Logotipo calarca.net
 
Inicio     Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 YA PERDIMOS EL AÑO
Manuel Gómez SabogalPor Manuel Gómez Sabogal. (manuelgomez1a@gmail.com)

Empezamos muy mal. Ya perdimos el año y eso que acaba de comenzar. Si creemos que estamos en un país civilizado, nos equivocamos totalmente. Las peleas el 31 de diciembre, gracias al alcohol o a la intolerancia y los muertos en este enero, llenan de tristeza esta parte del mundo, pero estamos en fiestas, deseando "Feliz Año".

Las promesas que hicieron los malos, parece que fue el de ser más malos. Y lo están logrando. Este país está grave, de hospital, en cuidados intensivos. Balas perdidas, niños asesinados, peleas porque sí, asesinatos, atracos, robos, palizas intrafamiliares, hacen parte de todo el jolgorio mentiroso de feliz año que se ha vivido en estos días.

Podemos decir que estamos en un país en fiesta. Cali, Manizales, Popayán, Pasto, Salento. Radio, prensa, televisión nos muestran cómo se divierte cada colombiano. Nos enseñan que la alegría se desparrama por este país, pues la gente grita, ríe, baila, monta a caballo, desfila, se pinta.

Cuando nos hablan de inundaciones, nos volvemos solidarios, ayudamos, buscamos fórmulas para colaborar con los damnificados. Si hay un terremoto, igual. Solidaridad, compromiso. Nos volvemos cristianos de tiempo completo.

Aquí donde hay puños, cuchillo y bala como solución a los conflictos. No. Encerremos este país en un hospital, en cuidados intensivos. No hay caso. Estamos mal y no nos damos cuenta.

Los niños son asesinados y solamente llevamos la cuenta. No importa nada más. ¡Qué lástima! Aquí, ya no hay solidaridad. Nos da tristeza, vemos las imágenes, pero no pasa algo especial. En la costa, Antioquia, Valle, Cundinamarca, niños heridos o muertos por "balas perdidas" y nos cruzamos de brazos.

Porque aquí, hablar de seres humanos es contradictorio. Y más, seres humanos católicos, cristianos. En este país que reza y ora todos los días. En este país lleno de iglesias y cultos, en cada pueblo.

Además, este es un país que es robado a diario, los costos de las obras son muy altos y cuando se cree que van a terminar, prorrogan los contratos porque se acabó el dinero. En este momento, ahora, estoy seguro, se están robando las ayudas parta los damnificados de inundaciones.

Se necesitan siquiatras que ayuden a recuperar este bello país, porque está muy confundido, mal repartido, se dice civilizado, pero nos estamos acabando como sea.

Que los niños, que los jóvenes, que la droga, que el licor, que la guerrilla, que los paramilitares, que los congresistas. No. Todos somos culpables de lo que ocurre en Colombia, pero preferimos cruzarnos de brazos.

Este "Feliz año" está embolatado. Me disculpan, pero las noticias son muy tristes y no nos hemos dado cuenta. ¿A alguien le importa?

www.calarca.net - manuelgomez1a@gmail.com – 3127704337 – Twitter: @manuelgomez1a
También en Facebook y Sónico

 OTROS ARTÍCULOS DEL MISMO AUTOR
¿Por qué los abrazos?
La Caja del Amor
"Pecoso" Castro
¡Qué hermosa noche!
Protagonistas de nuestra vergüenza
Los ruidosos bateristas
Vivencias en la U.
Sicario y drogadicto
¡Se robaron la puerta...!
Los tiempos han cambiado
¡Qué vergüenza de "honorables"!
Aprendamos lo bueno
Un viaje en silencio
El hijo de Pedrito
No hice la tarea
Eso no es periodismo
Un Quindío que no parece equipo de fútbol
Día de la familia
Amar es más difícil que matar
Los políticos aprovechan todo
Da mucha risa
Optimismo e intolerancia
Ya llega el circo
Maldita violencia
Los niños y los jóvenes no son culpables
Toque de queda
¡Qué pena del doctor!
Enamorado de la vida
Una espina más para "La Vendedora de Rosas"
Lo mejor del mundo, para ti
A corazón abieto
Alegría de vivir
Aquí no pasa nada
El soldado y la guerrillera
Las miserables piramides en Colombia
Una Feria Empresarial Diferente
Los niños, siempre los niños
Los Amigos
Un joyero y seis muñecas
No queremos prostitutas en los medios
Visitación
Violencia genera violencia
El cumpleaños de mi hijo
Adiós a una madre
La Vendedora de Rosas
Los Abrazos
¿Y dónde está el amor?
Solidaridad
Luces de Navidad
Estar ahí
¿Por qué el afecto?
¡Padres Irresponsables!
¿Amor y amistad?
¿Equipo laboratorio?
El ascensor
¡Una marcha contra el secuestro!
¡La miserable envidia todo lo puede!
Gracias, querido viejo
Jóvenes en la U
Colombia
La Semana Santa se fue
Una Llamada
La Tumba de Gardeazábal
Religión
Gente buena
En busca del tesoro perdido
Decoración en Navidad
Los niños y la pólvora
El por qué de la vida
No te metas en mi vida
Hay quienes...
Los amigos también se enferman
Amor y Amistad
Las Visitas
¡No Tengo Tiempo!
Pecado
Juventud, divino tesoro
Día del padre
La fiebre por las marcas
¡Una Reflexión!
Día de la madre
Juegos Prohibidos
La Amistad
El Bus
Subsisdios no reclamados
En el día de la mujer
El Retrovisor y el panorámico
Tengo una ilusión
Iniciar clases
Medios y Educación
Sexo
¡Navidad en Paz!
Acuerdo Humanitario
Fiestas de Armenia
¡Y nada pasó!
El Consejo Superior
Mario Mendoza en el Instituto Calarcá
 

Quédate en Calarcá

Inicio        Escríbanos        Lea nuestro Libro de Visitas
 
YIPAO
YIPAO
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.