Logotipo calarca.net

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 EL EQUIPO LABORATORIO... PERDIÓ EL AÑO

Deportes Quindío descendió a la BPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomezuq@gmail.com)

Examen final y la nota más baja del año. Nada qué hacer. El señor Ángel hizo lo que quería hacer durante todo el año: ensayar. Pasaron niños que de jugadores tenían muy poco. Su cuento fue breve y sus mentiras fueron muchas. Recuerdo una entrevista en La Crónica del Quindío en la cual dijo:

"¿Por qué cree usted que la gente en Armenia le tiene antipatía?
No sé. Cuando voy al estadio los hinchas me gritan: ‘Calvo H.P.’. ¿Qué les he hecho yo? Rescatar el equipo que estaba en la B, invertir gran cantidad de dinero para mantenerlo en la A, servirle a la comunidad. Cuando no hay plata para algo, es Hernando Ángel el que saca de su bolsillo. No le debemos un peso a nadie, estoy al día con los jugadores, el cuerpo técnico y el personal administrativo. El último insulto lo recibí en una práctica en Comfenalco, en enero. Cuando fuimos a tomarnos un café, después del incidente, yo estaba muy triste y mi esposa y mi hijo me dijeron: ‘no desfallezca, sigue adelante con el Quindío, tú lo quieres, es tu equipo, p’delante papá, que usted trabaja con mucho amor por esta institución, que le paguen mal no importa’. Y seguí.

Pero don Hernando, vamos de últimos en la tabla.
Sí, cierto. Pero el equipo no va a quedar de último, quédese tranquilo.

La gente tiene mucho temor por el descenso.
No. Mire la tabla quiénes están por debajo de nosotros. Por nada del mundo vamos a descender, eso se los prometo".

Hoy, da risa leer ese texto. Promesa incumplida con un final que desde hacía algunas fechas se veía venir. Qué mentira más grande la del señor Ángel. Nos deja en la B y ahora dirá que los jugadores le pagaron mal.

Equipo laboratorio. Esas dos palabras me dejaron anonadado. No pude menos que pensar en la falta de dirigentes quindianos. ¡Claro! El señor Ángel se ha dedicado a "ensayar" jugadores aquí para venderlos en todas partes. Como a él nada le duele. El equipo es suyo y nosotros calladitos.

Recuerdo aquellas épocas de "La sombra" Martínez, Dante Álvarez, Conde, Burbano, Bártoli, Frade, Larraz, Pantoja, Angulo, Gallegos y Marcarián. Cuando íbamos al estadio, al destartalado San José a ver cómo jugaban esos once que apoyábamos porque era un Deportes Quindío que nos dolía. Ganaba y festejábamos. Perdía y llorábamos.

Todos los partidos eran verdaderos clásicos. Venía Millonarios y nos gozábamos esas victorias sobre el famoso campeón bogotano.

Hoy, siento que la ira me carcome. No hay derecho a que nuestro Deportes Quindío sea un "equipo laboratorio" y para colmo pierde el año . Y es así, pero nadie dice esta boca es mía.

¿Dónde están los líderes regionales? ¿Qué pasó con quienes tanto pregonan que el Deportes Quindío es nuestro? ¿Hasta cuándo el señor Hernando Ángel seguirá siendo dueño y señor de nuestro amado Deportes Quindío?

Se descorazona el que más, cuando ese Quindío pierde o empata, pero no gana. ¿Con qué camiseta juegan los integrantes del Quindío?

Nuestro reto debe ser el que volvamos a tener al Deportes Quindío. Debemos lograr que la alcaldía y la gobernación busquen fórmulas para que el Deportes Quindío vuelva a ser de los quindianos para que llenemos, domingo a domingo, el Estadio Centenario.

Que lo nuestro, sea nuestro. Seamos verdaderos quindianos. Que haya una identidad regional.

¡Que el Deportes Quindío sea de los quindianos!
 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
Nuestro primer tiempo | Un evento... ¡diferente! | Por qué la ternura | ¿Futuros periodistas? | ¿Por qué un festival nacional estudiantil de duetos? | Alfonso Osorio Carvajal | Gracias por la música y el humor | Soy un estudiante más | ¿Hasta cuándo? Ni idea | Jóvenes haciendo empresa | Más importantes las calificaciones que los abrazos | Sin afecto | Mi primera vez | La soledad de los jóvenes | Y ¿entonces qué? | El país más feliz del mundo | ¿Cese al fuego? | Hernán Peláez Restrepo | ¿Mes de los niños? ¿Día de los niños? | ¿Por qué las buenas noticias, no son noticia? | Gracias por la música | Una grata sorpresa | Nunca mires hacia atrás | Didier Drogba, un gran ser humano | Un día perfecto | Los medios son así | Abuelo, cuéntame una historia | Que roben poquito | El monstrumento en Armenia | Gracias por la música, John Jairo | ¡Por aquí no vuelvo! | ¡Otra vez, navidad! | Otro diciembre... | Me gustan los estudiantes | ¿Cómo se apaga? | Un miserable presidente | ¡Me lancé al concejo! | ¡No más! | El tren fantasma | ¡No atropellen, no abusen! | ¿Cómo celebramos? | Lo mismo de siempre... ¡y qué! | Padres, hijos, afecto... | El niño y el despecho | ¿Qué necesita la ciudad de Armenia? | Ya perdimos el año | ¿Por qué los abrazos? | La Caja del Amor | "Pecoso" Castro | ¡Qué hermosa noche! | Protagonistas de nuestra vergüenza | Los ruidosos bateristas | Vivencias en la U. | Sicario y drogadicto | ¡Se robaron la puerta...! | Los tiempos han cambiado | ¡Qué vergüenza de "honorables"! | Aprendamos lo bueno | Un viaje en silencio | El hijo de Pedrito | No hice la tarea | Eso no es periodismo | Un Quindío que no parece equipo de fútbol | Día de la familia | Amar es más difícil que matar | Los políticos aprovechan todo | Da mucha risa | Optimismo e intolerancia | Ya llega el circo | Maldita violencia | Los niños y los jóvenes no son culpables | Toque de queda | ¡Qué pena del doctor! | Enamorado de la vida | Una espina más para "La Vendedora de Rosas" | Lo mejor del mundo, para ti | A corazón abieto | Alegría de vivir | Aquí no pasa nada | El soldado y la guerrillera | Las miserables piramides en Colombia | Una Feria Empresarial Diferente | Los niños, siempre los niños | Los Amigos | Un joyero y seis muñecas | No queremos prostitutas en los medios | Visitación | Violencia genera violencia | El cumpleaños de mi hijo | Adiós a una madre | La Vendedora de Rosas | Los Abrazos | ¿Y dónde está el amor? | Solidaridad | Luces de Navidad | Estar ahí | ¿Por qué el afecto? | ¡Padres Irresponsables! | ¿Amor y amistad? | ¿Equipo laboratorio? | El ascensor | ¡Una marcha contra el secuestro! | ¡La miserable envidia todo lo puede! | Gracias, querido viejo | Jóvenes en la U | Colombia | La Semana Santa se fue | Una Llamada | La Tumba de Gardeazábal | Religión | Gente buena | En busca del tesoro perdido | Decoración en Navidad | Los niños y la pólvora | El por qué de la vida | No te metas en mi vida | Hay quienes... | Los amigos también se enferman | Amor y Amistad | Las Visitas | ¡No Tengo Tiempo! | Pecado | Juventud, divino tesoro | Día del padre | La fiebre por las marcas | ¡Una Reflexión! | Día de la madre | Juegos Prohibidos | La Amistad | El Bus | Subsisdios no reclamados | En el día de la mujer | El Retrovisor y el panorámico | Tengo una ilusión | Iniciar clases | Medios y Educación | Sexo | ¡Navidad en Paz! | Acuerdo Humanitario | Fiestas de Armenia | ¡Y nada pasó! | El Consejo Superior | Mario Mendoza en el Instituto Calarcá |
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas Compartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 
YIPAO
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta.