Cargando...
Logotipo calarca.net

ÓSCAR IVÁN

Logotipo calarca.net
Buscar dentro de calarca.net usando:
SENTIDO DE PERTENENCIA

Óscar Iván Sabogal VallejoPor Óscar Iván Sabogal Vallejo.
oscarsabogal8504@gmail.com

Ninguna administración municipal, después del terremoto de 1999, ha gobernado en Calarcá, con visión gerencial y prospectiva empresarial. El fenómeno telúrico, que significó una terrible catástrofe para los calarqueños se nos presentó, como una importantísima oportunidad de crecimiento y desarrollo municipal, dada la significativa cifra de recursos dispuestos para el proceso de reconstrucción, que superó los 100 mil millones de pesos.

Esta excelente oportunidad para renacer como municipio la desaprovechamos y se la entregamos a empresas y personas ajenas a nuestra región, quizás por lo sorpresivo del evento, por incapacidad, por falta de responsabilidad y sentido de pertenencia por nuestra ciudad, especialmente de la dirigencia tradicional. Todos sabemos qué pasó y cuáles han sido las consecuencias de no haber asumido el reto de rehacer nuestro patrimonio acorde con las mejores perspectivas.

Ejemplo de esta situación: la construcción de la plaza de mercado. Ni siquiera tuvimos la responsabilidad civil de exigir la recuperación del bello edificio que nunca debió desaparecer y mucho menos demandamos que la obra proyectada se hiciera de acuerdo con nuestras expectativas. Nos trajeron arquitectos capitalinos a ganarse una cifra muy importante de dinero que no se quedó en Calarcá y construyeron un espacio acorde con su pensamiento sin respetar el nuestro, porque tampoco nosotros, lo hicimos respetar.

Igual sucede con las pocas obras de trayectoria nacional como el túnel de La Línea y las dobles calzadas. Si hacemos un inventario de las personas enganchadas en estas megaobras, encontramos que, en un altísimo porcentaje, son trabajadores, técnicos, ingenieros, etc., de otras regiones del país. Esto, en gran medida, obedece a la falta de interés, por parte de los administradores públicos, a la ausencia de estrategias de capacitación y formación de personal para ofertar mano de obra, calificada y mitigar, de alguna manera, el alto índice de desempleo local.

Considérese la responsabilidad compartida con entidades llamadas a suplir esta deficiencia, como el Sena y las universidades, responsables de la preparación de personal calificado para asumir el reto de la competitividad de la región. Las administraciones locales, no han sabido incentivar la oferta académica tan importante para evitar la creciente descomposición social que vive nuestra sociedad. Calarcá, con cerca de cien mil habitantes, no tiene una universidad pública para preparar a nuestra juventud.

Una altísima cuota de responsabilidad, la deben asumir los líderes políticos que, tradicionalmente, han gobernado en Calarcá y que, por cierto, son los mismos que profesan un "calarqueñismo" mentiroso, cuando, de campaña en campaña, "importan" candidatos de otras latitudes, para que los electores votemos por ellos.

En elecciones pasadas sufragamos más de 30.000 personas para la asamblea departamental y hoy, curiosamente, no tenemos un solo diputado que defienda los intereses del municipio. Lo mismo sucede a nivel departamental, cuando de elegir senadores se trata; preferimos votar por los importados que por lo nuestro.

En próximas columnas, haremos énfasis en el tema de la falta de amor por lo nuestro y cómo nos manipulan algunos dirigentes.