Logotipo calarca.net

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 ALFONSO OSORIO CARVAJAL

Alfonso Osorio CarvajalPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomezuq@gmail.com)

Cómo pasa el tiempo. Corre, vuela, no se detiene. En enero del año 2012, cuando nos reunimos a conversar y a preparar el Festival Estudiantil de Duetos al cual bautizamos "Alfonso Osorio Carvajal" estando él presente, nos encontramos con un Alfonso que nunca desdibujó su sonrisa y alegría. Dicharachero y amante de la música andina colombiana.

Nos sentamos a preparar el evento al son de guitarras y artistas reunidos en una tertulia musical increíble. Canciones, poemas, charla y un Alfonso embriagado por la alegría y el humor.

Pocos meses después, se recluyó en su residencia. No salía, porque el dolor le impedía, incluso, moverse, pero su sonrisa no se apagaba. Siempre fue un ser alegre.

En una de mis visitas, charlamos y me mostró un original de un libro que todavía no se había publicado: "Urbanidad para jóvenes del siglo XXI". Me pidió que lo leyera y que le dijera si valía la pena. Conversamos sobre los jóvenes, hablamos sobre familia y muchachos sin hogar.

Leí cada escrito de "Urbanidad para jóvenes del siglo XXI". Excelentes anotaciones, utilizando palabras de los jóvenes de hoy.

El venezolano Manuel Antonio Carreño escribió un libro de urbanidad, pensando en que jóvenes y adultos debían cambiar sus actitudes y en especial su comportamiento en comunidad. Recuerdo que estábamos obligados a memorizar y aplicar cada regla. Nos hacían exámenes y nos corregían constantemente al respecto. Aprendimos a comportarnos, incluyendo los correazos. Aprendíamos o aprendíamos, gracias al señor Carreño.

Alfonso Osorio Carvajal, recordando dicho manual y analizando la concepción del señor Carreño, encuentra que los jóvenes de este siglo XXI son más rebeldes, libres, según ellos y conectados con Internet y todo lo relacionado con la tecnología. Los jóvenes han integrado nuevos vocablos al diccionario e incluso se han atrevido a hacer frases como "les dejamos el roto" por decir "nos vamos", "parece una galleta de soda" queriendo decir que alguien es muy sensible. Es decir, tienen una gran imaginación, son inteligentes y de una gran movilidad. No se quedan quietos y pocos saben dónde queda su casa.

Alfonso "se juega el cráneo", cambia y trae una propuesta diferente para que los jóvenes entiendan que los mayores sí los comprendemos. No escribe reglas, sino que da consejos. Les indica a los jóvenes que la urbanidad depende del quererse mucho y de respetar normas, sin regaños. Los invita a ser positivos, constantes, a cumplir con las tareas, a tener modales a utilizar bien el tiempo. Es decir, les enseña con cariño de padre y de amigo. Es un libro de urbanidad para que disfruten leyendo y aplicando cada texto. Alfonso es un "todo terreno" en este libro, pues recorre todos los caminos por los cuales transitan los jóvenes de hoy.

Los textos de este libro son cortos para que los jóvenes los lean, analicen, comprendan y apliquen.

El 1 de agosto del 2012, Alfonso Osorio Carvajal falleció. Ese día, llegué a visitarlo como siempre lo hacía. Ya estaba agonizando. Eran las 3 y media de la tarde. Estuve allí un buen rato. Tuve la oportunidad de llamar a Wilson Rúa Bedoya a comentarle la situación, pues Alfonso lo tenía entre sus grandes amigos. Poco después de las 5 de la tarde, Alfonso nos dejó, pero quedaron sus libros, sus canciones, sus poemas, sus himnos.

¿Quién fue Alfonso Osorio Carvajal?

Era natural de Montenegro. Fue periodista y autor de: "Pulso de la noche", "Caminos de la palabra", "Poemas de amor y de nostalgia", "Cien gotas de amor y algo más" y "El rostro de la conciencia".

Fue vicepresidente de la asociación de Escritores del Quindío. Presidente del Círculo de Periodistas y del Colegio Nacional de Periodistas. Jefe de información y Prensa de la Gobernación del Quindío y Secretario privado del mismo despacho. Director del Diario del Quindío. Gerente de La Voz de Armenia. Fundador del Concurso Nacional de Duetos de Armenia. Director de Noticias Caracol Quindío.

Autor de los siguientes himnos: Municipio de la Tebaida (Q), Municipio de Pijao, Colegio Rufino J. Cuervo (centro), Colegio Luis Granada Mejía, Parque de la Familia en Montenegro y el himno del Corregimiento de Pueblo Tapao.

En este agosto de 2013, un año después de su fallecimiento, se presentan las obras "Urbanidad para jóvenes del siglo XXI" y "Reloj de arena". Un homenaje a un gran periodista, escritor y poeta quindiano.

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
Gracias por la música y el humor | Soy un estudiante más | ¿Hasta cuándo? Ni idea | Jóvenes haciendo empresa | Más importantes las calificaciones que los abrazos | Sin afecto | Mi primera vez | La soledad de los jóvenes | Y ¿entonces qué? | El país más feliz del mundo | ¿Cese al fuego? | Hernán Peláez Restrepo | ¿Mes de los niños? ¿Día de los niños? | ¿Por qué las buenas noticias, no son noticia? | Gracias por la música | Una grata sorpresa | Nunca mires hacia atrás | Didier Drogba, un gran ser humano | Un día perfecto | Los medios son así | Abuelo, cuéntame una historia | Que roben poquito | El monstrumento en Armenia | Gracias por la música, John Jairo | ¡Por aquí no vuelvo! | ¡Otra vez, navidad! | Otro diciembre... | Me gustan los estudiantes | ¿Cómo se apaga? | Un miserable presidente | ¡Me lancé al concejo! | ¡No más! | El tren fantasma | ¡No atropellen, no abusen! | ¿Cómo celebramos? | Lo mismo de siempre... ¡y qué! | Padres, hijos, afecto... | El niño y el despecho | ¿Qué necesita la ciudad de Armenia? | Ya perdimos el año | ¿Por qué los abrazos? | La Caja del Amor | "Pecoso" Castro | ¡Qué hermosa noche! | Protagonistas de nuestra vergüenza | Los ruidosos bateristas | Vivencias en la U. | Sicario y drogadicto | ¡Se robaron la puerta...! | Los tiempos han cambiado | ¡Qué vergüenza de "honorables"! | Aprendamos lo bueno | Un viaje en silencio | El hijo de Pedrito | No hice la tarea | Eso no es periodismo | Un Quindío que no parece equipo de fútbol | Día de la familia | Amar es más difícil que matar | Los políticos aprovechan todo | Da mucha risa | Optimismo e intolerancia | Ya llega el circo | Maldita violencia | Los niños y los jóvenes no son culpables | Toque de queda | ¡Qué pena del doctor! | Enamorado de la vida | Una espina más para "La Vendedora de Rosas" | Lo mejor del mundo, para ti | A corazón abieto | Alegría de vivir | Aquí no pasa nada | El soldado y la guerrillera | Las miserables piramides en Colombia | Una Feria Empresarial Diferente | Los niños, siempre los niños | Los Amigos | Un joyero y seis muñecas | No queremos prostitutas en los medios | Visitación | Violencia genera violencia | El cumpleaños de mi hijo | Adiós a una madre | La Vendedora de Rosas | Los Abrazos | ¿Y dónde está el amor? | Solidaridad | Luces de Navidad | Estar ahí | ¿Por qué el afecto? | ¡Padres Irresponsables! | ¿Amor y amistad? | ¿Equipo laboratorio? | El ascensor | ¡Una marcha contra el secuestro! | ¡La miserable envidia todo lo puede! | Gracias, querido viejo | Jóvenes en la U | Colombia | La Semana Santa se fue | Una Llamada | La Tumba de Gardeazábal | Religión | Gente buena | En busca del tesoro perdido | Decoración en Navidad | Los niños y la pólvora | El por qué de la vida | No te metas en mi vida | Hay quienes... | Los amigos también se enferman | Amor y Amistad | Las Visitas | ¡No Tengo Tiempo! | Pecado | Juventud, divino tesoro | Día del padre | La fiebre por las marcas | ¡Una Reflexión! | Día de la madre | Juegos Prohibidos | La Amistad | El Bus | Subsisdios no reclamados | En el día de la mujer | El Retrovisor y el panorámico | Tengo una ilusión | Iniciar clases | Medios y Educación | Sexo | ¡Navidad en Paz! | Acuerdo Humanitario | Fiestas de Armenia | ¡Y nada pasó! | El Consejo Superior | Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas Compartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 
YIPAO
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta.