Logo
Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas
 
Poetintos
Gotas de poesía y ciudadanía para disolver en el café...
 ZARAGOZA – CARTAGO: ENTRE "EL SOLAR" Y "CREARTE"

PiscinaEl sol irrumpió con cara de domingo por la puerta recién abierta de mi habitación de huésped casual, en el nivel superior. Lo precedió al alba un coro de aves que competía   -en desventaja abrumadora-, con los parlantes de la vecina cumpleañera, despechados victimarios de nuestro sueño. Un vistazo desde el vano, al valle que se extiende al oeste, más allá del río Cauca.

"El Solar", es el nombre de la propiedad, adosado sobre el dintel central del cerramiento en muro, malla eslabonada y setos vivos; privacidad suficiente para el conjunto interior de edificaciones y zonas verdes. Al ingreso, al fondo, el ladrillo a la vista y la teja de arcilla de la casa principal, soportados su alero y la cubierta del antiguo garaje -ahora acogedor estudio- por maderos de contornos retorcidos y eróticas oquedades. Frente a esta, los materos de barro, el prado-jardín separador de áreas, la fronda del mamoncillo en cosecha, el viejo chirimoyo, y la enramada de teja termo-acústica sobre estructura metálica, dotada para eventos múltiples con mobiliario, cocina, y servicios sanitarios. En el costado norte, la piscina en forma de oreja (sigla o mote con el cual se conoce al propietario, Orlando Restrepo Jaramillo) y dos sólidos bloques en ángulo recto con apartamentos en el piso superior, gimnasio y salón de juegos en el primer nivel. Sobriedad, buen gusto, equilibrada disposición de espacios para el disfrute familiar y de los visitantes. Detrás, el cobertizo de herramientas, la pesebrera, y los potreros donde pacían cuatro toros de raza. Con sigilo inútil abrí el portón exterior y gané la calle.

Zaragoza -histórico corregimiento de Cartago- dormitaba aún, con excepción de la cafetería de la esquina del parque, cuatro cuadras al oriente, a borde de la carretera central del Valle, surtida ya de buñuelos, arepas, y pan fresco. Sin el habitual fragor de la vía fue fácil llegar al centro urbano de la cabecera municipal, distante pocos kilómetros, y hallar las ventas callejeras de gafas deportivas y de otros usos, a la espera, muy temprano, de motociclistas madrugadores, y présbites despistados como yo, clientes obligados de su mercancía. Adquirí allí mis "para leer" que ahora reemplazan las extraviadas en el trayecto Calarcá-Cartago.

Tras breve caminata de forastero curioso y una hojeada a la prensa dominical, en el solaz de una banca de parque central, reconstruí mis pasos del día anterior: la dificultad para abordar el transporte en Armenia, la compañera de silla empeñada en conversar, yo en leer, el encuentro con Bibi y Senegal, mis invitantes, llegados más temprano, en el centro del poblado; el firmamento vespertino, iris diluido en extraño verde mar, y las gratas horas transcurridas hasta la medianoche, en compañía de los cálidos anfitriones. Orlando, abogado, titular de una notaría local, de confeso origen rural, ganadero aficionado, poeta –por esa vena literaria, amigo de Umberto-, melómano; Gladys Bejarano, gestora y realizadora de "Crearte", establecimiento que fusiona pedagogía en artes y manualidades, elaboración y mercadeo de productos, e investigación creativa en la misma línea. Gozosos padres de dos varones y una dama, profesionales; ella, compañera de tareas del proyecto materno. Varios rasgos individuales y empeños familiares llamaron mi atención.

PatioUna lámina sintética, liviana, de textura agamuzada y variado surtido de colores, comercialmente conocida como fomi, útil para confección de apliques decorativos, mereció capítulo aparte en el emotivo relato que Gladys nos hizo de sus avatares de empresaria. Entretanto, su marido, en misión notarial, asistía a un matrimonio. Hasta hace pocos años, la forma de uso del fomi, para dar la impresión de alto relieve, era superponer varios cortes del mismo molde, suprimiendo pequeños rebordes en cada capa. A distancia, la figura lograba cierta apariencia tridimensional que satisfacía al elaborador y a los clientes. No obstante, en cierto momento, la curiosidad de la creadora tuvo un luminoso toque de intuición, mientras cumplía con su papel simultáneo de ama de casa, que varió por completo el concepto de empleo del material. En algún apuro de cocina, la sartén con aceite caliente en una mano, en la otra, un retal de fomi, puso los dos materiales en contacto y obtuvo una reacción sugestiva: los bordes del corte se contrajeron dando una forma semiesférica, abombada, que disparó su imaginación. Aquella noche, los ensayos de aplicación de calor para lograr diversas formas, anularon el reposo. El producto final de la vigilia y de varios días de pruebas, fue una técnica precisa, no sólo de modelado de volúmenes; también de acabado de estos con tinturas de excelentes especificaciones.

Tan apasionante como los hallazgos, fue el proceso de darlos a conocer a los mismos fabricantes del producto con sus equipos de diseñadores y promotores -quienes no salían del asombro-, y a los consumidores intermedios, a través de publicaciones especializadas, de innumerables exposiciones y seminarios dictados, y de programas de televisión de cubrimiento nacional. La utilidad económica de la protagonista fue mínima respecto a aquella que aún continúan percibiendo otros beneficiarios del circuito industrial-comercial. Más importante que el dinero, ha sido para ella divulgar las nuevas posibilidades abiertas por cuenta de su ingenio.

Sorprende el sentido social que Gladys imprime a su labor en Crearte. Contraria a la intención de lucro que comúnmente prevalece, desde luego legítima, ella considera que su primer objetivo es generar opciones reales para quien desee aprender y explotar un arte u oficio; el segundo, garantizar la sostenibilidad y continuidad de la empresa en la promoción de labor creativa. Coherente con ello, por ejemplo, da a los aprendices toda clase de facilidades, de asesoría, para que puedan ofrecer sus productos en forma atractiva en cuanto a calidad y precio a consumidores y comerciantes, en la vitrina permanente de la institución, con márgenes remunerativos. En reconocimiento a estos principios y realizaciones, el gobierno nacional ejecutará a través de Crearte, proyectos de inserción laboral para población vulnerable.

Con el apoyo de esposo e hijos, respaldo traducido, entre otros hechos, en la compra y adecuación de una nueva y cómoda sede en el corazón urbano de Cartago, Gladys y su equipo se exigen para consolidar a Crearte como institución líder regional en su campo de actividad.

Al regreso de Orlando, acomodados en las poltronas del estudio, hechas con centenarias traviesas del ferrocarril, el goce de la tertulia literaria-musical, rociada de Carta Vieja tinto y Casillero del Diablo. Senegal resultó experto conocedor del repertorio de las baladas años sesentas y setentas, grabadas por un aventajado émulo local, luego de curiosidades rítmicas africanas y precediendo un concierto flamenco del prodigio gutural de "El Cigala" con el piano mágico de "Bebo", el cubano, y el femenino mensaje de Diana Navarro...

Salón de estar Luego de la excursión mañanera, el retorno a "El Solar" a tiempo para disfrutar con todos un desayuno hogareño; luego, el city tour de las dos parejas y este non, por el Cartago de contrastes arquitectónicos y sociales, incluidas las nuevas instalaciones -de momento en adaptación- de Crearte. Es una edificación antigua, escindida de la vecina de la izquierda en el pasado, y aún así, enorme; previamente remodelada, restaurada, con adiciones constructivas, improvisadas unas, en medioabandono otras, al momento del traspaso de dominio. Veinte días de trabajo denodado permiten ya un aspecto pulcro, agradable, ordenado en función práctica. Mesas de trabajo, herramientas y máquinas, exhibidores, transparentes poemas de Orlando suspendidos de clavos acerados, productos, materiales de construcción, evidencian actividad febril. El portón de madera, las ventanas excavadas en el grosor de la blanca fachada de tapia, la ornamentación de hierro forjado y el pasillo de ingreso al fresco patio interior le imprimen a la casona un sello de personalidad, congruente con su vecindad frontal y diagonal: el Parque y la Iglesia de Guadalupe, esta última, valiosa herencia del coloniaje español. Es Crearte preparándose para nuevos desafíos.

Gladys y Orlando, bien se merecen las satisfacciones que la vida les da. Bibiana y Umberto, como lo expresé en el momento, con esta invitación, con las personas que tuve la fortuna de conocer, ¡se lucieron!

 POETINTOS ANTERIORES
Volumen 2, Nº 56 1-ago-08
Volumen 2, Nº 55 1-jul-08
Encuentro Nacional de Escritores Luis Vidales
Volumen 2, Nº 54 1-jun-08
Olgalucía Jordán, fotógrafa de alma entera.
Volumen 2, Nº 53 1-may-08
Volumen 2, Nº 52 1-abr-08
Adiós a un grandote
Volumen 1, Nº 51 15-may-07
Volumen 1, Nº 50 1-may-07
Volumen 1, Nº 49 15-abr-07
Protagonista: La Arepa
Volumen 1, Nº 48 1-abr-07
Volumen 1, Nº 47 15-mar-07
Volumen 1, Nº 46 1-mar-07
Volumen 1, Nº 45 15-feb-07
Volumen 1, Nº 44 1-feb-07
Volumen 1, Nº 43 15-ene-07
Volumen 1, Nº 42 1-ene-07
Volumen 1, Nº 41 15-dic-06
Dachiagore Drúa
Volumen 1, Nº 40 1-dic-06
Volumen 1, Nº 39 15-nov-06
Volumen 1, Nº 38 1-nov-06
Volumen 1, Nº 37 15-oct-06
Volumen 1, Nº 36 1-oct-06
Volumen 1, Nº 35 15-sep-06
Volumen 1, Nº 34 1-sep-06
Volumen 1, Nº 33 15-ago-06
Volumen 1, Nº 32 1-ago-06
Volumen 1, Nº 31 15-jul-06
Volumen 1, Nº 30 1-jul-06
Volumen 1, Nº 29 15-jun-06
Volumen 1, Nº 28 1-jun-06
Volumen 1, Nº 27 15-may-06
Volumen 1, Nº 26 1-may-06
Volumen 1, Nº 25 15-abr-06
Volumen 1, Nº 24 1-abr-06
Volumen 1, Nº 23 15-mar-06
Volumen 1, Nº 22 1-mar-06
Volumen 1, Nº 21 15-feb-06
Volumen 1, Nº 20 1-feb-06
Volumen 1, Nº 19 15-ene-06
Volumen 1, Nº 18 1-ene-06
Volumen 1, Nº 17 15-dic-05
Volumen 1, Nº 16 1-dic-05
Volumen 1, Nº 15 15-nov-05
Volumen 1, Nº 14 1-nov-05
Volumen 1, Nº 13 15-oct-05
Volumen 1, Nº 12 15-sep-05
Volumen 1, Nº 11 1-sep-05
Volumen 1, Nº 10 15-ago-05
Volumen 1, Nº 9 1-ago-05
Volumen 1, Nº 8 15-jul-05
Volumen 1, Nº 7 1-jul-05
Volumen 1, Nº 6 15-jun-05
Volumen 1, Nº 5 1-jun-05
Volumen 1, Nº 4 15-may-05
Volumen 1, Nº 3 1-may-05
Volumen 1, Nº 2 15-abr-05
Volumen 1, Nº 1 1-abr-05

Quédate en Calarcá

Html

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea el Libro de Visitas
Una publicación de CALARCARIÑO
Tel. 3105159288
Buzón: poetintos@gmail.com
Editor: Hugo Hernán Aparicio R.
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"YIPAO 2007"
Yipao 2007
ALUMBRADO 2006
Alumbrado Calarqueño
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.