Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas
 UNA INVITADA ESPECIAL

Por Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Katherine León Zuluaga es nacida en la ciudad de Medellín en el año de 1983.
Comunicadora Social y Periodista de la Universidad del Quindío.
Periodista del programa cultural Rayuela de la UFM Estéreo.
Jefe de comunicaciones de la Escuela de Administración y Mercadotecnia del Quindío E.A.M.
De ella el siguiente artículo:

 LA FIEBRE POR LAS MARCAS

¡Marcas! Hoy día es muy común escuchar este término, mucho más, si de comprar prendas de vestir se trata y si el comprador es un joven. Antaño los jóvenes vestían de acuerdo con la opinión y el bolsillo de sus padres; ahora ¡ni de fundas¡, pues en esa búsqueda de ser cool y estar a la moda, para no ser rezagados por los demás, ser aceptados por los amigos y ocupar un puesto en el circulo social en el que se desenvuelven, los jóvenes de la generación de ahora buscan su propio estilo siguiendo las tendencias contemporáneas, difundidas por los medios masivos de comunicación o por el estilo de su ídolo, sea éste una estrella de la música o la televisión. Y por ese camino se van las confecciones en serie, la ropa elaborada por la modista del barrio y la ropa del almacén de la esquina, porque lo que juega es no tener la misma pinta que la del vecino, ni comprar lo más “chichipato” (entiéndase esta última expresión como lo más barato). Ahora, lo más “in”, es comprar en boutique las más reconocidas marcas, entre más costosas y extranjeras mejor, porque hasta lo autóctono y económico, en esto, también voló.

Los adolescentes de hoy son los más esnobistas, siempre quieren estar a la moda, tener el cuerpo lo más escultural posible, comprar el producto o el jueguito que anuncian en los comerciales, comprar el último celular que está en el mercado, tener el computador más veloz, ir a las discotecas que inauguran en el norte y cosas por el estilo. La fiebre por las marcas es tan alta, que se llega hasta el punto de sacrificar la mesada, con tal de ir ahorrando para comprar esos tenis Adidas o el jeans Levis, entre otros, por no entrar en detalle con más marcas. Sin duda alguna, es un síndrome que está afectando no sólo a los jóvenes sino a lo más pequeños. Quienes son padres entenderán profundamente esta situación, porque la han tenido que padecer en sus bolsillos.

Ojalá los jóvenes se interesaran en copiar el intelecto de Albert Einstein o Leonardo Da Vinci, tuvieran fiebre de 40 grados por los libros, se interesaran por los museos, en fin, que se preocuparan por tener más cultura y más valores, porque siendo personas con altos valores no se dejarían arrastrar por la superficialidad de las marcas y usarían ropa normal por fuera y se vestirían mejor por dentro. Este tipo de necesidades se crean o, ¿quién nació con unos tenis Nike puestos?

KATHERINE LEÓN ZULUAGA

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR

¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"JIPAO 2005"
"JIPAO 2005"
ALUMBRADO 2005
Ver Alumbrado
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.