CALARCÁ EN LÍNEA    

  INICIO CONTÁCTENOS LIBRO DE VISITAS  
Bandera, Himno y Escudo de Calarcá. SÍMBOLOS
  HISTORIA
Leyendas
Calarcá en la Mano
Imágenes
Diversos aspectos geográficos de Calarcá. GEOGRAFÍA
Todo acerca de la FIESTA NACIONAL DEL CAFÉ. IMÁGENES
  CULTURA

Fiesta Nacional del Café

Semana de la Cultura
Casa de la Cultura
Taller Dos
Palosanto
Fund. Ecológica Cosmos
Mariposario
Tesoro Quimbaya
Reinado Comunal
  POESÍA
Baudilio Montoya
Luis Vidales
POETINTOS
 
  TURISMO
Mapa Turístico
Jardín Botánico
Parque Comfenalco
Balneario Karlaka
Balneario La Albania
Chorros de San Rafael
Peñas Blancas
La Virginia
Club Cafetero del Quindío
Finca Hoteles
 
  ENTIDADES
Cuerpo de Bomberos
Cruz Roja Colombiana
Defensa Civil
Club de Leones
Boy Scouts
Club Quindío
Damas Rosadas
Hogar Madre Esperanza
 
 
 
 
 
Lo mejor del deporte calarqueño. DEPORTES
  GUÍAS
Hoteles
Finca Hoteles
Restaurantes
Salas de Internet
Instituciones Educativas
 
 
 
 
Firme y lea nuestro Libro de Visitas. LIBRO DE VISITAS
Escríbanos, sus inquietudes serán atendidas. CONTÁCTENOS
  AGRADECIMIENTOS

Junio del 2005

hhar@hotmail.com

MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar Imagen
Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.
 
   EDITORIAL: GLOBALIDAD Vs. REGIONALIDAD
 
 

El precio de sumarnos al mundo, a sus corrientes de pensamiento y actividad en todos los órdenes, no puede ser renunciar al sano sentido de regionalidad o de nacionalidad. Ser de “alguna parte” es condición de todos, aunque con frecuencia, conscientes o nó, lo releguemos al olvido. ¿Cómo lograr el justo equilibrio entre ser ciudadano del planeta sin dejar de serlo del terruño?; ¿cómo armonizar el frenesí tecnológico y mediático, la dilución de fronteras y distancias, la virtualidad, la inmediatez, la frívola uniformidad cultural, con el espacio social en el que convivimos entre precariedades y conflictos que nos condicionan o nos limitan?. El reto está planteado.

POETINTOS es, apenas, una más de las pequeñas acciones de resistencia contra las fuerzas anónimas que desdeñan las identidades regionales. Como individuos, somos objeto de los derechos fundamentales que la modernidad occidental en buena hora instauró; enfrentamos los problemas de la subsistencia y el desarrollo personal, pero la condición humana nos exige también, ser miembros activos de la sociedad en la que habitamos. Construir colectivamente un mejor Municipio, región o país, conformando comunidades aptas para la convivencia pacífica y creativa, es la opción responsable de quienes los hacemos nuestro hogar; de quienes pertenecemos a ellos.

Nuestra CALARCÁ nos necesita conscientes, apropiados con respeto de su legado cultural, de sus recursos naturales y su historia. Nos invita a amarla recorriendo su privilegiada geografía, disfrutando vías, caminos y calles; apreciando el arte y la cultura locales, atendiendo con dignidad al turista; CALARCÁ requiere que consumamos los productos que ofrecen nuestras industrias y comercio; que abordemos felices los infatigables “Yipes”. Todo eso es pertenecer; como también lo es trabajar por mejorar la calidad de la educación que reciben los muchachos, capacitarnos y emplear a nuestra propia gente remunerándola con equidad e integrándola a la seguridad social; lo es valorar el patrimonio arquitectónico y preservarlo; defender el espacio público y apropiarnos eventualmente de él para la cultura y el esparcimiento. Pertenecer es, igualmente, comportarnos con civismo, entender que el ornato y el aseo públicos son deleites que nos merecemos, es informarnos, expresar opiniones sin agravios, es integrarnos en instituciones, gremios y organizaciones de toda índole que con terca persistencia sobrevivan al escepticismo y a las desconfianzas.

Un ciudadano calarqueño debe saber que el Municipio es mucho más que el núcleo urbano; que el sector rural sobrevive a la desesperanza y a las crisis; que La María genera puestos de trabajo; que Barcelona, La Virginia y Quebradanegra albergan comunidades hermanas; que Peñas Blancas nos tutela desde las alturas; que en La Bella vivió y escribió el entrañable Baudilio y que en su tierra reposan sus despojos.

Nos caben también urgentes obligaciones: entender la gravedad de nuestro momento histórico marcado por un deterioro socio-económico generalizado, derrotar las aberrantes prácticas que nos impiden ejercer en conciencia la democracia y la participación ciudadana en todos sus frentes; exigir del gobernante el cumplimiento de su deber como gestor de avance social integral; generar oportunidades laborales y empresas.

¿No será el ejercicio de una ciudadanía local, activa y responsable, el único pasaporte mental válido para acceder al mundo de la post-modernidad?

 CURIOSIDADES IDIOMÁTICAS: SINCERIDAD Y PRESTIGIO

...recuerdos sobre GOG (GONZALO GONZÁLEZ)...

Aquel recuerdo viene de cuando el Café Automático de Bogotá era célebre porque los intelectuales prominentes de la época se reunían allí para debatir, casi siempre entre humo y alcohol, temas que avivaban encendidas polémicas, aparte de congregar enormes séquitos de muchachos con ganas de ser poetas o escritores y para quienes la oportunidad de escucharlos—oídos atentos, siquiera de lejos—constituía por lo menos ritual equivalente al de una iniciación, un bautismo.
Parece que Gog no era de los más asiduos contertulios del Automático, pero los afortunados que estuvimos en el absorto auditorio de aquella noche no olvidaremos jamás de qué manera nos marcó su elocuente declaración de amor por la gramática, señora extraña, luminosa, inalcanzable, que convertía a este hombre algo parco, a pesar de su sangre caribe, en un ser sabio, cautivador y ecuánime cuando a ella hacía referencia.
El orígen de la voz, de los sonidos de los animales y de los elementos de la naturaleza, la invisible orquesta que posibilita la comunicación humana, eran su pasión incontenible. Sabía del génesis y del misterio de las palabras y proclamaba él mismo que no le alcanzaría la vida para recorrer sus laberintos ni desentrañar sus secretos.
Entre las muchas maravillas que promulgó en aquella ocasión, está la historia de dos palabras hermosas.
Sinceridad, la primera. Le escuchamos contar cómo, cuando los romanos hallaban trozos de mármol defectuosos, alterados, ponían cera en las grietas. Cera en latín es “cera” -explicaba-. Cuando encontraban un trozo de mármol perfecto, decían de él que era “sine cera”, es decir, sin cera, de donde viene el término. (Los del público estuvimos de acuerdo en que los orígenes de la palabra sinceridad estaban cerca de la fábula, daban claves para el entendimiento del fenómeno de la poesía).
La segunda fue Prestigio. Gog contó cómo en la antigüedad el que engañaba al público con juegos de mano, el prestidigitador (“preste”, forma antigua de “presto”, y del latín “dígitus”, dedo), fue quien dio origen a la palabra prestigio. (¡Quién iba a creer que aquel vocablo que fuera sinónimo de artimaña, signifique hoy ascendiente moral, influencia, autoridad, por ennoblecimiento del sentido del dominio!).
Gog, aquella noche memorable para los devotos anónimos del Automático, se convirtió en una especie de Dios de la palabra. Aunque muchos no le volvimos a ver jamás, de todas maneras estábamos pendientes de sus huellas de hombre grande. Husmeamos en su historia y supimos que era oriundo de Aracataca y que, como si fuera poco, fue quien llevó a su paisano, el hijo del telegrafista (Gabriel García Márquez), a ejercer como reportero en El Espectador.
Tomado de la revista CRONOPIOS.
Autor: Ignacio Ramírez — Director.

 NUESTROS POETAS: LUIS VIDALES JARAMILLO

Sin temor a errar, se puede afirmar que Luis Vidales Jaramillo es el poeta de origen calarqueño y quindiano más importante del siglo XX. El alcance de su obra principal “Suenan Timbres” ha trascendido los límites nacionales y conserva fresca vigencia en lo esencial de su espíritu. Para la época de su publicación (1.926), las exóticas formas de su poemario que transgredían las más audaces empleadas en Colombia y quizás en la América Hispánica hasta entonces, desató encendidas polémicas intelectuales.

Su temática insólita, el rompimiento abrupto con los cánones, el humor agudo y cáustico, latentes en esos versos, causaron reacciones como la del cronista Luis Tejada. En un arrebato de entusiasmo y luego de conocer los poemas de Vidales, de pié sobre una de las mesas del Café Windsor en Bogotá, el sombrero alón echado a vuelo, exclamaba: “¡Carajo, todo el mundo a descubrirse; acaba de nacer un gran poeta en Colombia!”. Desde luego no todo fue júbilo. El gusto recalcitrante del público nacional, adicto al almíbar romántico y a la métrica tradicional no acabó nunca de digerir las osadías de Vidales. Sólo la decantación de esa obra iluminadora, situada en la apertura de la vanguardia poética, ha permitido su justo juicio en el contexto literario de habla castellana. Su amor por Calarcá y el Quindío lo expresó en incontables ocasiones y lo tradujo en robustos poemas que aluden a sus recuerdos de infancia y a aspectos telúricos e históricos de la comarca.

Además de la ya citada “Suenan Timbres”, Vidales publicó: “La Obreríada” (1.978), “Antología Poética” (1.985), “El libro de los fantasmas”(1.985),“Poemas del abominable hombre del barrio de Las Nieves” (1.985) y ensayos literarios, políticos y estadísticos.

Datos biográficos:
- Cuarto hijo de Roberto Vidales y Rosaura Jaramillo
- Nace en la hacienda “Río Azul”, Calarcá, el 26 de julio de 1.904.
- Infancia en Calarcá y Honda; adolescencia en Bogotá, donde estudió en el Colegio del Rosario.
- Trabajó en el Banco de Londres como jefe de contabilidad. Durante toda su vida estuvo ligado a la actividad contable y estadística.
- Amigo de Luis Tejada y del famoso caricaturista Ricardo Rendón, sus compañeros en “El Espectador”. Integró el grupo intelectual “Los Nuevos”, junto con Tejada, Rendón, León de Greiff, José Mar, Moisés Prieto, Felipe y Alberto Lleras, Carlos Lozano y Lozano y otros.
- Viajó a Europa. Entre 1926 y 1929 estudió en la Escuela de Altos Estudios de París, Cónsul en Génova, Italia.
- Co-fundador y Secretario General del Partido Comunista Colombiano.
- Director Nacional de Estadística, catedrático dela Universidad Nacional.
- Exiliado en Chile
- Premio Lenin de la Paz en 1.986. Muere en junio de 1990.

 POESÍA A LA CARTA: POEMAS DE LUIS VIDALES

ORACIÓN DE LOS BOSTEZADORES
Dedicado a LEO LE GRIS - Bostesador

Señor.
Estamos cansados de tus días
y tus noches.
Tu luz es demasiado barata
y se va con lamentable frecuencia.
Los mundos nocturnales
producen un pésimo alumbrado
y en nuestros pueblos
nos hemos visto precisados a
sembrarle a la noche
un cosmos de globitas eléctricas.
Señor.
Nos aburren tus auroras
y nos tienen fastidiados
tus escandalosos crepúsculos.
¿Por qué un mismo espectáculo
todos los días
desde que le diste cuerda al mundo?
Señor.
Deja que ahora
el mundo gire al revés
para que las tardes sean por la mañana
y las mañanas sean por la tarde.
O por lo menos
—Señor—
si no puedes complacemos
entonces
—Señor—
te suplicamos todos los bostezadores
que transfieras tus crepúsculos
para las 12 del día.
Amén.

RONDELILLO QUINDIANO

A la palma del Quindío
le conté mi sueño un día.
Era la palma, era,
era la palma de cera,
la palmera,
la palma del sueño mío.
Cohete que sube al cielo
y estalla en el estrellío.
Y cuando pasan los vientos
la palma se vuelve río...
Oid el río del aire,
el río..., la palma del niño mío.
Aquí la palpo guardada,
aquí en el pecho,
al lado izquierdo del alma
en donde llevo al Quindío.

NARRACIÓN DE LA INFANCIA

(Fragmentos)

...la aldea se llamaba Calarcá en la
escritura del pecho
del niño de 3 años
Calarcá en la puntita de llama de la vela
nocturna
-¡oh! nuestro sol y sus duras semanas-
afuera eran las noches la cosecha celeste
tachonadas de vísperas y cinturas de años
flotaba ingrávido el lecho en las horas dormidas
y en algún sobresalto se veía en la ventana
como en su propio puerto
el barco de la noche con las luces prendidas
mi país fue la selva de mi infancia en la aldea

...y el pueblo, Calarcá, era una historia
narrada por capítulos
con unos claros sábados de alacena olorosa
de la blanca familia de la ropa aplanchada
el padre estaba en ella, un padre de perfume,
con su misma figura y su estampa guardiana

...la madre, la palmatoria en alto en la noche,
era una aparición celeste
y las sombras giraban a su paso en la alcoba
lo mismo que las sombras cuando el sol da la
vuelta,
flotaba ingrávido el lecho en las horas oníricas
era un descender, descender hasta encontrar
abajo
el día otro capítulo de la historia del pueblo
mi país fue la selva de la infancia en mi aldea.

 MININOTICIAS DE LA CULTURA

SEGURIDAD SOCIAL PARA LOS ARTISTAS

El día viernes 27 de mayo, en el auditorio de la Gobernación, el Ministerio de Cultura presentó el esquema diseñado por el Gobierno Nacional para la protección social de artistas y gestores culturales. De acuerdo a lo expuesto, el Municipio de Calarcá no tiene, por ahora, los instrumentos legales que le permitan realizar los aportes exigidos para poner en marcha el programa. Corresponde a la Administración y al Concejo Municipal, tomar las acciones necesarias que hagan realidad esta legítima aspiración de los trabajadores de la cultura.

“SUMAS Y RESTAS”

En el auditorio del SENA en Armenia, el martes 31 de Mayo se proyectó, a manera de pre-estreno, la nueva producción cinematográfica de Víctor Gaviria. Se trata de un trabajo que, por sus calidades, marcará un nuevo rumbo para la actividad fílmica en Colombia. La cinta se proyectará también en el Teatro Yarí de Calarcá el jueves 2 de junio a las 10 A.M. Un verdadero acontecimiento cultural, teniendo en cuenta que sólo dentro de dos meses será estrenada en las salas de cine.

 POETINTOS ANTERIORES 

 

Volumen 1, Nº 4 del 15 de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 3
del 1º de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 2 del 15 de abril del 2005
Volumen 1, Nº 1 del 1º de abril del 2005