Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas

Circula quincenalmente a través de cafeterías, restaurantes y establecimientos similares de Calarcá.
 EDITORIAL: PRODUCTIVIDAD Y CALIDAD DE VIDA

REZAGOS Y AVANCES ECONÓMICOS

Son complejas las razones del rezago económico de países como Colombia, con relación a asombrosos avances de otros. Partiendo de condiciones históricas más adversas, algunos de ellos, obligan hoy al resto del mundo a asumir el reto de la globalización. Ejemplos, los países orientales de la cuenca del Pacífico: Corea, Taiwán, Malasia, Vietnam, Tailandia, Singapur, India, y aún la misma China Continental (con un crecimiento sostenido de más del 9% anual). Un bloque étnico-geográfico, cuya población representa más de la tercera parte de la población del globo, incluido el Japón -consolidado como potencia económica hace décadas-, que ha asumido el liderazgo mundial en la producción de manufacturas, aún sin contar, en la mayoría de los casos, con materias primas propias. Con una estrategia basada en grandes volúmenes de producción y comercialización, perfeccionamiento tecnológico continuo y aprovechamiento de sus ventajas competitivas (mano de obra, talento humano, cadenas productivas y otras), este conglomerado, lidera con enorme ventaja, la actividad fabril mundial, sin renunciar a la esencia de sus milenarias tradiciones culturales y religiosas, ni a sus propias opciones políticas.

CAMBIOS EN LA ORIENTACIÓN DE LA PRODUCTIVIDAD

Revisemos estas cifras: hace apenas 40 años, el 30% de la fuerza laboral de los Estados Unidos se empleaba en factorías o fábricas, en 1990, el porcentaje se redujo a la mitad; hoy día sólo un 9% se emplea en actividades de manufactura. ¿A qué se dedican ahora los residentes de Estados Unidos que según sus propias proyecciones son ya 300 millones?, ¿hacia dónde se dirige su sistema educativo y de habilitación laboral? La respuesta nos da clara idea de los dramáticos cambios de la sociedad orbital y la dinámica de los países y regiones que la conforman: en la actualidad, la productividad norteamericana se basa en actividades relacionadas con educación, cultura, servicios (comunicaciones, finanzas, seguros, entretenimiento, tecnología, etc.) y toda la gama, en permanente expansión, de los llamados bienes intangibles (tercerización de la economía), tendencia que corresponde también a la mayor parte de los países de Europa. La labor “sucia”, la de los bancos de trabajo y las líneas de producción seriada, fueron cedidas a los orientales y a otros pueblos con disponibilidad masiva de mano de obra barata, combinada con avanzada mecanización y automatización de procesos industriales, aunque también, por desgracia, con un enorme costo ambiental.

Sobre los países citados al comienzo, conocidos como los “tigres asiáticos”, pesan serias dudas sobre el manejo ecológico del auge industrial y la calidad de las condiciones laborales. No obstante, se deduce de los resultados económicos, un simultáneo mejor-estar social para sus populosas comunidades, condenadas durante siglos, tanto a la miseria material, como a sucesivos y oprobiosos colonialismos europeos, norteamericanos y también asiáticos. Dos conclusiones son obvias: sin un recurso humano competente, remunerado hasta aceptables niveles de satisfacción de necesidades, sería imposible cualquier avance significativo en productividad; además, sin tal avance, no se logran sociedades sostenibles. Es razonable también establecer una secuencia: una mejor aptitud productiva implica procesos educativos y de habilitación laboral adecuados; esta aptitud, a su vez, permite mejor calidad de vida para la población.

RUTAS DE DESARROLLO

No sugerimos, desde luego, que la única vía hacia una sociedad mejor sea la loca carrera hacia las máquinas, los bienes y el consumo; tampoco que la educación se deba reducir a mezquina herramienta utilitarista. Intentamos decir que cada país, cada región o comunidad están obligados a determinar sus propios rumbos, teniendo en cuenta las realidades globales, preservando su identidad, enfilando recursos físicos y humanos hacia la promoción sostenible de la calidad de vida e influyendo positivamente, tanto en su cercanía geográfica, como en el concierto mundial.

La suscripción de tratados de comercio bilaterales como el que Colombia firmará el próximo febrero con los Estados Unidos, y los multilaterales, como la que seguramente se adelantarán en algún momento con la Unión Europea y otros bloques regionales, determinarán el futuro de nuestra economía. No es un secreto la histórica y profunda dependencia de nuestras políticas públicas internas y externas respecto del poder imperial norteamericano y de los organismos financieros mundiales que controla. Además, asuntos como el narcotráfico y el lavado de dinero, nutrientes del terror, de los crímenes de las extremas derecha e izquierda, y de otros delitos como el contrabando, distorsionan con su inmenso aparato delictivo cualquier manejo macroeconómico racional.

Los grandes cambios del mundo no suceden por casualidad; obedecen a orientaciones de altos círculos de poder global, definidos por conveniencias geoestratégicas, y sensibles también a presiones de todo orden e intensidad. En ese escenario, Latinoamérica y Colombia en particular, no han sido determinantes; más bien nos hemos auto-condenado a ser los eternos hermanos pobres de Norteamérica, sin poder de incidencia en las instancias decisorias del mundo. Nuestras economías regionales son inestables, frágiles, carentes de dirección política superior, desconectadas por completo de las urgencias sociales y de los sistemas educativos, cuyo rumbo difiere, en la mayoría de los casos, de las cambiantes realidades. En Colombia, en medio de la más severa crisis de su historia y agotadas las posibilidades de la colcha de retazos de su modelo económico, continuamos cosechando frustraciones, renegando de nuestra cultura para adoptar la que nos imponen, produciendo a granel bachilleres iletrados y doctores sin destino, mientras nos consumen el goce consumista, el conformismo y la ineptitud.
 NOTAS CIUDADANAS

CLASIFICADOS GRATUITOS EN www.calarca.net

Invitamos a los lectores de POETINTOS a conocer y usar el nuevo servicio de avisos clasificados gratuitos de la página de Internet www.calarca.net. El interesado, simplemente envía el aviso desde la misma página y el único requisito para que se edite, en forma totalmente gratuita, es confirmarlo al teléfono 7421958 desde la línea fija o celular que aparezca en el mismo aviso. Lo anterior con el fin de evitar el mal uso de esta útil herramienta. A propósito de calarca.net, su gestor y administrador, Álvaro Jaime Ospina, nos sorprende con las cifras de visitas a su página durante el mes de octubre que recién termina: 11.900. La mejor del Quindío.

ANIVERSARIO DE LA PULGA

Con algún atraso, registramos y celebramos el primer aniversario de La Pulga en la Oreja, publicación quincenal que goza de sincero calarcariño por parte de nosotros, sus fieles lectores. Las esperadas páginas, plenas de contenido ciudadano, estimulan la sensibilidad de los calarqueños por los valores locales y animan a sostener nuestra fe en las posibilidades del municipio. Un abrazo fraterno para Janeth, Juan de J. y el médico Ortiz, a quienes renovamos el aprecio y la admiración de siempre.

10 AÑOS DEL RESTAURANTE CASA REAL

Apreciado por habitantes y visitantes de Calarcá, cumple durante este mes su décimo aniversario. Para celebrarlo, sus propietarios ofrecen precios de promoción, con la tradicional calidad del producto y el servicio. Recordemos su dirección y teléfono: Calle 40 # 25-42 Tel. 7423076.

LÁGRIMAS DE COLORES

Una agenda de papel artesanal, hecha por personas con discapacidades vinculadas a la fundación FUNDAMOR, esconde un pequeño drama en su carátula. Fue adquirida por un asistente al acto realizado en días pasados en el auditorio de la Casa de la Cultura. Sugerimos a su actual poseedor, abstenerse de leer este relato; corre el riesgo de devolverla, sin reembolso, a sus fabricantes.

Zulma, a su edad media, tiene limitaciones en uno de sus brazos y en la expresión oral, con las cuales debe convivir. Lo hace muy bien. Derrocha simpatía, presentación esmerada, expresividad y cálida disposición para la amistad. Con su novio - según sus compañeras de la Fundación, dechado de amor y otras virtudes - hacen una de esas parejas, envidia de quienes los conocen. Como todas las personas que asisten a FUNDAMOR, ella se suma a las tareas productivas de fabricación de papel reciclado y artículos derivados del mismo material. María Eugenia Trujillo, entusiasta de la causa, en días previos al acto oficial de presentación, asumió la responsabilidad de aportar su conocimiento para capacitar al grupo en uso de materiales complementarios que les permitan ofrecer novedad y calidad en sus productos.

Trabajaron con juicio preparando una muestra de habilidad manual. Zulma auxiliaba y atendía a sus compañeros, sin decidirse a confeccionar su propia agenda, hasta que la instructora se lo sugirió con sentido de reto creativo. Enfrentada a su discapacidad, conciente de la enorme dificultad que supone realizar con una mano lo que los demás hacen con las dos, reaccionó con algo de impaciencia que María Eugenia interpretó bien, dándole la alternativa de trabajar sólo en la decoración de una carátula, mediante el uso de una esponjilla y colores acrílicos. Mientras lo hacía, en silencio, ella dejaba caer una lágrima tras otra que enjugaba con la misma esponja con la que aplicaba los colores. El resultado fue una hermosa composición que puesta a la vista de quienes asistieron aquella noche diluviana, captó el interés de todos. La emoción de Zulma y de sus compañeros, cuando se supo que el primer artículo vendido fue aquel que sazonaron sus lágrimas coloreadas, fue enorme.

Una semana después también hubo llanto; esta vez compartido, con ocasión del balance del evento. Reunido el núcleo social de FUNDAMOR, no encontró tema más grato y nostálgico que la agenda de Zulma. Recordaron lo vivido días antes, la ansiedad que compartieron ante la incertidumbre de lo que sería esa fecha esperada, el éxito de la convocatoria y del sencillo acto, que buscaba sensibilizar a la comunidad calarqueña en el nuevo enfoque del tema de discapacidades; su entorno familiar y social. En esta ocasión lloraron todos, entre otras cosas porque además de la emoción por la venta de la agenda, les hubiera gustado también conservarla para siempre, como un elocuente símbolo del reto personal y colectivo que cada día deben asumir.
 DE NUESTROS LECTORES

RELATO URBANO: Ángel Castaño

No quiero presumir, pero debo decir que conocí el cielo, y, además de conocerlo, lo vi bailar. Es cierto, y supe que ese cielo se llama Laura, Laura Sampedro. La vi en un bar de la avenida Bolívar, compensando la ingratitud de estar en un lugar lleno de gente sudorosa. La música era un asco; un híbrido baboso, molusco prehistórico salido de las pesadillas de Poe. Pero ella bailaba, lo hacía como una ninfa de cabaret, con la poesía adherida a sus tobillos. Sólo al verla la noche se compuso. Le dije a un amigo que me largaba, cuando me percaté que Laura era novia de Héctor, el campeón juvenil de karate-do. Además, yo no tengo la pinta de Rock Hudson, el galán de las películas de Sirk, como para estar pensando que Laura se fijara en mí. Salí del bar, el aire apestaba a cloaca metropolitana.

Caminé por la catorce, hasta llegar al puente de la universidad. Allí me detuve, me senté en el andén y esperé que la buseta, la que va para Villa Liliana, pasara. En la acera del frente, una pareja protagonizaba una cursi escena de romanticismo trasnochado. Una blusa azul cielo transparentaba el busto de la muchacha. El bus llegó, y la soledad se mostró como un dinosaurio -ojo, nada que ver con Monterroso-, el viento se alzó en armas, y el reloj se empecinó en coleccionar absurdos. Subirme al bus fue en espectáculo: ebrio, y con la imagen frutal de Laura Sampedro en la cabeza, no fue fácil coordinar los movimientos.

SOBRE EL EDITORIAL DE POETINTOS 36: Argenis Alzate

El ser humano en su afán por transformar el mundo y a los seres que lo rodean, lo que ha conseguido es su destrucción y el deterioro de las relaciones interpersonales. A diario encontramos al que, sin ningún escrúpulo arroja basura desde la ventanilla del automotor, a seres humanos excluyentes, juventud indiferente, niños y ancianos maltratados y relegados a la soledad; relaciones de pareja agobiantes y bochornosas que arrastran en su borrascoso caos a los hijos, víctimas inocentes de los encuentros furtivos. Los amores precoses dan a luz una sociedad atascada de consumismo, preocupada por las apariencias, por descubrir en costosas pociones mágicas, el elixir de la eterna juventud...

 POETAS COLOMBIANOS: LUIS CARLOS LÓPEZ (“El tuerto López”)

“Nació en Cartagena en 1879, donde inició estudios de medicina que no terminó a causa de la guerra de los mil días. Leyó mucho, viajo poco, a pesar de que ocupó cargos diplomáticos en Baltimore y Munich. En 1901, dirigió la revista literaria Juventud, y luego, en compañía de su hermano José Guillermo, fundó el diario La Unión Comercial. En 1908, publicó su primer poemario, De mi villorrio, donde se manifiesta lo que va a ser una constante de su poesía: los personajes cotidianos presentados con delicadeza y humor. A este primer libro le siguen: Posturas difíciles (1909) y Por el atajo (1920). Después de su muerte, acaecida en 1950, aparecieron sus poemas recogidos en: Sus Versos (1973) y Obra poética (1984). Poetas contemporáneos españoles y americanos como Unamuno, Gerardo Diego, Rubén Darío, Vicente Huidobro, entre otros, reconocieron en El Tuerto (apodo que le habían dado sus amigos) uno de los grandes de la América Hispana.” (Enciclopedia Encarta 2005)

Monumento a Los Zapatos Viejos En este cantor del cariño a su Cartagena natal, el que compara con el que tenemos por los Zapatos viejos, se reúnen los elementos de una propuesta poética insólita para su época y lugar de residencia. Humor que raya en lo grotesco, ironía, honda sensibilidad humana, son tratados con rara habilidad. Episodios cotidianos, vulgares, adquieren un colorido y una significación que trascienden la simple observación casual; personajes anodinos, callejeros, completan su mundo creativo, celebrado en el mundo literario hispanoamericano y colocado en sitio preferencial dentro de las vanguardias poéticas del continente americano.

Presentamos algunos de sus sonetos, formato preferido del poeta.

 


A MI CIUDAD NATIVA

Noble rincón de mis abuelos: nada
como evocar, cruzando callejuelas,
los tiempos de la cruz y de la espada,
del ahumado candil y las pajuelas...

Pues ya pasó, ciudad amurallada,
tu edad de folletín...Las carabelas
se fueron para siempre de tu rada...
—¡ya no viene el aceite en botijuelas!

Fuiste heroica en los años coloniales,
cuando tus hijos, águilas caudales
no eran una caterva de vencejos.

Mas hoy, plena de rancio desaliño,
bien puedes inspirar ese cariño
que uno les tiene a sus zapatos viejos...

DE TIERRA CALIENTE

Flota en el horizonte opaco dejo
crepuscular. La noche se avecina
bostezando. Y el mar, bilioso y viejo,
duerme como con sueño de morfina.

Todo está en laxitud bajo el reflejo
de la tarde invernal, la campesina
tarde de la cigarra, del cangrejo
y de la fuga de la golondrina...

Cabecean las aspas del molino
como con neurastenia. En el camino,
tirando el carretón de la alquería,

marchan dos bueyes con un ritmo amargo
llevando en su mirar, mimoso y largo,
la dejadez de la melancolía...

NON PLUS ULTRA

Mis vecinos, burdos vecinos
del campo, buenos inquilinos,
de manos toscas, de cetrinos
rostros y de cuadrados pies,

cruzan por esta vida amarga,
paradójicamente larga,
como van los bueyes de carga
bajo el pincho, bajo el arnés...

Mas son felices a su modo,
puesto que a sombra de tejado,
comiendo mal aman a Dios.

¡Y sobre todo, sobre todo,
porque nunca han necesitado
las píldoras del doctor Ross!

UN CASO

Mi parienta, magra y fría,
solteronamente fea,
con nostálgica atonía
piensa en cosas de su aldea...

Quiere vivir con su cría
de palmípedos. Desea
manejar en la alquería
diariamente la polea

del pozo, oír en ayuna
su misa y tragarse alguna
que otra eucarística oblea,

sin tiznar el pensamiento
con el sexto mandamiento
pornográfico. Así sea.

 POETINTOS ANTERIORES
Volumen 1, Nº 37 15-oct-06
Volumen 1, Nº 36 1-oct-06
Volumen 1, Nº 35 15-sep-06
Volumen 1, Nº 34 1-sep-06
Volumen 1, Nº 33 15-ago-06
Volumen 1, Nº 32 1-ago-06
Volumen 1, Nº 31 15-jul-06
Volumen 1, Nº 30 1-jul-06
Volumen 1, Nº 29 15-jun-06
Volumen 1, Nº 28 1-jun-06
Volumen 1, Nº 27 15-may-06
Volumen 1, Nº 26 1-may-06
Volumen 1, Nº 25 15-abr-06
Volumen 1, Nº 24 1-abr-06
Volumen 1, Nº 23 15-mar-06
Volumen 1, Nº 22 1-mar-06
Volumen 1, Nº 21 15-feb-06
Volumen 1, Nº 20 1-feb-06
Volumen 1, Nº 19 15-ene-06
Volumen 1, Nº 18 1-ene-06
Volumen 1, Nº 17 15-dic-05
Volumen 1, Nº 16 1-dic-05
Volumen 1, Nº 15 15-nov-05
Volumen 1, Nº 14 1-nov-05
Volumen 1, Nº 13 15-oct-05
Volumen 1, Nº 12 15-sep-05
Volumen 1, Nº 11 1-sep-05
Volumen 1, Nº 10 15-ago-05
Volumen 1, Nº 9 1-ago-05
Volumen 1, Nº 8 15-jul-05
Volumen 1, Nº 7 1-jul-05
Volumen 1, Nº 6 15-jun-05
Volumen 1, Nº 5 1-jun-05
Volumen 1, Nº 4 15-may-05
Volumen 1, Nº 3 1-may-05
Volumen 1, Nº 2 15-abr-05
Volumen 1, Nº 1 1-abr-05

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
Una publicación de CALARCARIÑO
Tel. 7427735
Buzón: poetintos@gmail.com
Editor: Hugo Hernán Aparicio R.
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"YIPAO 2006"
"YIPAO 2006"
ALUMBRADO 2005
Ver Alumbrado
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.