Logotipo calarca.net
 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 LA CAJA DEL AMOR
Manuel GómezPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Cuando escuché a Hernán Rodríguez Nieto hablando de "La Caja del Amor" me entró curiosidad. Quería saber qué era eso. Nunca, a pesar de que llevan tres años haciendo esta labor, había escuchado sobre este gran proyecto.

Lo invité a "Rayuela", mi programa de radio en la U FM estéreo 102.1, emisora de la Universidad del Quindío. Quería que nos contara qué era, cómo era, quiénes eran, por qué y para quiénes.

Durante el programa, logré entender muchas cosas. Una historia interesante y llena de anécdotas agradables.

Este sábalo 11 de diciembre no quise perderme la cita. Le avisé con anticipación que contara conmigo. Que quería acompañarlo, trabajar, hacer. Y así fue. Lo que no esperaba era que yo iba a ser el presentador del evento.

Me levanté muy temprano. Me parecía genial asistir a algo tan especial, organizado por familias del G I School y coordinados por Hernán Rodríguez. Tomé un taxi para llegar al colegio San José.

En ese momento, recibí una llamada. Era un primo a quien hacía poco había tenido la oportunidad de conocer. Su llamada era muy importante. Fue casi una hora de charla, de conversación, de historia. Le agradecía que me tuviese en cuenta y rematé con un "cuente siempre conmigo".

A las 8 y 30 de la mañana, iniciamos el programa con una corta charla. Luego, el programa empezó en serio. Familias completas de diferentes barrios, pueblos y veredas estaban allí en el Auditorio del Colegio San José. El auditorio se hallaba lleno. Papás, mamás, niños, niñas y adolescentes. Todos esperaban ansiosos su Caja del Amor.

Yo estaba feliz. No me cambiaba por nadie Estaba ante un grupo gigante de personas con un gran amor. Humildes, sencillas, vestidas con sus mejores trajes, esperando La Caja del Amor.

Hubo música, premios, regalos, novena, palabras, orquesta, abrazos, muchos abrazos

Al final, pude conversar con señoras que me hablaban de sus alegrías y tristezas. Hubo más abrazos, niños, niñas y adolescentes felices con sus cajas. Las abrían, buscaban juguetes, muñecas, querían tenerlo todo en esa caja.

Quienes regalaron las cajas del amor son familias que quisieron compartir en este diciembre con otras familias.

La señora de mi hermano y yo queríamos entregar nuestra caja, ya que los demás no podían asistir al evento. La caja de la familia. Teníamos una. La caja 128. Yo estaba feliz con ese número, porque ese 128 es de muchos recuerdos. 1 es igual a enero y 28 el día de nacimiento de mi hija Paula Andrea. Enero 28 de 1983.

No la había elegido, sino que esa fue la caja que me entregaron. Había hablado con mi familia para llenar esa caja. Lo logramos. Mi hermano Luís Eduardo y su familia también colaboraron. Por eso, estábamos felices. Con ese número tan especial, teníamos una caja para una familia.

Una familia compuesta por Jorge Hernán Zuluaga Rey, su señora Martha Patricia Saavedra P. y sus hijas María Alejandra, Luisa Fernanda, Paula Andrea, Sara Leonela y Natali, quienes residen en La Virginia, recibieron nuestra caja. La Caja 128.

Nelly estaba feliz. Yo le había dicho que quería que me acompañara con William Fernando, mi hermano, pero él debía trabajar toda la mañana.

Gracias a Dios ocurrió, sucedió, asistimos a un maravilloso evento: La Caja del Amor. Es Navidad.

Ojalá haya muchas cajas del amor. Muchos nos necesitan.

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
"Pecoso" Castro
¡Qué hermosa noche!
Protagonistas de nuestra vergüenza
Los ruidosos bateristas
Vivencias en la U.
Sicario y drogadicto
¡Se robaron la puerta...!
Los tiempos han cambiado
¡Qué vergüenza de "honorables"!
Aprendamos lo bueno
Un viaje en silencio
El hijo de Pedrito
No hice la tarea
Eso no es periodismo
Un Quindío que no parece equipo de fútbol
Día de la familia
Amar es más difícil que matar
Los políticos aprovechan todo
Da mucha risa
Optimismo e intolerancia
Ya llega el circo
Maldita violencia
Los niños y los jóvenes no son culpables
Toque de queda
¡Qué pena del doctor!
Enamorado de la vida
Una espina más para "La Vendedora de Rosas"
Lo mejor del mundo, para ti
A corazón abieto
Alegría de vivir
Aquí no pasa nada
El soldado y la guerrillera
Las miserables piramides en Colombia
Una Feria Empresarial Diferente
Los niños, siempre los niños
Los Amigos
Un joyero y seis muñecas
No queremos prostitutas en los medios
Visitación
Violencia genera violencia
El cumpleaños de mi hijo
Adiós a una madre
La Vendedora de Rosas
Los Abrazos
¿Y dónde está el amor?
Solidaridad
Luces de Navidad
Estar ahí
¿Por qué el afecto?
¡Padres Irresponsables!
¿Amor y amistad?
¿Equipo laboratorio?
El ascensor
¡Una marcha contra el secuestro!
¡La miserable envidia todo lo puede!
Gracias, querido viejo
Jóvenes en la U
Colombia
La Semana Santa se fue
Una Llamada
La Tumba de Gardeazábal
Religión
Gente buena
En busca del tesoro perdido
Decoración en Navidad
Los niños y la pólvora
El por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas
 
YIPAO
YIPAO
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.