Cargando...
Logotipo calarca.net

ÓSCAR IVÁN

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
CANDIDATO DE CALARCÁ

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo.
oscarsabogal8504@gmail.com

Proteger el interés público debe ser requisito fundamental en la escogencia de un buen candidato a la Cámara de Representantes, si es que militamos del lado de los que consideran que estamos mal representados en esa, como en otras, instancias de poder en el Quindío.

La propuesta de alternatividad política a la que pretendemos apostarle en Calarcá en busca de dar la oportunidad a nuevos actores que provengan de otros espacios para representar nuestros intereses colectivos, no puede circunscribirse simplemente a una cuestión de caras nuevas, a un relevo mecánico de una persona por otra. Fácil sería ir cambiando figuras como en la pasarela de una agencia de modelos.

De lo que se trata es de buscar una persona que concite la unidad de Calarcá, que no genere mayores resistencias y sobre todo que encarne las pretensiones de autonomía e independencia, propósitos que nos identifican con la aspiración elemental que debe tener una comunidad en el manejo de sus propios asuntos, cosa que evidentemente no nos ocurre hoy en el municipio.

Como sabemos que el ejercicio de la política dejó de identificarse con el interés general para convertirse en un negocio particular de algunos inversionistas que pretenden alcanzar ganancias privadas con los negocios públicos, no podemos entonces proponerle una renovación política a Calarcá, ubicándonos en la misma orilla de los caciques actuales que son, justamente los responsables del olvido y la indiferencia que sufre nuestro municipio en materia política. De manera que quien pretenda representarnos debe tener como antecedente próximo la suficiente independencia de esos monopolios del poder, sujetos activos de la degradación política del departamento.

No se trata solamente de escoger un representante a la Cámara, se trata de elegir un líder que inspire y sirva de estímulo y apoyo para posicionar a Calarcá y su institucionalidad, otra vez, en los niveles regionales y nacionales decisivos de los que desaparecimos desde que aceptamos resignados un secundario papel de carga ladrillos.

Se necesita una persona que por sus antecedentes personales y administrativos, sus condiciones humanas y profesionales, su formación académica, comportamiento de hombre pulcro, honesto y con vocación de buen componedor, garantice sus buenos oficios que permitan crear un clima de entendimiento para aplicarnos a enderezar el rumbo como colectivo ciudadano.

De manera que alternatividad política es lo que pide la gente cansada de lo mismo, interés público por encima de todo, autonomía e independencia que marque distancias con esas mangualas que privatizaron la política y un candidato con calidades humanas y profesionales, no comprometido con esas manifestaciones partidistas que tanto daño le han hecho a la credibilidad política, es lo que necesitamos presentarle a Calarcá y al Quindío.

Ahora si lo que queremos no es un verdadero cambio, sino "amagar" para que nos incluyan en las listas de los mismos políticos tradicionales, mejor quedémonos con lo que tenemos.