CALARCÁ EN LÍNEA
 

  INICIO CONTÁCTENOS LIBRO DE VISITAS  
Bandera, Himno y Escudo de Calarcá. SÍMBOLOS
HISTORIA
Leyendas
Calarcá en la Mano
Imágenes
Diversos aspectos geográficos de Calarcá. GEOGRAFÍA
Todo acerca de la FIESTA NACIONAL DEL CAFÉ. IMÁGENES
CULTURA

Fiesta Nacional del Café

Semana de la Cultura
Casa de la Cultura
Taller Dos
Palosanto
Fund. Ecológica Cosmos
Mariposario
Tesoro Quimbaya
Reinado Comunal
POESÍA
Baudilio Montoya
Luis Vidales
POETINTOS
 
TURISMO
Mapa Turístico
Jardín Botánico
Parque Comfenalco
Club Cafetero del Quindío
Balneario La Albania
Chorros de San Rafael
Peñas Blancas
La Virginia
 
Finca Hoteles
 
ENTIDADES
Cuerpo de Bomberos
Cruz Roja Colombiana
Defensa Civil
Club de Leones
Boy Scouts
Club Quindío
Damas Rosadas
Hogar Madre Esperanza
 
 
 
Lo mejor del deporte calarqueño. DEPORTES
GUÍAS
Hoteles
Finca Hoteles
Restaurantes
Salas de Internet
Instituciones Educativas
 
 
 
 
Firme y lea nuestro Libro de Visitas. LIBRO DE VISITAS
Escríbanos, sus inquietudes serán atendidas. CONTÁCTENOS
AGRADECIMIENTOS

Circula quincenalmente a través de cafeterías, restaurantes y establecimientos similares de Calarcá.

Septiembre del 2005
hhar@hotmail.com

MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar Imagen
Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.
 
   EDITORIAL: ECONOMÍA NACIONAL Y REALIDAD LOCAL  

Una aparente buena noticia, son las cifras económicas del País, divulgadas por los medios de información y aceptadas por partidarios y opositores del actual gobierno. El control del costo de vida, la revaluación del peso frente al dólar (aunque no a todos conviene), la reducción del desempleo, el crecimiento de las exportaciones no tradicionales a pesar de la tendencia cambiaria, los resultados de los sectores financiero, industrial, agrícola, comercial y de servicios (entre otros, la duplicación de líneas de telefonía móvil en sólo un año), el incremento sustancial de la inversión extranjera, los recaudos de la DIAN , pueden ser vistos como indicadores positivos de la actual economía colombiana. Desde luego, estamos muy lejos de alcanzar niveles satisfactorios para la mayoría de la población. Son bastantes los sectores afectados en forma negativa por el ingreso masivo de bienes importados o de contrabando, y por el lavado de capitales ilegales; el café, pese a un temporal repunte en su cotización, continúa en crisis; también la agricultura, en permanente conflicto con la importación; la pequeña y mediana empresa, objetos de asfixiante acoso por el exceso de impuestos y de costosos requisitos legales, y por la competencia aplastante de las grandes empresas. Pese a estos y otros inconvenientes, es evidente que la salud económica y productiva nacional es un poco mejor que la de años atrás y que la tendencia positiva parece sostenerse.

Muchos pensamos, sin embargo, que desde los gobiernos Barco, Gaviria y sucesivos, se habría podido plantear una creativa resistencia frente a las imposiciones del modelo económico neoliberal, en defensa de los particulares perfiles de nuestra sociedad, cultura y tradición productivas. Las decisiones de los gobiernos y del congreso, sin embargo, sólo atendieron el afán de los organismos financieros externos, por aplicar un esquema que, hasta ahora, sólo ha favorecido los intereses de quienes detentan el poder económico, en perjuicio del capital social y de la satisfacción de las necesidades básicas de los colombianos.

No serán de grata recordación los pasados y actuales años de penuria que dejan una sensación de despojo, de atropellada arbitrariedad en contra del colectivo ciudadano. El tamaño del estado y su compromiso social, se redujeron a costa de sacrificios enormes de la población, mayoritariamente vulnerable a cambios tan drásticos. La eliminación, liquidación y reestructuración de entidades oficiales o su entrega a manos privadas, la quiebra del campo y de innumerables empresas particulares, incapaces de afrontar los cambios radicales, abrieron un espacio propicio para la violencia y el delito, un ejército de desocupados que todavía no reencuentran su destino ni el de sus familias. Debido a lo anterior, la percepción de bienestar por parte del ciudadano, se dificulta. El abismo entre ricos y desposeídos se ha profundizado y la sensación generalizada es que, avanzado el proceso de adaptación a las nuevas realidades mundiales, en nuestro entorno social, las posibilidades de realización personal en los planos espiritual y material, son mínimas. No nos emociona entonces, conocer cifras que confirman lo que era una triste sospecha: a la macroeconomía, a los grandes capitales, al estado, les va de maravilla; a nosotros, a los colombianos comunes y corrientes, nos va mal.

Algo más nos impide a los calarqueños, recibir signos alentadores. Por razones obvias, la mejoría en el clima económico se percibe en las grandes ciudades, donde interactúan en forma intensa los diversos sectores productivos, generando un efecto multiplicador. En cambio, regiones como la nuestra, no vinculada en forma directa a esa dinámica, y sí golpeada por la crisis no superable de su producto agrícola, sin alternativas reales de sustitución; aferrada al frustrante señuelo del turismo interno, deben resignarse a un proceso mucho más lento de recuperación. Un solo ejemplo puede confirmar lo que afirmamos: el desempleo que padece Calarcá. ¿Cómo entender las cifras nacionales del DANE, cuando nuestro propio drama social, por lo menos triplica lo que se mide en los grandes núcleos urbanos?

Está demostrada también la incapacidad de nuestros dirigentes locales y regionales, para abrir posibilidades de desarrollo. La sufrida comunidad quindiana vio pasar oportunidades como la reconstrucción tras el sismo del año 1999, sin que se generaran nuevas fuentes de actividad que permitieran la esperanza. El manoseado discurso del turismo como solución mágica de todos nuestros males, debe superarse. Sin desconocer su importancia, no es prudente apostar todos los esfuerzos oficiales a una actividad con estrecho margen de beneficio colectivo, como el turismo, terreno abonado, eso sí, para inversiones oscuras y presencias indeseables en nuestro entorno. Es insostenible también el odioso exhibicionismo personal de los gobernantes, abusando de prácticas engañosamente humanitarias o asistencialistas, en medio de una realidad social que exige oportunidades productivas concretas de realización personal y familiar. La terca realidad demuestra que la prosperidad debe buscarse por caminos diversos, y que sólo la imaginación y el tesón de los líderes políticos, en acción simultánea con la iniciativa privada pueden propiciar las condiciones necesarias para una activación económica con justicia y equidad.

 ENCUENTRO DE LA SOCIEDAD CIVIL Y ORGANIZACIONES DE INICIATIVA CIUDADANA

Con el ánimo de abrir un espacio de encuentro personal e institucional para los diversos actores ciudadanos que aportan trabajo y entusiasmo a tareas, organizaciones y causas colectivas no dependientes del gobierno, pero comprometidas con la construcción de sociedad y ciudadanía activas, se invita a interesados y a quienes conozcan de cualquier clase de asociación o entidad que coincida con estos propósitos, a informar, a través de la página web www.calarca.net, los datos básicos necesarios para convocar al primer encuentro municipal de iniciativas ciudadanas.

Hacer visible la sociedad civil, es una oportuna contribución al sano sentimiento de pertenencia calarqueña. Además, tenemos la convicción de que podemos fortalecer nuestra labor interactuando en forma creativa.

 SEIS MESES, DOCE EDICIONES DE POETINTOS

Varias circunstancias e imprevistos retrazaron la presente edición. Presentamos disculpas a nuestros generosos lectores y manifestamos nuestro reconocimiento por las voces de estímulo recibidas. Con esta, son doce las ediciones de estas gotas de poesía y ciudadanía que nos hemos permitido diluir en la vida cotidiana de nuestra querida Calarcá. Seis veloces meses han transcurrido desde la tímida primera edición y POETINTOS, alimentado del mejor calarcariño, continúa su tarea con mayor convicción, con la certeza de no estar sembrando en el mar ni arando en el desierto.

Hemos aprovechado la pausa obligada, para pulir el nuevo diseño de impresión que presentaremos a partir de la edición # 13. El respeto que debemos a Ustedes, quienes dedican valioso tiempo en la lectura de nuestras secciones, nos impulsa a comprometer el mejor esfuerzo para ofrecerles siempre una imagen fresca, en permanente evolución, e inspirada en los principios que nos formulamos al inicio de esta bella aventura.

Confiamos en conservar el enorme capital de credibilidad y aprecio que han depositado en nosotros. Mil gracias.

  POETAS UNIVERSALES: AURELIO ARTURO

A Aurelio Arturo bien podría aplicársele la célebre frase que el cura de un minúsculo pueblo andino pronunció, refiriéndose al libertador Simón Bolívar: “...con los años crecerá vuestra gloria, como crecen las sombras cuando el sol declina”. Su poesía, decantada por el tiempo, se consolida en el sitial de honor reservado para lo excelso de la creación literaria. A continuación reproducimos la reseña, fotografía y fragmentos de su obra fundamental “Morada al sur” que la Casa de Poesía Silva presenta en su página electrónica.

“(La Unión, Nariño, 1906; Bogotá, 1974). Después de esporádicas apariciones en El Tiempo, en los cuadernos de Cántico y en la Revista de la Universidad Nacional, que dio a conocer su poema fundamental, Morada al Sur, en 1945, entregó en 1963 el libro de su vida con este mismo título y que fue, por cierto, el único que vio publicado. (Con Morada al Sur comenzó Pedro Gómez Valderrama, Ministro de Educación de la época, una colección inédita de poesía contemporánea colombiana). Morada al Sur obtuvo inmediatamente el premio nacional de poesía "Guillermo Valencia", otorgado por la Academia Colombiana de la Lengua.

Arturo, como abogado, se desempeñó en cargos judiciales y llegó a ser magistrado de los tribunales superiores Militar y del Trabajo. En este ramo ocupó la Secretaría General del Ministerio. Fue, así mismo, funcionario cultural de Colombia y de la Embajada de los Estados Unidos y catedrático universitario de humanidades y antropología. Fundó y dirigió la radio-revista literaria Voces del mundo, donde estimuló generosamente a los jóvenes. Viajó a Estados Unidos y tradujo poesía especialmente de contemporáneos de habla inglesa.

 POESÍA A LA CARTA: “MORADA AL SUR”, DE AURELIO ARTURO

“Morada al sur”, extenso poema que evoca la geografía de su Nariño natal, hoy día se cataloga como obra de valor superlativo en la literatura colombiana. Reproducimos algunos versos del texto, apenas como sugestiva invitación a su lectura íntegra.

I

En las noches mestizas que subían de la hierba,
jóvenes caballos, sombras curvas, brillantes,
estremecían la tierra con su casco de bronce.
Negras estrellas sonreían en la sombra con dientes de oro.

Después, de entre grandes hojas, salía lento el mundo.
La ancha tierra siempre cubierta con pieles de soles.
(Reyes habían ardido, reinas blancas, blandas,
sepultadas dentro de árboles gemían aún en la espesura)...

...El agua límpida, de vastos cielos, doméstica se arrulla.
Pero ya en la represa, salta la bella fuerza,
con majestad de vacada que rebasa los pastales.
Y un ala verde, tímida, levanta toda la llanura.

El viento viene, viene vestido de follajes,
y se detiene y duda ante las puertas grandes,
abiertas a las salas, a los patios, las trojes.
Y se duerme en el viejo portal donde el silencio
es un maduro gajo de fragantes nostalgias...

...No todo era rudeza, un áureo hilo de ensueño
se enredaba a la pulpa de mis encantamientos.
Y si al norte el viejo bosque tiene un tic-tac profundo,
al sur el cuervo viento trae franjas de aroma.

(Yo miro las montañas. Sobre los largos muslos
de la nodriza, el sueño me alarga los cabellos).

II

Y aquí principia, en este torso de árbol,
en este umbral pulido por tantos pasos muertos,
la casa grande entre sus frescos ramos.
En sus rincones ángeles de sombra y de secreto.

En esas cámaras yo vi la faz de la luz pura.
Pero cuando las sombras las poblaban de musgos,
allí, mimosa y cauta, ponía entre mis manos,
sus lunas más hermosas la noche de las fábulas...

...Entre años, entre árboles, circuida
por un vuelo de pájaros, guirnalda cuidadosa,
casa grande, blanco muro, piedra y ricas maderas,
a la orilla de este verde tumbo, de este oleaje poderoso.

En el umbral de roble demoraba,
hacia ya mucho tiempo, mucho tiempo marchito,
el alto grupo de hombres entre sombras oblicuas,
demoraba entre el humo lento alumbrado de remembranzas:

Oh voces manchadas del tenaz paisaje, llenas
del ruido de tan hermosos caballos que galopan bajo asombrosas ramas.

Yo subí a las montañas, también hechas de sueños,
yo ascendí, yo subí a las montañas donde un grito
persiste entre las alas de palomas salvajes...

...Te hablo de días circuidos por los más finos árboles:
te hablo de las vastas noches alumbradas
por una estrella de menta que enciende toda sangre:

te hablo de la sangre que canta como una gota solitaria
que cae eternamente en la sombra, encendida:

te hablo de un bosque extasiado que existe
sólo para el oído, y que en el fondo de las noches pulsa
violas, arpas, laúdes y lluvias sempiternas.

Te hablo también: entre maderas, entre resinas,
entre millares de hojas inquietas, de una sola hoja:

pequeña mancha verde, de lozanía, de gracia,
hoja sola en que vibran los vientos que corrieron
por los bellos países donde el verde es de todos los colores,
los vientos que cantaron por los países de Colombia.

Te hablo de noches dulces, junto a los manantiales, junto a cielos
que tiemblan temerosos entre alas azules:

te hablo de una voz que me es brisa constante,
en mi canción moviendo toda palabra mía,
como ese aliento que toda hoja mueve en el sur, tan dulcemente,
toda hoja, noche y día, suavemente en el sur.
 MININOTICIAS DE LA CULTURA

HENRY VILLADA, GANADOR DEL IV SALÓN DE ARTISTAS QUINDIANOS

Con su obra “Desesperados”, el maestro Villada, miembro distinguido de nuestra comunidad calarqueña, obtuvo el primer premio del salón. POETINTOS lo felicita y expresa su complacencia por contar con la activa presencia del artista en la vida cultural del Municipio.

IV ENCUENTRO DE ESCRITORES E INTELECTUALES POR LA PAZ DE COLOMBIA

En Caicedonia, Valle del Cauca, entre noviembre 10 y 13, tendrá lugar este evento intelectual que contará con la presencia, entre otros personajes, de Gustavo Álvarez Gardeazábal, Oscar Collazos, Álvaro Leyva Durán y Arturo Guerrero.

 POETINTOS ANTERIORES 

 

Volumen 1, Nº 11 del 1º de septiembre del 2005
Volumen 1, Nº 10
del 15 de agosto del 2005
Volumen 1, Nº 9
del 1º de agosto del 2005
Volumen 1, Nº 8
del 15 de julio del 2005
Volumen 1, Nº 7
del 1º de julio del 2005
Volumen 1, Nº 6 del 15 de junio del 2005
Volumen 1, Nº 5 del 1º de junio del 2005
Volumen 1, Nº 4
del 15 de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 3
del 1º de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 2 del 15 de abril del 2005
Volumen 1, Nº 1 del 1º de abril del 2005