Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas
 ¡Y NADA PASÓ!

Por Manuel Gómez Sabogal ( manuelgomez1a@gmail.com)

¡Y nada pasó! La prensa relató con tristeza y mucho dolor, el asesinato de una menor de edad. Una noticia que se regó como pólvora por todo el país. Así como las que llegan de otras partes de Colombia. Normal. Como una noticia más. Un muerto más, en un país anestesiado.

Una niña más, un asesinato más en un mar inmenso de muertes porque sí en Colombia. Ya no duele. La sangre inocente se riega, pasa por nuestro lado, pero nada nos hace. No nos inmuta, no nos conmueve. Es que no tiene que ver con nosotros.

Además, así como ha ocurrido con las malditas minas quiebra patas, con pequeños y pequeñas que quedan lisiados y lisiadas o pierden sus vidas, no nos preocupa. Se hallan lejos de esta tierra.

¿Por qué cruzarnos de brazos y dejar que los niños y niñas tan indefensos no nos importen? Qué bueno iniciar una campaña, así sea en nuestra ciudad, en defensa de niños y niñas.

Hace unos días, en mi programa radial por la U FM muchas personas llamaron y hubo una niña, Gloria Nancy, si mal no estoy, que pidió que la Universidad del Quindío tomara la iniciativa y empezara a liderar una campaña en defensa de los niños y niñas de la región, de la ciudad.

Puede hacerse. Hay programas académicos que pueden presentar proyectos e iniciar una labor con la comunidad. Porque la Universidad es de la comunidad. La educación debe implementarse también, fuera del aula. La Universidad del Quindío está llamada a ser participante directa en esta tarea.

Podemos empezar a cuidar los niños y niñas de Armenia. Talleres para los padres, encuentros con los educadores en escuelas y colegios en la sección de primaria. Que padres, familias, profesores, niños y niñas estén atentos.

Además, no se trata únicamente de cuidarlos, sino de hablarles, hacerlos amigos y amigas. Sentir que niños y niñas merecen un buen rato de amor con sus padres.

Que nos importen los niños y niñas de nuestra ciudad. Que niños y niñas no crean que el televisor es su familia o su único amigo. Que sus padres sean amigos, no ogros.

Empecemos a cuidar a los niños y niñas. Nos necesitan. Somos su apoyo!

Primero se llevaron a los comunistas
pero a mi no me importó
porque yo no era.
En seguida se llevaron a unos obreros
pero a mi no me importó
porque yo tampoco era.
Después detuvieron a los sindicalistas
pero a mi no me importó
porque yo no soy sindicalista.
Luego apresaron a unos curas
pero como yo no soy religioso
tampoco me importó.
Ahora me llevan a mi
pero ya es tarde.

(Bertold Bretch)

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR

La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"JIPAO 2005"
"JIPAO 2005"
ALUMBRADO 2005
Ver Alumbrado
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.