www.calarca.net
Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas
 


Directora: Leidy Bibiana Bernal Ruiz ~ minificciones@gmail.com

 NÚMERO 29

La Pista Confusa

ANA MARÍA SHUA
Argentina

LA PISTA CONFUSA

Es invisible pero deja huellas. Por las huellas es posible seguirlo. En una encrucijada las huellas se dividen. Son invisibles pero dejan huellas. Por las huellas es posible seguirlos. Sólo que en cada encrucijada vuelven a dividirse las huellas.

FRUTA CON BICHOS

Muerdo una fruta. La fruta tiene gusanos. Los gusanos son contagiosos, dice mi mamá. Por eso me pica tanto. Me quito las zapatillas y las medias. Tengo gusanos blancos, movedizos, entre los dedos de los pies. Si me los saco, vuelven a brotar. Son molestos pero vale la pena: cuando mi hermana los vea, no va a querer morderme nunca más.

CENICIENTA II

Desde la buena fortuna de aquella Cenicienta, después de cada fiesta la servidumbre se agota en las escalinatas barriendo una atroz cantidad de calzado femenino, y ni siquiera dos del mismo par para poder aprovecharlos.

EL VIEJO Y LA MUERTE

El hombre muy viejo se jactaba de conocer a la muerte porque estaba más cerca de ella que otros hombres. Muchos le preguntaban cómo es, y para cada uno pensaba la respuesta que lo dejaría satisfecho. Es como antes de haber nacido, es como un rinoceronte ciego, es como la cocina de la casa de tu abuela. Así decía, y por sus palabras era amado. Sin embargo, la muerte lo había visitado ya, sin que él fuera capaz de reconocerla: y hacía mucho que estaba en ella sin saberlo.

ESPECTROS

Si los fantasmas se esconden a tu paso con temblores de sábana, si los esqueletos vuelven a zambullirse de un salto en sus propias tumbas, no te jactes, amigo. Nunca te jactes de asustar a los espectros. Las muecas de terror con que se apartan de tu camino no son más que simulacros con los que pretenden hacerte creer que todavía estás vivo.

LA FIESTA

Al atravesar la puerta cancel hay un iperchero. Se solicita a los invitados que dejen allí sus cuerpos, los que toman de inmediato una coloración lívida. Aunque esta precaución cumple eficazmente con su función específica, la de ahorrar trabajo de limpieza después de la fiesta a la anfitriona y sus criadas, quizá no sea buena idea. Muchos visitantes participan distraídos en las espirituales diversiones preparadas para ellos, porque temen que alguien les robe sus rasgos más preciados (los hoyuelos, los tobillos, cierta agradable relación entre anchura de hombros y caderas). Otros preferirían comer canapés. Los más, preocupados por la buena conservación de sus perecederos envases, se van demasiado temprano. Sin hablar de los que prefieren no venir, perderse la fiesta.

ERMITAÑO I

Con ambrosía en la mesa de los reyes fue tentado el ermitaño, y con el olor del pan oscuro que su madre sacaba del horno en las mañanas. Y diez años resistió y después estuvo libre de la tentación.

Con los temores y horrores del infierno fue tentado el ermitaño/ y con la imagen de su mismísimo padrastro, las riendas en la mano. Y quince años resistió y estuvo libre de la tentación.

Con mujeres colmadas de carnes y deseos fue tentado el ermitaño y con la hija del herrero de su pueblo, que cierta vez le había sonreído. Y veinte años resistió y estuvo libre de la tentación.

Y después de veinte años de vida en el desierto, ya nada lo tentó, y su corazón fue árido y seco, y su sacrificio ya no tuvo mérito.

BEBÉ VORAZ

De vez en cuando, casi involuntariamente, el bebé muerde el pezón. Después sigue mamando. La madre lanza un breve grito pero inmediatamente recupera su placidez. Aunque progresivamente pálida, debilitada, mamá extraña durante el día a ese bebé gordo y rosado que sólo llega de noche, que se va gateando por el jardín poco antes del amanecer.

 ANA MARÍA SHUA

Ana María ShuaNació en Buenos Aires, Argentina, en 1951. Escritora de gran variedad de géneros: cuento, novela, poesía, libros de humor, antologías, guiones de cine, teatro y danza. Reconoce que el microrrelato es su "habitat natural". Ganó el premio nacional de literatura en 1997. Vivió algún tiempo en Francia. Autora de varios libros de literatura infantil. Sus libros de minificciones son: La sueñera (1984), Casa de geishas (1992), Botánica del caos (2000). La revista Quimera publicó en 2003 dieciocho microrrelatos inéditos suyos. Se define a sí misma como: "una lectora ecléctica, eso es todo. Y como leo de todo, escribo de todo". Figura en varias antologías internacionales.

Los minicuentos incluidos hacen parte de su libro "Casa de geishas". Editorial Sudamericana, Buenos Aires, Argentina, 1992.

 MINIFICCIONES ANTERIORES
Número 28
Número 27
Número 26
Número 25
Número 24
Número 23
Número 22
Número 21
Número 20
Número 19
Número 18
Número 17
Número 16
Número 15
Número 14
Número 13
Número 12
Número 11
Número 10
Número 09
Número 08
Número 07
Número 06
Número 05
Número 04
Número 03
Número 02
Número 01

Publicación Quincenal ~ Apartado Postal 023 ~ Tel. 7425114 ~ minificciones@gmail.com

Quédate en Calarcá
Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"YIPAO"
Yipao 2007
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.