Logotipo calarca.net

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 ¿POR QUÉ UN FESTIVAL NACIONAL ESTUDIANTIL DE DUETOS?

Manuel Gómez SabogalPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomezuq@gmail.com)

Son muchas las respuestas que pueden darse a raíz del nacimiento de un evento a nivel nacional para los jóvenes.

La Fundación Retos y Oportunidades ONG y quienes hemos estado a cargo del evento desde el año 2011, hemos creído que la música ayuda, colabora, incita a que los jóvenes utilicen mejor el tiempo libre.

Muchos colegios ya no contratan profesores de música, porque, pienso, consideran sus directivos que es un gasto innecesario y no una inversión para que sus estudiantes desarrollen habilidades relacionadas con la música. No encuentran que los profesores de música pueden incentivar la creatividad, encontrar voces, duetos, tríos, coros, tunas.

¿Por qué Estudiantil? Porque los jóvenes deben hacer historia con base en la música. En los colegios hay voces maravillosas, en muchos casos, perdidas en el laberinto del descuido de los directivos y docentes, porque no estimulan y en muchos casos, ni se percatan de cuántas voces pueden representar a sus instituciones en eventos regionales y nacionales.

Hay muchos jóvenes que pueden unir sus voces y conformar duetos, tríos, coros.

Todo esto, incentiva el uso del tiempo libre y evita, en gran parte, el acercamiento a los vicios, la soledad en la cual están prisioneros muchos jóvenes, el aislamiento, el matoneo. La música despierta el ánimo e involucra sus mentes al disfrute.

La soledad de muchos jóvenes es incalculable. Se sienten desprotegidos, aislados, con mucha gente alrededor. Solos, aunque estén acompañados. Muchos no hablan de los padres y si dicen algo es para manifestar que no los conocen o que se fueron dejándolos con una tía, la abuela, un tío.

No podemos dejar pasar por alto lo que ha venido sucediendo en nuestro país. Cada día sabemos de intentos o suicidios de jóvenes universitarios, estudiantes de colegios o niños. Se habla de estudios, análisis, porcentajes, pero no de soluciones internas como arte, pintura, escultura, talleres culturales, cafés literarios, música.

Muchos jóvenes desconocen los aires musicales propios de la región. No distinguen un bambuco de un pasillo y ni les interesa saber qué es una guabina u otro ritmo maravilloso de nuestra identidad cultural.

¿Por qué duetos? Porque son ya pocos, escasos los duetos que hallamos a nivel nacional, interpretando música andina colombiana. Silva y Villalba, Dueto de antaño, Garzón y Collazos pasaron a la historia.

Ahora, hay algunos duetos, pero siempre van y repiten en cuando certamen se realiza en Colombia. Ya son conocidos y reconocidos en todo el país por sus capacidades y cualidades, pero no han surgido duetos capaces  de superar a estos.

Por lo anterior y mucho más, nació el Festival Nacional Estudiantil de Duetos "Alfonso Osorio Carvajal". Queremos tocar puertas, llamar a directivos, docentes, estudiantes y que todos entiendan que queremos un renacer de la música andina colombiana con base en los jóvenes de nuestro país.

¿Por qué Alfonso Osorio Carvajal? Porque Alfonso Osorio Carvajal, periodista, compositor, poeta, escritor, fue quien creó el Concurso Nacional de Duetos "Hermanos Moncada". Colaboró en la creación del Festival Nacional Universitario de Duetos y nos acompañó en la creación del Festival Departamental Estudiantil de Duetos.

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
Alfonso Osorio Carvajal | Gracias por la música y el humor | Soy un estudiante más | ¿Hasta cuándo? Ni idea | Jóvenes haciendo empresa | Más importantes las calificaciones que los abrazos | Sin afecto | Mi primera vez | La soledad de los jóvenes | Y ¿entonces qué? | El país más feliz del mundo | ¿Cese al fuego? | Hernán Peláez Restrepo | ¿Mes de los niños? ¿Día de los niños? | ¿Por qué las buenas noticias, no son noticia? | Gracias por la música | Una grata sorpresa | Nunca mires hacia atrás | Didier Drogba, un gran ser humano | Un día perfecto | Los medios son así | Abuelo, cuéntame una historia | Que roben poquito | El monstrumento en Armenia | Gracias por la música, John Jairo | ¡Por aquí no vuelvo! | ¡Otra vez, navidad! | Otro diciembre... | Me gustan los estudiantes | ¿Cómo se apaga? | Un miserable presidente | ¡Me lancé al concejo! | ¡No más! | El tren fantasma | ¡No atropellen, no abusen! | ¿Cómo celebramos? | Lo mismo de siempre... ¡y qué! | Padres, hijos, afecto... | El niño y el despecho | ¿Qué necesita la ciudad de Armenia? | Ya perdimos el año | ¿Por qué los abrazos? | La Caja del Amor | "Pecoso" Castro | ¡Qué hermosa noche! | Protagonistas de nuestra vergüenza | Los ruidosos bateristas | Vivencias en la U. | Sicario y drogadicto | ¡Se robaron la puerta...! | Los tiempos han cambiado | ¡Qué vergüenza de "honorables"! | Aprendamos lo bueno | Un viaje en silencio | El hijo de Pedrito | No hice la tarea | Eso no es periodismo | Un Quindío que no parece equipo de fútbol | Día de la familia | Amar es más difícil que matar | Los políticos aprovechan todo | Da mucha risa | Optimismo e intolerancia | Ya llega el circo | Maldita violencia | Los niños y los jóvenes no son culpables | Toque de queda | ¡Qué pena del doctor! | Enamorado de la vida | Una espina más para "La Vendedora de Rosas" | Lo mejor del mundo, para ti | A corazón abieto | Alegría de vivir | Aquí no pasa nada | El soldado y la guerrillera | Las miserables piramides en Colombia | Una Feria Empresarial Diferente | Los niños, siempre los niños | Los Amigos | Un joyero y seis muñecas | No queremos prostitutas en los medios | Visitación | Violencia genera violencia | El cumpleaños de mi hijo | Adiós a una madre | La Vendedora de Rosas | Los Abrazos | ¿Y dónde está el amor? | Solidaridad | Luces de Navidad | Estar ahí | ¿Por qué el afecto? | ¡Padres Irresponsables! | ¿Amor y amistad? | ¿Equipo laboratorio? | El ascensor | ¡Una marcha contra el secuestro! | ¡La miserable envidia todo lo puede! | Gracias, querido viejo | Jóvenes en la U | Colombia | La Semana Santa se fue | Una Llamada | La Tumba de Gardeazábal | Religión | Gente buena | En busca del tesoro perdido | Decoración en Navidad | Los niños y la pólvora | El por qué de la vida | No te metas en mi vida | Hay quienes... | Los amigos también se enferman | Amor y Amistad | Las Visitas | ¡No Tengo Tiempo! | Pecado | Juventud, divino tesoro | Día del padre | La fiebre por las marcas | ¡Una Reflexión! | Día de la madre | Juegos Prohibidos | La Amistad | El Bus | Subsisdios no reclamados | En el día de la mujer | El Retrovisor y el panorámico | Tengo una ilusión | Iniciar clases | Medios y Educación | Sexo | ¡Navidad en Paz! | Acuerdo Humanitario | Fiestas de Armenia | ¡Y nada pasó! | El Consejo Superior | Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas Compartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 
YIPAO
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta.