Cargando...
Logotipo calarca.net

ÓSCAR IVÁN

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
MULTIPROPÓSITO - III

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo.
oscarsabogal8504@gmail.com

Hoy la situación en Multipropósito evidencia un pulso de poderes entre el dueño del capital privado (Injomar), de un lado, y del otro sus acreedores aliados con la alcaldía de Calarcá y las Empresas Públicas.

No soy, ni pretendo convertirme en fiscal de lo que haga o deje de hacer la administración municipal, entre otras cosas porque sé de las limitaciones y dificultades que entraña administrar un municipio.

Pero es claro que las informaciones fragmentarias, suscitan muchas dudas entre nosotros, los ciudadanos de a pie, que, seguramente por falta de información, no logramos completar las piezas claves de este rompecabezas.

¿Cómo se logra constituir unas mayorías en la asamblea general de la entidad, con base en el apoyo de los acreedores del socio mayoritario?, ¿quién les dio la calidad de socios con poder de decisión a unos eventuales poseedores, en garantía, de unas acciones que no les pertenecen, para asociarse con Emca, nombrar junta directiva, gerente y revisor fiscal, de un momento otro, dándole un vuelco total al esquema directivo de la empresa?

Por ahí circula un documento, en el cual un juzgado de Bogotá (Once del Circuito) certifica que da por terminado el proceso ejecutivo de Presea S.A. contra la sociedad Injomar por una suma de dinero superior a 2.000.000.000 y ordena la cancelación de los embargos y secuestros respectivos, con fecha 17 de junio del 2016. ¿De haber cancelado Sanabria la deuda respaldada por las acciones, cómo queda entonces la composición de la junta directiva de Multipropósito? ¿Qué suerte correrán las decisiones apresuradas tomadas al interior de la empresa, por unos "socios" que no tienen esa calidad?

El asunto no pasaría de ser una simple pugna entre socios por el gobierno de una empresa como sucede tantas veces con el control de las mismas, al fin y al cabo los particulares pueden realizar todas las actuaciones que no les estén prohibidas por la ley; lo preocupante es que aquí están inmiscuidos dineros públicos y servidores públicos, y estos, a diferencia de los particulares, solo pueden actuar dentro del estrecho marco de lo que la ley estrictamente les prescribe.

Circulan también copias de procesos disciplinarios iniciados contra la alcaldesa de Calarcá, por su supuesta injerencia en la dirección de esta empresa prestadora de servicios públicos, que tiene carácter privado por la composición de los aportes de capital.

He sido por convicción adversario de las privatizaciones de las empresas estatales, mucho más de las que prestan servicios públicos tan sensibles como el acueducto o el alcantarillado, aún con los lastres que suelen soportar estas entidades producto de la corrupción y la politiquería.

Pero en este caso, con la magnitud de las inversiones realizadas, la naturaleza de su composición accionaria y las escasas posibilidades financieras reales del municipio para retomar el control de la empresa, bien merecería un estudio juicioso de la situación antes de tomar decisiones drásticas e inusitadas en tan solo tres meses de gestión de la nueva administración.

Terminamos la semana entrante.