Volver a la Página Principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas.
Bandera, Himno y Escudo de Calarcá. SÍMBOLOS
HISTORIA
Leyendas
Calarcá en la Mano
Imágenes antiguas
Diversos aspectos geográficos de Calarcá. GEOGRAFÍA
Las mejores fotografías de Calarcá. IMÁGENES
CULTURA

Fiesta Nacional del Café

Semana de la Cultura
Taller Dos
Casa de la Cultura
Palosanto
Fund. Ecológica Cosmos
Mariposario
Tesoro Quimbaya
Reinado Comunal

Arriería y Colonización

.
POESÍA
Baudilio Montoya
Luis Vidales
POETINTOS
.
TURISMO
Mapa Turístico
Jardín Botánico de Quindío
Parque Comfenalco
Club Cafetero del Quindío
Balneario La Albania
Chorros de San Rafael
Peñas Blancas
La Virginia
.
Finca Hoteles
.
ENTIDADES
Cuerpo de Bomberos
Cruz Roja Colombiana
Defensa Civil
Club de Leones
Boy Scouts
Club quindío
Damas Rosadas
Hogar Madre Esperanza
Abrazar
.
.
Lo mejor del deporte calarqueño. DEPORTES
GUÍAS
Hoteles
Finca Hoteles
Restaurantes
Salas de Internet
Instituciones Educativas
Firme y lea nuestro Libro de Visitas. LIBRO DE VISITAS
Escríbanos, sus inquietudes serán atendidas. CONTÁCTENOS


Circula quincenalmente a través de cafeterías, restaurantes y establecimientos similares de Calarcá.

 EDITORIAL: CIUDADANÍA, CONQUISTA HISTÓRICA (1)

La conquista de la condición de ciudadano o ciudadana, ha sido un logro trascendental del ser humano. Un resumen del doloroso proceso histórico, necesario para obtenerla, ocuparía volúmenes. No obstante, la larga lista de derechos y deberes personales, inherentes al concepto de ciudadanía, que en forma explícita formulan las constituciones de los estados democráticos, es poco conocida, asumida, o ejercida, sobre todo en medios sociales, como el nuestro, donde la instrucción política es pobre. El hecho, complejo y maravilloso, es que somos ciudadanos, aún sin ejercer la ciudadanía; somos titulares de derechos, aunque los ignoremos, aunque los despreciemos; en muchos casos, aunque intentemos destruirlos.

Si los calarqueños dedicáramos una reflexión, acerca de los peldaños que la humanidad debió ascender para elevar la dignidad del individuo, hasta erigirlo al sitial actual de ciudadano, quizás apreciaríamos mejor ese invaluable bien inmaterial, del que gozamos todos los afortunados habitantes de países con orientación democrática.

Un largo camino

Ciertamente, fue un largo camino; desde el estado primitivo de horda semisalvaje, donde el reto de la simple supervivencia copaba las aspiraciones existenciales, pasando por comunidades tribales, en las que puede suponerse una categoría homogénea de sus miembros, sólo alterado por necesarios actos de jefatura de algunos de ellos, frente a conflictos internos o amenazas externas; superando igualmente sociedades más complejas, donde las divisiones de casta, el vasallaje o la esclavitud, asignaban a las personas puestos de poder o de subordinación, predestinados e inmodificables. Desde esas no muy lejanas referencias, hasta llegar a la atrevida modernidad, con su carga de ideas de democracia, libertad e igualdad que tanta sangre y vidas costaron en todas las latitudes del mundo; hasta alcanzar el concepto contemporáneo, aún más elaborado, más audaz: la ciudadanía es hoy un status que se asigna a los miembros de una comunidad nacional, que confiere y garantiza a sus integrantes igualdad de derechos y deberes, otorga libertades y poderes, y supone, así mismo, responsabilidades y restricciones.

El sufragio electoral y su degradación. ...Más allá del simple voto...

De ese variado menú, son pocas, muy pocas las opciones que nos decidimos a asumir y a usar los ciudadanos colombianos; nosotros mismos, los calarqueños. El simple ejercicio del voto para elegir mandatarios y representantes en los cuerpos colegiados, no basta para realizarnos como ciudadanos plenos. Aún más, cuando en el acto de elegir intervienen intereses extraños al estricto sentido del sufragio, como la amenaza, la intimidación, o la venta directa o indirecta de nuestra conciencia de electores, a cambio de cualquier retribución, favor o prebenda, prometida o esperada, envilecemos el avance social ciudadano, lo degradamos, lo negamos. ¿No es esta una de las razones fundamentales del deterioro moral de nuestras costumbres políticas y de nuestro rezago?

Reiteramos: más allá del voto individual, libre y autónomo, existen obligaciones y derechos ciudadanos que, en forma lamentable, ignoramos. Serán tema de próximo editorial.

 NUEVA SECCIÓN: NOTAS URBANAS

Avenida Colón, triste récord.

Les proponemos a nuestros lectores un ejercicio, algo deprimente, pero didáctico, sobre nuestro desorden urbano: contemos cuántos postes, entre alumbrado, conducción eléctrica, teléfonos, T:V: cable,etc., etc, existen en La Avenida Colón , desde Las Partidas, hasta la glorieta-parque El Cacique, cuya longitud es algo menos de un kilómetro. El resultado es asombroso: 140 unidades (no se incluyen los semáforos ni las banderolas publicitarias comerciales). Un poste cada 7 metros o una pareja de estos cada 14. Un triste récord nacional o mundial para registrar. Y lo peor: la siembra sigue... Compruébenlo ustedes mismos.

Sugerencia: una ruta alterna para la carrera 27

Las lentas obras de alcantarillado que se adelantan en las carreras 26 y 27, han causado naturales trastornos en el tráfico de vehículos, sobre todo en el sentido norte – sur de la Ciudad. Como todo indica que el cierre de las dos vías se prolongará más allá de la temporada de diciembre, sugerimos a la Administración Municipal que se habilite una ruta alterna de muy fácil y rápido acondicionamiento. De hecho, varios conductores, aún en el estado actual de la vía nos atrevemos a usarla: nos referimos a la vía CAI de las Américas, barrio Valencia, desembocando, por un pequeño tramo de 100 metros , destapado y sin mantenimiento, en la Escuela Policarpa Salavarrieta, para finalmente empalmar con la Avenida Colón.

El pequeño costo que demanda esta solución, no sólo facilitaría la circulación de los vehículos, sino que contribuiría a integrar en lo social y en lo económico, la deprimida zona del Valencia. Otra ventaja: esta ruta puede conservarse como alterna, en forma permanente.

Otra sugerencia para la temporada turística

La primera impresión que reciben nuestros visitantes, procedentes del centro del País (vía Ibagué – Calarcá), es francamente negativa: Una glorieta, incluidos sus monumentos, en total abandono, y una cantidad de vehículos de transporte pesado y semi-pesado, parqueados en forma desordenada, aún en plena zona residencial del Barrio Versalles y aledaños. Una disposición de Tránsito podría regular esta situación, restringiendo y demarcando zonas de estacionamiento y prohibiendo la reparación mecánica callejera. Además, una pequeña inversión para mantenimiento y enlucimiento de la glorieta, puede complementar el esfuerzo para que los transeúntes y visitantes de Calarcá no reciban esa ingrata, primera impresión de la ciudad.

Nota disonante

Aunque la arrogante autoridad de la Gobernación se impuso con la anuencia de aplausos calarqueños, la realidad es terca: No es sensato invertir mil y tantos millones de recursos públicos (¡ningún regalo!), en remodelar el Parque Bolívar, mientras las necesidades elementales y urgentes del Municipio, se aplazan en forma indefinida.

 JAIME LOPERA: MÉTRICA POÉTICA Y EL CAMINO DEL QUINDÍO

Es muy grato para POETINTOS, reproducir, con la debida autorización del autor, los siguientes textos, publicados en su columna de “ LA CRÓNICA DEL QUINDÍO”.

Escribir poesía

Sobre los poetas jóvenes quienes, entusiasmados por la ilusión de un verso repentino en la cafetería, o por la descarga emotiva de una metáfora que les viene en el baño, a veces se olvidan que la poesía también tiene una técnica. Hice un ensayo con una página Web que mide y señala las características de un verso, y encontré sorpresas. Escribí un verso al azar y el programa me respondió así:

"El verso se ha interpretado como: «tengo el dolor». Se compone de tres palabras, dispuestas en catorce signos (doce letras y dos espacios). Se reconocen 4 (cuatro) sílabas métricas (margen discrecional entre cuatro y cinco, verso tetrasílabo, simple de arte menor).

[ten] + [go ~ el] : : [do] + [lor].

Detectada una sinalefa, marcada con ~. (dos sílabas que cuentan como una, susceptible de deshacerse mediante un hiato). Se omite considerar las posibles aféresis, síncopas y los apócopes, tanto prótesis como epéntesis que hubiere en el verso. Póngase especial cuidado con la ortografía, particularmente en lo relativo a poner cada tilde en su lugar correcto, puesto que cometer cualquier tipo de error en este punto puede llevar al programa a la incorrecta evaluación de la métrica del verso”.

¿Así que es fácil escribir poesía?

Proyecto para la reconstrucción del Camino del Quindío

“El Camino del Quindío fue, en distintas etapas de nuestra historia, la unión del oriente con el occidente colombiano. Por aquí pasaron los conquistadores, los encomenderos, los ejércitos de la independencia con Bolívar a la cabeza, los estadistas como Murillo Toro, los científicos como Humboldt y muchos de los colonizadores mestizos que le dieron vida a nuestras comarcas del eje cafetero.

He aquí, pues, un nuevo destino turístico que el Quindío debería emprender en conjunción con los operadores del Valle del Cauca, Risaralda, Caldas y el Tolima. Un camino de unión histórica, de identidad, y de reconocimiento de lo nuestro. Nada más necesario en los actuales momentos.

El proyecto para la reconstrucción del Camino del Quindío (algunos de cuyos vestigios aún se pueden observar en las proximidades de Boquía), comprendería un largo viaje a pie desde Cartago y Piedras de Moler, pasando por Quimbaya, Montenegro, Filandia y El Roble, por Salento, Cocora y Toche hasta el municipio de Santa Isabel en el Tolima, y viceversa."

No es necesario levantar enormes instalaciones. Solamente diseñar el camino, adecuar algunos refugios, hacer mapas y señales, levantar los servicios sanitarios y en fin, darle a los turistas todas las ayudas para que su caminata se haga en forma placentera -como el sendero que hay en el parque del Café.”

 POESÍA A LA CARTA: ELÍAS MEJÍA “CONVERSACIONES CON EL PEZ”

En el marco del IV Encuentro de Escritores, realizado en Caicedonia, Valle del Cauca, la semana anterior, el poeta calarqueño Elías Mejía leyó su nueva serie de poemas, de la cual reproducimos los siguientes. POETINTOS agradece la autorización del autor.

CONVERSACIONES CON EL PEZ —a Arturo Alape .—

(Los epígrafes son versos de Arturo Alape que se hallan en su poemario “Luz en la Agonía del Pez”, punto de apoyo donde se intentó la escritura de estos poemas.)

“... de vidrios que todo lo ven ..."

Adentro,
detrás de los vidrios de las ventanas,
están las colgaduras,
y más allá los ojos
que no quieren mirar el paso
de los mendigos
ni de los locos.

Desde la calle otros ojos
opacos,
sin fuerza;
desde la calle los susurros
y a veces el grito
o el canto,
la mugre y la soledad,
el frío, la luz de un farol
y un perro derribando un tacho de basura.

" El tren agitaba la premura ..."

Rodaba mi tristeza como un lento dado
por los andenes de la estación de Atocha,
tras la serpiente verde
que te había devorado
para llevarte a Italia.

Breve nostalgia quedaba
agazapada en mi pecho, ya sé:
bastaría encontrar a otra viajera
en el hotel,
e ir a acompañarla en su partida,
para olvidar tu rostro observándome
desde la ventana del vagón.

Era la invasión de la tristeza ..."

Los alfileres de la lluvia
han intentado clavar al transeúnte
contra el duro asfalto de la calle.

La tristeza, más fría que las gotas,
más espesa que la niebla del norte,
era una costra acerada,
un escudo contra el agua y sus puntas.

Pasea lento bajo la lluvia el solitario;
nada le hiere ya.
Nada ni nadie podrá clavarle al asfalto.

Las gotas son fantasmas sin cuerpo
que posan su levedad en sus hombros.

"... pisoteados en la próxima esquina ..."

Para qué preguntarnos
quién baraja las cartas
que nos llevan de puerta en puerta:
salimos de una cafetería,
entramos al cine,
en los umbrales nos protegemos de la lluvia,
a veces hemos roto llaves en las cerraduras,
quedamos encerrados,
nos atrapan los claroscuros
de pasillos con entradas y salidas.

Para qué preguntarse quién arroja esos dados:
la jugada del azar nos ha protegido tantas veces
al cruzar distraídos las calles,
que podemos sabernos ganadores
con cualquier resultado.

" Sumergirme en la mirada de tu ausencia ..."

Más vales en mi soledad
que cuando estás recostada a mi lado.
Tu aliento de rosas se torna
respiración de azahares,
y el peso de tu cuerpo,
que incita a cabalgar en las noches,
es más liviano que el vuelo
de las libélulas.

Son todas las noches de vaticinios fatales ..."

No sólo para asesinarnos fue la noche.
También hay pistolas guardadas
en sus chapuzas
mientras danza el verdugo
su pausa angelical.
La noche es inocente.
No hablemos mal de sus tules.
Duermen nuestras sombras en ella;
descansan del silencio y del sol.

  POETINTOS ANTERIORES

Volumen 1, Nº 14 del 1º de nov. del 2005
Volumen 1, Nº 13 del 15 de oct. del 2005
Volumen 1, Nº 12 del 15 de septiembre del 2005
Volumen 1, Nº 11 del 1º de septiembre del 2005
Volumen 1, Nº 10 del 15 de agosto del 2005
Volumen 1, Nº 9 del 1º de agosto del 2005
Volumen 1, Nº 8 del 15 de julio del 2005
Volumen 1, Nº 7 del 1º de julio del 2005
Volumen 1, Nº 6 del 15 de junio del 2005
Volumen 1, Nº 5 del 1º de junio del 2005
Volumen 1, Nº 4 del 15 de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 3 del 1º de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 2 del 15 de abril del 2005
Volumen 1, Nº 1 del 1º de abril del 2005

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas

Una publicación de CALARCARIÑO
Tel. 7427735
Buzón: poetintos@gmail.com
Editor: Hugo Hernán Aparicio R.

IMÁGENES CALARQUEÑAS

Nuevas Imágenes

"JIPAO 2005"

"JIPAO 2005"

ALUMBRADO 2004
Alumbrado 2004
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.