Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas
 COLOMBIA

Por Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Desde hace muchos años, un amigo emigró con su esposa a Inglaterra y se quedó allí trabajando. Tuvieron dos hijos en esa tierra. Mi amigo y su familia vienen y van. Se sienten felices cuando pisan tierra colombiana y cuando llegan al Quindío quisieran no volver a viajar jamás.

Sin embargo, sus ocupaciones y necesidades han hecho que permanezcan más tiempo lejos de esta tierra. Jamás han dicho que no desean volver al país. Jamás han expresado que detestan lo que aquí hay o que la gente es muy mala, asesina y por eso, no vuelven.

Hasta el martes, yo admiraba a Fernando Vallejo por sus salidas, sus escritos, sus frases, sus palabras, sus virtudes con la palabra. Pero cuando dijo que jamás volvería a este "país imbécil", un país que siempre lo ha atropellado, ahí se me llenó la taza.

Como muchos colombianos, considero que es una salida injusta. Es un trato miserable a un país en el que no ha pasado sus últimos más de 35 años. Es ingrato con sus amigos, con la gente que ha estado cerca de su vida, con quienes lo han mimado y le han aguantado todo lo que ha escrito o dicho.

Se queda en México, donde siempre ha estado y además, quiere morir en México. Parece que ha estado encerrado y que no ha leído o visto nada de lo que sucede alrededor. México es fabuloso. Tiene una historia llena de todo, incluso de corrupción y demasiada violencia. Más que en Colombia.

Fernando Vallejo renegó de Colombia. Es un apátrida porque quiere, pero no porque haya ayudado a que este país crezca, salga de sus problemas. El no ha vivido lo que nosotros. No ha sufrido con la violencia nuestra y tampoco ha vivido nuestras alegrías cuando los deportistas, cantantes, grupos musicales sacan la cara por el país. Se ha perdido más de 35 años de vivencias.

Qué lástima, pero no quiero volver a leer sus escritos, ni le pararé bolas a lo que diga. No vale la pena. Algún día se arrepentirá y si no lo hace, tampoco hay problema. Es un personaje que no es colombiano y para mí ya no es interesante, ni hace parte del grupo de escritores que son excelentes en este país.

Defiende los animales, adora los animales y nos trata con términos ofensivos, así no seamos asesinos ni nada por el estilo. En México hay peleas de gallos, peleas de perros, corridas de toros y todo lo que tiene que ver con la violencia hacia los animales. Ahí, no dice o escribe nada.

Dejemos que Fernando Vallejo sea mexicano. Si para él es mejor que ser colombiano, sé que muchos colombianos residentes en el exterior desearían estar aquí. Porque no pueden, lloran y pasan penas amargas. Fernando Vallejo es, definitivamente, un amargado que prefiero olvidar.

"Para el hombre dichoso, todos los países son su patria." Erasmo de Rotterdam (1469-1536) Humanista neerlandés.

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
La Semana Santa se fue
Una Llamada
La Tumba de Gardeazábal
Religión
Gente buena
En busca del tesoro perdido
Decoración en Navidad
Los niños y la pólvora
El Por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"YIPAO 2006"
"YIPAO 2006"
ALUMBRADO 2005
Ver Alumbrado
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.