Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas


Directora: Leidy Bibiana Bernal Ruiz ~ minificciones@yahoo.com

 NÚMERO 1

EL VIOLINISTA Y EL VERDUGO
Fernando Ayala Poveda (Colombia)

Cansado del cielo, Jacob abandonó su castillo y regresó a la tierra. A medianoche penetró en la recámara del sargento Ordax, lo despertó con un golpe de sombra y le dijo:
¿Ya no me recuerda?
No - le respondió el verdugo -. ¿Qué desea de mí?
Recuerde -dijo Jacob con vehemencia-, yo soy el hombre que usted asesinó en el conservatorio de música de Miraflores, en la noche de los coroneles.
No quiero hablar de cuestiones políticas.
Yo era músico, ¿sabe usted? En la noche de mi muerte, daba mi primer concierto. Me preparé durante treinta años para esa gran noche.
Lo que fue ya pasó -dijo el verdugo implacable-. El mundo no ha perdido nada sin su música. Fíjese: todo sigue en su mismo lugar. ¿Por qué se lamenta?
Por mi violín. Usted lo guarda debajo de su cama. Quisiera volver a tocarlo.
Puede tocarlo si quiere. Pero después saldrá inmediatamente de aquí. Tengo que madrugar.
Jacob tomó el violín, lo acarició con amor y el mundo se llenó de música.
Al principio, el verdugo escuchó aquel concierto con mirada cejijunta, pero más tarde, su rostro se transformó. Luego se levantó de su camastro y se aproximó a la ventana. A través de las rejas de hierro contempló la luna de octubre, y entonces comenzó a silbar una balada feliz, que le evocaba los caballos y las mariposas de su niñez.
Cuando Jacob dejó de tocar el violín, el verdugo le dijo:
Su música es bella, muy bella, y saludable. Ahora usted debe irse. Ya ha cumplido su deseo. No es bueno que dos sombras hablen en la oscuridad.
Jacob se marchó al cielo con una tremenda nostalgia por los hombres y por su violín.
Un año después, el sargento Ordax, discretamente, concluyó su primer curso de música en el conservatorio de Miraflores, y desde entonces eligió el violín como el instrumento de su destino.

LA MINIFICCIÓN
Lauro Zavala (Méjico)

La minificción es la narrativa que cabe en el espacio de una página. A partir de esta sencilla definición encontramos numerosas variantes, diversos nombres y múltiples razones para que sea tan breve. Aunque el estudio sistemático de la minificción es muy reciente, pues se remonta a los últimos diez años, su existencia en Hispanoamérica se inicia en las primeras décadas del siglo XX. La minificción es la escritura del próximo milenio, pues es muy próxima a la fragmentariedad paratáctica de la escritura hipertextual, propia de los medios electrónicos.

UNA ANCIANA QUE CAE
Danill Harms (Rusia)

Una anciana demasiado curiosa cayó desde una ventana y se rompió los huesos. Otra anciana se asomó a la ventana a mirar a la anciana caída, pero por exceso de curiosidad también cayó y se rompió los huesos.
Después cayó una tercera anciana, luego la cuarta y la quinta. Cuando cayó la sexta anciana, me cansé de mirar y me fui a la feria, donde, según decían, a un ciego le habían regalado un paño tejido.

SER O NO SER
Sufismo

Nasrudín va por el camino con su carretilla y dos mulas. Fatigado por el viaje se detiene y se pone a dormir. Cuando despierta descubre que le faltan las mulas. Entonces reflexiona: “Si yo soy Nasrudín me han robado dos mulas. Pero si no soy Nasrudín, encontré una carretilla”.

TABÚ
Enrique Ánderson Imberi (Argentina)

El ángel de la guarda le susurró a Fabián, por detrás del hombro.
¡Cuidado, Fabián! Está dispuesto que mueras en cuanto pronuncies la palabra zangolotino.
¿Zangolotino? - pregunta Fabián azorado. Y muere

BIBLIOGRÁFICA
Cuentos breves latinoamericanos.

Selección de Alejandra Torres. Coedición Latinoamericana. Noviembre de 1998. Sao Paulo, Brasil. Contiene cuentos bonsai de 54 autores y 20 países. Cuentistas de la talla de Ánderson Imbert, Arreola, Galeano, Eliseo Diego, Monterroso y María Colasanti. Con prólogo de Alejandra Torres. Colombia está representada por Triunfo Arciniegas, Fernando Ayala Poveda y Manuel Mejía Vallejo.

Publicación Quincenal ~ Apartado Postal 023 ~ Tel. 7425114

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"JIPAO 2005"
"JIPAO 2005"
ALUMBRADO 2005
Ver Alumbrado
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.