Logotipo calarca.net
 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas
 ¡MALDITA VIOLENCIA!
Manuel GómezPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Lina Varela tenía veinte años. Apenas 20. Vivía en Zarzal con su hermano. Le encantaba reír y tenía muchos amigos. Era aficionada a South Park, su programa favorito. En fotos, casi nunca aparecía sola. Al menos, una amiga a su lado. Disfrutaba las fiestas y todos los momentos con sus amigas. Tenía su parche, sus parceros del alma. Ella era así.

Estudiaba Negocios Internacionales en la Escuela de Administración y Mercadotecnia – EAM. Era de las mejores estudiantes. En la mañana del sábado, yo había entrado a Facebook y de pronto tres jóvenes de la EAM estaban conectándose conmigo. Me saludaron y me escribieron casi lo mismo, al mismo tiempo. Estaban tristes. Escribieron: "Manuel, yo estudio Negocios Internacionales. Anoche mataron a una compañera en Zarzal". "Manuel, nos vamos a reunir a las 12 para saber qué hacemos". "Manuel, unos en moto iban persiguiendo a otros en carro, estaban disparando y uno de los tiros le dio en la espalda. Ella iba con el hermano. Habían salido a caminar". "Manuel, Lina era una bacana".

Lina VarelaYo leí y les agradecí la información. Sentí que a mí también me dolía demasiado.

¡Maldita violencia! Por todas partes en mi bello país. Un país que tiene todo y donde hay gente buena. Pero, los malos abundan. Están por todos lados, de sur a norte, de oriente a occidente. Narcos, capos, mafiosos, guerrilla, paramilitares. Y también, por el otro lado, algunos miembros del ejército y la  policía con sus famosos “falsos positivos” y sus “equivocaciones cotidianas”. Los corruptos de cuello blanco y muchos de los "honorables" senadores, representantes, diputados, concejales que hacen y deshacen, pero nada pasa con ellos. Andan libres por todo el país.

¡Maldita violencia! Dejó a una familia sin una joven emprendedora, estudiosa, juiciosa, alegre, inteligente, amable, llena de vida. A los que la mataron, no les importó nada. Siguieron derecho. Disparando, porque en este país se dispara sin importar a quién se asesina. Se estaban disparando entre ellos, pero no había policías o soldados para detener a esos malditos. Pasaron por las calles de Zarzal como los dueños de las vidas de los que se pusieran en el camino.

Los asesinos han aprendido más su oficio, gracias a que los medios ayudan. La televisión y el cine les dan una mano. Si no saben aprenden y si ya saben, complementan.

Telenovelas como "El capo", "Las muñecas de la mafia", "Pandillas, guerra y paz" son platos preferidos para aquellos y aquellas que quieren saber más del miserable oficio de matar. Porque a los canales les importa el rating, no el televidente. Por eso, mientras más sangrienta, mafiosa y miserable sea la telenovela, más morbo despierta. Eso hacen RCN y Caracol Televisión. Y creen que están educando. Que están enseñando. Que están entreteniendo. ¿Entreteniendo? No saben qué es eso. Solamente les importa dar y mostrar violencia. Generan violencia y creen que educan. ¡Qué cínicos!

¡Maldita violencia! En un país donde cada día nos enseñan que debe haber más seguridad democrática y menos educación. Porque les importa más  que haya armas y no libros. Un fusil cuesta $ 15.000.000.oo (Quince millones). Pero no hay para dotar una escuela, ni para que las matrículas en colegios y universidades sean más baratas. No. Aquí, en este país, donde se habla de paz con las armas en la mano, no importa si se asesina un niño, una niña, o una bala perdida mata a una joven que quería ser profesional. Hoy, esos asesinos a sangre fría deben estar disparando en otra parte, en otra ciudad, en otra calle.

¡Maldita violencia! "Violencia, maldita violencia... por qué no te empeñas en cultivar la tierra de Dios. Por qué no permites que salga nueva oración. Violencia, por qué no permites que reine la paz, que reine el amor. Recuerda que duerman los niños en cunas sonriendo de amor. Violencia, por qué no permites que reine el amor...". ¡Maldita violencia!

"Lo mismo cortan las vidas por el placer de cortarlas. Para que quede la tierra con dolores en el alma."

"Un funeral de luceros cubre la piel de la patria".

Lina Varela, descansa en paz.

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
Los niños y los jóvenes no son culpables
Toque de queda
¡Qué pena del doctor!
Enamorado de la vida
Una espina más para "La Vendedora de Rosas"
Lo mejor del mundo, para ti
A corazón abieto
Alegría de vivir
Aquí no pasa nada
El soldado y la guerrillera
Las miserables piramides en Colombia
Una Feria Empresarial Diferente
Los niños, siempre los niños
Los Amigos
Un joyero y seis muñecas
No queremos prostitutas en los medios
Visitación
Violencia genera violencia
El cumpleaños de mi hijo
Adiós a una madre
La Vendedora de Rosas
Los Abrazos
¿Y dónde está el amor?
Solidaridad
Luces de Navidad
Estar ahí
¿Por qué el afecto?
¡Padres Irresponsables!
¿Amor y amistad?
¿Equipo laboratorio?
El ascensor
¡Una marcha contra el secuestro!
¡La miserable envidia todo lo puede!
Gracias, querido viejo
Jóvenes en la U
Colombia
La Semana Santa se fue
Una Llamada
La Tumba de Gardeazábal
Religión
Gente buena
En busca del tesoro perdido
Decoración en Navidad
Los niños y la pólvora
El por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas
 
YIPAO
YIPAO 2007
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.