Cargando...
Logotipo calarca.net

MANUEL GÓMEZ

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
PADRES MISERABLES

Manuel Gómez SabogalPor Manuel Gómez Sabogal.
manuelgomezuq@gmail.com

Un video muy real, me hizo escribir esta nota. Un video donde una mujer maltrata a una menor indefensa. Descarga su odio contra la niña. La abuela, impasible, observa y espera a que suceda lo que sea.

Se limita a decir que la niña es desobediente, pero nada hace para calmar a la miserable que sigue golpeando sin compasión a la niña.

El maltrato parece ser la consigna en muchos "hogares". "Hogares" destruidos, derruidos, donde ya imperan el odio y el rencor y en quienes se desahogan, en los niños.

Cómo pedir a los padres que no sean maltratadores porque odian a una expareja o pareja o a un maltratador. ¿Por qué vengarse en un indefenso niño?

A veces, me pregunto para qué celebraciones que son solamente pasajeras. Para qué hablar de cumpleaños o fiestas a los niños si al día siguiente o al rato se les está castigando con rudeza y rencor.

No entiendo dónde quedan el afecto, el cariño, el amor que se dice por los hijos, por los niños.

El maltrato, los gritos no conllevan a nada. Renacen el odio, el deseo de irse de casa y en el peor de los casos las ideas suicidas. Ese maltrato con palabras hirientes y golpes irremediables hacen que el niño no sienta sino odio por la persona que él cree la ama.

Padres miserables esos que siembran odio en los niños. Padres miserables, esos que solamente gritan, regañan y creen que se ganan el respeto con base en maltrato.

No, así no es. Una cosa es castigar, reprender, teniendo en cuenta los parámetros del respeto y el afecto y otra muy distinta, vengarse en un niño. Desquitarse en un menor y considerar que esa reprimenda, esos golpes, esas frases calman el odio interno por quien maltrató o maltrata.

Así no, por favor. Renovemos ese afecto, ese amor por los niños, pero que no haya desquites con ellos. No puede ser que ante cualquier detalle, desatención o desobediencia, se saquen a relucir los desafectos por otras personas.

Que no influyan los demás en los castigos a los niños. Que el odio no supere el afecto hacia el niño.

No más maltrato en muchos hogares. No creo que haya padres ignorantes, sino padres miserables.

OTROS ARTÍCULOS