CALARCÁ EN LÍNEA
 

  INICIO CONTÁCTENOS LIBRO DE VISITAS  
Bandera, Himno y Escudo de Calarcá. SÍMBOLOS
HISTORIA
Leyendas
Calarcá en la Mano
Imágenes
Diversos aspectos geográficos de Calarcá. GEOGRAFÍA
Todo acerca de la FIESTA NACIONAL DEL CAFÉ. IMÁGENES
CULTURA

Fiesta Nacional del Café

Semana de la Cultura
Casa de la Cultura
Taller Dos
Palosanto
Fund. Ecológica Cosmos
Mariposario
Tesoro Quimbaya
Reinado Comunal
POESÍA
Baudilio Montoya
Luis Vidales
POETINTOS
 
TURISMO
Mapa Turístico
Jardín Botánico
Parque Comfenalco
Club Cafetero del Quindío
Balneario La Albania
Chorros de San Rafael
Peñas Blancas
La Virginia
 
Finca Hoteles
 
ENTIDADES
Cuerpo de Bomberos
Cruz Roja Colombiana
Defensa Civil
Club de Leones
Boy Scouts
Club Quindío
Damas Rosadas
Hogar Madre Esperanza
 
 
 
Lo mejor del deporte calarqueño. DEPORTES
GUÍAS
Hoteles
Finca Hoteles
Restaurantes
Salas de Internet
Instituciones Educativas
 
 
 
 
Firme y lea nuestro Libro de Visitas. LIBRO DE VISITAS
Escríbanos, sus inquietudes serán atendidas. CONTÁCTENOS
AGRADECIMIENTOS

Circula quincenalmente a través de cafeterías, restaurantes y establecimientos similares de Calarcá.

Agosto del 2005
hhar@hotmail.com

MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar Imagen
Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.
 
   EDITORIAL: LA EDUCACIÓN EN CALARCÁ (2ª parte)  

Refirámonos ahora a la educación académica formal; a la que se imparte en los planteles oficiales. Por desgracia, la condición de municipio no certificado por el Ministerio respectivo, coloca a Calarcá en situación de dependencia frente a la Secretaría de Educación Departamental. Nuestro gobierno local no administra los recursos transferidos por el Gobierno Nacional con destino a educación, ni la nómina de docentes y personal administrativo de los planteles. La inversión municipal, determinada por la ley al equivalente del 30% del total de recursos propios, se dirige casi en su totalidad, a asistencia alimentaria para los niños, subsidios de transporte y de matrículas, gastos menores de establecimientos y dotación de material pedagógico. El criterio con el cual se aplican estos recursos no se pone en tela de juicio. Sin embargo es del todo conveniente que se acelere el proceso de certificación, objetivo sectorial del Plan de Desarrollo, vigente para la actual administración. Mientras el Municipio no ejerza autonomía en el manejo integral de su educación pública, será imposible exigirle mejores resultados en el producto final del proceso formativo. En la actualidad, entre secretarías y funcionarios, se diluye la responsabilidad de asegurar una educación que nos permita reducir el enorme abismo cultural, respecto al liderazgo del mundo.

Cuantas veces se aborde el problema de la baja calidad educativa, es inevitable la referencia al papel de los docentes. Es común escucharlos atribuyendo todas las debilidades del sistema al estado y a los gobiernos. Probablemente no les falta algo de razón. Temas como el cambio radical en la concepción de la autoridad funcional de docentes y directivos con respecto al alumno, determinado por la Constitución Nacional y sus desarrollos legales, así como por la jurisprudencia de jueces y altas cortes; la promoción automática; la carga laboral adicional al trabajo en el aula de clases y la siempre insatisfecha aspiración salarial y prestacional, son los principales argumentos con que intentan justificar los bajos niveles de calidad escolar. También se refieren a los problemas de desnutrición infantil, de descomposición de los hogares, consumo de estupefacientes, y a la indiferencia o falta de respaldo de los padres de familia.

No obstante, sin desconocer la validez de tales argumentos, es notorio que la supuesta superación profesional de los docentes, necesaria para su promoción en el escalafón, no se traduce en mejor desempeño en su tarea formativa. Pareciera que la sobreoferta de licenciaturas ha reducido, en forma lamentable, la exigencia de sus programas y el nivel de sus resultados. Por otra parte, reconociendo la labor abnegada, con frecuencia menospreciada, de muchos, quizás de la mayoría de maestros, no son pocos los casos de personas que ven la docencia como refugio ante la crisis laboral que castiga al País, sin poseer la necesaria aptitud profesional. En el caso de Calarcá, los cambios sucesivos en la orientación del sistema educativo, sumados a los que experimentan las sucesivas generaciones de muchachos, reflejos de un mundo en veloz avance, no han sido bien asimilados por algunos docentes, cómodamente arrellanados en la puntualidad de la nómina y en el estrecho sindicalismo reivindicativo. Es innegable el divorcio entre el esquema mental tradicional de la docencia, y las condiciones que impone la vertiginosa evolución del mundo. En general, salvo conocidas excepciones personales e institucionales, el nivel de compromiso del docente de Calarcá con su profesión y con sus educandos es pobre y los pretextos para suspender clases son frecuentes. Otros indicios: la notoria ausencia de los maestros en actos y sitios culturales, en bibliotecas, en las instancias de participación ciudadana o en la producción intelectual.

Calarcá cuenta con una de las mejores plantas físicas del País para impartir educación, tanto urbana como rural; según la administración municipal, la dotación mobiliaria, la de equipos de informática  y material pedagógico, sin ser ideal, cumple con las exigencias; los niños de educación básica son bien asistidos en el aspecto nutricional; muchos se benefician de subsidios en transporte, matrículas y suministro de textos y útiles; hay suficientes maestros y directivos de planteles, varios de ellos devengando más de dos salarios oficiales que, a diferencia de otros sectores ciudadanos, les permiten una vida sin angustias económicas; entonces, ¿qué nos hace falta para egresar buenos bachilleres?

Por último habría que referirnos a la juventud calarqueña, objeto y sujeto social del sistema educativo. Mientras más temprano comprendan nuestros muchachos los niveles de formación académica, técnica y profesional que exige el mundo actual y del futuro; que los recursos de la tecnología informática y de comunicaciones, por sí solos nada significan, si no son empleados por mentes dotadas de conocimiento y razón; mientras más rápido sean capaces de superar la fácil seducción de la publicidad y de los medios, asumiendo el papel de ciudadanos con derechos y deberes, exigiendo una educación de digna calidad y aportando su actitud constructiva, Calarcá tendrá esperanza.

 CURSILLO DE MITOLOGÍA (Continuación de edición anterior)

Concluimos el capítulo inicial de esta obra de Argos (Roberto Cadavid Misas), dedicado a Zeus, padre de los dioses. 

“Pues allá le nació Zeítus (así era como que le decían cuando estaba chiquito), y ella cogió y lo lavó lavadito en un agua que salía de una peña y se lo entregó a una ninfa para que se lo llevara a esconderlo bien escondido, donde Cronos no lo fuera a encontrar. Y la ninfa, que era muy buena y muy querida y que se llamaba Adrastea (pongan atención: A-dras-te-a) alzó con él y fue a dar a la isla de Creta, que quedaba de allá como decir de Cartagena a San Andrés. Allá en esa isla dio con una cueva que ni mandada a hacer: muy amplia y muy amañadora y bien tapadita con rastrojo en la entrada. Allá acomodó al muchachito y ahí mismo le consiguió una nodriza que lo alimentara: era una cabra que se llamaba Amaltea. No la vayan a confundir con Adrastea,  porque de pronto se enoja esta.

Y cómo les parece que el tal Zeítus no pensaba sinó en vivir pegado de la ubre de Amaltea. Seguro que como iba  a ser semejante tumbalocas cuando estuviera grande, empezó a entrenarse con Amaltea, imaginándose que estaba pegado de Sofía Loren. Es lo que decía Adrastea: “Si chiquito quiebra grano, ¡qué será cuando marrano!. Y lo entretenía con cascabeles y pendejaditas para que no llorara y no lo fuera a sentir de pronto Cronos. 

Y así fue pasando el tiempo, hasta que un día, cuando ya estaba crecidito, se puso a jugar con la chiva Amaltea y resultó quebrándole uno de sus cachos contra una barranca. Ese cacho se volvió mágico: cuando uno quería alguna cosa, la pedía y ahí mismo iba saliendo  del cacho. Es lo que llaman el cuerno de la abundancia . Ustedes han visto un par que hay al pie  del escudo nacional, tan llenos de frutas y de revuelto que hasta se están derramando.

  POESÍA A LA CARTA: POEMAS DE CARMELINA SOTO

Reproducimos un aparte de la reseña de Carlos Alberto Castrillón en su “Antología poética del siglo” acerca de esta importante poeta quindiana, nacida en Armenia (1920 – 1994). Obras publicadas: Campanas al alba (1941), Octubre (1952) y Tiempo inmóvil (1974):

“Distinta a todas -y de todos distante, se diría- es Carmelina Soto, considerada por algunos (Adel López Gómez: ABC de la literatura del Gran Caldas . Armenia: Universidad del Quindío, 1997, p.27) “una de las voces más inspiradas de Colombia*”,  y sin duda una de las voces más sólidas de la poesía quindiana. Poeta de recio aliento, de incontables búsquedas estéticas y expresivas; magistral en el soneto (uno de los suyos fue elegido entre los mejores 30 de la literatura colombiana) y en el juego rítmico.”

IMÁGENES DEL AMOR (fragmentos)

Yo te amo....
Yo te amo y lo digo así sencillamente
como si ya el recuerdo transitara tus años.
Como si ya mis ojos lloraran por tu ausencia
Y como si tus besos ya supieran mis labios.

...Yo te amo...
Yo te amo con violetas espirales azules
en donde hay mariposas de amor en cautiverio.
En la frontera exacta que la caricia asume,
en el preciso límite donde el gemido es beso.

Yo te amo...
Yo te amo con un suave sabor a miel anclada
en donde hay golondrinas clausurando recuerdos

donde sabe el aire a atmósferas de frutos,
donde las manos corren caminos del deseo...

...Yo te amo...
Yo te amo por la rosa que guarda en sí la espina.
Por la muerte que apaga con sus ojos mi sueño.
Por las rebeldes lianas que las voces me anudan.
Por mi carne entusiasta, por mi vida y mis nervios

yo te amo...
Sufriendo...

AUTORRETRATO

Superficial. Profunda. Distraída
como la luna de un espejo claro.
Un melodioso corazón avaro
y una frente de nada sorprendida.

Hambrientos y sedientos de la vida,
unos ojos en pleno desamparo.
Y en los labios un gesto...un rictus raro
de sonrisa banal y descreída.

No llamo la atención con mi figura
y paso de las gentes muy lejana
al desgaire el cabello y el vestido.

No escribí nunca la canción que dura.
Si cuanto soy ya no ha de ser mañana,
qué me importa el recuerdo y qué el olvido.

EL ESPEJO FANTÁSTICO (Fragmento)

El espejo devuelve mi imagen.  Quién creyera
que esa imagen es mía...
con esa repelida cabellera
como una flor sombría
y con esa mirada tan dulce en su osadía.
La boca sugerente
con ternura de besos dibujada
y la frente
con el gesto doliente
de una estirpe olvidada.
(Quién creyera
que bajo de esa piel fluye ligera
la sangre de otros que me fue otorgada).

Miro el gesto sombrío
que forma la nariz y el ceño duro.
El mismo gesto conocí a un judío...
un judío lo llevaba - no lo dudo -
el mismo gesto mío,
el gesto melancólico y sombrío.

Esa imagen no es mía.
Esos ojos que miro, yo no los conocía.
Detrás de esa mirada hay otra gente
que se quiere mirar.  Tras esa frente
hay otra frente silenciosa y fría.

...La bondad pensativa de la frente
me la legó otra frente bienamada.

Y ese silencio frío
me lo dejó prestado, milenios ha, el judío,
como señal de alianza.
¿Pero el hastío
y la esperanza?
¡Tabuuu!
¡Bongooo!
Y allá en el fondo del espejo,
¡yo!
Con la boca que no es mía
aunque sonría.
Con la frente
que aunque mía, es de otra gente.
De otra gente más distante,
más doliente,
más ardiente, más sombría.
Esa imagen del espejo,
no es la mía.  No es la mía.  ¡No es la mía!

 CURIOSIDADES IDIOMÁTICAS: Origen de la palabra “Asesino”

Un fanático musulmán del siglo XI -hoy diríamos 'integrista'- conocido como 'el Viejo de la Montaña', capitaneaba en Siria un pequeño ejército que utilizaba para ejecutar cruentas venganzas políticas y someter así por el terror a la población de la región. Para estimular aún más la crueldad de sus hombres, los obligaba a consumir hachís -la droga extraída del cáñamo de la India (en árabe, hassís)- antes de salir de correrías, con lo que los guerreros se tornaban más crueles y despiadados aún. Por esa razón, los secuaces del 'Viejo de la Montaña' eran llamados hassasí, que en árabe significa 'consumidor de hachís', pero la palabra no tardó en ser usada también para designar a los matadores. El anciano líder tuvo sucesores que continuaron con los mismos sangrientos métodos de dominación, hasta que el último de ellos fue capturado y ejecutado sumariamente por Gengis Khan. La palabra aparece usada por primera vez en español hacia 1300, pero su escritura varió muchas veces hasta el siglo XVIII, cuando el Diccionario de la Lengua Española le dio su forma definitiva. Durante los cuatro siglos anteriores, se habían registrado variantes: anxixín, assesino, asesigno, acecino, assasino y assesino . Este vocablo, que fue traído del Cercano Oriente por los cruzados, llegó también al francés, assassin, y al italiano y portugués¸ assassino.

Texto de la página web www.elcastellano.org . Colaboración de Beyddy Muñoz .

 MININOTICIAS DE LA CULTURA

CONVOCATORIA PARA JÓVENES ENSAYISTAS

El Instituto Rufino J. Cuervo Sur, White Owl Editions de Nueva York, la Librería El Quijote y el Museo del Oro Quimbaya están convocando al concurso AGMANDIEL de ensayo sobre la obra de la escritora calarqueña GLORIA CECILIA DIAZ ORTIZ. Pueden participar los estudiantes del departamento del Quindío que estén cursando bachillerato en cualquiera de sus grados con un ensayo de máximo 10 páginas, tamaño carta, doble espacio, escrito en máquina o computador, sobre la obra de la autora mencionada. El plazo para la entrega del ensayo en la secretaría del Museo Quimbaya, vence el día  de jueves 6 de octubre de 2005 a las 3:00 de la tarde. Tres premios a criterio del jurado.

XI SALÓN REGIONAL DE ARTISTAS,  CENTRO OCCIDENTE

Bajo la  modalidad de obras y proyectos de intervención artística, bajo una nueva lógica de premiación que busca convertir el salón en un verdadero proceso de estímulo a la creación artística regional, se ha abierto la convocatoria, cuya apertura y cierre  va de julio 6 a agosto 31 de 2005.

Los convocantes son entre otros, Ministerio de Cultura, Gobernaciones del eje  cafetero, Universidad de Caldas, Universidad Tecnológica de Pereira y otras entidades públicas y privadas. Se pueden consultar las bases del evento en la página web de la Universidad de Caldas.

 POETINTOS ANTERIORES 

 

Volumen 1, Nº 8 del 15 de julio del 2005
Volumen 1, Nº 7
del 1º de julio del 2005
Volumen 1, Nº 6 del 15 de junio del 2005
Volumen 1, Nº 5 del 1º de junio del 2005
Volumen 1, Nº 4
del 15 de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 3
del 1º de mayo del 2005
Volumen 1, Nº 2 del 15 de abril del 2005
Volumen 1, Nº 1 del 1º de abril del 2005