Cargando...
Logotipo calarca.net

MANUEL GÓMEZ

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
¡NO MÁS HALLOWEEN!

Manuel Gómez SabogalPor Manuel Gómez Sabogal.
manuelgomezuq@gmail.com

Copiar en los exámenes era y creo que aún es una costumbre. Copiar y pegar, se volvió otra más peligrosa, pues leer ya no se da en muchas personas y prefieren calcar artículos y notas para realizar un taller que quede perfecto y presentarlo como propio para una tesis o un trabajo final.

Seguimos copiando y nada más perverso que tomar el día de San Valentín como si fuese también propio, nuestro. Y ya muchas personas celebran el 14 de febrero como si fuese una festividad muy colombiana.

Y ni decir de los productos que se consumen. Muchos son del exterior como si no tuviésemos excelentes colombianos.

La celebración de Halloween comenzó en Irlanda hacia el año 100 D.C. En aquella época Halloween era un festival pagano que los celtas celebraban con el nombre de Samhain, una antigua palabra gaélica que significa "el final de la cosecha". El festival era el momento en el que los antiguos celtas paganos almacenaban provisiones y sacrificaban ganado para prepararse para el invierno. Los celtas creían que en la noche de Samhain (Halloween), los espíritus de los muertos volvían a visitar el mundo de los mortales, así que encendían grandes hogueras para ahuyentar a los malos espíritus. Los irlandeses celebran el 31 de octubre desde el año 100 D.C. En Irlanda, Halloween es muy popular y mucha gente se disfraza para provocar miedo y se colocan linternas de calabaza en casi todas las casas. Un dulce típico es el Barm Brack, un bizcocho que esconde un anillo y un penique dentro: "Te casarás este año si encuentras el anillo y tendrás fortuna si encuentras el penique". También son muy populares las hogueras, pues se supone que ahuyentan a los espíritus malignos. La leyenda sitúa en todos los castillos un espíritu del pasado.

¿Alguien sabía esta historia? ¿A alguno de nosotros le ha interesado ir a las raíces y encontrarse con lo que acaba de leer? Para nada. Nos llegó de rebote y lo tomamos. Así de fácil. Una celebración del exterior la vemos como nuestra.

Antes, se disfrazaba a los niños. Ahora, niños y adultos por igual, salen a buscar dulces el 31 de octubre en una maratón que arranca en la mañana y en ocasiones termina en fiesta de disfraces, donde los adultos se emborrachan y los niños se atragantan con los dulces recolectados en el día.

Cambiemos aunque sea el nombre. Que sea un nombre muy nuestro. El día de los niños, la noche de los niños, pero no más Halloween.

Hasta los almacenes optan por nombres extranjeros o que parecen así. Lo vemos a diario en todas partes. Jota´s shop, Fried & roast pollo y muchos más.

¿Qué pasa con lo nuestro? ¿Dónde está nuestra identidad? Se acerca 2016, año de los 50 del Departamento del Quindío y todavía no sabemos quiénes somos.

OTROS ARTÍCULOS