Logotipo calarca.net
 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas
 ¡QUÉ PENA DEL DOCTOR!
Manuel GómezPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Ese sábado estaba descansando como nunca. Había leído el periódico y había terminado de leer un libro.

En la tarde, me acosté un rato. A eso de las 4 de la tarde, me levanté, me bañe otra vez, pues en la mañana ya lo había hecho y me senté a ver televisión. Pasé diferentes canales. Quería ver una película agradable, de humor. No estaba para nada diferente. Quería reírme un rato. De pronto, me detuve en el canal donde estaba el Presidente y detallé algunas caras conocidas. Escuché detenidamente algunas intervenciones. Creí que estaba en un canal de humor. Protestas, protestas, quejas, más quejas. Sonrisas del Presidente.

De pronto, un reconocido político quindiano pidió la palabra. Recordé que, semanas atrás, dicho político quindiano había cambiado de partido, al igual que otros muchos políticos colombianos, porque esa es la moda, pero según este político, lo hizo porque sintió el llamado a dar la vuelta en u. Aquí encontraba el verdadero camino, el liderazgo.

Y hablando de liderazgo, el político quindiano, con voz entrecortada y emocionado le dijo al Presidente: -"Señor Presidente, en el Quindío, en Armenia, no tenemos Éxito. Hace dos años nos prometieron que construirían el Éxito y hasta ahora nada. Tampoco hay Carrefour."

El Presidente, dirigiéndose al político quindiano, así como hablan los Presidentes, con voz de Presidente, le contestó: - "No puede ser. Ya llamo al gerente del Éxito." – Aló. Qu´hubo pues. ¿Todo bien? Perdona que te llame a esta hora, pero es que quiero un favorcito. Cómo te parece que en Armenia me están diciendo que no han ubicado el Éxito. Ahhh. Bueno. Ya les digo." Y dirigiéndose a la multitud, les dijo: "Tranquilos mijitos. El año entrante tendrán el Éxito." Luego, hizo otras dos llamadas. Una al Gerente de Carrefour y otra al de Alkosto. Todos le dijeron que el año entrante Armenia tendría todo eso y más, mucho más.  Y el público aplaudió a rabiar.

Y yo, sentado frente al televisor, me quedé pensando, pensando. Así como cuando uno se sienta a pensar. "¡Qué pena del doctor!", me dije. No puede ser cierto lo que escuché.

Yo creí que estaba en un programa de humor, pero no. Era la reunión del Presidente con la alcurnia del Quindío. Con los llamados a inaugurar el Centro de convenciones de Armenia. Y a mí, me dio pena. Pero en serio. Así como cuando a uno le da pena de verdad.

Cómo así que un político quindiano poniéndole quejas al Presidente. Y yo que estaba seguro que los políticos eran líderes de regiones y ciudades. Ahí sí sentí que lo que yo sabía, era cierto. Que en el Quindío no hay líderes. Porque si  en el Quindío hubiese líderes, eso no habría pasado y esos hipermercados ya estarían en Armenia.

Pero como nuestros políticos se las pasan en peleas y tramitando traspasos a otros partidos, así es muy difícil. No hay con quién, ni con qué. Y lo más grave es que ahora, cuando andan buscando votos, nadie sabrá de dónde vienen, ni para dónde van, pero como todo político que se respete, dirán que ya encontraron la verdad, porque antes estaban en el lugar equivocado. Y a todos pedirán los votos necesarios para lo que sea. Y la gente volverá a creer en lo que nunca ha creído.

Y yo, sigo aquí, pensando, recordando que en Armenia hubo terremoto y reconstruyeron Pereira y para qué, pero... ¡Qué pena del doctor!

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
Enamorado de la vida
Una espina más para "La Vendedora de Rosas"
Lo mejor del mundo, para ti
A corazón abieto
Alegría de vivir
Aquí no pasa nada
El soldado y la guerrillera
Las miserables piramides en Colombia
Una Feria Empresarial Diferente
Los niños, siempre los niños
Los Amigos
Un joyero y seis muñecas
No queremos prostitutas en los medios
Visitación
Violencia genera violencia
El cumpleaños de mi hijo
Adiós a una madre
La Vendedora de Rosas
Los Abrazos
¿Y dónde está el amor?
Solidaridad
Luces de Navidad
Estar ahí
¿Por qué el afecto?
¡Padres Irresponsables!
¿Amor y amistad?
¿Equipo laboratorio?
El ascensor
¡Una marcha contra el secuestro!
¡La miserable envidia todo lo puede!
Gracias, querido viejo
Jóvenes en la U
Colombia
La Semana Santa se fue
Una Llamada
La Tumba de Gardeazábal
Religión
Gente buena
En busca del tesoro perdido
Decoración en Navidad
Los niños y la pólvora
El por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas
 
YIPAO
YIPAO 2007
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.