Logotipo calarca.net
 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 "PECOSO" CASTRO
Manuel GómezPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Cuando hace unos días escuché en Caracol Radio el programa de los domingos, El Carrusel Caracol, me concentré en lo que decía "El Pecoso" Castro. Lo estaban entrevistando. ¿Por qué el rendimiento de sus jugadores? Su respuesta me dejó pensando e ilusionándome con entrevistarlo, no, mejor, quería charlar con él. Es que cuando habló de que los jugadores antes que futbolistas son seres humanos, personas, entendí que "El Pecoso" Castro no era el que muchos creían. No lo conocíamos. Era diferente.

¿Cómo lograr que fuese a la U FM a mi programa "Rayuela"? Había una persona que me podía ayudar y ese era Danilo Gómez Herrera, un periodista de tiempo completo, con amor por su profesión y amigo del "Pecoso". Amigó mío, también. Pues sí, hablé con Danilo y le pedí que me ayudara. Mi único deseo era que los oyentes conocieran al verdadero "Pecoso" Castro.

Mi ilusión no podía quedarse allí, sino que debía convertirse en realidad. Muy difícil, pero lo difícil me gusta, los retos me encantan y charlar con "El Pecoso" en el último programa del año en "Rayuela", era un reto grande. El Deportes Quindío se encuentra en un momento casi que definitivo de los cuadrangulares y temía que "El Pecoso" estuviese muy comprometido.

Danilo me invitó a la práctica del Deportes Quindío el jueves. Asistí y me preocupé. El ánimo de los jugadores no era el mismo. Al término de la práctica, conversé con algunos amigos y me di cuenta que el ambiente estaba un poco pesado.

Nos acercamos al "Pecoso", quien muy amablemente, a pesar del momento, nos atendió. Danilo ya le había hecho la invitación a mi programa. Me preguntó el nombre y me dijo: "cuente conmigo. Estaré a las 6.45 p.m." Le agradecí y me fui a preparar para "Rayuela".

Llegó muy puntual a la cita. Entramos a la cabina y empezamos a conversar. Mejor dicho, empezó a contarnos su historia. Esa historia que casi nadie conocía, no se había escuchado jamás. Esa parte humana. Ese señor que estaba a mi lado en "Rayuela" era alguien genial, estupendo, un ser humano increíble. Nos habló de su infancia, su juventud y sus hijos. Enamorado de sus hijos, padre ejemplar.

Todo lo que dijo "El Pecoso" fue interesante. Quedé convencido de haber invitado a un gran señor. A un personaje que vale la pena.

"El Pecoso" es de esas personas que uno se quiere encontrar todos los días para aprender más y más. Se le escucha con atención, en silencio, se van hilvanando todos sus pasajes y se siente a un hombre, hijo de una lavandera, orgulloso de su vieja, sus hermanos y sus hijos.

"El Pecoso" es esa persona que te pone a pensar que la fama es efímera, pasa. Es alguien muy puesto en su sitio. Es un gran ser humano. De eso quedé convencido.

Gracias "Pecoso". Fue una charla con alguien que cree en el afecto, los abrazos, el amor, la vida. Fue una charla en la cual aprendí mucho más. Lo tiene todo, pues se siente orgulloso de sus hijos, lo que ha hecho por ellos, sus respuestas. O si no, que lo diga Martín, su compañero de 10 años. El "milagro" de la vida.

Después de nuestra charla, "El Pecoso" salió para una finca cercana a encontrarse con su amigo "el sordo" Ramírez con quien jugó en el Deportivo Cali. Era la noche de despedida de soltera de Carolina Ramírez "La Pola", quien se casa con un empresario argentino en Armenia, este sábado.

Gracias Danilo, porque su colaboración fue muy importante.

Gracias "Pecoso" Castro. Muchos éxitos y que siga siendo ese que todavía no terminamos de conocer y nos sorprende con anécdotas e historias llenas de muchos abrazos y cariño.
 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
¡Qué hermosa noche!
Protagonistas de nuestra vergüenza
Los ruidosos bateristas
Vivencias en la U.
Sicario y drogadicto
¡Se robaron la puerta...!
Los tiempos han cambiado
¡Qué vergüenza de "honorables"!
Aprendamos lo bueno
Un viaje en silencio
El hijo de Pedrito
No hice la tarea
Eso no es periodismo
Un Quindío que no parece equipo de fútbol
Día de la familia
Amar es más difícil que matar
Los políticos aprovechan todo
Da mucha risa
Optimismo e intolerancia
Ya llega el circo
Maldita violencia
Los niños y los jóvenes no son culpables
Toque de queda
¡Qué pena del doctor!
Enamorado de la vida
Una espina más para "La Vendedora de Rosas"
Lo mejor del mundo, para ti
A corazón abieto
Alegría de vivir
Aquí no pasa nada
El soldado y la guerrillera
Las miserables piramides en Colombia
Una Feria Empresarial Diferente
Los niños, siempre los niños
Los Amigos
Un joyero y seis muñecas
No queremos prostitutas en los medios
Visitación
Violencia genera violencia
El cumpleaños de mi hijo
Adiós a una madre
La Vendedora de Rosas
Los Abrazos
¿Y dónde está el amor?
Solidaridad
Luces de Navidad
Estar ahí
¿Por qué el afecto?
¡Padres Irresponsables!
¿Amor y amistad?
¿Equipo laboratorio?
El ascensor
¡Una marcha contra el secuestro!
¡La miserable envidia todo lo puede!
Gracias, querido viejo
Jóvenes en la U
Colombia
La Semana Santa se fue
Una Llamada
La Tumba de Gardeazábal
Religión
Gente buena
En busca del tesoro perdido
Decoración en Navidad
Los niños y la pólvora
El por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas
 
YIPAO
YIPAO
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.