Regresar a la página principal      Escríbanos, sus sugerencias serán atendidas.      Lea y/o firme nuestro Libro de Visitas
 NADANANDA Y EL SEXO

1. Si la vida, en este caso la tuya y lo que te resta de ella, tiene un sentido y un propósito, entonces ¿qué y quiénes te inducen a creer que cuando llega a ti manifestándose con el atractivo y gratificante ropaje de la sexualidad, tal propósito y tal sentido son discutibles, o inmorales o irreligiosos? ¿Crees que por rechazar el sexo, o ponerle barreras o eludirlo con teorías espirituales, adquieres mayor consciencia? ¿Crees que negándote al sexo, te beatificas o te conviertes en una persona más inteligente, más creativa y más sensible? El sexo es para ti y no tú para el sexo. Debes usar el sexo, no permitir que el sexo te utilice. En su libro Vida, amor, risa, Osho relata una breve historia que ilustra lo anterior “Un fanático rey tenía una preciosa cama de oro, muy valiosa, adornada con miles de diamantes, y siempre que había invitados en palacio él les ofrecía la cama. Pero, tenía una cierta actitud: el invitado tenía que encajar en la cama. si el invitado era un poco más largo, el rey lo hacía cortar al tamaño adecuado. Por supuesto, como la cama era tan valiosa no podía ser alterada, pero el invitado podía ser cortado de acuerdo con el tamaño de la cama, ¡como si la cama no existiera para el invitado, sino el invitado para la cama!”.

¿Crees que negándote al sexo te haces una persona más angelical? ¿No has observado en ti mismo que mientras más eludes al sexo te conviertes en una persona más débil, más resentida, más prevenida y egoísta? Todo comienzas a verlo malo y pecaminoso a tu lado. Niegas la rosa y niegas su perfume, por lo tanto, niegas tu condición de abeja o de colibrí capaces de libar el néctar de esa flor hecha para tu satisfacción.


2. En tu cuerpo hay jardines. En tu cuerpo hay ríos y santuarios, hay manantiales. Tu cuerpo tiene puertas superiores y puertas inferiores para entrar a estos jardines. Al hacer el amor, ¿conoces detalles de la profesión de jardinero del cuerpo? ¿Sabes navegar con un pasajero a bordo, por entre peligrosos rápidos? ¿Conoces las oraciones del cuerpo erotizado? En el amorsexual, ¿oficias siquiera con un mínimo conocimiento del ceremonial sexual? ¿Sabes cuáles son y a dónde conducen las dos puertas inferiores cuando entras debidamente por ellas?... ¿Sabes entrar por las siete puertas superiores de tu pareja?


3. Donde hay prisa para hacer el amor no puede florecer el éxtasis sexual. El orgasmo es producto de la meditación y la meditación no es una carrera contra el tiempo, ni es una competencia entre dos que hacen el amor, o con uno mismo para satisfacer a la pareja. Sin la experiencia del éxtasis, nada conoces del sexo aunque practiques el sexo a diario y con múltiples personas. Es posible que te informes sobre el sexo. Es posible también que te expreses con un lenguaje abarrotado de términos en torno al sexo, pero eso nada indica. La realidad tántrica del sexo te eludirá, va a rechazarte como elemento inútil y perturbador de la energía sagrada. Donde se produce el éxtasis, existe creación más allá del gozo epidérmico, del estremecimiento muscular, de la agitación respiratoria. La tradicional demencia de la eyaculación como factor opuesto ciento por ciento al éxtasis y al orgasmo, es tu gran barrera para comprender y experimentar las nuevas perspectivas de sexualidad que puedan llegar hasta ti.


4. El enriquecimiento sexual puede acelerarse cambiando nuestros hábitos en tal materia. Pero ninguno quiere cambiarlos porque considera que sabe mucho en torno a ello; que nada tiene para aprender. Cualquier camino diferente es largo y lento. Tu cuerpo no espera y el día menos pensado encontrarás que este ya no es la herramienta apropiada para cuanto la mente exige. Si no cambias de hábitos cuando a tu vida llega una nueva persona, y la tratas como a las anteriores, jamás saborearás los placeres de la sexualidad total. Aunque pienses que haces algo nuevo con alguien nuevo, en realidad te repites monótonamente en un peligroso círculo vicioso donde el sexo pierde su magia. Todo acto intencional de la voluntad tiene potencia mágica. Ejerce la voluntad con tu sexo.


5. Inventa con tu pareja, hasta donde lo admitan la sensibilidad y la creatividad erótica de ambos, un vocabulario íntimo solo conocido y empleado por los dos durante el Maithuna. Ternura y pasión, magia e irracionalidad, candescencia de los sentidos, vocablos suaves o severos pero para los cuales debe ser mutua la aceptación y el consiguiente deleite sonoro y erótico para ambos. Esos vocablos de intimidad física y verbal, son mantras de cuerpo a cuerpo, son las caricias orales que se unen a unas manos hábiles y a unos labios cinceladores que recorren todos los lugares del cuerpo de la pareja. Únete a ella mediante tales palabras. Magnetízate con tal vocabulario y electriza a tu pareja. Una palabra inventada en pleno orgasmo tuyo o de tu pareja, se transforma en una seductora fórmula de unión, en un elemento intensificador de las caricias cotidianas. Las palabras adecuadas, creación de ambos sólo para ambos, inefectivas cuando uno de los dos intenta compartirla con personas diferentes al hacer el amor, contribuyen a unificar la energía de los cuerpos. El acto mágico de este hecho verbal consiste en volver carne al verbo, y a este ponerlo a circular por tu torrente sanguíneo y por los canales adecuados. Ese lenguaje, irracional y violador de toda sintaxis, meloerotismo, incrementa la pasión al convertirse en fórmula sexual conocida sólo por la pareja, practicada sólo por ellos y para ellos. Ten presente que tales mantras son irrepetibles con tus nuevas parejas.


6. ¿Cómo continúas creyendo que la eyaculación es orgasmo, cuando tal caída fisiológica y emocional deja insatisfecho tu cuerpo y el cuerpo de tu pareja?...

El orgasmo auténtico, en el hombre, no puede ser tristeza ni es cansancio. No es hastío ni indiferencia hacia la pareja. Orgasmo no puede ser un final ni nada parecido al cumplimiento de un objetivo que se realiza apresuradamente. El orgasmo en el hombre, mucho menos puede ser la negación de su pareja, dar la espalda y dormirse, perder la erección, vestirse y alejarse de su pareja con sensación de vacío y de fatiga. Todo eso es propio de la eyaculación mas no del orgasmo. El orgasmo que nace del encuentro total, del éxtasis de los cuerpos, de la consciencia del sexo, debe ser una fiesta de la materia y el espíritu, una danza individual y mutua, un festín de los sentidos donde no surge el cansancio ni mucho menos el rechazo de la otra persona. Este orgasmo sin eyaculación en el hombre es el vuelo de los sentidos tras el vuelo de la consciencia.


7. El gran espejismo del sexo en el hombre es la eyaculación. También la mujer es arrojada a este espejismo por su ignorancia o por su pasividad. No creas que esta es la meta del encuentro sexual y que el hombre capaz de repetir tal demencia es el ideal para hacer el amor. Si evitas tal caída y aprendes a trascender dicha exigencia del cuerpo en determinado momento de la relación, descubrirás la entrada al orgasmo tántrico, al orgasmo valle que inunda todo el cuerpo luego de producirse la inundación en las emociones y en el alma. No son metáforas ni pretensiones poéticas. Es una verdad y es una experiencia concreta a las cuales no tienes acceso porque tal vez nunca te has preocupado por aprender sobre la ciencia del sexo sacro. ¡Qué ingenuidad la tuya! Crees que por haber nacido con genitales y aparato reproductor naciste también con el conocimiento de la sexualidad. Eres de quienes aprenden a manejar un automóvil y se adiestran en los secretos del motor, pero jamás consideras indispensable aprender a conocer los secretos de tu sexo, del sexo de tu pareja. No puedes entrar fácil a los secretos del tantra sin poner mucho de ti. La vida cambia a través de la lucha y el esfuerzo. La vida cambia a través del esfuerzo de enfrentarse a ella y transformarla. En el Hevajra Tantra se explica: “Los cuatro placeres son el Placer emocional, el Placer perfecto, el Placer absoluto y el Placer innato. Sus manifestaciones son la sonrisa, la mirada, el abrazo y la unión total. También se les conoce como Variedad, Desarrollo, Consumación y Trascendencia”. Al nivel de Trascendencia se llega con el orgasmo sin eyaculación.

Cuevas de Peñas Blancas

 ARCHIVOS DEL VAMPIRO ANTERIORES
Tripas. De Chuck Palahniuk
Comer Patacón
Las 30 Reglas Mágicas del deseo
Ursúa: Epopeya del lenguaje
Busco una chapolera

Regresar a la página principal      Escríbanos su comentario.      Lea y/o firme el Libro de Visitas
 
IMÁGENES CALARQUEÑAS
Nuevas Imágenes
"YIPAO 2006"
"YIPAO 2006"
ALUMBRADO 2005
Ver Alumbrado
MONUMENTO AL CACIQUE
Agrandar imagen.

Ubicado en el Barrio La Huerta. Postal calarqueña, regalo a nuestros visitantes. ¿Saben quién es su autor? Esperamos sus respuestas.