CALARCÁ EN LÍNEA    

  INICIO CONTÁCTENOS LIBRO DE VISITAS  
Bandera, Himno y Escudo de Calarcá. SÍMBOLOS
  HISTORIA
Leyendas
Calarcá en la Mano
Imágenes
Diversos aspectos geográficos de Calarcá. GEOGRAFÍA
Todo acerca de la FIESTA NACIONAL DEL CAFÉ. IMÁGENES
  CULTURA

Fiesta Nacional del Café

Semana de la Cultura
Casa de la Cultura
Taller Dos
Palosanto
Fund. Ecológica Cosmos
Mariposario
Tesoro Quimbaya
Reinado Comunal
  POESÍA
Baudilio Montoya
Luis Vidales
POETINTOS
 
  TURISMO
Mapa Turístico
Jardín Botánico
Parque Comfenalco
Balneario Karlaka
Balneario La Albania
Chorros de San Rafael
Peñas Blancas
La Virginia
Club Cafetero del Quindío
Finca Hoteles
 
  ENTIDADES
Cuerpo de Bomberos
Cruz Roja Colombiana
Defensa Civil
Club de Leones
Boy Scouts
Club Quindío
Damas Rosadas
Hogar Madre Esperanza
 
 
 
 
 
Lo mejor del deporte calarqueño. DEPORTES
  GUÍAS
Hoteles
Finca Hoteles
Restaurantes
Salas de Internet
Instituciones Educativas
 
 
 
 
Firme y lea nuestro Libro de Visitas. LIBRO DE VISITAS
Escríbanos, sus inquietudes serán atendidas. CONTÁCTENOS
  AGRADECIMIENTOS

Mayo del 2005

hhar@hotmail.com

MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar Imagen
Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.
 
   EDITORIAL: PAISAJE, ¿patrimonio de quién?
 
 

La gestión oficial para que el paisaje cafetero colombiano sea declarado patrimonio de la humanidad, promete generar una serie de ventajas para las zonas tradicionales de cultivo, muchas de las cuales desarrollan ya, proyectos turísticos exitosos. Ese empeño, desde luego, suscita entusiasmo y merece todo apoyo. Sin embargo, una grave amenaza en contra del natural disfrute del paisaje calarqueño y regional, avanza como verdadera plaga. Se trata de la incontrolada proliferación de cercas vivas en los predios rurales. Ciertamente los setos de arbustos de tupido follaje verde, especialmente la llamada Zwinglia, dan a las propiedades cierta privacidad y defensa contra intrusos o esporádicas ventiscas; lo indeseable es que se levantan en forma desordenada, sin proporción de altura ni extensión lineal, como abusivas barreras visuales, coartando el derecho elemental que tenemos los ciudadanos, de gozar la belleza de nuestra geografía y de la democrática luz solar que, según la revaluada sabiduría popular, “...sale para todos..”

Comprobar lo anterior es sencillo: basta recorrer, con ánimo observador, las vías regionales, las tradicionales rutas hacia las veredas y los municipios. La experiencia es desoladora: largos tramos viales, antes espléndidos miradores del paisaje cafetero, ahora empalizados a derecha e izquierda, convertidos en callejones ciegos que solo inspiran zozobra y tristeza.

El mensaje implícito es perverso: “Yo cuido mi propiedad; lo demás me importa un bledo”; o bien, “en lo mío hago lo que me de la gana”. Y se revive así el eterno conflicto de fondo, ético y político, por cuanto el ejercicio desbordado de derechos individuales, produce, como en este caso, un efecto social nocivo. La juridicidad dicta que, en sentido general, el bien común está por encima del individual; pero en ausencia de normas que hagan efectivo ese principio, aquí está sucediendo lo contrario.

Ninguna dependencia oficial ha promovido el trámite de una regulación que detenga ese desafuero; o si existen normas al respecto, no se hacen cumplir. ¿Porqué no iniciar desde Calarcá, con el necesario liderazgo oficial y ciudadano, un proceso de sensibilización que aboque el problema y produzca soluciones? Sería un importante aporte de nuestra comunidad para preservar el goce del patrimonio público natural, principal atractivo de esta zona del País y parte sustancial de nuestra identidad.

Nuestro buen Baudilio, en su poema “El árbol”, se refería a “...la niebla triste que borra la visión de los senderos...” La versión contemporánea tendría que ser: ...El triste seto que borra la visión desde el sendero... A propósito del Poeta y muy al margen del tema que hoy nos ocupa, ¿han observado el joven pero altivo sauce que uno de sus fieles, el músico Hernando Novoa, sembró hace ya, unos dos años, sobre su ruinosa tumba de “La Bella”, para cumplir sus póstumos deseos?

“Dame un árbol, amada, cuando muera
que me acompañe en mi reposo eterno;
un sauce fiel que se levante grave,
señalando la paz de mi silencio”...

 LENGUAJE: PONER Y COLOCAR ...no me los cambie.

Apartes del artículo publicado en la revista de Comfenalco, Quindío, “Así somos”, número 52.

Por: Fernando Ávila

...Hay profesores y padres de familia que corrigen a sus hijos porque dicen me puse la camisa, puse atención, voy a ponerle más cuidado a esa materia... No se dice así, advierten, se dice me coloqué la camisa, coloqué atención, voy a colocarle más cuidado a esa materia. “Solo ponen las gallinas”. Y los muchachos, obviamente, van cogiéndole fobia –miedo o aversión– a poner y terminan colocando música, colocándose berracos y buscando coloca.

Si usted revisa un día de estos las palabras poner y colocar en el Diccionario de la lengua española, edición del 2001, verá que mientras colocar tiene cinco acepciones en apenas ocho renglones, poner tiene cuarenta y cuatro acepciones (significados) y más de veinticinco tópicos (“frases hechas”), en las que la idea sólo queda bien expresada con ese verbo. Esta información ocupa ciento nueve renglones.

... Un examen ya más detenido del Diccionario le mostrará que las gallinas, y en general todas las aves, efectivamente ponen sus huevos, pero que esa es sólo una de las cuarenta y cuatro acepciones, exactamente la número 11, de este verbo de enorme riqueza semántica.
No les ponga pereque a sus hijos o a sus alumnos cuando pongan por caso, pongan un fax, pongan música, pongan atención, se pongan de parte del necesitado, pongan un pensamiento positivo en la agenda...Ni mucho menos cuando se pongan a leer y a escribir para cumplir con las obligaciones QUE les haya puesto el profesor.

No olvide que el astro rey se pone después de las seis de la tarde, por lo que la ropa debe ponerse al sol antes de esa hora, para que se seque. Cuando alguien exponga así estas ideas, no lo ponga en ridículo, ni lo ponga en riesgo de eliminar de su léxico este verbo. Disculpe usted que le ponga esto en claro, pero no se puede poner el fetichismo de la palabra por encima del buen uso, aunque finalmente alguien se ponga colorado...

 NUESTROS POETAS: Poetas de Calarcá

POETINTOS llega a su edición número cuatro y es apenas justo que abordemos el tema de la poesía calarqueña. Comencemos por decir que son pocos, muy pocos, los municipios colombianos del tamaño poblacional y de la corta historia del nuestro, que pueden reclamar un sitial preferente en el conjunto de la poesía colombiana del último siglo.

El Quindío y, de manera especial Calarcá, han consolidado una tradición poética, construida por vigorosos cultores de este arte o modalidad expresiva, cuyas raíces penetran lo más hondo de la cultura humana. Tal circunstancia nos debe alimentar un sano orgullo; pero debe también llamarnos a los calarqueños a conocer y apropiar, para el alma local, toda esa riqueza literaria; propiciando, además, un ambiente de valoración de la producción intelectual que estimule a las generaciones presente y futuras para porfiar en la tarea creativa.

Sentada ya esa realidad, intentaremos presentar una relación de nuestros más conocidos poetas, sin clasificación alguna por modalidades, escuelas o tendencias poéticas, tema al que dedicaremos, en las futuras ediciones, el tiempo y el espacio que merece. Distinguiremos, por ahora, dos grupos, con la única intención de reconocer las obras y trayectorias artísticas más reconocidas y valoradas por la crítica especializada. Conviene anotar que para este propósito, consideramos como calarqueños algunos autores que, aunque nativos de otros municipios, están o estuvieron unidos a Calarcá por lazos afectivos, laborales o de otra índole. Presentamos anticipadas excusas por involuntarias omisiones que estaremos atentos a corregir. Para la elaboración de esta reseña, recurrimos a los trabajos antológicos de Carlos Alberto Castrillón, docente e investigador especializado.

El primer grupo lo integran: Baudilio Montoya, Luis Vidales Jaramillo, Noel Estrada Roldán, Humberto Jaramillo Ángel, Bernardo Palacio Mejía, Humberto Senegal, Jorge Julio Echeverry, Elías Mejía y Fabio Osorio Montoya.

Complementan la nómina de nuestros apreciados poetas: Rodolfo Jaramillo Ángel, Evelio Arbeláez Aristizábal, Jamid Albén Jaramillo, Nelson Osorio Marín, Ricardo Cuellar, Martha Lucía Usaquén, Adán Uribe Mejía, Dora Tobón de Ocampo, Hernán Cubillos, Argelia Osorio Vásquez, Nelson Ocampo Osuna, Reinaldo Salguero Rojas, Álvaro Hincapié Palacio, Carlos Alberto Agudelo, Francis Cuéllar, Javier Huérfano, Gloria Inés Rodríguez, Jair Velasco Acosta, Lunero Páez, Mauricio Trujillo, Mario Alberto Agudelo y Nadia Krupskaia García.

Sobre estos creadores de versos, cultores de la idea y de la palabra, se soporta la imagen de “Calarcá, cuna de poetas”. POETINTOS, como uno de sus objetivos, trabajará por la divulgación de sus obras.

 POESÍA A LA CARTA

En nuestra habitual sección, presentamos breves textos de poetas calarqueños, pertenecientes a la generación que podríamos denominar, para efectos cronológicos, “del segundo medio siglo xx”, cuya producción innovó la propuesta poética de entonces, aportando formas, lenguaje y experimentaciones que aún conservan plena vigencia.

De Jorge Julio Echeverry:

...”Me atrevo a decir que nadie necesita a los poetas. Lo que se necesita para vivir es la poesía, y ésa está implícita en casi toda actividad humana”...

POEMA CASI INFANTIL

Por favor, Caperucita,
no salgas esta noche.
El bosque está plagado
de peligros.
Quédate
con este viejo lobo
que tanto te ama

INTERIOR

Entre el cenit
y el nadir
de mis huesos
tu sombra de ceniza crece
mientras un ratón de olvido
roe mi antiguo corazón
de queso

De Humberto Senegal:

HUI NENG

Necesitamos una poesía
que nos convierta en dioses.
Para continuar siendo bestias,
no necesitamos de la poesía

TANKA

...No comprenden los niños
que llegaron a estudiar,
porqué en los salones
hay camas, fogones, taburetes
y otros niños
que tampoco comprenden
porqué llegaron ellos
a estudiar.

De Elías Mejía:

FATALIDAD

Lo primero que perdí
fue la última esperanza

y queda tan sólo de ella
un montón de esperanzas
intermedias
aferradas a la vida

como sanguijuelas
a la herida abierta.

CONTEMPORÁNEA

¡Necesito tantas cosas
en este invierno!

Un ángel, por ejemplo;
una piel de cordero
y otra de león,
y una voz encantadora de
Sirena
o de arpa.

 MININOTICIAS DE LA CULTURA

RECITAL DE GUITARRA DE GIOVANNY PÉREZ ROJAS

Antes de emprender su regreso al Japón, Giovanny Pérez realizó un memorable recital en las instalaciones de PALOSANTO el pasado 12 de los corrientes. En referencia a la ocasión, el director de esta Corporación Musical, donde el artista hizo sus estudios básicos, Marco Antonio Fernández, nos ha remitido un texto del cual consignamos algunos apartes. El contenido completo puede leerse dando clic aquí.

“...Se abre la velada, concentración, entrega desde lo más íntimo; sonidos dulces armonizan la sala en una serie de danzas antiguas, renacentistas, barrocas y clásicas que evocan antiguos castillos, el transcurrir de la vida semirural, pomposos palacios y luces de brocadas lámparas. En el tapete mágico de la inmortalidad, Sanz, Mudarra, Bach, Tansman y Aguado, se recrearon en las virtuosas manos y la guitarra de ese desconocido artista que a todos nos sorprendió con su pura y cálida interpretación...” “.... Cervantes, Tarrega, Neruda y Villalobos estarían reunidos al calor de un café colombiano para reconocer la grandeza poética expresada en la guitarra iberoamericana”

PRESENTACIÓN OFICIAL DE “NERUDIANAS” EN TEATRO AZUL.

Con la asistencia de funcionarios de la Administración Municipal de Armenia, especialmente de la Secretaría de Educación y directivos de planteles educativos, el elenco de TEATRO AZUL presentó, en forma oficial, su montaje “Nerudianas”. La obra escénica, cuyo libreto son los “veinte poemas de amor” de Pablo Neruda, completa por estos días la asombrosa cifra de 13.000 espectadores entre la juventud de establecimientos educativos de Armenia, con proyección de 20.000 antes de fin de año.

Durante los dos últimos años, esta lúdica y audaz recreación del texto inmortal, ha marcado un hito en cuanto a número de presentaciones, de instituciones invitadas y de espectadores. Su impacto cultural es contundente. Las espontáneas manifestaciones de gusto y gratitud por parte de los muchachos así lo demuestran. Felicitaciones a Teatro Azul y a la Administración Municipal de Armenia que apoya el proyecto.

¿Cuándo los tendremos en Calarcá?

 POETINTOS ANTERIORES 

 

Volumen 1, Nº 3 del 1º de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 2 del 15 de abril del 2005
Volumen 1, Nº 1 del 1º de abril del 2005