Logotipo calarca.net
 
Inicio    Escríbanos sus inquietudes    Lea nuestro Libro de Visitas
Poetintos
Gotas de poesía y ciudadanía para disolver en el café...
 EDITORIAL: LA EDUCACIÓN EN CALARCÁ

Imagen EducaciónPor: Hugo Hernán Aparicio Reyes (poetintos@gmail.com)

Ignoramos en qué medida y desde qué nivel institucional oficial, se ha evaluado la educación pública en nuestro municipio durante los últimos años, y la importancia que le otorgan las autoridades políticas o administrativas; pero partimos de una opinión generalizada: son alarmantes las evidencias de deterioro en los resultados del proceso educativo en el departamento del Quindío y particularmente en Calarcá. Tal percepción se basa, tanto en los resultados de las pruebas ICFES que aplica el estado, como en la observación directa del desempeño intelectivo de nuestros estudiantes y bachilleres. Lo anterior, sumado al desconocimiento de la ciudadanía respecto de las causas y consecuencias de esa realidad, y al papel que debemos cumplir como veedores naturales del interés colectivo, justifica un análisis, tan objetivo como urgente, que nos permita valorar y mejorar el componente educativo, fundamental en cualquier sociedad contemporánea. Escapa a las posibilidades de este editorial abordar con suficiente rigor y en profundidad el tema propuesto; no obstante nos atrevemos a aportar algunas ideas que pueden ser útiles. En ediciones futuras las ampliaremos, confrontándolas con visiones y criterios diferentes.

Intentemos definir el alcance asignado por la sociedad al proceso educativo: por una parte se trata de dotar al individuo de un conocimiento que le permita iniciarse en la comprensión del universo, del planeta y de la especie humana de los cuales hace parte; por otra, desarrollar destrezas y aptitudes físico-espirituales con las cuales pueda relacionarse en forma adecuada con su entorno y con sus semejantes, ocupando un lugar útil en la sociedad; además, a través de tales comprensión y aptitudes, hacer posible que el mismo individuo construya nuevo conocimiento; que pueda formularse preguntas y respuestas acerca de su propia existencia, del cosmos que lo envuelve y de la forma como puede y debe incidir en su destino individual y en el de la sociedad que lo acoge.

En ese plano, no podemos ignorar el acelerado deterioro de las condiciones de vida de nuestra comunidad, donde la educación de la juventud juega un doble papel de causa y efecto. Puede decirse que gran parte de las razones del pobre desempeño económico del Municipio, de la ausencia de promoción de líderes ciudadanos, culturales y políticos que aporten nuevas opciones de desarrollo social, tiene que ver, salvo excepciones honrosas, con la falta de iniciativas productivas de las últimas generaciones de calarqueños y con su escasa formación técnica, humanística y profesional. Así mismo, la precariedad económica, el desempleo, la inactividad, propician situaciones aberrantes de drogadicción, abuso sexual, delincuencia común, desnutrición, deserción y bajo rendimiento escolar. Se constituye así otro círculo vicioso de muy difícil tratamiento.

Desde luego, no todas nuestras dificultades pueden achacarse al sistema educativo local; la crisis económica y laboral que cumple casi dos décadas, consecuencia de la recesión nacional, no superable en el corto plazo, el agotamiento del modelo cafetero sin la búsqueda de alternativas para el agro; las secuelas del terremoto de 1999; la proliferación de niñez con precaria atención afectiva y alimenticia, son factores no directamente vinculados al tema central de este editorial, aunque su incidencia es ineludible.

Conviene aclarar que el proceso de educar seres humanos no compromete únicamente a los docentes, a los establecimientos académicos; su responsabilidad, además de transmitir al alumno la información especializada por áreas del conocimiento, e intentar inculcar prácticas y valores individuales y sociales que permitan la convivencia, no puede ni debe suplantar el necesario complemento que sólo el hogar y su entorno pueden suministrar. Intervienen además diferentes actores directos e indirectos, entre otros el mismo Estado, que provee un sistema normativo, marco de la actividad educativa y algunas posibilidades para el empleo del tiempo no académico; o el mismo medio social que conforma un ambiente más o menos propicio para el desarrollo personal de los muchachos.

No es posible, sin embargo, diluir la responsabilidad que nos corresponde a cada uno de los actores educativos, incluyendo la misma juventud, objetivo del sistema, en la determinación y tratamiento del problema. La calidad, oportunidad y pertinencia de la educación que impartimos, es asunto de todos, pero con papeles bien definidos. El Estado, a través de su Ministerio de Educación Nacional y demás entes e instituciones, debe transmitirnos la seguridad de estar formulando políticas y normatividad adecuadas, de arbitrar los recursos necesarios, de garantizar una relación de dignidad y profesionalismo con los docentes. Por su parte, de la Administración Municipal, debemos esperar un activo papel en la vigilancia de la calidad y pertinencia académica (educación que responda a la posibilidad real del municipio de emplear su propia gente), en el suministro logístico que le corresponde, en la relación estimulante de los actores educativos, en la creación de espacios culturales alternativos y complementarios de la educación académica, en la promoción del deporte y de la participación ciudadana. (Continúa en la próxima edición.)

 CURSILLO DE MITOLOGÍA

El inolvidable Argos —seudónimo del difunto ingeniero Roberto Cadavid Misas—, deleitó durante muchos años a los lectores de "El Espectador", con sus sabios apuntes sobre ortografía, gramática y sintaxis. Además de sabios, sabrosos, porque para Argos, idioma y palabra no eran árido desierto, sinó dulce fuente de sorpresas. Especial aprecio despertó su serie de apuntes sobre mitología griega y latina, compilados posteriormente en un libro titulado "Cursillo de Mitología" del cual hemos escogido algunos apartes que en esta y en próximas ediciones les daremos a conocer. De acuerdo a su propio texto, Argos se guió por el libro "mythology", de Edith Hamilton. Hoy reproducimos un fragmento del primer capítulo dedicado a Zeus (griego) ó Júpiter (Latino).

"Y el principio de Zeus ( y de cualquiera) son los padres. El taita de él era Cronos, que viene a ser el Saturno de los romanos. Era el dios del tiempo. Con Rea Cibeles, su hermanita, tuvo a Zeus. Porque en ese tiempo, como que no le ponían muchas bolas a impedimentos de parentescos y cismatiquerías de esas y le echaban mano a la que estuviera más cerquita.

Pero, cómo les parece que a Cronos, le dijeron que uno de sus hijos lo iba a destronar, y entonces, cuando dijo él a llenarle la barriga de huesos a Rea y ella a tener muchachos, hágase de cuenta una paisa sin planificación familiar, el malvado padre desnaturalizado se los iba tragando uno por uno. Y llegó a zamparse hasta cinco; pero cuando Rea tuvo el atraso para el sexto fue a consultar el oráculo y este le dijo:

— Hija mía: Ese niño que te va a nacer va a ser el dios más importante de todos, pa que te pongas orgullosa. Él va a destronar a ese infame marido tuyo, que te ha hecho perder todas esas preñeses... ¡Será por buenas que son...! Pero esta sí no la vas a perder. Cuando nazca, escondelo bien escondido del viejo. ¡cuidadito, pues!

Rea le obedeció al oráculo al pié de la letra, de modo que cuando empezó a sentir las afugias y los retorcijones cogió una piedra larguita y la envolvió en unos trapos y quedó hágase de cuenta un culicagadito recién nacido envuelto en pañales. Y con una sirvienta se lo mandó como desayuno a su adorado esposo, y ella salió a coger, no la cama, como cualquier otro, sino el monte, como las gallinas." (Continúa en la próxima edición)

 POESÍA A LA CARTA: POEMAS DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Gabriel García MárquezA sus veinte años, apenas unos días antes de escribir su primer cuento, "La tercera resignación", Gabriel García Márquez escribía hermosos poemas con sello piedracelista (la escuela poética de Carranza, Rojas y otros). El mismo Camilo Torres (el cura guerrillero) y Luis Villar Borda, sus amigos y cómplices de la facultad de Derecho de la Universidad Nacional, le habían publicado "Geografía celeste" y "Poemas desde un caracol" en el suplemento "La Vida Universitaria" del periódico La razón. Durante los años anteriores, en los fríos pasillos y aulas del Liceo Nacional de Zipaquirá, donde se hizo bachiller, Gabo dedicó sonetos y otros poemas furtivos a sus saladas (nó aladas) musas. POETINTOS reproduce algunos de esos versos en los que ya se adivinaba el prodigio macondiano que muchos años más tarde recibiría en Estocolmo, enfundado en su blanco e impecable liqui-liqui, de manos de un rey, su premio Nobel de literatura.

Soneto matinal
a una colegiala ingrávida

Al pasar me saluda y tras el viento
que da al aliento de su voz temprana
en la cuadrada luz de una ventana
se empaña, no el cristal, sino el aliento.

Es tempranera como una campana.
Cabe en lo inverosímil, como un cuento
y cuando corta el hilo del momento
vierte su sangre blanca la mañana.

Si se viste de azul y va a la escuela,
no se distingue si camina o vuela
porque es como la brisa, tan liviana

que en la mañana azul no se precisa
cuál de las tres que pasan es la brisa,
cuál es la niña y cuál es la mañana.

Geografía celeste

No ha muerto. Ha iniciado
un viaje atardecido.
De azul en azul claro
—de cielo en cielo— ha ido
por la senda del sueño
con su arcángel de lino.
A las tres de la tarde
hallará a San Isidro
con sus dos bueyes mansos
arando el cielo límpido
para sembrar luceros
y estrellas en racimos.
—Señor, cuál es la senda
para ir al Paraíso?
—Sube por la Vía Láctea,
ruta de leche y lirio,
la menor de las Osas
te enseñará el camino.
Cuando sean las cuatro
la Virgen con el Niño
saldrán a ver los astros
que en su infancia de siglos
juegan la Rueda rueda
en un bosque de trinos.
Y a la seis de la tarde
el ángel de servicio
saldrá a colgar la luna
de un clavo vespertino.
Será tarde. Si acaso
no te han guardado sitio,
dile a Gabriel Arcángel
que te preste su nido
que está en el más frondoso
árbol del paraíso.
Murió la Marisela,
pero aún queda un lino.
(1 de julio de 1947)

Gabriel García Márquez por Calarcá

Si alguien llama a tu puerta

Si alguien llama a tu puerta, amiga mía,
y algo en tu sangre late y no reposa
y en su tallo de agua, temblorosa,
la fuente es una líquida armonía.

Si alguien llama a tu puerta y todavía
te sobra tiempo para ser hermosa
y cabe todo abril en una rosa
y por la rosa se desangra el día.

Si alguien llama a tu puerta una mañana
sonora de palomas y campanas
y aún crees en el dolor y en la poesía.

Si aún la vida es verdad y el verso existe.
Si alguien llama a tu puerta y estás triste,
abre, que es el amor, amiga mía.
(1945)

Poema desde un caracol

Yo he visto el mar. Pero no era
el mar retórico con mástiles
y marineros amarrados
a una leyenda de cantares.

Ni el verde mar cosmopolita
—mar de Babel— de las ciudades,
que nunca tuvo unas ventanas
para el lucero de la tarde.

Ni el mar de Ulises que tenía
siete sirenas musicales
cual siete islas rodeadas
de música por todas partes.

Ni el mar inútil que regresa
con una carga de paisajes
para que siempre sea octubre
en el sueño de los alcatraces.

Ni el mar bohemio con un puerto
y un marinero delirante
que perdiera su corazón
en una partida de naipes.

Ni el mar que rompe contra el muelle
una canción irremediable
que llega al pecho de los días
sin emoción, como un tatuaje.

Ni el mar puntual que siempre tiene
un puerto para cada viaje
donde el amor se vuelve vida
como en el vientre de una madre.

Que era mi mar el mar eterno,
mar de la infancia, inolvidable,
suspendido de nuestro sueño
como una paloma en el aire.
Era el mar de la geografía,
de los pequeños estudiantes,
que aprendíamos a navegar
en los mapas elementales.

En el mar de los caracoles,
mar prisionero, mar distante,
que llevábamos en el bolsillo
como un juguete a todas partes.

El mar azul que nos miraba,
cuando era nuestra edad tan frágil
que se doblaba bajo el peso
de los castillos en el aire.

Y era el mar del primer amor
en unos ojos otoñales.

Un día quise ver el mar
—mar de la infancia— y ya era tarde.
(1946)

 MININOTICIAS DE LA CULTURA

Despierta "El Buho"

Una grata nueva nos tiene la doctora Cecilia Lopera. Ha decidido publicar nuevamente su calarqueñísima página de "El Búho", sus antiguos lectores y todos quienes conocemos su compromiso con la causa del civismo y el sentido de pertenencia, nos congratulamos y le aseguramos que la recibiremos con aprecio.

La nueva Señal Colombia

La semana anterior, los televidentes colombianos fuimos sorprendidos con el lanzamiento de la nueva "Señal Colombia", realización de la RADIO TELEVISIÓN NACIONAL DE COLOMBIA (R.T.V.C.). Los cambios en el canal no se limitan a una nueva programación, sino que conllevan una nueva filosofía del servicio de televisión estatal. La impresión inicial es satisfactoria. La imagen institucional y la programación propuesta para los primeros seis meses de operación, lucen frescas, creativas y diseñadas en un formato diferente, dirigido al público infantil, juvenil y en menor proporción para los adultos (excelente el ciclo de cine francés de la semana anterior). A este acontecimiento le concedemos la mayor importancia. La cultura tiene asegurado un espacio dentro de la jungla de frivolidades, violencia y sexo que ofrecen la mayoría de los canales comerciales, tanto nacionales como extranjeros.

Poetintos en Revista Semana

En la edición electrónica correspondiente a los primeros días del presente mes, la revista Semana, publicó el editorial de Poetintos número 4, referente a la proliferación de cercas vivas a la vera de las vías regionales, que impiden el disfrute del paisaje. Agradecemos el interés de esta prestigiosa publicación.

VETO A MR & MRS SMITH

Un mínimo sentido de dignidad nos impulsa a solicitarle a nuestros lectores, que se sumen a la reacción nacional, contra el pésimo tratamiento que venimos recibiendo los colombianos y nuestro país, por parte de los productores de cine Norteamericanos, absteniéndose de invertir un solo peso para ver esta película.

a quienes se lucran proyectando una falsa y denigrante imagen de nuestro País. a quienes pisotean la nacionalidad colombiana y a quienes se atreven a tratarnos con semejante bajeza, buscando lucro económico con nuestro propio dinero de ofendidos.

 POETINTOS ANTERIORES
Volumen 1, Nº 7 1-jul-05
Volumen 1, Nº 6 15-jun-05
Volumen 1, Nº 5 1-jun-05
Volumen 1, Nº 4 15-may-05
Volumen 1, Nº 3 1-may-05
Volumen 1, Nº 2 15-abr-05
Volumen 1, Nº 1 1-abr-05
 

Quédate en Calarcá

Así se hace calarca.net

Inicio       Escríbanos sus inquietudes        Lea nuestro Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Imágenes Calarqueñas
"YIPAO"
Yipao 2007
MONUMENTO AL CACIQUE
Ver Monumento al Cacique Calarcá

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.