Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas
 ¿QUÉ PECADO TAN GRAVE COMETIÓ LA UNIVERSIDAD DEL QUINDÍO?

Por Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

¡Que horror! Vuelve y juega. Otra vez la Universidad del Quindío —por obra y gracia de las apetencias de unos integrantes del Consejo Superior a quienes les gustó la rectoría, y el poder y de las barbaridades de un Consejo Superior que se auto-decreta honorarios, se auto-asigna becas, viajes al exterior, juega con la rectoría y manosea los estatutos— sufrirá el consabido calvario de la poca credibilidad ad portas de elegir nuevo rector.

¿Qué pecado cometió nuestra Universidad para que tenga que pagar tan caro por la autonomía que le concedió la Constitución del 91 de nombrar sus directivas y darse sus propios estatutos? ¿Quién dijo que la Universidad tiene que ser maltratada, desbaratada y pisoteada por un grupo donde hay tres consejeros que no deben votar para elegir rector? ¿No será capaz la sociedad quindiana de parar este magnicidio?

La Universidad del Quindío puede morir de tantos azotes y humillaciones, pues las instituciones se destruyen cuando se mancillan y se ponen al servicio de causas perversas y motivaciones que no tienen nada que ver con su misión. Y su muerte será más dolorosa cuando la matan aquellos a quienes la sociedad les confió la tarea de administrarlas. Mejor dicho, cuando la matan sus propios hijos. Y más dolorosa será la muerte si pudiéndola evitar nos quedamos silenciosos y cruzados de brazos.

Desde el 9 de mayo del 2002, (Acta Nº. 007, mayo 6-002) el Consejo Superior, a raíz de los acontecimientos, se comprometió con un proceso de fortalecimiento de la democracia participativa y respeto de la autonomía. ¡ Vaya si fuimos ingenuos! Pusimos los ratones a cuidar el queso! Y ahí están los resultados: literalmente se lo tragaron todo. No importa que para lograrlo tuvieran que oscurecer la transparencia, pisotear la democracia, negociar la autonomía y hasta la rectoría. ¡ Pobre universidad ! ¿Qué crimen cometió para tener que cargar con el Karma que le impusieron sus amigos, los consejeros?

O si no, preguntémosle a Oscar Marino García ¿Por qué no ha renunciado a su puesto en el Consejo Superior luego de su participación en la aprobación de los "honorarios con retroactividad"; aprobación de viaje al exterior del rector (Parra) y el Representante del Ministro de Educación; aprobación de becas para el rector (Parra) y el representante de los ex rectores (Carlos A. Echeverri); proponer al representante de los estudiantes (Consejo Superior anterior) para que se le otorgara una beca y la firma de un documento de compromiso con el Rector (Nieto) para "jugar" con la rectoría de la Universidad del Quindío?

Preguntémosle a Luz Estela Ocampo ¿Por qué no ha renunciado a su puesto en el Consejo Superior de la Universidad del Quindío, si los Gremios le quitaron el respaldo y participó como "testigo" en la firma del documento de compromiso para "jugar" con la rectoría de la Universidad del Quindío?

Preguntémosle a Henry Valencia ¿Por qué no ha renunciado a su puesto en el Consejo Superior, luego de haber salido por la puerta de atrás como rector de la Universidad del Quindío y después, de La Gran Colombia?

Por favor, comunidad quindiana, profesores, egresados, estudiantes, empleados de la Universidad del Quindío, estos tres personajes no pueden estar en el Consejo Superior ni ahora, ni cuando se estudien los nombres para elegir rector de la Universidad del Quindío. No tienen autoridad moral para votar.

No podemos permitir que estén allí estudiando y analizando el nombre del nuevo rector de la Universidad del Quindío, pues ya sabemos cómo actúan y cómo se comportan. No podemos permitir que sigan perteneciendo al Consejo Superior de la Universidad del Quindío estos tres mentirosos, hipócritas, falsos, manipuladores y cínicos.

¡Hagamos algo! ¡La sociedad quindiana, profesores, empleados, estudiantes, egresados de la Universidad del Quindío tienen que pronunciarse. Llevamos años quejándonos, lamentándonos y dándonos golpes de pecho por la suerte de la Universidad. No la lloremos más. No dejemos que la crucifiquen. No permitamos que con voz moribunda clame:

¡Perdónalos porque no saben lo que hacen!

Manuel Gómez Sabogal
c.c. 7.508.272 de Armenia

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR

Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"JIPAO 2005"
"JIPAO 2005"
ALUMBRADO 2005
Ver Alumbrado
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.