junto al río. No es tema para niños. Y se molestaban si yo insistía en preguntar. Cuando seas mayor te lo diré, con tono confidencial prometió mi abuela cuando abuelo se fue refunfuñando. No quería esperar tanto tiempo. Ese tonel era mi constante tentación de niño. Quebranté la confianza de mis abuelos y una noche fui hasta allí, luego del aguacero que lo colmó haciéndole derramarse su contenido. No sé cuánto tiempo demoré bajo el árbol, cerca del barril, observando escurrir el agua. Tampoco sé por dónde llegó ni por qué vivía ahí, pero cuando la sirena se asomó a mirar en torno, tropezó con mi tranquila mirada. Encantadora sirena. Ninguno se sorprendió con el otro.

Tendría 15 años si lo deduzco de la edad de las personas. Seis más que yo. Por algún motivo mis abuelos me impedían verla. Creía en sirenas, más que ellos. Cuando bajó una por el río, se lo describí a ellos pero se burlaron de mí. Fue mucho antes de mi abuelo construir el barril. Sentí deseos de lanzarme al caudaloso río y seguirla. Casi me pegan, niño no digas nunca más esas cosas. Ignoraba que mi madre había muerto ahogada en ese río. ¡Las sirenas no existen!, afirmaron ambos, insistiéndomelo durante mucho tiempo, hasta el extremo de que una mañana grité a otra que bajaba cantando por el río invitándome a irme tras ella, ¡usted no existe! Me lo reafirmó sonriendo, no existimos, niño, no existimos.

 BANDEJA PAISA

Juan de J. Herrera González

Aun cuando parecen mejorar los índices de empleo en días pre-electorales, es denigrante ver los desfiles de encamisetados con propaganda política especialmente mujeres, entre ellas, muchas de la tercera edad, tratan por todos los medios de suplir sus necesidades de pago de servicios y de paso, recibir cualquier regalo bien sea tejas, ladrillos, cemento u otros, para sus casas sin terminar a pesar de haber cumplido duras jornadas hace cuatro años con el mismo o con otros candidatos bajo promesas de casa gratis y empleo para sus hijos. No aprendemos, no pensamos...


No han sido pocos los problemas entre conductores y peatones por el daño de los semáforos, anunciado por los mismos aparatos con deficiencia de meses pero, como todo en la ciudad anda manga por hombro, nadie para bolas a nada. Lo bueno del asunto ha sido ver, por fin, a los educadores viales trabajando, tres de ellos durante tres días, pitaron, dirigieron para evitar accidentes en la plaza. No hay mantenimiento ni previsión para casos tan normales como el de semáforos en mal estado, Calarcá, es así.


Gran lío le armó la revista Semana al presidente Santos con aquello de las chuzadas, nunca antes habíamos visto a un primer ministro diciendo tantas sandeces "que sí están autorizados pero no para hacer lo que hicieron sin saber qué hicieron porque apenas lo están averiguando". Las chuzadas son tan antiguas como los medios de comunicación y en Colombia, chuzan los malos, los buenos, izquierda, derecha, políticos, militares, guerrillos, funcionarios, periodistas y, en fin todos vivimos la guerra de las chuzadas, del espionaje, del seguimiento, por eso, nos da risa la presentación de Santos ante la opinión sin saber a ciencia cierta lo que pasa. La inteligencia (cerebral) funciona para todos menos para el Presidente.


La rendición de cuentas nos permite ver la pobreza de nuestro municipio, no tenemos siquiera paños de agua tibia para aliviar las necesidades ciudadanas, en salud, es preocupante que no haya asignación para auditoría, la cual, según se informa corresponde a la secretaría de salud. Por lo anterior, las EPS, hacen lo que quieren con los usuarios.


Las motos, veloces y económicas terminaron por imponerse en el mundo, en Colombia parecen invadirlo todo, sin embargo, los encargados de la movilidad persiguen automóviles y conductores con la saña tradicional, olvidan que a diario, motociclistas, por imprudencia, por saturación del medio y, mucho más, porque el aparato se presta para ganar tiempo, van y vienen, parquean, salen raudas sin medir consecuencias y el resultado estadístico muestra grave porcentaje de accidentes con muerte o graves lesiones. No hay educación vial para motociclistas, solo se requiere tener el dinero para comprarla, aparentemente, ser mayor para salir por calles y carreteras como alma que lleva el diablo.


Visitar un hospital o clínica actualmente es decepcionante no solo por la cantidad de usuarios a la espera de atención sino por el mal estado de los elementos de servicio para pacientes: camas, nocheros, tripiés, closets, metálicos o de madera oxidados, mal pintados; paredes y pisos en franco deterioro, consecuencia directa de cría de bacterias y albergue de virus y otros transmisores de enfermedades. Común, la contaminación para señoras en exámenes de citología por utilización de sábanas y batas para muchas pacientes. Hospitales y clínicas, no parecen tener quien haga mantenimiento ni quienes se interesen por la asepsia de sitios tan importantes para el bienestar de la ciudadanía. A pesar de todo, los pacientes debemos pagar nuestra cuota mensual sin dilación alguna y con plata contante y sonante.


El presidente trajo 100 motos y más camionetas para "seguridad"; A Calarcá con tres cuadrantes y seis policías, segunda ciudad del departamento, ¿cuántas motos y carros nos darán?, ¿qué se hacen tantos policías que por miles entregan semanalmente? Los índices de criminalidad suben en la misma proporción que los contratos a policiales, ¿Qué pasará?


La nueva modalidad de propaganda política consiste en salir en hordas tratando de conformar manifestaciones que den la idea de masa ciudadana. Esa práctica permite saber cuántos votos tiene cada candidato, no creemos que cada político tenga más sufragios que los 50 carga-ladrillos de cada grupo.

Jaime Gómez Botero, fue condecorado por el Colegio Nacional de Periodistas Capítulo Quindío: la presea hace justicia a quien lleva en sus venas el periodismo regional y una historia de más de 30 años de labor ininterrumpida. Uno que otro colega, por efectos de la envidia, denigra de los condecorados, todo reconocimiento tiene esos bemoles. Felicitaciones para Jaime.


Santos, vino, vio y se fue, nos trajo un aguacero como pocos, habló de lo prometido sin hacer y prometió lo que no va a hacer, es decir, está en campaña política y claro está, aprovecha para cautivar a mentes sin otro fundamento que la televisión comprada y pagada con dinero de nuestros impuestos. Los ministros van durante este tiempo a todas partes para lograr otros cuatro años de chanfaina y mermelada. Sabemos que vino y sabemos que nada pasará luego de su visita.

 CALARCÁ

EDUARDO NORRIS

Villa gentil de espiritual prestancia
que al recio pie del contrafuerte andino
marchas también en pos de tu destino
nimbada por tu eglógica elegancia.

Del cacique la bélica arrogancia
llevan con un fervor casi divino,
los hombres que al amparo de tu sino
aman su libertad desde la infancia.

Te da sus dones pródigos la tierra
que desde la pradera hasta la sierra
vive colmada de café opulento.

Y la gracia triunfal de tus mujeres
habla a la par de Venus y de Ceres
como en la dulce claridad de un cuento.

 CALARCÁ

BAUDILIO MONTOYA

Hoy que retorno de lejanos viajes
herido en los inútiles senderos,
en busca del claror de los luceros
y la diafanidad de tus paisajes.

Bajo los encendidos cortinajes
de tu infinito azul, mis pebeteros
esparcirán su esencia de romeros
en la felpa oriental de tus celajes.

Y cuando al terminarse mi jornada
en tus abismos de mudez sagrada
lleno del mal de los hostiles puertos.

Me hunda la suerte al golpe de sus sañas
tú podrirás, Oh tierra en tus entrañas
mis huesos con los huesos de mis muertos.

 ESTA CASA

Juan de J. Herrera González

Hay una casa... donde vivo
tienen vida sus rincones
rumoran cosas sus sombras
cuando tocan las paredes.

Esta casa tiene voces
salidas de no sé dónde
tal vez de un poema preso
entre las redes de araña.

Esta casa tiene versos
en las ventanas y puertas
se viste todos los días
de rayos de sol fugaces.
mi casa tiene canciones
tiene sonrisas que cubren
cada espacio, cada hendija
y llenan de emoción el techo.

En mi casa hay melodías
se oyen trinos a veces
hay unos ojos cautivos
que me robé con su dueña
una noche de tormenta.

Esta casa tiene nombres
traídos desde mis sueños
limita todo mi mundo
y enamora mi silencio.

Mi casa... lo tiene todo.

 ESCRITOS AL AZAR

RELATO CAMPESINO
Óscar Zapata Gutiérrez

Añadió frases y períodos al discurso que desde la mesa contigua, escuchábamos leyéndolo. Recordamos a Rulfo. Casi un Comala quieto y sereno ocultando sobre un tablero de ajedrez, invisibles trebejos enfrentados a la espera del error en la partida. Su acento lugareño, sus pausas, su claridad conceptual quedaron en la emoción de los viajeros de la mesa de al lado.

INSOMNIO
Argelia Osorio Vásquez

Deja tus ojos abiertos para que espantes el miedo, sintoniza micro ondas espaciales de ángeles nuevos… y verás en las paredes, caras artificiales que te sonríen sin verte, bailarines que vuelan, héroes no reales y además, percibes muchos seres tristes que espantan como tú, el sueño. (Silencio)

TELEGRAMA
Hugo Hernán Aparicio Reyes

Exprésole honda tristeza silencio suyo PUNTO Corazón mío dejó serlo cuando a usted entreguelo PUNTO Adjunto giro cinco mil pesos por si necesarios para marconis PUNTO Si respuesta tarda demasiado envíela cementerio PUNTO

 CONTACTO

Con el ánimo de estar más cerca de ustedes, hemos implementado el siguiente formulario para darles oportunidad de compartir ideas, actividades y acciones en favor de nuestra amada Villa.

Su nombre :
Su correo-e:
Lugar donde se encuentra:
Su comentario:

 NÚMEROS ANTERIORES
Pulga Diletante 01 | Pulga Diletante 02 | Pulga Diletante 03 | Pulga Diletante 04 | Pulga Diletante 05 | Pulga Diletante 06 | Pulga Diletante 07 |

Quédate en Calarcá

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
YIPAO
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta.