Logotipo calarca.net
 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas
 UNA ESPINA MÁS PARA "LA VENDEDORA DE ROSAS"
Manuel GómezPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Hace algunos años, escribí una nota sobre Leidy Tabares. Lo hice, porque después de ver la película "La Vendedora de Rosas" quise seguirle el rumbo a cada uno de los personajes. Unos fueron asesinados, otros murieron, gracias a la droga. Quedó Leidy, quien ha pasado por todo lo inimaginable. Y lo que escribí, lo reedito ahora, cuando Leidy Tabares vuelve a ser noticia.

La noticia me cayó mal, muy mal. Honestamente, esperaba una rebaja o un casi perdón. Pero sé que igual que yo, se sintieron muchas personas a quienes les comenté lo que había oído y leído. Escuchar, ver o leer que a Leidy Tabares le había sido ratificada la sentencia a pagar 26 años en prisión, hace reflexionar a más de uno. Eso fue hace varios años.

Reflexionar, porque después de haber visto la película "La vendedora de rosas", luego de haber conocido la historia de la protagonista, gracias a que fue mostrada en todo el mundo como una actriz natural, pudimos darnos cuenta de que esa niña había sufrido desde su niñez, no tuvo juventud y su etapa adulta la tiene que pasar en la prisión. Cuando filmó la película, tenía 13 años.

Se dirá que tuvo oportunidades. De pronto, se le dieron todas las que muchos jamás han tenido, pero nadie le enseñó a manejarlas. Nadie le indicó el camino correcto. Estoy seguro de que ella quiso hacer lo mejor. El único problema fue no saber cómo. Era una estrella de cine a quien llevaron a Europa, la exhibieron como un trofeo y luego la volvieron a poner en el mismo lugar.

Muchos de sus compañeros en el filme fueron asesinados. "La vendedora de rosas", película premiada en muchos países, ha dejado una gran estela de tristeza.

Hasta el nombre del barrio donde siempre vivió Leidy Tabares suena mal. Sin conocerlo, debe ser muy difícil vivir en Barrio Triste, el barrio de la niña que se hizo mujer sin haber podido conocer la juventud, sin vivir de verdad.

Cómo duele verla. Ya no parece mujer joven. Se nota de más edad. Es una mujer joven, pero el dolor, la soledad, el desamor, la muestran como una mujer con muchos años encima. ¿Cuántas Leidy Tabares hay en cada ciudad colombiana? ¿Qué se está haciendo para que no vivan más así?

Cómo me duele que esta niña mujer siga sufriendo. Pensé, creí, soñé que Leidy iba a tener la oportunidad de vivir. Sé que me contradigo por muchas razones. Sin embargo, veo muchas "vendedoras de rosas" en la calle. Y nadie les ayuda. Nuestra indiferencia ayuda a que todas esas "vendedoras de rosas" sigan el mismo camino.

Además, no sabía que se hallaba en Valledupar, en la cárcel. ¿Por qué no en Medellín? ¿Por qué si sabemos que hay criminales, asesinos, que no pagan ni un día de pena, con esta niña mujer no hay un poco de compasión? Además de su tristeza, cuenta que tiene cáncer.

Además, en un país que habla de defender a los niños, recuerdo que Leidy actuó siendo una niña. Era una "actriz natural", según lo que siempre me dijeron y según lo que siempre apareció con respecto a la película.

Hoy, desde Valledupar, en la cárcel, Leidy se queja. Pero nadie escucha. Yo le sigo los pasos, porque me ha dolido lo que vi en la película y lo que ha vivido esta niña mujer

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
Lo mejor del mundo, para ti
A corazón abieto
Alegría de vivir
Aquí no pasa nada
El soldado y la guerrillera
Las miserables piramides en Colombia
Una Feria Empresarial Diferente
Los niños, siempre los niños
Los Amigos
Un joyero y seis muñecas
No queremos prostitutas en los medios
Visitación
Violencia genera violencia
El cumpleaños de mi hijo
Adiós a una madre
La Vendedora de Rosas
Los Abrazos
¿Y dónde está el amor?
Solidaridad
Luces de Navidad
Estar ahí
¿Por qué el afecto?
¡Padres Irresponsables!
¿Amor y amistad?
¿Equipo laboratorio?
El ascensor
¡Una marcha contra el secuestro!
¡La miserable envidia todo lo puede!
Gracias, querido viejo
Jóvenes en la U
Colombia
La Semana Santa se fue
Una Llamada
La Tumba de Gardeazábal
Religión
Gente buena
En busca del tesoro perdido
Decoración en Navidad
Los niños y la pólvora
El por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas
 
YIPAO
YIPAO 2007
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.