Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas
 LOS NIÑOS Y LA PÓLVORA

Por Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Los niños, siempre los niños. En octubre se habla del mes de los niños y a pesar de muchas notas de prevención dirigidas a padres y familiares, los niños son violentados, asesinados. Prensa y radio hacen campañas, pero nadie escucha.

En diciembre, nuevamente las campañas para que no haya pólvora. Para que los niños no utilicen algunos elementos con los cuales puedan quemarse. Sin embargo, los casos se presentan a diario. La noche de las velitas puede ser nuevamente desastrosa en todo el país. No es para decir que en Colombia habrá menos quemados que el año anterior o que las estadísticas favorecerán la suerte de muchos niños.

Padres que dejan solos en casa a muchos niños. Estos utilizan pólvora y se queman. Padres que dejan que sus hijos jueguen con ese veneno y también se queman. Padres que se dedican a jugar con pólvora en presencia de los pequeños y los queman. Es decir, padres irresponsables que luego correrán con sus hijos a hospitales, clínicas y centros de salud para que les salven un ojo, las manos, los deditos.

Primero, casi treinta segundos de alegría y luego, en el mejor de los casos, permanentes cicatrices no solo en el corazón, sino en diferentes partes del cuerpo.

Qué bueno empezar a cuidar los niños y niñas en este país. Talleres para los padres, encuentros con los educadores en escuelas y colegios en la sección de primaria. Que padres, familias, profesores, niños y niñas entiendan que las campañas de prevención son importantes.

¿Por qué cruzarnos de brazos y dejar que los niños y niñas tan indefensos no nos importen? Qué bueno iniciar una campaña, así sea en nuestra ciudad, en defensa de niños y niñas.

¿Y los asesinatos de niños y niñas cuándo pararán? Nos volvimos demasiado tranquilos, impasibles. Es un tormento ver televisión, escuchar noticias. Como que seguimos con la mirada perdida en el vacío sin importarnos nada de lo que acontece con niños y niñas.

¡Por favor, entendamos que esos niños y niñas merecen vivir!
 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR

El Por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"YIPAO 2006"
"YIPAO 2006"
ALUMBRADO 2005
Ver Alumbrado
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.