Logotipo calarca.net - 10 AÑOS

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

InicioEscríbanos sus inquietudesLea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 REFLEXIONES

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo (oscarisabogal@yahoo.com.co)

Culminados los episodios que aún mantienen en interinidad la administración municipal de Calarcá, antes que hacer una autopsia de lo sucedido, deseo aprovechar estas fechas para intentar algunas reflexiones dirigidas a identificar errores colectivos y evitar así reincidir en los mismos.

Ha transcurrido un año más de esta novela por entregas, del calvario con estaciones en el que se convirtieron los asuntos de la política y el poder en Calarcá. La predilección por las malas compañías del mandatario electo en el 2011 y su carencia de vocación y de propósito, evaporaron los sueños de miles de calarqueños, abocados una vez más a decidir quién será el encargado de restaurarnos la esperanza, para no seguir buscando a tientas el camino.

Si hacemos una lectura objetiva, las medidas tomadas por la procuraduría, más que contra el alcalde, representan una sanción a la candidez de los electores, quienes frecuentemente confundimos las vocaciones o las aptitudes, con la ambiciones, al elegir una opción de gobierno.

Tendemos entonces a creer que buen político, y buen administrador público es quien más dinero "invierte" en la campaña, representados tales egresos en tamales, regalos, camisetas, rifas y flacas ayudas económicas, y no quien demuestra trayectorias, talante, experiencia; al final terminamos decepcionados, con estos "empresarios de la política" que buscan recuperar con creces el dinero "invertido".

Ya empiezan a aparecer en la escena flamantes pre candidatos: Unos, recién convertidos a credos e ideologías de ocasión, con el objetivo único de extender sus negocios al sector público; otros, presentándose como la renovación y el cambio cuando no cumplieron con su responsabilidad de prender las alarmas del control político; por el contrario, están comprometidos con la crisis de la administración que termina; algunos, matriculados de última hora a cursos acelerados de calarqueñismo y los megalómanos convencidos de que su éxito personal y destino político está escrito en las estrellas.

Hemos tenido defectos como proyecto colectivo, es verdad; pero no se nos puede acusar de falta de independencia o autonomía a la hora de decidir el camino a transitar. Lo reconoce toda la región; Calarcá, entonces, debe volver por sus fueros, la ciudadanía debe recuperar el poder político municipal así nos toque desafiar a dirigentes políticos ávidos de privilegios, sin escrúpulos y sin sensibilidad social, capaces de todo por el poder y el dinero.

Tengo confianza; pese a los errores, Calarcá ha empezado a comprender la lección profunda dejada por estas últimas experiencias. No podemos continuar incurriendo en el pecado de fundamentar un proyecto político en el desprestigio de gobiernos anteriores, o de creer que el grado de compromiso social de los dirigentes se mide por el discurso, por los regalos en campaña, y no por el recorrido o el servicio público a lo largo de la vida.

Siempre debe tenerse en cuenta que los errores en política son parte de una ecuación en la cual los politiqueros ponen la falta de honradez y la mala fe; pero que el elector contribuye de manera decisiva con su ingenuidad o irresponsabilidad. Feliz Navidad para todos los quindianos.

 OTRAS NOTAS

Encuentro dominical | Réquiem por los cafés | A propósito | Ya no aguantan más | Unisarc | La ciudad de las palabras | Un balance necesario | Yo vendí a crédito | El Quindío pobre | Manchas negras en el paisaje humano | Doble calzada en borrador | Socialización o imposición | Especimen electoral | Armenia y Calarcá | Luz Piedad Valencia | S.O.S Bomberos en riesgo | Calarcá, solicitud ciudadana | Cómo se come un elefante | El sabor de la nostalgia | Fundanza | Dobles calzadas, dobles miradas | Área Metropolitana | La Felicidad Express | Fotomultas: Entre la legalidad y la inconveniencia | Paisaje Cultural Chatarrero |

Quédate en Calarcá

Así se hace calarca.net

Inicio Escríbanos sus inquietudes Lea nuestro Libro de VisitasCompartir esta página en FacebookRecomendar en Twitter
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
YIPAO
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta.