Logotipo calarca.net - 10 AÑOS

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

InicioEscríbanos sus inquietudesLea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 DIGNIDAD

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo (oscarisabogal@yahoo.com.co)

Un amigo emprendedor he inteligente decidió traer a Calarcá sus conocimientos y experiencia de empresario, convencido que este era el lugar para adelantar proyectos agroindustriales que contribuyeran a darle otra perspectiva productiva al municipio y la región.

Su labor inicialmente prometedora, pronto se convirtió en una cadena de obstáculos en la que han naufragando muchas iniciativas viables y pertinentes por cuenta de la desidia oficial y la indiferencia del sector privado. Este, a pesar de saber que mientras no cambie el modelo político no habrá posibilidades ciertas, se muestra reacio a cualquier intento de contribuir a cambiar esa realidad que lo ahoga.

No es por desgracia un caso aislado, sorprende la pasividad de los calarqueños con la realidad que hemos construido piedra a piedra sobre la base de la indolencia colectiva, de la apatía por todo lo que nos concierne, de la manera tan sumisa de relacionarnos con la cotidianidad, muy parecida a la indiferencia y el silencio cómplice.

En lo económico somos una sociedad dependiente sin opciones laborales compuesta por miles de personas alinderadas en cinturones de miseria sin otra alternativa que la informalidad y el delito. En materia política solo quedan las huellas del esplendor de otros tiempos, cuando éramos dueños de nuestras decisiones y el meridiano institucional de la región pasaba por Calarcá.

En lo social somos una comunidad fraccionada por intereses de afuera, arribista y facilista que nos cuesta reconocernos y valorarnos como colectivo; en el tema administrativo hemos ido perdiendo autonomía en los asuntos locales y casi que desaparecimos del espectro regional donde alguna vez fuimos actores de primera línea.

Pese a este panorama, no es esta la hora de seguir con los lamentos, no podemos olvidar que con defectos e inconsistencias, Calarcá ha tenido una tradición de rebeldía e independencia que le ha dado un perfil propio al que debemos apelar en momentos críticos si queremos ser fieles a nosotros mismos.

Es desde la rebeldía y el libre examen y no desde la sumisión y la complacencia desde donde debemos asumir la construcción de una alternativa de orden social, un proyecto económico político y cultural que consulte nuestras posibilidades y limitaciones, una propuesta que nos rescate, un sueño que se parezca a lo que somos.

Necesitamos volvernos a recuperar nuestra identidad, me gustaba la Calarcá que marchó unida para lograr la ruta de buses desde Armenia, la que no vacilaba en recordarles los deberes a los gobernantes que los olvidaban, la Calarcá inconforme y beligerante que tronaba en los debates en el concejo municipal, la que se escribía con las plumas de los libre pensadores.

Para ello necesitamos con urgencia descubrirnos, repensarnos, esfuerzo que requiere de un liderazgo político y social que elabore una propuesta desde la sensatez, desde la lógica, desde generosidad que invite a la sociedad a asumir responsabilidades de lo que nos ocurre para emprender la tarea de cambiarlo, de dar soluciones, en vez de estarlas reclamando o implorando a todas las horas.

Para que que nos pase lo del amigo, que cuando lo invitan a una reunión para buscarle solución a los problemas locales, está ocupado criticando la situación de Calarcá.

 OTRAS NOTAS

Chucho Alcalde | Reflexiones | Encuentro dominical | Réquiem por los cafés | A propósito | Ya no aguantan más | Unisarc | La ciudad de las palabras | Un balance necesario | Yo vendí a crédito | El Quindío pobre | Manchas negras en el paisaje humano | Doble calzada en borrador | Socialización o imposición | Especimen electoral | Armenia y Calarcá | Luz Piedad Valencia | S.O.S Bomberos en riesgo | Calarcá, solicitud ciudadana | Cómo se come un elefante | El sabor de la nostalgia | Fundanza | Dobles calzadas, dobles miradas | Área Metropolitana | La Felicidad Express | Fotomultas: Entre la legalidad y la inconveniencia | Paisaje Cultural Chatarrero |

Quédate en Calarcá

Así se hace calarca.net

Inicio Escríbanos sus inquietudes Lea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
YIPAO
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta.