Logotipo calarca.net - 10 AÑOS

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

InicioEscríbanos sus inquietudesLea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 CHUCHO ALCALDE

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo (oscarisabogal@yahoo.com.co)

El sistema democrático está expuesto al mismo riesgo que las monarquías hereditarias: Los errores de la voluntad popular, son tantos como las leyes de la herencia y las malas elecciones son imprevisibles como el nacimiento de los herederos tarados.

La voluntad mayoritaria no es sinónimo de sabiduría: los alemanes votaron por Hitler, Chamberlain el contemporizador primer ministro del Reino Unido, fue elegido democráticamente y Maduro, el flamante presidente venezolano lo es por decisión electoral.

El remedio que se prescribe para estos descalabros, está inventado desde la revolución Francesa con el sistema de balances y controles: la independencia del poder legislativo, del poder judicial y el peso de la opinión pública en las decisiones gubernamentales a través del sano y cuerdo ejercicio de la crítica a través de los medios de comunicación.

Pero por desgracia en esta tierra caliente no es fácil aclimatar esas fórmulas elementales y solemos muy a menudo confundir la cura con el mal: Carlos Enrique López, fue electo alcalde de Calarcá, no solo por el respaldo vigoroso del Mira, sino por el hastío de la ciudadanía frente a administraciones anteriores que feriaron los servicios públicos, convirtiéndolo en un municipio de quinta categoría.

Juan Carlos Giraldo con cierta habilidad, sin programa, ni mérito anterior alguno, se erigió en el exorcista local con el pobre argumento de la necesidad imperiosa de expulsar los espíritus malignos de la alcaldía, cuando se quiso estigmatizar a Mira como depositario de todos los males pasados, presentes y futuros que ocurrían en la vida pública de Calarcá.

Hoy quedó bien claro que ni ese movimiento era la enfermedad ni Juan Carlos el remedio. Estamos nuevamente en tablas y no se ha acabado la partida. El próximo miércoles 7 de enero se posesionará Jesús María Zuluaga como nuevo alcalde de Calarcá para terminar este accidentado período, en el que a cambio de uno hemos tenido cinco alcaldes.

¿Qué decirle al nuevo alcalde? Algunas ideas:

  • Preocúpese por el presente, el futuro es una región inexistente.
  • Buena parte de la incapacidad para administrar a Calarcá, se deriva de su incapacidad para comprenderlo.
  • En Calarcá hay que romper la cadena en que venimos, de retaliación en retaliación.
  • El sentimiento de culpa, además de una compensación que mantiene el equilibrio síquico tiene un valor moral: nace del examen de conciencia y del reconocimiento de que se ha obrado mal.
  • Calarcá no es Armenia, ni Salamina, ni Cartago, por más que las admiremos y queramos. Calarcá es Calarcá.
  • Según Castoriadis, prudencia es la facultad de orientarse en la historia, es ese sexto sentido para leer el contexto en que vivimos, producto del ejercicio prolongado de los otros cinco.
  • En Calarcá no ha faltado poder sino sabiduría.
  • Más que un funcionario, el municipio necesita un líder que prepare la reconciliación y aproveche el pos-conflicto.
  • Necesitamos la autoridad del jurista Jesús María Zuluaga, con ponderación y sapiencia.
  • Pero ante todo requerimos de confianza, entonces más que a Jesús María necesitamos a Chucho Zuluaga alcalde.
 OTRAS NOTAS

Reflexiones | Encuentro dominical | Réquiem por los cafés | A propósito | Ya no aguantan más | Unisarc | La ciudad de las palabras | Un balance necesario | Yo vendí a crédito | El Quindío pobre | Manchas negras en el paisaje humano | Doble calzada en borrador | Socialización o imposición | Especimen electoral | Armenia y Calarcá | Luz Piedad Valencia | S.O.S Bomberos en riesgo | Calarcá, solicitud ciudadana | Cómo se come un elefante | El sabor de la nostalgia | Fundanza | Dobles calzadas, dobles miradas | Área Metropolitana | La Felicidad Express | Fotomultas: Entre la legalidad y la inconveniencia | Paisaje Cultural Chatarrero |

Quédate en Calarcá

Así se hace calarca.net

Inicio Escríbanos sus inquietudes Lea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
YIPAO
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta.