Logotipo calarca.net
 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 APRENDAMOS LO BUENO
Manuel GómezPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Si así fuese ir a los estadios en Colombia, llenaríamos los mismos, cada domingo. Cada partido en el mundial era como asistir a una fiesta gigante. Alborozo, alegría, disfraces, banderas, caras pintadas, vuvuzelas, pitos, gritos, olas, frases. Una verdadera parranda interminable.

Amigos y contrarios en el mismo sitio, hablando, gritando, animando, tomando, sintiendo que estaban en un partido de fútbol. Que un partido se gana o se pierde, pero que al estadio se va a disfrutar. Eso no lo hemos podido entender, de unos años para acá, en nuestro bello país.

Eligen las "barras bravas" modelos nefastos de otros países o algunos se creen "hooligans" pasados de moda en Inglaterra. Y buen ejemplo dieron en Sudáfrica cuando no dejaron ingresar las "barras bravas" argentinas. No pasaron del aeropuerto. Fue algo interesante y ejemplo para todos los demás países.

Qué bueno sería volver al estadio a vibrar con los diferentes equipos en Colombia. Qué agradable sería que los estadios cada domingo. Que la gente llevara su bandera, su camiseta, su gorra, su cara pintada, pudiera gritar, vibrar, sentir la pasión del fútbol.

Argentina y Brasil perdieron y nada pasó en los estadios o fuera de ellos. Algunos lloraron, otros sintieron una gran pena, pero al final, sabían que se perdía un partido, un juego. Porque perder o ganar un juego no implica herir, injuriar o matar al vecino porque sí.

Hemos conocido de "hinchas" que viajan en buses y se bajan de estos para matar a otro porque lleva una camiseta que no es la del equipo predilecto. Otros atacan a quienes van caminando y llevan puesta una gorra de otro equipo.

Intolerancia injustificada en un país que merece la paz, que desea que todos hagamos un cambio.

Qué bueno poder volver al estadio. Ojalá los malosos que vieron por televisión los partidos en Sudáfrica, comprendan que no vale la pena ser intolerante. Que esa fiesta se puede tener, se puede vivir. Que un partido es un juego y que un juego se gana o se pierde.

Volver a los estadios, confiados en que allí habrá alegría, pitos, alharaca, olas, fiesta. Eso es lo ideal. Ojalá prensa, radio y televisión inicien una pronta campaña para que el regreso al fútbol sea como hace muchos años. Pero ahora, con ganas de que haya un carnaval en cada estadio.

Ojalá que algunos puedan cambiar esas concepciones estúpidas de "barras bravas" o "hooligans" fuera de lugar, porque son elementos de otros países que no debemos tener más en nuestro país.

* Cuando conozco a alguien no me importa si es blanco, negro, judío o musulmán. Me basta con saber que es un ser humano. - Walt Whitman.

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
Un viaje en silencio
El hijo de Pedrito
No hice la tarea
Eso no es periodismo
Un Quindío que no parece equipo de fútbol
Día de la familia
Amar es más difícil que matar
Los políticos aprovechan todo
Da mucha risa
Optimismo e intolerancia
Ya llega el circo
Maldita violencia
Los niños y los jóvenes no son culpables
Toque de queda
¡Qué pena del doctor!
Enamorado de la vida
Una espina más para "La Vendedora de Rosas"
Lo mejor del mundo, para ti
A corazón abieto
Alegría de vivir
Aquí no pasa nada
El soldado y la guerrillera
Las miserables piramides en Colombia
Una Feria Empresarial Diferente
Los niños, siempre los niños
Los Amigos
Un joyero y seis muñecas
No queremos prostitutas en los medios
Visitación
Violencia genera violencia
El cumpleaños de mi hijo
Adiós a una madre
La Vendedora de Rosas
Los Abrazos
¿Y dónde está el amor?
Solidaridad
Luces de Navidad
Estar ahí
¿Por qué el afecto?
¡Padres Irresponsables!
¿Amor y amistad?
¿Equipo laboratorio?
El ascensor
¡Una marcha contra el secuestro!
¡La miserable envidia todo lo puede!
Gracias, querido viejo
Jóvenes en la U
Colombia
La Semana Santa se fue
Una Llamada
La Tumba de Gardeazábal
Religión
Gente buena
En busca del tesoro perdido
Decoración en Navidad
Los niños y la pólvora
El por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas
 
YIPAO
YIPAO 2007
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.