Cargando...
Logotipo calarca.net

ÓSCAR IVÁN

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
EL EMPLEO EN CALARCÁ (4)

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo.
oscarisabogal@yahoo.com.co

Alternativas al desempleo

Dada la situación particular de Calarcá y el Quindío, la agroindustria debe ser el principal motor para el desarrollo socioeconómico de la región. Las condiciones están dadas, los estudios de mercado en grandes ciudades colombianas, Estados Unidos y la Unión Europea demuestran que la industria de alimentos es la de mayor crecimiento mundial. Las tendencias del mercado apuntan al consumo de alimentos pre-listos y Calarcá cuenta con las condiciones para desarrollar un complejo agroindustrial que transforme la producción agropecuaria en este tipo de alimentos.

Para ello debe aprovecharse los TLC, las políticas de desarrollo económico del ministro de Agricultura, dirigidas al sector rural bajo lineamentos de emprendimiento e innovación como: DPS, PTP, Innpulsa, Fondo Emprender, Programa Oportunidades Rurales, etc., con recursos de regalías y créditos línea Bancoldex y Finagro y apoyos del Fondo Nacional de Garantías (FNG), Fondo Agropecuario de Garantías (FAG) y Fondo de Garantías del Quindío y beneficios como el ICR (Incentivo a la Capitalización Rural).

Hay varias entidades oficiales de apoyo al emprendimiento, para proyectos de exportación: Proexport y ProColombia; de apalancamiento financiero: BID, Fomin, Ceaf-Colombia; gremio privados que apuntan en la misma dirección: Acopi, Andi, Analdex, Fenalco, Cámaras de Comercio. Entidades certificadoras como Icontec y de control como Invima, y otras comprometidas con el acompañamiento de proyectos de emprendimiento con base tecnológica de innovación.

Se cuenta también, con recursos físico-financieros, a través de ONG y Agencias de Cooperación Internacional de los países desarrollados y recursos de capital de la Red Nacional de Ángeles Inversionistas, Venture Capital y Fondos de Inversión de origen nacional e internacional, entidades que operan básicamente a través de las entidades del Estado.

Estas alternativas de apoyo al desarrollo agroindustrial son susceptibles de acceso inmediato. La institucionalidad y el respaldo municipal y departamental son prenda de garantía para la eficacia de la iniciativa propuesta, si se cuenta con la voluntad política y la gestión del gobierno regional. Si se acoge, acompaña e implementa la agroindustria, en cuatro años estaríamos generando muchos empleos.

Este sería el cambio que podríamos esperar, si nos alejamos de politiquerías, divisiones e individualismos, liderado conjuntamente con el sector privado.

Es de vital importancia, entonces que la administración y el concejo municipal tengan la capacidad suficiente para que, aparte del tema político, revisen otros aspectos que conduzcan al reto de gerenciar el municipio con una visión de empresa productiva y competitiva.

La alcaldía debe implementar una política de emprendimiento y desarrollo de empresas, con propuestas innovadoras, generadoras de empleos, sostenibles y con visión exportadora. Debe crecer el apoyo y acompañamiento al empresario y cambiar la percepción del inversionista. La historia reciente de Calarcá enseña que no es posible esperar inversionistas foráneos, si nosotros mismos no asumimos el riesgo del emprendimiento y del desarrollo agroindustrial, con nuestro propio talento humano.

Termino aquí, una serie de comentarios a propósito del desempleo en Calarcá, con el ánimo de contribuir al debate necesario que debemos dar, si queremos cambiar sustancialmente el rumbo, para que la política se ponga al servicio de las necesidades de la gente.